Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
¿Sólo elecciones? ¿Existen otros caminos?
Domingo 25 de Enero de 2015

\"... Y si los hechos históricos nos demuestran que la demolición de toda tiranía, que el derrumbamiento de todo mal gobierno es obra conjunta de la idea con la espada, es un absurdo, es una aberración, es un despotismo inaudito querer segregar a los elementos sanos que tienen el derecho de elegir al gobierno, porque la soberanía de un pueblo la constituyen todos los elementos sanos que tienen conciencia plena, que son conscientes de sus derechos, ya sean civiles o armados accidentalmente, pero que aman la libertad y la justicia y laboran por el bien de la patria\".

Emiliano Zapata en voz de Paulino Martínez, delegado zapatista a la Soberana Convención Revolucionaria, Aguascalientes, Aguascalientes, México, 27 de octubre de 1914.

A- A A+

Para construir la democracia representativa se inventó el voto, decenas de elecciones en el país y miles en el mundo, y sin embargo, cada día es más evidente que las condiciones de vida de los ilusos votantes en nada mejoran, al contrario, se deterioran. ¿Acaso usted cree que de los que malgobiernan saldrá la solución a los que vivimos sin esperanza?
Las elecciones se han convertido en la ilusión de los ingenuos, muchos de nosotros lo fuimos en diversas ocasiones, los que estamos añosos, viejos y hemos sufrido decepción tras decepción, ahora nos damos cuenta de que la vida se nos fue creyendo en la vía electoral.
Los que anhelamos un mundo menos desigual, con oportunidades de trabajo, escuela, salud y demás servicios para todos, algunos hemos participado en organizaciones o partidos proscritos y criminalizados por la ley, sufrimos persecución, cárcel, secuestro persiguiendo la utopía. Hoy, muchos concluimos que la vía electoral está acabada en México y el mundo.
Ante la presión ejercida por la sociedad a raíz de los crímenes de Estado de octubre de 1968, de junio de 1971 y de las centenas de desaparecidos políticos en la “guerra sucia”, el gobierno de José López Portillo emprendió las reformas que permitieron participar a la izquierda en los procesos electorales. El hecho devino en lo que hoy vivimos. Del nacimiento de la izquierda como una esperanza, a su descomposición y decrepitud en sólo 30 años. Los corrompieron. ¿Algún partido de “izquierda” se plantea terminar con los causantes de la pobreza de más de la mitad de los mexicanos? Las cosas en el mundo tocan en el mismo tono. “Limar las aristas más agudas del capitalismo” es el fin de los partidos, han dicho los zapatistas.
En el mundo, las cosas marchan de la misma forma que en nuestro país, los trabajadores del campo y la ciudad, los que producen lo necesario para la vida de todos, día a día pierden algunas de las conquistas logradas en décadas de lucha, ahora, las jornadas de trabajo son más extenuantes, con menor salario, pérdida de derechos, empeoramiento en los servicios de salud… Los dueños del mundo, las 500 corporaciones que hoy controlan más de la mitad de la riqueza del planeta, ordenan a la clase política, a sus presidentes, despojar a los trabajadores de sus conquistas.
En el mundo, hoy las elecciones son un producto más de la mercadotecnia que promueve y vende el producto milagro que promete sacar de la pobreza y del sufrimiento. Las promesas del producto milagro la ofrecen todos los partidos. Ninguno ha cumplido ni lo cumplirá. ¿Sabe de alguno en el mundo?

Otras posibilidades

Importante sería que nos diéramos la oportunidad de escuchar otras voces -y habrá otras- que han mostrado congruencia con lo que predican.
Dos religiosos han planteado algo que los zapatistas propusieron en la Segunda Declaración de la Selva Lacandona hace más de 20 años: Un nuevo constituyente.

El obispo Raúl Vera y el padre Alejandro Solalinde

“Me queda claro que no va a ser a través de las elecciones y de la falsa democracia que vivimos que las cosas cambien en este país de mentiras y fosas clandestinas. Al diablo con sus elecciones intermedias que millones de mexicanos estamos de acuerdo en boicotear, lo único que nos puede salvar es una nueva Constitución ciudadana en cuya elaboración no participe la clase política con la mirada puesta en 2017 año en que se conmemorará la tan pisoteada de 1917.
“¿Tú les crees sobre lo recién informado de Ayotzinapa? Yo tampoco, y mucho menos los familiares de los 43 desaparecidos, y tampoco millones de mexicanos que les han escuchado siempre mentir, la credibilidad ha quedado en el pasado, si es que alguna vez existió, ahora todo es sospechosísimo…
“Pero ellos creen que el pueblo todo lo olvida, no le apuesten a ello, México inicia una revolución pacífica que esperamos pueda traducirse en el tan anhelado constituyente ciudadano, el llamado será el próximo 5 de febrero, acudamos a ser parte de la historia”.

Los zapatistas en 1994

Los zapatistas en junio de 1994 -fecha del halconazo- en la Segunda Declaración de la Selva Lacandona dijeron:
“…Nos dirigimos a nuestros hermanos de las organizaciones no gubernamentales, de las organizaciones campesinas e indígenas, trabajadores del campo y de la ciudad, maestros y estudiantes, amas de casa y colonos, artistas e intelectuales, de los partidos independientes, mexicanos:
Los llamamos a un diálogo nacional con el tema de democracia, libertad y justicia. Para esto lanzamos la presente:
Convocatoria para la Convención Nacional Democrática
Nosotros, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, en lucha por lograr la democracia, la libertad y la justicia que nuestra patria merece, y considerando:
Primero. Que el supremo gobierno ha usurpado también la legalidad que nos heredaron los héroes de la Revolución Mexicana.
Segundo. Que la Carta Magna que nos rige no es ya más la voluntad popular de los mexicanos.
Tercero. Que la salida del usurpador del Ejecutivo federal no basta y es necesaria una nueva ley para nuestra patria nueva, la que habrá de nacer de las luchas de todos los mexicanos honestos.
Llamamos a la realización de una convención democrática, nacional, soberana y revolucionaria, de la que resulten las propuestas de un gobierno de transición y una nueva ley nacional, una nueva Constitución que garantice el cumplimiento legal de la voluntad popular…
Ver completo: http://palabra.ezln.org.mx/comunicados/1994/1994_06_10_d.htm

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?

¿Ganó su partido? ¿Perdió su partido?... Organícese, las cosas irán de mal en peor

¿A quiénes sirven los gobiernos y la Universidad Michoacana?

¿Votar? Mejor organizarse

El EZLN. La teoría y la práctica

Luis Villoro y Galeano

¿Y tú qué harás(emos)?

¿La dejaremos morir?

¿Caerás en sus trampas?

Otra travesura del EZLN

La Universidad Michoacana. ¿Laica o confesional?

Las jaurías tras los votos

¿También sin agua?

¿Qué fue de los que fueron de izquierda?

¿Estamos en el abismo?

¿Cómo hemos llegado hasta aquí sin darnos cuenta?

La transparencia y las jubilaciones en la Universidad Michoacana

¿Sólo elecciones? ¿Existen otros caminos?

¿La Universidad Michoacana encadenada?

Capitán que no escucha a su tripulación…

La palabra andante

¿No hay dinero?

A los Reyes Magos

¿Acorralados?

¿Que renuncie Peña? ¿Fuera Peña?

Darle vida a los ausentes y a los desaparecidos

Y después de Ayotzinapa ¿Qué?