Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
Holocausto
Martes 27 de Enero de 2015
A- A A+

Naciones Unidas designó el 27 de enero, Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto; Naciones Unidas insta a los estados miembros a que elaboren programas educativos que inculquen a las generaciones futuras las enseñanzas del Holocausto con el fin de ayudar a prevenir actos de genocidio en el futuro.
La importancia de dar a conocer esta fecha y la situación que se generó durante la Segunda Guerra Mundial, en contra no sólo de población judía sino de otras poblaciones, es lo que me permite precisar la importancia de esta fecha no sólo para los occidentales, sino también para el resto del mundo.
Junto con la comunidad judía, otros grupos humanos como gitanos, soviéticos (especialmente, los prisioneros de guerra), comunistas, testigos de Jehová, polacos étnicos, otros pueblos eslavos, personas con discapacidad, personas homosexuales, disidentes políticos, católicos y religiosos de otras confesiones, fueron también objeto de persecución y asesinato durante el nazismo, siempre expresamos y asociamos el Holocausto con la población judía y como apreciamos esto va más allá.
Derivado de ello, hay distintas cifras y expresiones sobre cómo llegar a las cifras de las personas asesinadas durante la Segunda Guerrera Mundial, así, algunos historiadores precisan seis millones de víctimas de judíos.
Otros relatores del episodio más vergonzoso de la historia consideran que debe aplicarse a las víctimas polacas y a otros pueblos eslavos y gitanos.
Un tercer grupo de historiadores amplía el término para que abarque igualmente a los homosexuales, personas con discapacidad física y/o intelectual y los testigos de Jehová; de modo que se estiman de entre once o doce millones las víctimas del Holocausto, de éstas más de la mitad eran judíos.
Con datos del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, y de Naciones Unidas, “se calcula que murieron en este exterminio algo más de seis millones de judíos, aparte de unos 800 mil gitanos, cuatro millones de prisioneros de guerra soviéticos o víctimas de la ocupación (fueron también objeto de exterminio sistemático), polacos e individuos calificados de asociales de varias nacionalidades (presos políticos, homosexuales, personas con discapacidad física o intelectual, delincuentes comunes, etcétera).
“Las aproximaciones oficiales son las siguientes: polacos judíos, 15.56 por ciento, y no judíos, 13.78 ); alemanes judíos, 13.33; eslavos: checoeslovacos, serbios, yugoeslavos, bosnios, croatas, eslovenos, albanos, rusos, bielorrusos, ucranianos, 26.66 por ciento; prisioneros de guerra soviéticos, 17.78 por ciento); personas por su religión: clero y fieles de la Iglesia católica romana (en especial de Polonia y Holanda), como Edith Stein, Maximiliano Kolbe y alrededor de cinco mil 600 sacerdotes católicos de 24 países, fieles testigos de Jehová y de distintas confesiones evangélicas de raíz protestante; romaníes-gitanos, 3.56 por ciento; alemanes “arios” y opositores políticos (generalmente personas con ideas de izquierda y librepensadores: socialistas, socialdemócratas, comunistas, anarquistas, republicanos españoles, francmasones, etcétera), 6.67 por ciento; asociales o \"desviados sociales\": criminales comunes, prostitutas, adictos, pacifistas, etcétera; migrantes: ciudadanos alemanes y austríacos que habían vivido en el extranjero por un largo periodo de tiempo, a los que se consideraba demasiado expuestos a ideas extranjeras contrarias a la ideología nazi; personas con discapacidad física y/o intelectual, 1.34 por ciento; personas gays y lesbianas, 1.12 por ciento, y negros”.
Esto nos da una idea de la masacre que se dio durante el Holocausto, “estos hechos no deben olvidarse”.
También en México, se cometen episodios que justificados en un sistema de género, atentan contra personas cuyas orientaciones sexuales son diferentes a las hegemónicas.
En México en próximos días se dará a conocer el documento “Pasión, odio y vulnerabilidad: Homicidios LGBT en la prensa mexicana 1995-2014”, preparado por Alejandro Brito Lemus y Alejandro Gabriel Flores Medel, con recursos del Programa de Coinversión Social perteneciente a la Secretaría de Desarrollo Social, en dicho documento participó un importante número de organizaciones de la sociedad civil.
Sin querer dar a conocer los datos duros del documento, sí puedo expresar que Michoacán y Jalisco se constituye como el cuarto estado con mayor número de crímenes de odio por homofobia de 1995 a 2014, por debajo del Distrito Federal, el Estado de México y Nuevo León.
Si bien Michoacán, como en otros estados de la República, cuentan con leyes para castigar a los agresores, aún faltan 21 entidades federativas para que se den estos cambios, por lo pronto el Distrito Federal, Coahuila, Guerre¬ro, Puebla, Michoacán, Baja California, San Luis Potosí, Nayarit y Baja California Sur, Campeche y Chiapas cuentan con estas normas; hay que decir que en mucho ha sido gracias al avance de las organizaciones de la sociedad civil, como en el caso de Michoacán que hoy ya cuenta con un día para generar acciones en contra de la homofobia, y es un delito la discriminación y es un agravante el crimen de odio por homofobia.
Pero ¿qué conectan estas dos informaciones? la información internacional y la que sucede en México; bien, me parece que es el rechazo o toda negación, ya sea parcial o total, del Holocausto o bien de los crímenes de odio por homofobia condenando sin reservas todas las manifestaciones de intolerancia, incitación, acoso o violencia contra personas o comunidades basadas en el origen étnico o la orientación sexual.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Baños todo género

Talla baja

Baston blanco

Las tecnologías de la información y la comunicación

Afrodescendientes mexicanos

Violencia obstétrica

Agenda LGBTTTI

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo

Diversidad y respeto

Cuerpo, mercancía, trata

La diferencia

Marco normativo LGBTTTI

Odio

Arqueología del matrimonio igualitario

Disidentes sexuales

Lo humano, la persona, su dignidad

Derechos humanos

La vejez

Rostros de violencia

Miedo, tolerancia e información

Trata de personas en México

2,500 años de opresión de la mujer

Conflicto cultural por el valor de la diversidad

Matrimonio igualitario, concubinato, familia

Bullying, disciplinar los cuerpos

San Ildefonso

Mujeres Aliadas

Matrimonio igualitario, último prejuicio

Pladiem 2015-2021

Mecanismos de seguimiento, ¿para qué?

Igualdad sustantiva (segunda parte)

Igualdad sustantiva (primera parte)

2016

Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015-2021

El derecho a conocer los derechos

Visibilidad social en La Piedad

VIH, tiempo, espacios y cuerpos

Conciencia social

Día Internacional de la Tolerancia

Derechos humanos

Ambiente laboral incluyente

Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación

Dirección de diversidad sexual y bisexualidad en Michoacán

Trabajo doméstico

Informar para transparentar

Identidad trans

Agenda legislativa 15-18

Derecho a la diferencia

Lo privado no debe volverse público

La cultura y el desarrollo

Debatamos Michoacán

ITS y el condón

Corte Interamericana, movimiento social y matrimonio igualitario

Silvano y la agenda de la dignidad humana

Laicidad

Afrodescendientes, ¿dónde están?

Hablar de los derechos humanos

Jurisprudencia 43/2015, Iglesia católica y discurso político

Jurisprudencia 43/2015

\"Cuarto Aniversario de la reforma constitucional en materia de derechos humanos\"

Intolerancia

¿El closet institucionalizado?

17 de mayo

Homofobia, democracia sexual o diversidad

Homofobia, democracia sexual o diversidad

El ombudsman

Discriminación racial

¿Quiénes son los grupos vulnerados?

Femicidio o Feminicidio, ¿cuál?

Cero VIH

Bioética, persona y sociedad

Transgresores en Morelia

Armonización

Vasco de Quiroga, salud y ciudadanía

Bando de Buen Gobierno Churintzio

Alondra y Quimi en Arteaga

El liderazgo de la discapacidad

Pedro en Tuzantla

Holocausto

Investigación

Consejo Municipal de Igualdad

Niños y niñas

El odio

La diferencia de trato social

Los derechos humanos

1 y 3 de diciembre

Agenda CNDH 2014-2019

Jóvenes por la Paz en Cuitzeo

Política antidiscriminatoria