Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
¿La Universidad Michoacana encadenada?
Lunes 19 de Enero de 2015

En el idioma arameo, que hablaban Jesús y sus apóstoles, una misma palabra significaba deuda y significaba pecado. Dos milenios después las deudas de los pobres son los pecados que merecen los peores castigos. La propiedad privada castiga a los privados de la libertad. Malditos sean los pecadores.

Eduardo Galeano

A- A A+

La ya de por sí vituperada educación pública que ha sido sometida a las pruebas Programme for International Student Assessment y para los descendientes de los nahuatlacas, Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes PISA, Evaluación Nacional de Logros Académicos ENLACE y Consejo Nacional de Evaluación Ceneval, además de las empresas privadas acreditadoras de los programas de educación superior, todas ellas impuestas por la Organización para el Comercio y Desarrollo Económico, OCDE, ahora se ciñe sobre la maltrecha Universidad la sombra de los sicarios del Banco Mundial –BM-, el Fondo Monetario Internacional –FMI- y el Fondo Interamericano de Desarrollo –BID-. ¿Un eslabón más?
La noticia tiene posibilidades de efectuarse si se cumplen las palabras del rector Medardo Serna González, que ha dicho que la participación del BM y FMI en la vida universitaria ayudaría a su desarrollo. Si llegara a consumarse la acción de los agiotistas insaciables, de los sicarios financieros, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo sería un instrumento más de los dueños del mundo. Quizá le parezca exagerado el término sicario, pero si se recorre un poco la historia de los organismos mencionados, comprobará que me quedé corto al no usar una palabreja altisonante y que además la tienen ganada a pulso. Miles de muertos y sufrimientos han ocasionado a la gente y al mundo. Los “gorilas que gobernaron” el cono sur, dan testimonio de lo dicho y los páramos antes tierra fértil lo confirman.
Quizá el rector desconozca de lo que son capaces esos usureros, pero los países en “vías de desarrollo” que sufrieron -como ahora lo sufrimos los mexicanos- la privatización -despojo dirían los zapatistas- de sus riquezas, recursos naturales en petróleo, gas, agua, minerales, puertos, aeropuertos, carreteras, ferrocarriles, salud, educación, electricidad… Los sicarios cobran porque cobran. Ver la historia de los países de América del Sur y el mundo en los 70 y 80. Ver: https://www.youtube.com/watch?v=R5_jRXFymNk
México y sus insolventes habitantes seguimos pagando la deuda que contrajeron los malos gobiernos sin que se nos haya preguntado si estábamos dispuestos a sufrir el calvario por el que pasamos y seguiremos pasando. La historia se inicia en la década de los 40. En 1976, ya debíamos 16 mil millones de dólares, a partir de entonces la deuda ha crecido irresponsablemente, Echeverría, López Portillo, Miguel de la Madrid, Salinas, Fox, Calderón y Peña, ahora nos tienen con una deuda externa de 450 mil millones de dólares.
Los intereses que se pagaron el año pasado son de seis mil millones de dólares, es decir 90 mil millones de pesos. Equivalen a el presupuesto que mal administran los gobernantes para Michoacán, que es de casi 60 mil millones de pesos, es decir, los intereses alcanzarían para un año y medio de presupuesto. Igualmente, casi 25 años el presupuesto de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.
Los países deudores tendrán que someterse al escrutinio del FMI y BM. “Los países deudores aceptarán la supervisión del BM y FMI”. ¿Alguien conoce a banco, o agiotista que preste sin sacar provecho e imponer sus condiciones de aval, interés, plazo…?
¿Permitirá la comunidad universitaria semejante ultraje?
¿Dónde y desde cuándo quedó enterrada la autonomía universitaria?

Uno de los muchos eslabones

La transparencia a la que se comprometió el rector, es sin duda alguna uno de los puntos álgidos que pueden esclarecer el porqué del déficit que arrastra la Michoacana. Transparentar lo pasado y lo presente daría certidumbre a las palabras de Medardo.
Múltiples son los aspectos que debe tocar la transparencia, no basta con indicar el presupuesto que ejerce la autoridad, sino bajo qué criterios se distribuye: El monto de las partidas “etiquetadas”; presupuesto que ejerce cada dependencia, el monto de inmuebles que se alquilan y los arrendadores; número de casas para estudiantes y estudiantes que alberga cada una y la escuela a que asisten; sueldos y sobresueldos de los funcionarios y gastos varios; nombre, categoría y número de académicos y su adscripción… A su vez, cada dependencia debe hacer público el presupuesto, así como los criterios que los ejerce y detalles. Todo ello con acceso por la vía de la red, el no hacerlo sería el discurso semejante a los dicho en el peñato y todos los malos gobiernos del país. Una falacia.
Por ejemplo. Nada nos dice que el presupuesto que ejerce alguna de las secretarías, si no se indican los rubros y sus montos, las formas de ejercerlo… A la fecha, si uno “navega” en el sitio de la UM, encuentra que la información está desactualizada y en nada contribuye la transparencia, tal parece que se trata de una novela de intriga y de suspenso. La transparencia es un asunto que requiere de información y discusión colectiva, de otra forma, seguirá siendo un instrumento de control y manipulación de la autoridad.

Otro eslabón

La gratuidad, asunto que desoyeron las pasadas gestiones, parece que el rector recién designado, ha mostrado sensibilidad para resolver el asunto que por ley debe aceptarse. Esperamos que así sea, que muestre disposición a escuchar las diferentes demandas de la comunidad. La escucha es un arte que muchos gobiernos han olvidado.

Uno más

Modificar la Ley Orgánica de la Universidad es una promesa incumplida por al menos tres de los rectores pasados, quizá ahora se cumpla la promesa de Serna. La ley debe adecuarse y debe abrir los espacios para que se convierta en un instrumento que dé cabida a los a las minorías y además sea un paso a la consolidación de la democracia, que abarque todos los rubros, académicos, políticos y económicos.

Y el otro eslabón

El rector tiene la encomienda de construir junto con la comunidad universitaria, un movimiento que le dé a ella una auténtica pertinencia dentro de la sociedad, principalmente con la que más la necesita, que es la olvidada de siempre.

La última y nos vamos

Paulo Freire, en sus comienzos, daba clases bajo un árbol. Había alfabetizado a miles y miles de brasileiros para que fueran capaces de leer el mundo y ayudaran a cambiarlo. Lo siguió haciendo hasta su muerte en otras latitudes. Él había sido el profeta de una educación solidaria.

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?

¿Ganó su partido? ¿Perdió su partido?... Organícese, las cosas irán de mal en peor

¿A quiénes sirven los gobiernos y la Universidad Michoacana?

¿Votar? Mejor organizarse

El EZLN. La teoría y la práctica

Luis Villoro y Galeano

¿Y tú qué harás(emos)?

¿La dejaremos morir?

¿Caerás en sus trampas?

Otra travesura del EZLN

La Universidad Michoacana. ¿Laica o confesional?

Las jaurías tras los votos

¿También sin agua?

¿Qué fue de los que fueron de izquierda?

¿Estamos en el abismo?

¿Cómo hemos llegado hasta aquí sin darnos cuenta?

La transparencia y las jubilaciones en la Universidad Michoacana

¿Sólo elecciones? ¿Existen otros caminos?