Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
La política migratoria de EPN ¿Parteaguas?
Miércoles 1 de Octubre de 2014
A- A A+

El gobierno mexicano insiste en que la administración de Enrique Peña Nieto es un parteaguas en la historia de México. Esta idea tiene al menos dos lecturas. Si nos atenemos al dicho y la propaganda gubernamental, efectivamente nuestro país está por tener su propio “sueño mexicano”.
Nuestro “sueño mexicano” será marcado por las “reformas estructurales” que nadie se había atrevido a realizar, a pesar de lo “necesarias” que eran para dar un supuesto salto histórico. La modernización primermundista anunciada por Carlos Salinas de Gortari finalmente nos alcanzó.
La otra lectura del “parteaguas histórico”, nos enfrenta a una regresión y desprecio por la historia de un país que ha buscado posicionarse a nivel mundial como una nación con un proyecto propio, probablemente muy limitado, pero con el potencial de cambio a favor de una sociedad estancada y plena de rezagos.
Bajo esta perspectiva, la política migratoria de EPN puede ser entendida como parteaguas, pero dramáticamente regresiva. Una política que es parte ya de la extraterritorial política antiterrorista estadounidense, la cual criminaliza la migración y convierte a los migrantes en delincuentes.
La edición del 20 de septiembre de The Economist, documenta que el gobierno mexicano, con el pretexto de evitar más muertes y accidentes de los migrantes centroamericanos que usan La Bestia para llegar a la frontera con Estados Unidos, está montando una política migratoria acorde con ese país.
Sin duda, el impacto de los más de 60 mil menores no acompañados, varados en la frontera, arreció las presiones del gobierno estadounidense sobre el mexicano para que implementara acciones más drásticas, como acelerar el paso de La Bestia e impedir que el tren sea abordado por los transmigrantes.
El semanario británico afirma que el nuevo programa migratorio mexicano, incluye redadas en alojamientos a lo largo de la ruta norte y más puntos de revisión en la frontera con Guatemala. Estas acciones han derivado en la reducción del número de menores no acompañados, así como el de familias en tránsito.
Se prevé un plan de modernización de seis mil millones de pesos para asegurar que La Bestia no vuelva a ser usada por los transmigrantes. Incluye reemplazar vías estrechas para que el tren vaya más rápido y no permita el fácil abordaje, y el uso de vehículos que informen de los intentos de saltar de los migrantes.
Como parte del Plan Frontera Sur, la empresa Ferrosur, concesionaria del gobierno mexicano para el servicio de transporte de carga en tren, está construyendo una barda que dividirá el paso de la vía del tren de la ciudad de Tierra Blanca, Veracruz, buscando impedir que los migrantes lo aborden.
Los defensores de los derechos de los migrantes, señalan que estas medidas los harán más vulnerables y reforzarán el rol de los traficantes, las autoridades que los extorsionan y al crimen organizado, lo que podría elevar el riesgo migratorio, los secuestros, los abusos y asesinatos.
Esta es la respuesta del gobierno mexicano a la tormenta causada por los menores no acompañados, lo que muestra la proclividad de la administración de Enrique Peña Nieto a plegarse a los intereses de Washington, el desinterés por conocer y resolver el problema de raíz, y el rol de policía que tanto gusta al PRI.
Obviedades. 1. Los santones del periodismo mexicano, muchos atentos a los guiños del poder gubernamental y partidista, tantos favorecidos con prebendas provenientes del erario público y los dineros privados de algunos poderes fácticos y gubernamentales, se retorcieron cuando acusaron a Carmen Aristegui de “falta de ética”, al dar a conocer los videos que exponen a dos periodistas michoacanos en connivencia con La Tuta. En su opinión, mejor callar, hacerse cómplice y reivindicar la corrupción. 2. Es falso que no se alteren los principios de política exterior con la participación de México en misiones de la ONU, incluidas las militares, porque el gobierno estadounidense ya apuntó a nuestro país en su coalición contra el Estado Islámico. 3. Para algunos, las “reformas estructurales” y los cambios que redefinirían la esencia del IPN, implican sepultar la Revolución Mexicana, porque la expropiación petrolera y la creación del IPN promovían el aprovechamiento de los recursos energéticos y la educación a favor del desarrollo y las mayorías del país, pero el movimiento revolucionario de 1910 fue enterrado mucho antes, lo que se busca ahora es enterrar totalmente el cardenismo porque causa escozor y desprecio, pues representa el polo opuesto a las políticas de EPN que favorecen a las élites. 4. La derecha empresarial michoacana presiona para imponer un gobernador que les otorgue más privilegios y los favorezca; no otra cosa significa el dicho del síndico de Morelia, el empresario priista Salvador Abud, cuando afirma que Michoacán requiere un \"dictador”. A los empresarios únicamente les interesa la ganancia, los privilegios, reprimir a quienes luchan por sus derechos, excluir a las mayorías, la democracia les causa escozor y desprecio. 5. La ultraderecha y el fascismo iberoamericano, financiado por ultraconservadoras fundaciones estadounidenses, se reunió en Rosario, Argentina, para fomentar las rebeliones conservadoras contra los gobiernos de izquierda. 6. El senador Orihuela vive en un Michoacán ubicado en una dimensión paralela, pero cercana a Los Pinos; una tierra de fantasía. 7. El diputado Aureoles, con su pretensión de un gobierno de coalición, en el que los partidos políticos se pongan de acuerdo para definir al gobernante y sus acompañantes de elite en Michoacán, busca limitar los derechos ciudadanos de elegir por la vía del voto a sus gobernantes. 8. Tlatlaya, Iguala, Ciudad Hidalgo, Purépero: o los policías están al borde de un ataque de nervios o es parte de un patrón represivo contra niños, adolescentes, hombres y mujeres, que luchan por sus derechos y justicia. 9. Según Jeffrey Passel (Pew Research Center), cinco de cada seis indocumentados mexicanos podrían justificar su permanencia en Estados Unidos, medida que quizás sea parte de una posible acción ejecutiva que después de las elecciones de noviembre plantearía Barack Obama. 10. Son cinco las conclusiones que la UNAM hizo llegar a la SCT sobre la construcción del Portal de Salida del Túnel II a la Loma de Santa María. Su común denominador destaca la necesidad de evaluaciones más específicas y el potencial desestabilizador de los trabajos que se lleven a cabo, afectando ambiente, personas, propiedades, recursos acuíferos. Quienes apoyan la intervención por cuestiones puramente monetarias, sin aquilatar los riesgos, incluido el gobierno municipal, ojalá tengan un plan B.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”