Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
¿La crisis perpetua?
Miércoles 24 de Septiembre de 2014
A- A A+

Hace cinco años, la burbuja inmobiliaria especulativa estalló en Estados Unidos, generándose una crisis que hasta la fecha no termina de solucionarse. En México, sus implicaciones se mezclaron con rezagos y situaciones no superadas, la dependencia con ese país, la migración, la violencia delincuencial.
El magro desempeño macroeconómico, la contracción del gasto público, el ínfimo crecimiento económico, contrastan con la propaganda triunfalista y las cifras maquilladas. Por ejemplo, en su comparecencia la ex izquierdista Rosario Robles aceptó que los pobres de hoy son los mismos que dejó el PAN.
Igualmente, afirmó que la transferencia de recursos públicos no es suficiente para romper el círculo de la pobreza, mecanismo, junto con la focalización, criticado por diversos expertos, pero elogiado por organismos internacionales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.
Ese es el caso de los programas de combate a la pobreza, pero la pobreza como condición de más del 50 por ciento de la población mexicana no ha variado mucho. Los gobiernos del PAN nada hicieron para cambiar la situación. Al contrario, la pobreza se profundizó, mientras la crisis económica persistió.
La crisis parece estar convirtiéndose en condición particular de nuestro país. Véase el caso de los salarios. Su uso para contener la inflación, ha implicado un deterioro constante, pero ahora no se trata nada más de pérdida de valor y poder adquisitivo, sino un círculo perverso de deterioro social y económico continuo.
Igualmente, la corrupción como forma ideológica y cultural parece haber encontrado sustento, además de que se ha extendido a todos los sectores sociales. Hoy, para justificarla se tuerce moral y éticamente cualquier denuncia, acusando al denunciante y salvando a los corruptos.
La delincuencia, organizada o no, cobijada por el Estado o constituida por grupos feroces y fuera de toda ley, prácticamente ha extendido su poder corruptor y violento a todos los rincones de la sociedad. Es quizás el signo más preocupante de esta crisis que parece perpetuarse.
No es ya un rumor que los capos, con sus acciones, intimidación, miedo y terror impuesto, lograron romper el tejido social a nivel local y comunitario. En marcha este proceso, impusieron castigos y penas económicas y corporales que convirtieron en infierno la vida cotidiana de familias y localidades enteras.
Pero lo más significativo de esta situación, no ha sido solamente la ausencia del Estado y el abandono gubernamental, sino la interacción entre autoridades, de distinto nivel, con el crimen organizado, con lo que la estrategia delincuencial, además de exitosa, contó con cobijo, impunidad y complicidad.
Los efectos de la burbuja inmobiliaria en México se encadenaron así con una serie de procesos que finalmente dieron paso a lo que parece es una crisis perpetua. Las supuestas reformas estructurales parece que podrían profundizar la situación; el huevo de la serpiente está bien plantado.
Obviedades. 1. Los “tuta-videos”, dieron un vuelco este lunes, cuando las vocaciones por el poder de cualquier signo de dos periodistas michoacanos, fueron exhibidas. Asesoría pagada, como se escucha y observa en los videos presentados, para una campaña mediática que contrarrestara a las autodefensas y posicionara a la delincuencia organizada. Cinismo y corrupción. 2. El PRI, con la finalidad de desdibujar la consulta sobre la Reforma Energética, impulsa su propio referéndum sobre los políticos plurinominales, de lo que los expertos han advertido que es inconstitucional; ha entregado alrededor de seis millones de firmas con tal regocijo, pero no dice que la recolección fue clientelar, corporativa y coercitiva, acorde con algunas opiniones que este escribano ha obtenido. No fue producto de una convocatoria a la ciudadanía. 3. El PRD y el PAN se quejan amargamente del rol del actual gobernador, pero omiten mencionar que sabían que las cosas no serían diferentes, por lo que el uso electoral que hacen subraya un escenario que podría dificultar la próxima contienda electoral. 4. Un medio local, cuya importante edición nacional celebró su XXX Aniversario, cabeceó en su contraportada del viernes 19 de septiembre “Decreto que enaltece a la tauromaquia es rechazado por Jara”. El maltrato y abuso a los animales no debería “enaltecer” a nadie. 5. El PAN insiste en que es inmoral que los michoacanos paguen las corruptelas de los gobiernos estatales, pero promueve el uso de recursos públicos para la tauromaquia; además de legalizar lo ilegal, pretende normalizar el abuso y maltrato contra los animales. 6. Silvano Aureoles sabe que su candidatura por el PRD podría ser fuente de discrepancias, pleitos tribales y amenazas de escisión; sabe que si no remonta el tercer lugar, se volverá a quedar en el camino, y la panista Calderón, a pesar de las evidentes corruptelas del PAN, mediocridad del hermano ex presidente, la estupidez humana podría alzarla con el triunfo. Una coalición solamente le interesa a Aureoles, quizás al PRI, a los partidos satélites, pero no al partido de la derecha. 7. Los santones del periodismo mexicano, buena parte de ellos incrustados en los medios oficialistas y oficiosos, están bien dispuestos a impedir, con su perorata y moral retorcida, denuncias contra los corruptos. Resulta que Carmen Aristegui faltó a los códigos facilones y corruptibles de los santones o facilitó la propaganda de “La Tuta”, por dar a conocer los videos que involucran a conocidos integrantes del periodismo michoacano, cuya vocación por el poder de cualquier signo es bien sabida. 8. Acorde con el Observatorio Nacional Ciudadano, México es actualmente “la capital mundial del secuestro”. La zona centro concentra el mayor número total de secuestros, aunque el noreste presenta la tasa más alta. El Estado de México, Michoacán, Veracruz y Guerrero tienen el mayor número de municipios que reportaron al menos un secuestro, y Morelia se ubicó en 2013 como la capital del secuestro. 9. En consonancia con la política antiterrorista y antiinmigrante de Estados Unidos, la empresa Ferrosur, concesionaria del gobierno federal para el transporte de carga en tren, cumple con el Plan Frontera Sur gubernamental construyendo una mega barda para dividir el paso de la vía con la ciudad de Tierra Blanca; la finalidad es poner más obstáculos a los migrantes centroamericanos. 10. En Ciudad Hidalgo, el artero asesinato de tres jóvenes, implicó la respuesta violenta de una parte de la población ante rumores de impunidad y complicidad con los policías asesinos, mientras en Morelia siguen las marchas, las tomas, los cortes de circulación, los secuestros de autobuses, el cobro ilegal de cuotas, además de la parálisis gubernamental.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”