Columba Arias Solís
Memorias y desmemorias
Jueves 28 de Agosto de 2014
A- A A+

Siguiendo la tradición de quienes los han precedido en el ejercicio del cargo, los ex presidentes mexicanos de los últimos sexenios, exceptuando a Ernesto Zedillo, no han podido evitar la tentación de plasmar en el papel las narraciones sobre lo que pudieron y no quisieron, quisieron y no pudieron, y desde luego, lo que sí realizaron durante el periodo de gobierno que les tocó desempeñar. Memorias y desmemorias de acciones u omisiones.
Desde José López Portillo, con las Memorias de sus tiempos; Miguel de la Madrid y El cambio de rumbo; Carlos Salinas, con México y el paso difícil a la modernidad, o Vicente Fox y La Revolución de la esperanza, hasta Felipe Calderón, que apenas hace algunos días dejara su residencia en los Estados Unidos para hacer en México la presentación de sus vivencias sexenales bajo el título de Los retos que enfrentamos, los ex mandatarios han puesto a consideración del respetable sus particulares puntos de vista, que muchas veces no coinciden con la apreciación ciudadana sobre los hechos y su forma de afrontarlos.
En su tiempo, de cada obra se hicieron las críticas, defensas y comentarios correspondientes, y ahí quedaron para el escrutinio social. Así, desde el apoltronamiento de su renovada posesión hacendaria que lleva su nombre y acompañado de su pareja ex presidencial, sobre los antiguos rescoldos de su papel protagónico, Vicente Fox daba a conocer su historia presidencial.
Por lo que respecta al reciente ex mandatario, la pasada quincena de agosto presentaba su obra Los retos que enfrentamos, y en ese contexto el diario El Universal le haría una extensa entrevista en la que destacan sus acusaciones a los partidos opositores de obstaculizar las reformas que quien lo sucedió en la Presidencia sí logró realizar. Calderón ha desatado la polémica al señalar que para sacar adelante las reformas estructurales, le faltó apoyo de la oposición (PRI y PRD), ya que a cambio de aquel le pedían una gran cantidad de recursos para los gobiernos locales, y que estos requerimientos eran muy difíciles de conceder. A estos señalamientos, ya han respondido dirigentes de ambos partidos, quienes desmienten los señalamientos del ex presidente e incluso del lado tricolor se le recuerda que se le aprobó lo que propuso y si no hubo reformas de mayor calado, se debió al propio ex presidente. La polémica entonces está servida.
A la pregunta sobre el México que le entregó Fox, Calderón señala que recibió una economía relativamente en orden, pero también “un deterioro institucional acelerado en las áreas de seguridad y justicia y una ola expansiva del crimen organizado que iba tomando pueblos, ciudades y a veces gobiernos completos e iba deteriorando aceleradamente la seguridad de los mexicanos”.
Según Calderón, al entrar en la Presidencia se encontró con dos procesos: por un lado el crimen fortaleciéndose muy rápido, copando estructuras de poder de manera cada vez más acelerada y, por otra, policías y ministerios públicos carcomidos por la corrupción, erosionados por su debilidad institucional que fueron presa fácil de la criminalidad. Empero, en la entrevista no queda clara alguna respuesta sobre las acciones que el ex presidente Calderón realizara para acabar con tal situación.
También, en sus respuestas elude alguna responsabilidad sobre los miles de muertos en su sexenio, considerados entonces por su gobierno como “daños colaterales” manifestando ahora que cada uno fue asesinado por criminales; tal vez las anteriores aseveraciones hayan sido en referencia a las declaraciones que Vicente Fox a finales de marzo de este año hiciera al mismo diario, en las que sobre los muertos del sexenio calderonista cuestionaba ¿Dónde están los procesos jurídicos para cada uno de los 80 mil muertos? “Simple y sencillamente se hizo una fosa común virtual y se aventaron ahí 80 mil muertos que nadie averiguó, no hubo procuraduría, simple y sencillamente se les presentó como culpables, nadie lo demostró, eso fue garrafal, terrible, eso en ninguna democracia debe suceder, no puede suceder que en aras de la paz y la tranquilidad agarres a golpes a todo el mundo”.
Sobre los montajes de García Luna, específicamente el del caso de Florence Cassez, Calderón textualmente dice: “Es un punto que tiene que ver con ciertos equilibrios: por una parte hay un gran interés de los medios por conocer y difundir los hechos y, por otra, hay diferencias del auditorio en términos de elaboración de las pruebas. Era importante para el éxito de la estrategia que la gente tuviera conocimiento de los avances que tenía el Estado sobre los criminales. En la medida que la gente percibe que quienes van ganando son los criminales, se debilita la capacidad de las agencias públicas de avanzar sobre éstas”.
Sobre los anteriores señalamientos de Calderón, no hay duda que requiere al vocero que salga a explicar “lo que el ex presidente quiso decir…”.
Con relación a la versión particular que cada ex mandatario plasma en sus memorias, vale señalar que afortunadamente, también existen diversos estudios, investigaciones y datos de organizaciones y de instituciones que pueden consultarse y contrastar los hechos que se exponen para tener un mayor acercamiento con la realidad.

Sobre el autor
PENDIENTE
Comentarios
Columnas recientes

La otra migración

Incertidumbre

Los que no quisieron la paz

La corrupción, ¿somos todos?

El debate de los vecinos

Constituyente para la Ciudad de México

El testamento

La invitación a Trump, ¿para qué?

Plagio y evaluación académica

Malos resultados

La campaña del odio en Estados Unidos

Disculpas tardías

Blindaje a la corrupción

Encuentro con un populista

Infancia sin futuro

Oaxaca, a diez años

Terrorismo y crimen de odio

Elecciones

¿Y las leyes anticorrupción?

Las desapariciones forzadas

Impunidad

Transparencia pública

El informe del GIEI y la verdad oficial

Las fotomultas

Control y vigilancia de los recursos públicos

La Cuenta Pública

Sin razones

La fuerza de las mujeres

El papel de las contralorías

Estados, en la opacidad y la impunidad

Las palabras de Francisco

Corrupción, gobierno y sociedad, segunda parte

Corrupción, gobierno y sociedad Primera parte

El estado 32

Preocupaciones

Subir la cuesta

Nuestros derechos

El derecho de réplica

Diez años del Coneval

Una reforma importante

En la barbarie

Linchamientos

Nombramientos en la Suprema Corte

¿Una rectora para la UNAM?

Las mujeres y el voto

Insatisfacción social

Populismo

Reforma frustrada

De las cualidades para gobernar

Demostración de fuerza

Acoger a migrantes

Informes

Los resultados de la izquierda

Integrando gabinete de gobierno

El monopolio de la riqueza, última parte

El monopolio de la riqueza, primera parte

Oaxaca, la corresponsabilidad

Reforma a la Ley del Notariado

Michoacán, gobernabilidad, autodefensas

La administración que viene

Luego de las elecciones

Los efectos del voto nulo

Las encuestas electorales

Campañas negras

Acceder a la información

Promesas y recursos públicos

Contra la tortura

La ideología del pragmatismo

Las mujeres en política

Las mujeres en política

Desconfianza en las instituciones

Irregularidades

Nombramiento cuestionado

Decepción ciudadana

¿Para qué el gobierno?

Candidaturas imposibles

Los derechos humanos

Los derechos humanos

Inseguridad sin fronteras

Inseguridad sin fronteras Primera parte

La extensión del mal

En llamas

Guerrero ¿Un Estado fallido?

Iguala, desde la barbarie

Bajo fuego

Responsabilidades

¿Consejeros independientes?

De futbol

Informe del futuro

Memorias y desmemorias

Una tragedia humanitaria

Ahora el ébola

¿Qué sucedió con Oceanografía?

México y la migración centroamericana

La tragedia de la migración infantil

El tercer gobernador

Contra el acoso escolar

El caso Oceanografía

La violencia infantil

Los bonos del escándalo

Acto de barbarie

El derecho a opinar, preguntar y cuestionar a los gobernantes

Malas noticias

Partidos en conflicto

Partidos en conflicto (primera parte)

¿Un comisionado para el Estado de México?

La ruta del Instituto Nacional Electoral

Pensión Universal y Seguro de Desempleo

Complicidades

Corrupción y fraude en las alturas

Corresponsabilidad

Corresponsabilidad

Corresponsabilidad

De los cuerpos de defensas rurales a las autodefensas

Estrategia nacional antisecuestro

Una reforma notarial

Otro acuerdo

Los veinte años del EZLN

Una mujer para Chile

Mala educación, pobreza y corrupción

Los medios de comunicación ayer y hoy

Los medios de comunicación ayer y hoy

Los medios de comunicación ayer y hoy

Faltas al debido proceso

¿Cómo quedó la Reforma Fiscal?

¿El INE en lugar del IFE?

Sesenta años

Diferendo político

Las reformas estructurales

Cambios en la propuesta fiscal

Los recursos del Fonden

La ley sobre el derecho de réplica

Reforma insatisfactoria

Actividades vulnerables

Actividades vulnerables

Actividades vulnerables

El fallo liberador

El caso Salinas

Nueva licencia

Sin cultura democrática

Pemex, el objeto del deseo (última parte)

Pemex, el objeto del deseo

La oposición política

La oposición política

La oposición política (primera parte)

Pobres pero ¿felices?

Desaparición de poderes

Desde la ciudadanía

Obama en México

Desconfianza en la Cruzada