Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Otoño de ira
Miércoles 19 de Noviembre de 2014
A- A A+

Una amplia parte de la sociedad mexicana observa hoy, unos con desdén, otros con odio, muchos con azoro, las movilizaciones de los estudiantes, normalistas, universitarios y politécnicos. Cada grupo ha asumido una consigna concreta, lo que no les ha impedido converger, pero han desplegado actitudes distintas.
Este otoño de ira convergen múltiples movilizaciones en distintos puntos del país, particularmente en la Ciudad de México, Chilpancingo, Guerrero, Morelia, Michoacán, así como en diversas ciudades de este mundo globalizado, por #Ayotzinapa, mientras el gobierno mexicano parece estar administrando políticamente el conflicto.
Se cumplieron más de 43 días sin señales de los 43 desaparecidos, y la cuenta sigue corriendo. Pareciera que se apuesta a transmutar en simple estadística a los normalistas, como Felipe Calderón, y ahora el PRI, hizo con los más de 25 mil desaparecidos, los 100 mil muertos y miles de desplazados de una esquizofrénica guerra sin fin.
Los universitarios y politécnicos, hay que apuntarlo, han realizado movilizaciones importantes y pacíficas. Los segundos están sentados negociando acuerdos con el gobierno federal. No han faltado infiltrados radicales y violentos. Unos dicen que los gobiernos los protegen, otros que son expresiones anarquistas.
En cambio, los normalistas han escalado sus protestas y movilizaciones, atacando, quemando y destruyendo instancias gubernamentales, sedes de partidos políticos, además de secuestrar autobuses, una pipa de gasolina, bloquear instituciones bancarias, aeropuertos, con el apoyo de los radicales del magisterio supuestamente democrático.
Sin duda, el oportunismo político y violento acompaña a los radicales del magisterio autollamado democrático. En otra colaboración lo comenté: no hay convergencia entre los normalistas y los oportunistas magisteriales, excepto porque están aprovechando la situación para escalar la violencia contra los gobiernos y la sociedad.
El Estado mexicano está siendo severamente cuestionado. Sus órganos de gobierno, encabezados por EPN y su partido el PRI, han visto reducidos sus márgenes de maniobra mediática, mostrando ineficacia, intervención tardía, ineficiencia, y hoy entre una amplia franja de mexicanos crece la idea de un manejo perverso del problema.
No respaldo la violencia de este otoño de ira, menos la inacción de los gobiernos. La radicalización de las protestas reivindica reclamos legítimos, justicia, verdad, y permite a grupúsculos magisteriales crear caos e ingobernabilidad, pero estos mañana se sentarán a discutir con esos gobiernos nuevos privilegios y canonjías.
Hay una perversidad creciente y oportunismo político de parte de los gobiernos y los radicales que destruyen instancias gubernamentales; hay también, entre amplios sectores de la sociedad mexicana crispación contra las movilizaciones, lo que podría tener consecuencias incalculables, como una represión masiva o un golpe de Estado.
Suena fuerte la idea de un golpe de Estado, pero la radicalización de las protestas podría movilizar a los sectores derechistas y neofascistas incrustados en el Estado mexicano, las élites políticas y económicas, y sectores de la clase media mexicana. También lo he comentado, hay un discurso de odio que está alimentando el huevo de la serpiente.
La actividad en las redes sociales, por ejemplo, lleva y trae temas, entre los que destaca el discurso del odio. No han faltado priistas, simpatizantes del PRI, personas sin aparente afiliación político-partidista, que lanzan frases lapidarias, rebosantes de odio clasista y racial, disfrazadas de “opinión”. Odiar no es opinar.
Enrique Peña Nieto, de regreso de China y Australia, amenazó a los rebeldes con usar la fuerza pública, pero sigue sin pergeñar una solución a la desaparición forzada de los 43 normalistas. Continúa promoviendo sus “reformas estructurales”, cuyas dudas internacionales y nacionales sobre un cambio efectivo, crecen.
Obviedades. 1. Alimentando el odio: \"Luego por que los queman NACOS....\", Lady CAASIM, hija de la dirigente del Sindicato de Trabajadores de la Comisión de Agua y Alcantarillado de Sistemas Intermunicipales (CAASIM) de Hidalgo, ligada al PRI; “…Mátenlos para que no se reproduzcan!!!\", ex diputada federal del PRI; el director del CBTIS 8 de Pachuca, prohíbe a alumnos hablar de Ayotzinapa; “…Morenacos matando a otros morenacos”, funcionario del Conacyt; funcionaria del PAN en León, Guanajuato, golpea con la mano y un paraguas a joven con discapacidad mental para que transitara el presidente local de ese partido; ante la quema de la puerta de Palacio Nacional, el líder del Frente Juvenil del PRI, explotó porque se atentaba “contra uno de nuestros símbolos como nación y por una puta idea de preservar los derechos humanos de estas bestias que no merecen vivir”, además de demandar el retorno de Gustavo Díaz Ordaz. 2. La prensa del capitalismo salvaje: “El ‘nuevo México’ a punto de incendiarse”, Financial Times; “El presidente de México enfrenta una ola de furia por todo el país por el destino de los normalistas”, The Guardian; “Reforma y democracia, pero sin ley”, The Economist. 3. Encinas: refundar el PRD; Cárdenas: que renuncie Carlos Navarrete. Si fueran congruentes política y éticamente, exigirían la salida inmediata de los chuchos-PRD, camarilla podrida, entreguista, cómplice y simuladora, de ese partido de derecha. La cantinflesca respuesta del aludido, habla de su falta de escrúpulos, apego a una estructura burocrática decadente y los dineros públicos que recibe su grupúsculo. 3. El fin de semana corrió el rumor, confirmado el lunes con la renuncia de Alfonso Martínez Alcázar, actual presidente de la Mesa Directiva del Congreso estatal, conspicuo militante del PAN, promotor de la iniciativa para hacer de la crueldad y maltrato de toros supuesto “patrimonio cultural”, con recursos públicos para los dueños de los toros, quejoso contra su propio partido por moches e inflación del padrón de panistas. Se dijo que su destino sería el PRI, para cumplir uno de sus “grandes deseos”, ser presidente municipal de Morelia, asunto negado por muchos, pero el saltimbanqui no transgrede ni ideología ni reglas políticas, las derechas partidistas serían felices de recibir a un miembro de la derecha panista. 4. Emiliano Salinas, hijo de Carlos Salinas de Gortari, desde su dorada vivienda en Nueva York, lanza una perorata sobre la paz, perfectamente prescindible, tomando como foro la revista de frivolidades Quién; abona así a la desinformación, ignorancia y desprecio a los sucesos que implican la desaparición forzada de 43 normalistas y el asesinato de otras seis personas. 5. Mientras la Profeco suspendió a 52 establecimientos por incumplir con las ofertas de ese engendro consumista calderonista llamado Buen Fin, Concanaco-Servytur justifican los abusos diciendo que fue una edición “limpia” y que cumplió sus objetivos. 6. Ante el amago de Obama por decretar una acción ejecutiva, atribución otorgada por la Constitución de Estados Unidos, que podría favorecer a unos cinco millones de inmigrantes indocumentados, además de detener las deportaciones masivas, y regular la estancia de padres y madres con hijos nacidos en ese país, el Partido Republicano se prepara para un largo conflicto. El GOP (Great Old Party), amenaza con colapsar el gobierno no aprobando el presupuesto y demandar a Obama por abuso de poder. La prensa estadounidense asegura que se desataría un conflicto de incalculables consecuencias entre la Casa Blanca y el Congreso que podría paralizar al gobierno; también, podría favorecer electoralmente al candidato demócrata para las próximas elecciones, si es que no fractura al Partido Demócrata sobre el tema inmigratorio, además de reducir las esperanzas republicanas de seguir dominando el Congreso o ganar la Presidencia.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”