Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
El fin del “mexican moment”
Miércoles 15 de Octubre de 2014
A- A A+

Las revistas Forbes, estadounidense, y The Economist, británica, han sostenido en diferentes ediciones que el arribo del PRI a la Presidencia de México y la supuesta enjundia de Enrique Peña Nieto, materializada en las llamadas “reformas estructurales”, conducían al país a un “mexican moment\".
El “mexican moment\" implicaba, en opinión de los responsables editoriales de ambas revistas, que México finalmente alcanzaría un nuevo estadio económico. La privatización de prácticamente toda la vida económica mexicana, auguraban un cambio profundo en las expectativas y el crecimiento económico.
Sin embargo, con la continua desaceleración de la economía, la caída en las inversiones públicas y privadas, el alza en la inflación y otros indicadores macroeconómicos en franco desplome, la algarabía de las publicaciones financieras se tornó en cuestionamientos sobre la capacidad gubernamental.
Con los recientes sucesos, tanto de Tlatlaya como particularmente de Iguala-Ayotzinapa, la crisis de seguridad pública ha golpeado las expectativas económicas, porque los sucesos documentados en ambos lugares exponen a los gobiernos federal, estatal y local.
No se trata nada más de una crisis de seguridad pública, violaciones a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad, sino también graves y profundos problemas que no garantizan el fácil aterrizaje de inversiones privadas y públicas, y la operatividad de las “reformas estructurales”.
El caso de Tlatlaya exhibe a miembros del Ejército Mexicano y su probable involucramiento en la ejecución sumaria de una veintena de mexicanos. Iguala es el mejor ejemplo del vínculo delincuencia organizada-gobiernos locales. La autoridad asesinó a tres estudiantes y desapareció a otros 43.
Los sucesos de Chilpancingo del lunes pasado, igual de injustificables como el asesinato y desaparición de estudiantes normalistas, exponen la profundidad de la crisis de ingobernabilidad e inseguridad en Guerrero; la tardía reacción del gobierno federal, muestra un manejo interesado y perverso de la crisis estatal.
Sin duda esa facción de la izquierda mexicana electorera, encabezada por Nueva Izquierda, conocida en la narrativa periodística como “los chuchos”, es la peor expresión de omisión y complicidad, por haber incrustado a un delincuente, cuya conducta y vínculos eran conocidas desde hace mucho.
Por ello es criticable y cuestionable, tanto la reacción del PRD y muchas de sus principales figuras, entre ellas Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, como la de Enrique Peña Nieto, titular del Ejecutivo federal, cuya tibieza discursiva e intervención hablan de un manejo interesado de la crisis.
En este sentido, estamos ante una crisis profunda del “mexican moment\". Por un lado, la inseguridad no garantiza la operatividad de las “reformas estructurales”, y por el otro, muestra a un gobierno priista y las instituciones mexicanas (Ejército, procuración de justicia, policías, gobiernos locales) en franco colapso.
Tlatlaya, Estado de México, e Iguala, Guerrero, no son sucesos locales. Las ejecuciones masivas, el asesinato y desaparición, exponen a individuos, políticos, autoridades, instancias, instituciones, gobiernos, como proclives al abuso y violación de los derechos humanos y parte de células delincuenciales.
Obviedades. 1. La ingobernabilidad e inseguridad en Guerrero y Michoacán, y el supuesto saqueo en el segundo, exhiben al PRD y el PRI como cómplices y pésimos gobiernos, pero no olvidemos que en dos sexenios el PAN normalizó la corrupción, impunidad y complicidad en todos los niveles gubernamentales, además de profundizar la inseguridad con una guerrita esquizofrénica que produjo en seis años cerca de 100 mil asesinatos, 25 mil desaparecidos y miles de desplazados. Algo para recordar en las iniciadas campañas electorales. 2. Durante todo el actual periodo gubernamental en Michoacán, se ha señalado un supuesto saqueo a las arcas estatales, pero sigue sonando a discurso mediático y propagandístico, porque ningún pez gordo ha sido llevado a proceso. 3. El connotado lingüista estadounidense Noam Chomsky, afirma que concebir a las universidades de su país como corporaciones las está dañando, porque el modelo de negocios es similar al implementado en Wal-Mart para contratar empleados temporales y asociados, reduce los costos laborales y aumenta el servilismo laboral. 4. Dice el secretario de Hacienda que “reformar no es hacer magia”, entonces debería dejar de echar a la basura los cuantiosos recursos públicos comprometidos en una campaña soez y mentirosa que habla de las supuestas bondades de las “reformas estructurales”. 5. Según el sitio web fivethirtyeight.com, los flujos migratorios a Estados Unidos han estado cambiando, al punto de que la inmigración latinoamericana, particularmente la mexicana, se ha reducido profundamente, pero el debate encabezado por la derecha, los republicanos y el Tea Party se ha estancado en la retórica antiinmigrante hacia América Latina y México. 6. La aplicación del Programa Integral Frontera Sur, que impide que los migrantes centroamericanos no aborden La Bestia, entre otros aspectos, no ha reducido el flujo de migrantes, solamente los volvió más vulnerables, sufren más asaltos y se deshidratan en la ruta a Estados Unidos. 7. Acorde con el último informe sobre migración de la ONU, actualmente hay 232 millones de migrantes, tres por ciento de la población mundial. Los mayores flujos se produjeron en Asia y Europa. Igualmente destaca el repunte de la migración a América del Norte. 8. No es reprobable el apoyo de los normalistas michoacanos a los guerrerenses, lo injustificable es que Morelia se ha vuelto su rehén, mientras la autoridad se mimetiza entre reuniones anodinas, propaganda y retórica discursiva. 9. La inseguridad en Michoacán sigue creciendo. Ya no es raro escuchar de balaceras, ejecuciones y cadáveres de hombres y mujeres en diversos puntos. El caso de Morelia es sintomático: hombres baleados a la salida de cines, cuerpos de hombres y mujeres hallados en brechas y caminos, asaltos, secuestros. Y el edil moreliano, con su supuesta candidatura a la gubernatura, busca normalizar tales situaciones. 10. El informe de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP), asienta que al finalizar el año fiscal (10/01/2013-09/30/2014), el arribo de niños no acompañados a Estados Unidos aumentó 77 por ciento; 68 mil 541 menores, de Honduras (18 mil 244), Guatemala (17 mil 057), El Salvador (16 mil 404), y México (quince mil 634), fueron detenidos. La oleada arribó por el sector de Río Grande o Río Bravo, y aminoró en septiembre pasado. Última. Increíble cómo oficialmente se manipula la información. Es el caso de la alarma, no alerta, sobre un fallecido por ébola en Texas, donde según el gobierno michoacano vive casi un millón de michoacanos. Sin fuentes, las cifras citadas son de risa. Pero sabemos su origen.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”