Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
¿Eso es todo?
Martes 2 de Septiembre de 2014
A- A A+

La propaganda celebratoria inunda los medios. Once “reformas estructurales” llevadas a cabo. Medios y comentócratas oficialistas celebran la buena nueva, cual nacimiento divino, pero la economía y sus principales indicadores continúan cayendo. La buena nueva es para los años siguientes.
En la inmediatez de la subsistencia, es necesario y urgente cuestionar ¿Eso es todo? Once reformas estructurales, sonrisas, promesas y discursos de autoayuda, pero en los bolsillos de la mayoría de los mexicanos se ahonda el abismo. La inseguridad, crece; el poder adquisitivo, se hunde; sobrevivir es una hazaña.
Enrique Peña Nieto (EPN), por medio del secretario de Gobernación, ha entregado al Congreso de la Unión, ese recinto cuyos integrantes legalizaron la depredación y el saqueo de los recursos energéticos de México, un Segundo Informe de Gobierno triunfalista, sin asomo de vergüenza, sin mínima autocrítica.
Sin duda, la ausencia de una oposición real, de izquierda o derecha, la división en las filas de la izquierda electoral, el rol del PAN venido a menos que ahora reclama las “reformas estructurales” como propias, el pasmo de la sociedad mexicana que viven entre las violencias delincuencial y de Estado, llevaron a este escenario.
Igualmente, la extendida corrupción ha jugado un rol central en este escenario. No estamos condenados, tampoco tenemos un gen de la corrupción, el problema es que la sociedad mexicana ha normalizado el conjunto de prácticas y conductas que impulsan la corrupción, complicidad e impunidad. Nuestra historia reciente.
¿Eso es todo? Porque las “reformas estructurales” han sido puestas por encima de otros cambios que no veremos. Por ejemplo, la transición democrática languidece en el escritorio de algún académico que se sobre entusiasmó con la proclamación de Fox, aunque su gobierno es ejemplo de profunda corrupción.
Durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, arrebatado a fuerza de un monstruoso fraude electoral, el sello corrupto del PAN llegó a su apogeo. Observemos nada más el caso de la Guardería ABC, los montajes de García Luna y Marisela Morales, la criminalización de jóvenes asesinados y desaparecidos.
En el caso de EPN y su Segundo Informe triunfalista, omite y desinforma sobre temas que están más allá de sus “reformas estructurales” y la costosa e insultante propaganda implementada para engañar a los ciudadanos. Engaña y manipula, pues no informa a los mexicanos, además de inventar un México inexistente.
Por ello, las recientes mediciones de algunas casas encuestadoras, a contracorriente de la defensa falaz de algunos comentócratas oficialistas y propietarios de páginas web, coinciden: la imagen de EPN sigue cayendo. 51.3 por ciento los desaprueba, mientras 46.9 por ciento lo aprueba (Mitofsky).
Igualmente, el 57 por ciento de los encuestados por Mitofsky ve el rumbo económico del país equivocado. Solamente un 33 por ciento está de acuerdo con el mismo. Anteriormente, el Pew Research Center sostuvo que el 48 por ciento de sus entrevistados lo desaprobaba.
No solamente EPN y su mandato es desaprobado. 51 por ciento desaprueba a los gobernadores, 44 por ciento a los alcaldes, 54.7 por ciento a los diputados, y 56.8 por ciento a los senadores. Ayer circuló en las redes sociales un gráfico de GEA-ISA, encuesta, dicen, censurada, porque 52 por ciento desaprobó a EPN.
En este contexto, la agresión contra mujeres defensoras de derechos humanos que protestaban contra la resolución del IEDF, que exoneró a Gutiérrez de la Torre, ex líder priista del Distrito Federal acusado de operar una red de prostitución a su servicio con dinero público, exhibe al supuesto nuevo PRI y al propio EPN.
Dos informes de gobierno, economía en naufragio, derechos humanos y sus defensores en peligro, nueve mil desaparecidos, alza en delitos graves, acoso a líderes y movimientos sociales, precarización extrema del trabajo, salarios de hambre, violencia delincuencial y de Estado. EPN y el nuevo PRI.
Obviedades. 1. El Consejo Económico y Social, otro reparto de cuotas, complicidades e impunidades. El sigilo con el que fue manejado e integrado, ¿pago a la IP michoacana?, o ¿regalo de simulaciones y posiciones para las desprestigiadas élites partidistas y políticas? De ningún modo representa a los ciudadanos, es un reducto, otro obsequio, para las élites económicas y políticas. 2. Crecen las deportaciones de mexicanos; a la fecha se calcula más de dos millones, destacando inmigrantes que prácticamente han residido toda o parte de su vida en Estados Unidos. 3. De acuerdo con un reporte oficial de la Cámara de Diputados, el Congreso michoacano es el cuarto más costoso del país. En trece años ha ejercido recursos acumulados que sobrepasan los cinco mil millones de pesos. Además, presenta “áreas de opacidad importantes en la ejecución de recursos económicos”. 4. A pesar de que el presidente Obama aún no define oficialmente algunas medidas de carácter migratorio que podrían paliar la actual situación de millones de indocumentados, los partidos Demócrata y Republicano muestran preocupación porque la decisión presidencial podría cambiar el curso de las elecciones de medio término de noviembre. 5. Las remesas crecieron 8.4 por ciento en julio. Acumulan doce meses consecutivos al alza. De acuerdo con BBVA-Bancomer, aumentó el número de transacciones, la remesa promedio se mantuvo sin cambio, mientras el comportamiento mixto del mercado laboral en el que se insertan los mexicanos en Estados Unidos, destacando la disminución de los empleos de tiempo parcial por razones económicas, explican el alza. 6. Morelia, Zitácuaro y Uruapan, se ubican en el ranking de ciudades mexicanas con mayores casos de secuestros, pero Morelia de diez, está en un deshonroso cuarto sitio, mientras el presidente municipal receta discursos que ocultan, ignoran y desconocen la realidad de una ciudad gravemente dañada. 7. El Banco Mundial, organismo internacional promotor de programas de combate a la pobreza focalizados, como el caso de Oportunidades y sus antecesores, criticó este programa porque no ha sido capaz de atender la vulnerabilidad de quienes reciben los recursos, no asegura la movilidad social, ni elimina la posibilidad de salir permanentemente de la pobreza, y no es efectivo para las poblaciones indígenas. 8. La CIDH publicó su informe sobre México, en el que destaca la creciente violencia hacia los migrantes, otras personas en el contexto de la movilidad humana y los defensores de los derechos humanos de los migrantes. Homicidios, secuestros, desapariciones, actos de violencia sexual, trata de personas, tráfico de migrantes, discriminación y detención migratoria sin garantías procesales y protección judicial, son parte de esta situación.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”