Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
Darle vida a los ausentes y a los desaparecidos
Lunes 24 de Noviembre de 2014

Desde el 26 de octubre no llegamos a nuestra casa mi esposa y yo, seguimos buscando a nuestro hijo. En la pared están esperando a nuestro hijo su guitarra y sus libros.

Padre de normalista desaparecido de Ayotzinapa en el mitin de recibimiento en Morelia, el 19 de noviembre de 2014

A- A A+

Los ánimos están crispados, la ira enturbia la vista, nubla la inteligencia, la prudencia se hace necesaria, ella nos dará luz en lo que sigue.
El mal gobierno se siente acorralado, y una bestia así es capaz de cualquier cosa, está ávida de venganza ante las recientes evidencias de corrupción y el enriquecimiento inexplicable de la pareja presidencial y el desprestigio de su partido.
Peña ha lanzado una amenaza directa bajo el pretexto que hay intereses ocultos interesados en desestabilizar su gobierno. ¿Y sus servicios de inteligencia qué le dicen?
La derrota que le infringieron los campesinos de Atenco, el fracaso del tren rápido a Querétaro, las interminables burlas que desatadas en las redes sociales alrededor de la “casa blanca” y del ocultamiento de los bienes de la parejita, la torpeza de sus apariciones públicas, la ignorancia explícita… de Peña, todo eso no lo puede esconder el maquillaje y el rey desnudo no se ha dado cuenta que está encuerado. Hay suficientes elementos que pudieran dar pie a la represión. Ya un dirigente priista invocó la necesidad de que el diazordacismo regrese a poner orden en el país.
Peña, Chong y Murillo muestran en sus rostros abrumados su incapacidad. Las miradas de los tres son más que evidentes. Después de más de un mes de desaciertos, parece que la paciencia se les agota.

¿Qué nos corresponde?

Ante eso, se requiere la prudencia, muchas voces de la intelectualidad desde fuera dan muestra de lo aprendido en los libros de texto y en las universidades. Nosotros le apostamos al conocimiento de los pueblos indios. La resistencia. Ellos durante más de 500 años han demostrado su capacidad para resistir e infringir derrotas a los malos gobiernos a pesar de sus desaparecidos y muertos. Los zapatistas chiapanecos son un ejemplo; los purépechas de Cherán y los nahuas de la Costa en Michoacán son otros. En Oaxaca y Guerrero hay varios municipios con autoridades autónomas.

Ayotzinapa en Michoacán

El 19 de noviembre arribó a Morelia una de las tres caravanas de padres de los desaparecidos que recorrieron el país para informar directamente a los mexicanos el crimen de Estado. Las complicidades e imprecisiones en las informaciones del mal gobierno así lo testifican.
Los padres de los desparecidos fueron recibidos frente al Palacio de Gobierno, con música de jóvenes artistas al ritmo de nuestra música de Tierra Caliente.
Uno de los padres de los desaparecidos de Ayotzinapa, atinadamente dijo que la rabia y el dolor no desaparecen, que seguirán buscando a sus hijos, pero que ahora lo que sigue es desterrar a los malos gobiernos, y para eso, se requiere ponernos de acuerdo para continuar la lucha, que nos permita cambiar el rumbo del país que ha sido entregado a los poderosos. Poner un gobierno que sirva a todos los mexicanos, no a unos cuantos.
Otra de las consignas que arrancaron gritos de simpatía: “No creemos en ninguno de los partidos que participan en las elecciones”. El hartazgo de la clase política se ha extendido en México. Lo mismo sucede a nivel mundial.
A la marcha de Morelia asistieron contingentes de las Normales del Estado, contingentes de la UNAM, de la UMSNH, FNLS, MIR, estudiantes de la Coordinadora de Universitarios en Lucha, de la Sección XVIII de la CNTE, los últimos que con su respectivo pase de lista obligatorio denigran la participación de los contingentes.
El menor contingente lo integraron estudiantes, maestros, colectivos y gentes que en forma individual se adhirieron a la protesta.
Al final del mitin, los artistas volvieron a reunirse bajo el templete improvisando coplas de repudio a Peña y su gobierno.

Ayotzinapa en México

En el Zócalo de la Ciudad de México, totalmente llena la Plaza de la Constitución por los miles de mexicanos que la coparon. Las tres caravanas de los padres de los desaparecidos de Ayotzinapa encabezaron las respectivas columnas.
En el mitin central, se refrendaron el repudio al gobierno de Peña, la exigencia de la presentación de los desaparecidos, el castigo a los culpables materiales, los intelectuales y los cómplices.
Se volvieron a escuchar el repudio a toda la clase política y sus partidos políticos. La necesidad de organizarnos para conformar un gobierno que sirva a todos los mexicanos.

La provocación

Después de la magna concentración en el Zócalo, los provocadores enviados por el mal gobierno hicieron su trabajo, los mal llamados anarquistas desataron la violencia para justificar la detención y golpes a decenas de estudiantes y maestros del IPN, UNAM y UAM, de periodistas, de ciudadanos y familias que asistieron al evento. La experiencia del priismo en esos menesteres es larga.
¿Preparan el terreno para algo que ahogue la indignación?

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?

¿Ganó su partido? ¿Perdió su partido?... Organícese, las cosas irán de mal en peor

¿A quiénes sirven los gobiernos y la Universidad Michoacana?

¿Votar? Mejor organizarse

El EZLN. La teoría y la práctica

Luis Villoro y Galeano

¿Y tú qué harás(emos)?

¿La dejaremos morir?

¿Caerás en sus trampas?

Otra travesura del EZLN

La Universidad Michoacana. ¿Laica o confesional?

Las jaurías tras los votos

¿También sin agua?

¿Qué fue de los que fueron de izquierda?

¿Estamos en el abismo?

¿Cómo hemos llegado hasta aquí sin darnos cuenta?

La transparencia y las jubilaciones en la Universidad Michoacana

¿Sólo elecciones? ¿Existen otros caminos?

¿La Universidad Michoacana encadenada?

Capitán que no escucha a su tripulación…

La palabra andante

¿No hay dinero?

A los Reyes Magos

¿Acorralados?

¿Que renuncie Peña? ¿Fuera Peña?

Darle vida a los ausentes y a los desaparecidos

Y después de Ayotzinapa ¿Qué?