Columba Arias Solís
Inseguridad sin fronteras Primera parte
Viernes 7 de Noviembre de 2014

Somos una sociedad dominada por sentimientos de inseguridad, sin embargo, ni la libertad ni la seguridad como la paz auténtica son posibles desde el miedo.

Ana Isabel Pérez Cepeda, en El paradigma de la seguridad en la globalización

A- A A+

Los hechos de violencia que en los meses recientes han sucedido en diversas partes del mundo, desde el secuestro de cientos de niñas y adolescentes por la milicia extremista de Boko Haram en Nigeria, pasando por la guerra iniciada por el grupo terrorista Estado Islámico, con la barbarie desatada contra las poblaciones de países a los que pretenden someter a su bárbaro sentido de la interpretación de una religión, hasta aterrizar en nuestro propio país con los últimos desgraciados sucesos en el estado de Guerrero, resultan ser penosos indicadores de que la seguridad en la era de la globalización es la asignatura pendiente de muchos gobiernos en diversas partes del mundo, y que la globalización ha contribuido al incremento de la vulnerabilidad de la sociedad internacional.
Al estudiarse la inseguridad en el fenómeno de la globalización, se encuentra que en éste se han provocado nuevas formas delictivas, como la delincuencia internacional organizada y el terrorismo, productos de la importación y readaptación a un nuevo entorno de las formas delictivas adquiridas en el país de origen.
En el último informe mundial sobre la violencia y la salud presentado hace un par de años por la OMS, se informó que cada año, más de 1.6 millones de personas en todo el mundo pierden la vida violentamente; por supuesto que esta es solamente una parte, es decir, son los que se conocen, porque el propio organismo señala que la mayor parte de actos violentos que se cometen queda sin registro.
El informe hace énfasis en que las muertes y discapacidades causadas por la violencia convierten a este en uno de los principales problemas de salud pública de nuestro tiempo. La OMS también señala que la violencia es un problema complejo relacionado con esquemas de pensamiento y comportamiento conformados por multitud de fuerzas en el seno de nuestras comunidades y familias.
Por su parte, el Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (UNICEF) afirma en su informe que un niño muere cada cinco minutos en el mundo a causa de la violencia, y que millones de jóvenes menores de 20 años se sienten inseguros en sus viviendas, escuelas y comunidades.
En ese contexto, el organismo subraya que la violencia no es una rareza ni algo confinado y remoto: “Hacemos frente a un problema global de proporciones epidémicas”.
Es entonces la violencia un fenómeno que genera inseguridad en los ciudadanos y en los estados, y la violencia protagonizada por la delincuencia organizada mantiene en jaque a la seguridad internacional; esa delincuencia que se manifiesta a través de las redes de narcotráfico y blanqueo de dinero, del tráfico de personas para la explotación sexual y laboral, del tráfico de armas; por ende, una de las consecuencias negativas de la globalización ha sido la transformación de la delincuencia organizada, es decir, los grupos delincuenciales, las mafias son beneficiarias de la construcción de lo que han resultado ser eficientes estructuras transnacionales.
Los estudiosos del tema nos advierten que la delincuencia hoy se extiende del típico carterista al traficante de armas, con una dimensión tal que pueden atacar países libres (ya lo estamos constatando), desafiar a los estados con el terrorismo, pervertir el libre comercio y, tal vez –adelantan– en poco tiempo extorsionar con armas nucleares a gobiernos y corporaciones.

Sobre el autor
PENDIENTE
Comentarios
Columnas recientes

La otra migración

Incertidumbre

Los que no quisieron la paz

La corrupción, ¿somos todos?

El debate de los vecinos

Constituyente para la Ciudad de México

El testamento

La invitación a Trump, ¿para qué?

Plagio y evaluación académica

Malos resultados

La campaña del odio en Estados Unidos

Disculpas tardías

Blindaje a la corrupción

Encuentro con un populista

Infancia sin futuro

Oaxaca, a diez años

Terrorismo y crimen de odio

Elecciones

¿Y las leyes anticorrupción?

Las desapariciones forzadas

Impunidad

Transparencia pública

El informe del GIEI y la verdad oficial

Las fotomultas

Control y vigilancia de los recursos públicos

La Cuenta Pública

Sin razones

La fuerza de las mujeres

El papel de las contralorías

Estados, en la opacidad y la impunidad

Las palabras de Francisco

Corrupción, gobierno y sociedad, segunda parte

Corrupción, gobierno y sociedad Primera parte

El estado 32

Preocupaciones

Subir la cuesta

Nuestros derechos

El derecho de réplica

Diez años del Coneval

Una reforma importante

En la barbarie

Linchamientos

Nombramientos en la Suprema Corte

¿Una rectora para la UNAM?

Las mujeres y el voto

Insatisfacción social

Populismo

Reforma frustrada

De las cualidades para gobernar

Demostración de fuerza

Acoger a migrantes

Informes

Los resultados de la izquierda

Integrando gabinete de gobierno

El monopolio de la riqueza, última parte

El monopolio de la riqueza, primera parte

Oaxaca, la corresponsabilidad

Reforma a la Ley del Notariado

Michoacán, gobernabilidad, autodefensas

La administración que viene

Luego de las elecciones

Los efectos del voto nulo

Las encuestas electorales

Campañas negras

Acceder a la información

Promesas y recursos públicos

Contra la tortura

La ideología del pragmatismo

Las mujeres en política

Las mujeres en política

Desconfianza en las instituciones

Irregularidades

Nombramiento cuestionado

Decepción ciudadana

¿Para qué el gobierno?

Candidaturas imposibles

Los derechos humanos

Los derechos humanos

Inseguridad sin fronteras

Inseguridad sin fronteras Primera parte

La extensión del mal

En llamas

Guerrero ¿Un Estado fallido?

Iguala, desde la barbarie

Bajo fuego

Responsabilidades

¿Consejeros independientes?

De futbol

Informe del futuro

Memorias y desmemorias

Una tragedia humanitaria

Ahora el ébola

¿Qué sucedió con Oceanografía?

México y la migración centroamericana

La tragedia de la migración infantil

El tercer gobernador

Contra el acoso escolar

El caso Oceanografía

La violencia infantil

Los bonos del escándalo

Acto de barbarie

El derecho a opinar, preguntar y cuestionar a los gobernantes

Malas noticias

Partidos en conflicto

Partidos en conflicto (primera parte)

¿Un comisionado para el Estado de México?

La ruta del Instituto Nacional Electoral

Pensión Universal y Seguro de Desempleo

Complicidades

Corrupción y fraude en las alturas

Corresponsabilidad

Corresponsabilidad

Corresponsabilidad

De los cuerpos de defensas rurales a las autodefensas

Estrategia nacional antisecuestro

Una reforma notarial

Otro acuerdo

Los veinte años del EZLN

Una mujer para Chile

Mala educación, pobreza y corrupción

Los medios de comunicación ayer y hoy

Los medios de comunicación ayer y hoy

Los medios de comunicación ayer y hoy

Faltas al debido proceso

¿Cómo quedó la Reforma Fiscal?

¿El INE en lugar del IFE?

Sesenta años

Diferendo político

Las reformas estructurales

Cambios en la propuesta fiscal

Los recursos del Fonden

La ley sobre el derecho de réplica

Reforma insatisfactoria

Actividades vulnerables

Actividades vulnerables

Actividades vulnerables

El fallo liberador

El caso Salinas

Nueva licencia

Sin cultura democrática

Pemex, el objeto del deseo (última parte)

Pemex, el objeto del deseo

La oposición política

La oposición política

La oposición política (primera parte)

Pobres pero ¿felices?

Desaparición de poderes

Desde la ciudadanía

Obama en México

Desconfianza en la Cruzada