Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
La caverna derechista y decadente
Miércoles 20 de Agosto de 2014
A- A A+

La pretensión del PAN por transmutar las reformas peñistas en victoria cultural exhibe a este partido en su esencia oportunista, cavernaria y utilitaria con algunas excepciones. La derecha panista, con ocurrencias, porque la brillantez es muy escasa, pretende asaltar el poder desde su subordinación política.
Los recientes escándalos en los que este partido se ha visto involucrado, incluida la farsa de las “reformas estructurales”, lo exhiben como una élite política en decadencia y moralmente retorcida. Buena parte de sus miembros se mueven, con honrosas excepciones, entre la corrupción y la ausencia total de ética.
Este partido, moralmente retorcido y perverso, vive insuperables contradicciones internas ideológicas y políticas: unos son expuestos como fanáticos nazis, afines a Hitler; otros, como extremistas opositores al aborto, los matrimonios del mismo sexo, y varios más imponen medidas a las mujeres por su vestimenta y conducta.
Asimismo, unos más son exhibidos en fiestas privadas con sexoservidoras, promovidas por personajes de dudosa reputación; otros están sometidos a juicios por tocar a una mujer y golpear a su esposo, y algunos más pretenden erigirse en abanderados del conservadurismo, ignorando la historia.
Es el caso de pobres imitadores del ideólogo Carlos Castillo Peraza, que escriben con odio contra el legado de Lázaro Cárdenas del Río, que supera muchas acciones partidistas en un país donde persisten la desigualdad, marginación y pobreza. Su elocuente pedantería muestra ignorancia histórica y estupidez.
Como quiera, esta decadencia es corolario de los sexenios de Fox y Calderón; la supuesta victoria cultural del PAN se resume en corrupción, abuso de poder, enriquecimiento ilícito, socavamiento de los pocos avances de una sociedad trágicamente desorientada, complicidad e impunidad en todos los niveles.
El conservadurismo del PAN y su histórica lucha por la democracia se resumen en la ideología de la simulación, usura, hipocresía y deshonestidad. El ataque contra el legado de Lázaro Cárdenas el Río, orquestado por un panista calderonista, puede ser leído como parte de esa debacle moral y decadencia política.
Igualmente, el escándalo que integrantes de la élite política del PAN protagonizan con sexoservidoras evidencia su hipocresía y deshonestidad. La disputa de los bonos extraordinarios denuncia que ha descompuesto a diputados, senadores y columnistas oficialistas, toca el corazón de esa moral retorcida.
La queja de Felipe Calderón durante la presentación de su prescindible bodrio sobre la corrupción moral y política del PAN, evidente en el ya famoso video teibolero, que algunos aseguran fue hecho público por este personaje y su grupúsculo, oculta que la decadencia de su partido comenzó hace mucho.
Acusa a Leonel Godoy y Fausto Vallejo de colaborar con el crimen organizado, pero como ocupante del Poder Ejecutivo tuvo la información, el aparato burocrático, policiaco y militar para intervenir, y decidió administrar políticamente la violencia, permitiendo el crecimiento y afianzamiento de la delincuencia.
El episodio García Luna, con sus mentiras mediáticas, montajes y simulaciones, es otro elemento que nos permite observar de cerca la debacle moral, política y ética del panismo como gobierno, pues remarcó la idea y la práctica de que violentar la ley para fines oscuros se vale y debe celebrarse.
Resulta irrelevante desmentir a Felipe Calderón cuando su gobierno, además de la mediocridad rampante, la que quiso ocultar con su guerrita contra el narco, fue corrupto, opaco, omiso, cómplice y favorecedor y dador de privilegios, además de que se hizo del poder producto de un monstruoso fraude electoral.
Los sexenios de Fox y Calderón fueron el marco temporal y político que pulió la caída moral y política del PAN. Antes, las negociaciones con Salinas de Gortari marcaron el rumbo, pero en los doce años que dos panistas ocuparon el Poder Ejecutivo, la corrupción, tráfico de influencias y la opacidad crecieron.
Obviedades. 1. El PRI michoacano tocó fondo. La detención de la alcaldesa de Huetamo por homicidio y extorsión exhibe no solamente los vínculos de algunos miembros de las élites políticas priistas con el crimen organizado, lo que permitió a la delincuencia su libre accionar, sino también el talante del retorno de un partido autocalificado de “nuevo”, mientras sus conspicuos integrantes acordaban y negociaban con los criminales. 2. México reclama a Estados Unidos la militarización de la frontera norte mientras realiza redadas, detenciones, deportaciones y militariza la frontera sur para impedir el paso de los transmigrantes. 3. Grupo México, propietario de la mina que en Cananea derramó ácido sulfúrico en dos ríos, no es sólo responsable de homicidio industrial, sino también de ecocidio, ineptitud en el manejo de su industria y potencialmente asesino de personas, ganado, fauna y flora, por ocultar su criminal negligencia. Y lo que viene con las leyes energéticas recién aprobadas puede ser peor, porque legalizan este tipo de situaciones, la impunidad y privilegios de empresarios a quienes nada les importa el ambiente y la gente. 4. El senador Barbosa del PRD, quien intentó coronar a Raúl Morón como su candidato a gobernar Michoacán, ha de estar feliz con el uso que Televisa dio al transitorio 9 de la Ley Telecom, pues sin aspavientos concentra ya el 60 por ciento de la televisión de paga. 5. Morelia de diez. Opacidad, asignación de contratos sin transparencia, abusos contra trabajadores, inoperancia administrativa, delincuencia desatada, baches por doquier arreglados y vueltos a deteriorar el mismo día, gasolineras autorizadas sin importar la ciudadanía, son sólo algunos signos del gobierno priista en nuestra atribulada ciudad. 6. El IFAI, con su cacareada autonomía, es en realidad una instancia al servicio de EPN y el PRI, como el triste y celebre caso de la SCJN. 7. Solamente falta que el dirigente nacional del PRI deslinde a este partido político del PRI michoacano. 8. Fausto Vallejo y Jesús Reyna orquestaron una feroz campaña contra la administración godoyista, que dejó una gran deuda y opacidad, pero sin haber terminado el actual periodo gubernamental, las finanzas estatales empeoraron al punto del vaciamiento de las arcas, 67 de 97 dependencias con subejercicios presupuestales, cierre de varias entidades para hacer ahorros, despido de cientos o quizá miles de personas, algunas que tenían trabajando 20 años, decálogos de austeridad y supuesta ética, pero el estado naufraga en la ineficiencia, ineficacia y debacle financiera. 9. PRI-PAN-PRD pretenden legalizar, con el eufemismo de “patrimonio cultural”, una de las más viejas e inventadas tradiciones basada en la crueldad y abuso de los toros, tornada en espectáculo y fábrica de dinero, acentuando el talante conservador de la sociedad michoacana. Un espectáculo que ni siquiera es originario de Mesoamérica.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”