Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Moviendo a México
Miércoles 12 de Noviembre de 2014
A- A A+

“Mover a México”. Es el principal eslogan de la propaganda del gobierno de Enrique Peña Nieto, mientras la prensa del capitalismo salvaje bautizó a su periodo como el “mexican moment”. Ambos pueden ser reusados para este otoño de ira que encabezan los miles de estudiantes que han salido a la calle bajo la consigna #Ayotzinapa.
El 5 de noviembre, 40 mil, dijo la prensa, más de 100 mil, los organizadores, jóvenes universitarios, padres y madres de los tres asesinados, los hospitalizados, algunos en grave condición médica, y los 43 desaparecidos, inundaron la Ciudad de México. #Ayotzinapa, la inspiración y ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!, el grito de lucha.
La propaganda de EPN es chocante, repetitiva, facilona, cansada y mentirosa, pero la marcha de los jóvenes está realmente moviendo a México. No toda la sociedad mexicana se ha percatado de la situación; los sectores derechistas culpan a los normalistas de su tragedia, mientras las élites políticas se pasman.
Y las élites económicas repiten, con EPN-PRI, la derecha partidista (PAN) y la izquierda derechista (chuchos-PRD), la supuesta urgencia de otro pacto. Es decir, de un acuerdo cupular para proteger los privilegios de las élites políticas y económicas, la propiedad privada, las inversiones del capitalismo salvaje, la impunidad y complicidad.
A la izquierda derechista electoral, encabezada por los chuchos-PRD, pues la semana pasada los medios y la comentocracia oficialista pretendieron hundir a AMLO, le tocó la descalificación y cuestionamientos sobre sus vínculos con la aparente protección a los Abarca, en una acción que parece tener el sello de García Luna productions.
Según algunos medios, la detención de los Abarca no fue tal, sino un montaje de su entrega, porque el ex alcalde “estaba cansado de esconderse”. Fue capturado en Veracruz y fue sembrado en Iztapalapa, bastión de la izquierda electoral perredista. El gobierno federal tiene en mente 2015 y 2018, no la justicia que exigen los agraviados.
El sábado pasado, la ira pareció salirse de cauce, pero la quema de la puerta de Palacio Nacional fue una provocación, según diversos indicios, orquestada por grupúsculos aparentemente protegidos por los gobiernos. Descarrilar las marchas con violencia ficticia para arremeter en contra de este otoño de ira, no la justicia exigida.
Mientras el otoño de ira avanza, EPN viaja a China a un foro prescindible, según analistas financieros, y un nuevo escándalo asoma. Una casa de siete millones de dólares, propiedad de una empresa ligada a la licitación del tren rápido, que Presidencia de la República afirma pertenece a la esposa, cuya carrera artística parece fue muy generosa.
Obviedades. 1. El otoño de Obama se cumplió. El Partido Republicano domina el Congreso de Estados Unidos. Mantuvo la Cámara de Representantes y recuperó el Senado. Los próximos dos años que le restan al primer presidente afroamericano, podrían ser altamente conflictivos. Los latinos no salieron a votar, es una de las conclusiones de un proceso electoral de medio término dominado por los ataques republicanos contra Obama, el desencanto de los hispanos, el desdén de los demócratas a su presidente, y la ominosa política inmigratoria de más de tres millones de deportados. Obama anunció que hará algo para “reparar” el sistema inmigratorio roto, segura bandera política para las elecciones presidenciales, a pesar del potencial conflicto con los republicanos, pero quizás sea una reforma inmigratoria acotada, limitada, un canto de sirena para los hispanos. 2. Es cierto, no todo México está enterado o apoya la movilización de los normalistas. Como lo he comentado, hay una creciente franja clasemediera que presume su discurso de odio en las redes sociales y la vida cotidiana. Algunos partidos políticos, como el PAN, están promoviendo una campaña de confrontación del gobierno y esos sectores contra los normalistas, como es el caso de Michoacán. 3. Eduardo Buscaglia asienta que el 67 por ciento de los ayuntamientos del país está infiltrado por la delincuencia organizada, independientemente del partido político; abundó sobre Abarca, afirmando que el ex alcalde hoy detenido con su esposa estaba encaminado a una curul en la Cámara de Diputados y tenía la promesa de financiamiento y apoyo logístico. 4. La prensa y la comentocracia oficialista que un día celebró la supuesta modernidad de la izquierda electorera, emprendió una cacería en su contra, en apoyo a la restauración del PRI y del bipartidismo añorado por el PAN. No es que el PRD no tenga responsabilidad en el caso Abarca y Ayotzinapa, pero a las élites políticas partidistas les interesa desplazar la ruina priista-panista por la ruina perredista, para disculpar a los primeros de la debacle que se originó antes del regreso del PRI, con el PAN, y que el primero ha profundizado. 5. Al PAN michoacano le atrae la sangre. Por eso promueve con ahínco la confrontación del gobierno y sectores retrógrados que practican el odio, contra los normalistas. Tienen el mejor ejemplo en Felipe Calderón Hinojosa, quien nos dejó una sangrienta guerra, cuyas consecuencias vivimos día a día. Claro, estrategia electoral, pero a qué costo y para quién. 6. Tiempos electorales. Así como el PAN pretende confrontar al gobernador sustituto y algunos sectores derechistas michoacanos contra los normalistas, el PRI arremete contra el PRD. Sin negar o afirmar que los implicados, ex funcionarios de la administración godoyista, igual de opaca como la del PRI y la actual, hayan incurrido en lo que se les acusa, el perredismo michoacano es ahora centro de la vorágine que golpeó al PRI. Pero, ¿es la narcopolítica equiparable a enriquecimiento ilícito, peculado, uso abusivo de recursos públicos y demás? 7. Al PRI, la ciudadanía y su bienestar no le importan. Es lo que afirmó el diputado federal Ernesto Núñez, quien descalificó el estudio de la UNAM, preparado por expertos, no supuestos servidores públicos exhibidos públicamente por presuntos “moches”, sobre los riesgos de construir una vialidad en la Loma de Santa María. Insignificante y politizado, lo llamó. Como la administración municipal actual, supone que parchando calles, tapando agujeros, pavimentando vialidades, el bienestar ciudadano llegó, mientras la violencia, marginación y pobreza cotidiana perviven. 8. Hay analistas que caracterizan algunos estudios realizados por organizaciones pro-empresariales (Mexicanos Primero, México Evalúa, el Instituto Mexicano para la Competitividad), como “investigaciones valientes”; no es que no hayan encontrado evidencias de la “disfuncionalidad de la democracia y el deterioro de las instituciones”, pero ocultan que son visiones de las élites económicas que evidencian para no cambiar el modelo depredador, no les interesa el bienestar común. 9. El discurso del odio en la práctica: Un conductor de Televisa Querétaro, calificó de “hatajo de huevones” a estudiantes de Querétaro que realizan un paro en el Instituto Tecnológico de Querétaro (ITQ) por #Ayotzinapa; un ex dirigente de Democracia 2000 del PRI, calificó a los 43 estudiantes desaparecidos como “porros” en su cuenta de Twitter; el alcalde de San Baltazar Chichicapam, Oaxaca, municipio gobernado por el PRI, ordenó un ataque a balazos contra los pobladores dejando al menos 17 personas lesionadas, reportándose entre los heridos mujeres y niños; en Xalapa, Veracruz, el senador Encinas del PRD, fue agredido por integrantes de una organización afiliada al PRI. 10. Y en el PAN michoacano se pelean por supuestos “moches” para aprobar mayor endeudamiento del gobierno actual e inflación deliberada de su padrón electoral para hacer ganadora a Luisa María Calderón, mientras Rafael Barajas “El Fisgón”, afirma en su libro La raíz nazi del PAN, que con su doctrina neoliberal este partido actualizó el fascismo en México (y él pone a trabajadores de table dance para debatir).

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”

Ayotzinapa o los jóvenes bajo sospecha

La política migratoria de EPN ¿Parteaguas?

¿La crisis perpetua?

Educación y suicidio

Una cultura de la violencia

¿Eso es todo?

Michoacán, entre el caos y la debacle financiera