Columba Arias Solís
Contra el acoso escolar
Viernes 13 de Junio de 2014
A- A A+

El acoso escolar o bullying es un fenómeno de hostigamiento y violencia que afecta a niños y adolescentes en todo el mundo, y que en nuestro país se ha incrementado de tal forma que alarma y urge a la participación de las autoridades de todos los niveles de gobierno, de las escuelas y de la sociedad en general para implementar medidas que tiendan a prevenir y combatir esas conductas nefastas que en ocasiones conducen hasta la muerte.
El acoso escolar es una forma de violencia que tiene lugar entre niños y adolescentes, y que se caracteriza por el maltrato físico o verbal y psicológico dentro de la escuela. Es este último el tipo de violencia que con mayor frecuencia tiene lugar en las aulas ante la presencia de los docentes y quizás por ser el menos notorio, se efectúa sin que estos hagan algo para detenerlo.
El acoso es una conducta de hostigamiento e intimidación que se convierte en repetitiva y cuyos resultados provocan el aislamiento y la exclusión de las y los niños que son víctimas y quienes llegan a tener auténtico pavor de asistir a la escuela, en ocasiones alcanzan estados de depresión y pensamientos suicidas que por desgracia algunos llevan a cabo.
Entre los tipos de acoso detectados se encuentran las agresiones verbales, los insultos, pero también la maledicencia, el hablar mal de alguien y expandir los rumores mal intencionados sobre una o un compañero; las agresiones psicológicas como las intimidaciones para provocar miedo y conseguir con ello que la víctima haga algo que no quiere hacer, por ejemplo entregar dinero u objetos personales bajo amenaza; agresiones físicas que van de los golpes a las palizas; el aislamiento social, cuando a las víctimas se les impide participar en las actividades de los compañeros de clase, o aplicándoles la ley del hielo, es decir dejándoles de hablar y haciendo que el grupo tampoco les hable, ni se relacione con ella o él.
El 26 de febrero pasado en La Jornada nacional, la investigadora Brenda Mendoza González, académica de la UAEM, señalaba que el bullying en México ha llegado a tales niveles que incluso los niños de primaria han creado grupos para agredir físicamente a otros niños, cobrar derechos de piso, amenazar para que otros roben por ellos, generar chismes para humillar a sus compañeros, entre otras deleznables conductas.
En su participación en el simpósium sobre el acoso escolar organizado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, la investigadora presentó algunos resultados de sus trabajos realizados con alumnos de segundo grado de primaria, consistentes en entrevistas a 130 niños y niñas acosadores, de diferentes primarias y cuyos perfiles mostraron que el 77 por ciento confesaron que agreden a otros porque son diferentes, 60 por ciento porque disfrutan ver el sufrimiento de los niños sometidos al acoso, y 66 por ciento para demostrar su poder y fuerza sobre los demás.
De acuerdo con las investigaciones, los niños agresores tienen más habilidades sociales que las víctimas quienes están solos, y si estos llegan a tener un amigo o amiga, también es sujeto de violencia; las y los niños acosadores suelen ser racistas, sexistas, clasistas y rechazan al diferente, señala Brenda Mendoza, quien concluye señalando que “no es azar lo que sucede en las escuelas, sino reflejo de la sociedad”.
Habida cuenta, la magnitud del problema y los desgraciados casos de acoso que adquirieron notoriedad por su gravedad, en los últimos meses, la Secretaría de Educación Pública a través de su titular ha anunciado una serie de quince acciones contra el acoso escolar, entre las que se encuentran: la creación de una instancia oficial en cada estado para atender esos casos, así como campañas permanentes contra la violencia en los planteles; la firma del convenio de coordinación con las entidades de la República para facilitar el combate a la violencia en las escuelas, el que incluye el fortalecimiento de los mecanismos de alerta temprana para identificar oportunamente las manifestaciones de violencia escolar, conocer sus causas, sus alcances y sus consecuencias, así como diseñar las estrategias para contribuir a su prevención y contención.
Otra de las acciones se refiere al reforzamiento en las estrategias de gestión, organización escolar, la promoción y la supervisión cotidiana del ejercicio y protección de los derechos humanos, la vida democrática y el aprecio a la diversidad, como elementos de la convivencia escolar.
Con las medidas anunciadas por la autoridad educativa, se aborda de manera formal el tema de acoso escolar o bullying, que no obstante las cifras alarmantes que diversos organismos habían dado a conocer desde los años 2000 y 2003, no parecía ser considerado como un problema grave e indispensable de ser atendido, hasta últimamente en que varias instituciones, entre ellas la CNDH, han dado a conocer que en México el acoso afecta al 40 por ciento de los 18 millones 781 mil 875 alumnos de primaria y secundaria en instituciones de educación públicas y privadas.

Sobre el autor
PENDIENTE
Comentarios
Columnas recientes

La otra migración

Incertidumbre

Los que no quisieron la paz

La corrupción, ¿somos todos?

El debate de los vecinos

Constituyente para la Ciudad de México

El testamento

La invitación a Trump, ¿para qué?

Plagio y evaluación académica

Malos resultados

La campaña del odio en Estados Unidos

Disculpas tardías

Blindaje a la corrupción

Encuentro con un populista

Infancia sin futuro

Oaxaca, a diez años

Terrorismo y crimen de odio

Elecciones

¿Y las leyes anticorrupción?

Las desapariciones forzadas

Impunidad

Transparencia pública

El informe del GIEI y la verdad oficial

Las fotomultas

Control y vigilancia de los recursos públicos

La Cuenta Pública

Sin razones

La fuerza de las mujeres

El papel de las contralorías

Estados, en la opacidad y la impunidad

Las palabras de Francisco

Corrupción, gobierno y sociedad, segunda parte

Corrupción, gobierno y sociedad Primera parte

El estado 32

Preocupaciones

Subir la cuesta

Nuestros derechos

El derecho de réplica

Diez años del Coneval

Una reforma importante

En la barbarie

Linchamientos

Nombramientos en la Suprema Corte

¿Una rectora para la UNAM?

Las mujeres y el voto

Insatisfacción social

Populismo

Reforma frustrada

De las cualidades para gobernar

Demostración de fuerza

Acoger a migrantes

Informes

Los resultados de la izquierda

Integrando gabinete de gobierno

El monopolio de la riqueza, última parte

El monopolio de la riqueza, primera parte

Oaxaca, la corresponsabilidad

Reforma a la Ley del Notariado

Michoacán, gobernabilidad, autodefensas

La administración que viene

Luego de las elecciones

Los efectos del voto nulo

Las encuestas electorales

Campañas negras

Acceder a la información

Promesas y recursos públicos

Contra la tortura

La ideología del pragmatismo

Las mujeres en política

Las mujeres en política

Desconfianza en las instituciones

Irregularidades

Nombramiento cuestionado

Decepción ciudadana

¿Para qué el gobierno?

Candidaturas imposibles

Los derechos humanos

Los derechos humanos

Inseguridad sin fronteras

Inseguridad sin fronteras Primera parte

La extensión del mal

En llamas

Guerrero ¿Un Estado fallido?

Iguala, desde la barbarie

Bajo fuego

Responsabilidades

¿Consejeros independientes?

De futbol

Informe del futuro

Memorias y desmemorias

Una tragedia humanitaria

Ahora el ébola

¿Qué sucedió con Oceanografía?

México y la migración centroamericana

La tragedia de la migración infantil

El tercer gobernador

Contra el acoso escolar

El caso Oceanografía

La violencia infantil

Los bonos del escándalo

Acto de barbarie

El derecho a opinar, preguntar y cuestionar a los gobernantes

Malas noticias

Partidos en conflicto

Partidos en conflicto (primera parte)

¿Un comisionado para el Estado de México?

La ruta del Instituto Nacional Electoral

Pensión Universal y Seguro de Desempleo

Complicidades

Corrupción y fraude en las alturas

Corresponsabilidad

Corresponsabilidad

Corresponsabilidad

De los cuerpos de defensas rurales a las autodefensas

Estrategia nacional antisecuestro

Una reforma notarial

Otro acuerdo

Los veinte años del EZLN

Una mujer para Chile

Mala educación, pobreza y corrupción

Los medios de comunicación ayer y hoy

Los medios de comunicación ayer y hoy

Los medios de comunicación ayer y hoy

Faltas al debido proceso

¿Cómo quedó la Reforma Fiscal?

¿El INE en lugar del IFE?

Sesenta años

Diferendo político

Las reformas estructurales

Cambios en la propuesta fiscal

Los recursos del Fonden

La ley sobre el derecho de réplica

Reforma insatisfactoria

Actividades vulnerables

Actividades vulnerables

Actividades vulnerables

El fallo liberador

El caso Salinas

Nueva licencia

Sin cultura democrática

Pemex, el objeto del deseo (última parte)

Pemex, el objeto del deseo

La oposición política

La oposición política

La oposición política (primera parte)

Pobres pero ¿felices?

Desaparición de poderes

Desde la ciudadanía

Obama en México

Desconfianza en la Cruzada