Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
Federación Iberoamericana del Ombudsman
Martes 7 de Octubre de 2014
A- A A+

“La figura del ombudsman está llamada a tener un papel fundamental en la defensa y en el desarrollo de los pueblos y debe acompañar a la sociedad en sus procesos de cambio democrático a partir de comprometerse con los derechos fundamentales de las personas”.
La Federación Iberoamericana del Ombudsman (FIO) es un foro para la cooperación, el intercambio de experiencias y la promoción, diseminación y fortalecimiento de la figura del ombudsman. La Federación busca promocionar y contribuir al apoyo a los derechos humanos y el Estado de Derecho. Sus miembros son Andorra, Argentina, Honduras, Brasil (Paraná), México, Bolivia, Nicaragua, Colombia, Paraguay, Costa Rica, Perú, Ecuador, Portugal, El Salvador, Puerto Rico, España, Venezuela y Guatemala.
El doctor Raúl Plascencia Villanueva, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, es también presidente de la Federación Iberoamericana del Ombudsman.
Del 1 al 4 de octubre se llevó a cabo en México, la XIX Asamblea General y Congreso Internacional de la Federación Iberoamericana de Ombudsman “Sistemas Interamericano y Europeo de Derechos Humanos; El Sistema Interamericano de Derechos Humanos y el Ombudsman”, al acto de inauguración asistió el presidente Peña Nieto y durante los cuatro días fue presidido por el doctor Raúl Plascencia.
En el desarrollo del evento se expresaron máximas como que el “ombudsman del mundo debe ampliar los horizontes de su misión esencial para asistir a la sociedad en los esfuerzos de un cambio real e irreductible en el ámbito de los derechos humanos”, “apoyemos y promovamos la participación completa en el sistema regional de los países, con la finalidad de hacer posible una reforma y una más amplia protección de los derechos de las personas. En México, esto ya fue posible gracias a la Reforma Constitucional en Materia de Derechos Humanos de 2011, la dimensión legal o jurídica del respeto a los derechos humanos como principio es una realidad, pero aún vemos que en el contexto de cada uno de los ombudsman locales, estatales, falta mucho por impulsar una cultura de los derechos humanos donde se asienten los valores de la democracia, igualdad, libertad y respeto a la dignidad humana.
Adicionalmente, los medios de comunicación difundieron que, el señor Vladlen Stefanov, jefe de la unidad del Instituto Nacional de Derechos Humanos y Mecanismos Regionales de la Oficina del Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, reconoció la labor del ombudsman mexicano al frente de la CNDH y de la FIO; él expresó que el ombudsman mexicano demuestra mediante el trabajo realizado que se tiene una mayor efectividad y visibilidad en el área internacional. “Es alentador ver que el ombudsman nacional y otras instituciones nacionales juegan un papel cada vez más importante, especialmente aquellos que tienen un mandato amplio para promover y proteger los derechos humanos”.
Qué bien que en el plano internacional México está coadyuvando a posicionar el tema de los derechos humanos, no obstante sabemos que tenemos que redoblar esfuerzos en México para garantizar los mandatos constitucionales que entre otras obligaciones expresa: “Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. En consecuencia, el Estado deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los términos que establezca la ley”.
En lo particular, me parece que los ombudsman en México, me refiero a los defensores de derechos humanos en los estados, deben asumir compromisos fundamentales, en el caso de Michoacán primeramente con todas las víctimas de los delitos y de violaciones de los derechos humanos y lo que seguramente trae acompañado, abusos de autoridad, y otros delitos penales.
Consideramos que los informes de las comisiones locales de Derechos Humanos deben acompañarlos de información relacionada con la situación que guardan las víctimas del delito y de quienes son violados sus derechos humanos, quizá para estar seguros de que fueron atendidos en el marco del mandato de ley, y descartar que fueron abandonados a su suerte, generando, como lo dijera la diputada Laura González, presidenta de la Comisión Legislativa de Derechos Humanos de la LXXII Legislatura de Michoacán “los ciudadanos no tienen bien claro cuáles son las funciones de la comisión y la toma como simple ventanilla para desahogar su frustración por el trato que recibió de una autoridad, o no se está siendo tan eficiente en el trámite, así como desahogo de las quejas, como sea en ambos casos existe una gran área de oportunidad que debe ser reforzada y que permitirá apoyar a la ciudadanía”.
La pregunta es, ¿por dónde debemos transitar como sociedad civil organizada para hacer que los ombudsman, me refiero a los que son los cuidadores de los derechos humanos en los estados, cumplan con sus responsabilidades a que les mandata la ley y no sólo a las cuotas partidistas con que se distribuye el poder desde los congresos locales?, será que se requiere de ombudsman emanados de la sociedad civil, sin compromisos políticos y con una plena participación ciudadana?, ¿o serán una ficción estas instancias de protección de los derechos humanos, cuando son tocadas por el poder de los partidos políticos?, ¿qué hacer?, habría que consultar a la ciudadanía para que califiquen a su ombudsman local, así me parece que estaríamos sabiendo como lo plantea la FIO, el “ombudsman del mundo debe ampliar los horizontes de su misión esencial para asistir a la sociedad en los esfuerzos de un cambio real e irreductible en el ámbito de los derechos humanos”.
Por otro lado, el pasado 2, 3 y 4 de octubre, se realizó el Quinto Festival de la Orquídea en Morelia, quien esto escribe, tuvo la oportunidad que el comité organizador me permitiera pronunciar un discurso breve sobre la paz social en el acto de inauguración.
Frente a los invitados y el público que nos acompañó y los productores de esta bella flor, la reina de las flores, expresé que la “Paz no era sólo ausencia de violencia”.
En mis reflexiones confirmé que era importante que los medios de comunicación registraran también acciones a favor de la igualdad y la no discriminación, acciones a favor de la inclusión y el respeto a la tolerancia.
Me referí a que debemos actuar con valores, con el valor de la igualdad, la libertad y el respeto a la dignidad humana, en un marco de honorabilidad, de honestidad, así como asumir que la diversidad social también es un valor y genera riqueza social.
Por otro lado, confirmé que era necesario asumir los valores con principios tales como la igualdad entre hombres y mujeres, la equidad de género, el respeto de los derechos humanos, la no discriminación, actuar con una visión multicultural, actuar en el marco del debate de las ideas, pero además de la petición a las autoridades de la rendición de cuentas y la transparencia, fundamental en estos momentos para mejorar la credibilidad del pueblo frente a un hartazgo, y situaciones de impunidad y corrupción.
Esto se logrará cuando actuemos con fe, esperanza, de que esta situación se revertirá; cuando con mesura ajustemos el discurso y en el ejercicio de la fuerza se temple el cuerpo. Agradezco a Cilia y Ricardo.
Finalmente agradezco a las autoridades de las escuelas Silvanio Carrillo y Justo Sierra, de Pátzcuaro, quienes me permitieron llevar un mensaje de paz en el marco de la Presea Vasco de Quiroga, en promedio pudimos llegar a cuando menos 800 niños, niñas, adolescentes y jóvenes de preparatoria; también hemos compartido con los artesanos de la Casa de los Once Patios en Pátzcuaro, así como en general a población a adultos mayores, jóvenes, a trabajadoras sexuales, trabajadoras domésticas, impulsando con todos ellos y ellas acciones de promoción de la paz y el respeto a las diferencias.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo

Diversidad y respeto

Cuerpo, mercancía, trata

La diferencia

Marco normativo LGBTTTI

Odio

Arqueología del matrimonio igualitario

Disidentes sexuales

Lo humano, la persona, su dignidad

Derechos humanos

La vejez

Rostros de violencia

Miedo, tolerancia e información

Trata de personas en México

2,500 años de opresión de la mujer

Conflicto cultural por el valor de la diversidad

Matrimonio igualitario, concubinato, familia

Bullying, disciplinar los cuerpos

San Ildefonso

Mujeres Aliadas

Matrimonio igualitario, último prejuicio

Pladiem 2015-2021

Mecanismos de seguimiento, ¿para qué?

Igualdad sustantiva (segunda parte)

Igualdad sustantiva (primera parte)

2016

Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015-2021

El derecho a conocer los derechos

Visibilidad social en La Piedad

VIH, tiempo, espacios y cuerpos

Conciencia social

Día Internacional de la Tolerancia

Derechos humanos

Ambiente laboral incluyente

Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación

Dirección de diversidad sexual y bisexualidad en Michoacán

Trabajo doméstico

Informar para transparentar

Identidad trans

Agenda legislativa 15-18

Derecho a la diferencia

Lo privado no debe volverse público

La cultura y el desarrollo

Debatamos Michoacán

ITS y el condón

Corte Interamericana, movimiento social y matrimonio igualitario

Silvano y la agenda de la dignidad humana

Laicidad

Afrodescendientes, ¿dónde están?

Hablar de los derechos humanos

Jurisprudencia 43/2015, Iglesia católica y discurso político

Jurisprudencia 43/2015

\"Cuarto Aniversario de la reforma constitucional en materia de derechos humanos\"

Intolerancia

¿El closet institucionalizado?

17 de mayo

Homofobia, democracia sexual o diversidad

Homofobia, democracia sexual o diversidad

El ombudsman

Discriminación racial

¿Quiénes son los grupos vulnerados?

Femicidio o Feminicidio, ¿cuál?

Cero VIH

Bioética, persona y sociedad

Transgresores en Morelia

Armonización

Vasco de Quiroga, salud y ciudadanía

Bando de Buen Gobierno Churintzio

Alondra y Quimi en Arteaga

El liderazgo de la discapacidad

Pedro en Tuzantla

Holocausto

Investigación

Consejo Municipal de Igualdad

Niños y niñas

El odio

La diferencia de trato social

Los derechos humanos

1 y 3 de diciembre

Agenda CNDH 2014-2019

Jóvenes por la Paz en Cuitzeo

Política antidiscriminatoria

Programa Antidiscriminatorio de Michoacán

Día Nacional contra la Discriminación

“Interculturalidad: diversidad y paz”

Federación Iberoamericana del Ombudsman

Presea Vasco de Quiroga

Convenios y seguimiento y evaluación

Discurso de odio en Durango