Aquiles Gaitán
A mi manera
Lunes 26 de Enero de 2015
A- A A+

La planeación económica, la investigación científica y la defensa del Estado, hoy conocida como la seguridad o la inseguridad, son tres aspectos que imponen el ritmo de las relaciones entre los michoacanos y en consecuencia, determinan el desarrollo del estado; si la planeación del Estado es meramente enunciativa del exiguo presupuesto de egresos y además, sin una evaluación real, si la planeación sectorial, la planeación regional y la planeación municipal están en el olvido, no sabemos hacia dónde vamos, el diagnóstico es desolador, pues los planes municipales de desarrollo que existen y el propio del Estado, se elaboran para cumplir con la ley, si están bien hechos o no, nadie se preocupa, pues no tienen seguimiento y evaluación efectiva, no se retroalimentan, son simples parches para taparle el ojo al macho.
De la investigación científica, el gobernador, Salvador Jara Guerrero, tiene la palabra y la acción, puede al menos impulsar acciones, llamar la atención sobre la necesidad imperiosa de su desarrollo y consolidación, sabedor de que la investigación científica no sólo se da en las ingenierías, también se da en la economía, el derecho, la medicina, la biología, etcétera, todos participan, la suma de las partes nos dará el todo; en los países desarrollados, las nuevas escuelas de Medicina están orientadas al uso de las tecnologías en las cirugías desde el primer año, los médicos están certificados y actualizados, son parte de un sistema de atención médica que el Estado administra, aquí sería el Seguro Popular, que cubre los pueblos más lejanos con calidad; los médicos veterinarios certifican la salud de los animales antes de que lleguen al rastro, si no tienen la certificación no pueden sacrificarse, están en el mejoramiento genético y en la nutrición; los biólogos además del medio ambiente que ya es mucho decir, están presentes en la agricultura, ganadería, la vida silvestre, el cultivo de peces, crustáceos, moluscos, la pesca, en aguas interiores y el mar, etcétera; la investigación científica está presente en todo el universo, que incluye, per se, a Michoacán, ¿y qué tenemos?, al menos habrá que intentarlo y morir en el intento.
El tercer punto es la defensa del Estado, del Estado mismo y del Estado de Derecho, base sobre la cual se finca el desarrollo, sobre la paz y la libertad, la justicia, la igualdad, la fraternidad, para evocar los principios republicanos franceses hoy tan en boga, pero que son universales y son pilares constitucionales de nuestro país; con la ilegalidad no se puede combatir la ilegalidad, sin atropellar al estado y a la sociedad, ¡qué bueno! Que ya corrigió Peña Nieto, ¿o sería Chong? Eso del delegado plenipotenciario que según él, a su manera, veni, vidi, vici, esperemos no entrar en otra dimensión en el mismo espacio, quedan sus huestes, la procuraduría y la policía llena de mexiquenses y neoleoneses, y sus propios métodos de las manos libres y obtusos procedimientos.
¡Gracias Dios mío! por escuchar las plegarias del pueblo michoacano, bien vale celebrar un Te Deum solemne, para conmemorar el acontecimiento, invoco a la liturgia, porque celebrar un mitin o una concentración en Las Tarascas, a estas alturas, ya salen sobrando, después de las despedidas calurosas y agradecidas hasta el llanto.
En manos del Ejército las cosas cambian, esperemos que se revierta lo del Mando Único y terminen los proclamados autodefensas, no es posible la fusión de los contrarios, no es posible ese camino, lo del agua al agua, la seguridad es inherente al Estado, llámese federal, estatal o municipal, cada quien su competencia y responsabilidad, la farsa debe terminar, al igual que la delincuencia; los militares tienen en este momento la confianza y la esperanza del pueblo michoacano entre sus manos, esperemos que no nos fallen, ¿o acaso no se dice, que el Ejército Mexicano es un ejército popular, ligado al pueblo de México y que defiende sus intereses?, ¡ahí se va a ver!, no olvidemos nunca, que la acción cambia el destino.
Si los delincuentes traen guerrillas, pues hay contraguerrillas, si son mil, llegarán tres mil, si traen grueso calibre, el Ejército traerá más grueso calibre, si están organizados, el Ejército está mejor organizado y tiene asociada la función de inteligencia y el conocimiento táctico del terreno como parte de su función organizacional.
Sobre estos tres pilares, la planeación, la investigación científica y la seguridad, se tendrá que edificar el nuevo Michoacán; el problema financiero es de dinero y ese se tiene que pagar, ahora resulta que nadie es responsable de adelantar el futuro, ni Godoy, ni Suárez, ni la Mirella, pero el dinero de fondos federales se gastó en otra cosa, se contrataron obras, servicios y adquisiciones de bienes, sin tener dinero para pagar, se contrataron alegremente créditos a corto plazo, que finalmente provocaron el efecto de la bola de nieve que aplastó el caserío, pero no hay responsables, hay deudas simplemente y los acreedores reclaman airadamente el pago y hay que pagar, eso sin contar la deuda pública que tiene hipotecada la mitad de los fondos provenientes de las participaciones federales por 30 años, así que, la solución somos todos, pues todos pagaremos los platos rotos, el periodo de tiempo del año 2008 al 2012, para los michoacanos, es simplemente un paréntesis en blanco ( ) ¿Habrá otros?
Se está gestando una nueva sociedad, una nueva agricultura, una nueva ganadería, una nueva minería, un nuevo sistema de intercambio vía exportaciones, nuevas fuerzas políticas, nuevos actores políticos, un relevo generacional, consecuentemente se requiere una nueva planeación, se requiere recorrer el camino de la investigación científica que muestre aspectos inexplorados del conocimiento humano con su consecuente aplicación, se requiere una nueva relación entre las fuerzas del orden y la sociedad, después de la táctica de catarsis, que se convirtió en pesadilla. No dudemos en concebir una nueva democracia, que respete las instituciones, que respete a los municipios como lo que son, la base del sistema político mexicano; ahora es Peña Nieto/Chong, mañana serán otros lo que lo atropellen, otros los que le escatimen sus ingresos; la Federación y el Estado, cada vez más complacientes ante la desesperación y el abandono de los municipios y por supuesto de los michoacanos víctimas de los esbirros.
Nota: Propuesta. Todos los candidatos creen poseer una personalidad magnética, propongo, que así como les hacen examen de conciencia partidista, de la regla de tres y la raíz cuadrada, del antidoping y ortografía, les hagan un examen psicológico, psicométrico y en algunos casos, psiquiátrico, ¡claro! como una simple prevención, antes que la corrección.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

El pájaro

El sol de la mañana

La catrina

Nuestra cultura

El abismo

Recuerdos a la luz de la luna

El ensueño

El castillo

¡Viva la farsa!

¡Viva la farsa!

Los espejos

A los pobres

¿Dónde estás, confianza?

El reverso del júbilo

¿Dónde está la Patria?

Auditoría forense

El Manos

La nada

El caballo de Atila

En manos de 113

Reina por una noche

Día del padre

Para que no se olvide

La manzana

Los pasos perdidos

El atole con el dedo

Foco rojo

La organización

Mayo florido

¿Cómo quieres que te quiera?

Nada ha cambiado

Las conciencias

La primavera

La ilusión

A nadie le importa

Pan y circo

El buey

Los rostros verdaderos

Los mercaderes

Las palabras

¡Viva la farsa!

Las manos temblorosas

El corral de la patria

Los mansos corderos

Las pedradas a la luna

Un abrazo amoroso

¡Viva mi desgracia!

¡Aquí nadie se raja!

La leve sonrisa

Desarrollo con justicia social

El rapazuelo triste

El cambio de Michoacán

El arca de Noé

Día de Muertos

Dialéctica social

La luna de octubre

En el desierto

¿Entierro o incineración?

Derroche de optimismo

El elefante

Los atenazados

La tetilla izquierda

Hasta el copete

Los cuervos

Las nubes

La imaginación

El último recurso

El principio y el fin

Las calenturas ajenas

Un nuevo país

¡Esta es su casa!

Nacionalismo como alternativa

La inquisición

Sin remedio

La última palabra

Bajo el palio

Los miserables

El tañer de la campana

La libertad del llano y la historia mentirosa

A 400 años, recordando a Cervantes

Los buenos deseos

El Caos

¡Soñemos muchachos!

Eternamente agradecidos

El nuevo evangelio

¿Por dónde comenzamos?

Entre el llanto y la risa

Los cascabeles

Los factores del poder

Desde el corazón

La espiga solitaria

El galope despiadado

La tierra de nadie

La catástrofe

El manantial

Carta a los Santos Reyes

Amor y odio

¡Feliz Navidad!

Los ojos cerrados

El enigma

El granito de arena

Los elegidos

El cariño y el rigor

Una canción desesperada

El disentimiento

El abrazo amoroso

La reencarnación

Ramón Méndez

La rebanada de pastel

El gallo muerto

El soñador

¡Viva la libertad!

El cuarto vacío

El primer día

A mi manera

El ocaso

La farsa

Aquí no hay quien piense distinto

La Luna de queso

¡Arriba Apatzingán!

Las fumarolas

Los “vurros”

El tesoro

El único camino

Los dioses vivientes

Compañeros nicolaitas

El día de la verdad

Nota de viaje

La vaca sin leche

Nosotros mismos

Nosotros mismos

¡Desde arriba, hasta abajo!

La locura

Los pescadores

La divina comedia

Vasco de Quiroga, ni mártir, ni héroe

La primavera

Honor a quien honor merece

El modelo deseado

Carta abierta a mi tierra

Metamorfosis

A mi manera

La movilidad social

Felices para siempre

Levantando bandera

¡Feliz Navidad!

El Titanic

La felicidad

El caballo brioso

La revolución michoacana