Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Burlar la democracia
Miércoles 11 de Marzo de 2015
A- A A+

Según el PVEM, las mínimas sanciones que el INE le ha impuesto por evidentes violaciones a las leyes electorales, violentar la equidad electoral y burlarse sistemáticamente de la precaria democracia mexicana, es resultado de un “berrinche” de partidos que no están haciendo lo que ellos.
En sus propias palabras, plenas de cinismo, las instancias electorales deben estar al servicio de las mañas y un grupúsculo dueño de una franquicia que se dedica a violentar la que queda de vida democrática en este país. Burlar la democracia es ya una de las prácticas características de un partido que nada aporta a la sociedad.
Sus testaferros podrán decir que supuestamente “logró” aumentar la pena máxima a secuestradores, prohibir los circos con animales, entre otros aparentes “beneficios”, pero en realidad sus integrantes, involucrados en escándalos de moches, chamaqueos y de uso poco claro de recursos públicos, son campeones del oportunismo.
Acorde con declaraciones de miembros de ese partido, el PRD y Morena no tienen “calidad moral” para acusarlos de violentar la Ley Electoral. Si el INE realmente ejerciera sus atribuciones, vería que no es un asunto de moralidad o buenas costumbres, sino de violaciones sistemáticas a la equidad electoral y las leyes de la materia.
Igualmente, con la finalidad de encubrir sus permanentes y sistemáticas violaciones a la Ley Electoral, acusan a AMLO de usar recursos de la Línea 12 del Metro, cuestionada y detenida por motivos que el gobierno del Distrito Federal debe explicar. Pero es tan evidente su burla a la democracia que solamente los medios oficialistas publican tales canalladas.
El PVEM es una camarilla de personajes oportunistas que buscan cargos y posiciones donde la opacidad y la rendición de cuentas están ausentes, lo que favorece su actuar inescrupuloso y oportunista. Conozco a algunos cuyo periplo partidista es por demás elocuente: han ido del PRI al PRD, al PAN y finalmente al PVEM.
No hay ideología, a menos que se suponga que el uso inescrupuloso de recursos públicos, la búsqueda de cargos, sustenten principios políticos e ideológicos de algún tipo. Lo “verde”, la “ecología”, la defensa de los animales, las cadenas perpetuas a secuestradores, los vales de medicinas, entre otros, son negocios, negocios y más negocios.
Este partido, que hace de la política abuso sistemático, pretende apropiarse de políticas públicas y aspiraciones ciudadanas para fincar sus negocios. En Morelia una animalista fue “invitada” como su candidata a un puesto de elección popular, colocándola en el camino del oportunismo, el chantaje y la complicidad por el abusivo actuar del mismo.
Por ejemplo, este personaje mediático que encabeza marchas, toma tribunas y es glorificado por algunos grupos autonombrados defensores de los derechos de los animales, nada ha dicho por la postulación del PVEM, junto con el PRI, su abusivo aliado, de un consumado cazador de animales para la alcaldía de San Miguel de Allende.
Tampoco se ha leído una línea sobre otro abusivo hecho que involucra al PVEM: reparto de tarjetas entre personas no afiliadas a ese partido para descuentos en más de ocho mil establecimientos (despensas, cine, tacos), ampliando el espectro de conductas (entrega de vales, propaganda) que violentan la equidad y el proceso electoral.
En este contexto, vale la pena también observar el apresurado comportamiento del gobernador del estado, quien se ha distinguido por su partidismo e inescrupuloso involucramiento en sistemáticas violaciones a la Ley Electoral. Un día aplaude supuestos logros de su partido y otro día afirma que sus encuestas favorecen al mismo.
Nadie cree si persiste en negar su priismo, que no tiene partido o, como se rumoraba, era de “izquierda”. Su entreguismo y evidentes abrazos al PRI y su gobierno federal y la sistemática insistencia al favorecer al PRI y justificar cada acto priista, lo posicionan como primer priista. A menos que se declare miembro conspicuo del PVEM.
Las conductas abusivas de este partido se dan en un contexto en el que las instancias encargadas del proceso electoral están ausentes o persisten en ignorar estas prácticas. La propaganda del INE que manipula a la gente para que vote (el supuesto de que votando en este país las cosas cambian y mejoran), va de la mano de los excesos partidistas.
Obviedades: 1. La promoción de Medina Mora, acompañante de El Canal de las Estrellas, pretende resolver varios asuntos a la vez: obsequio al PAN por sus servicios prestados, convertir la SCJN en club de cuates favorables a EPN, su gobierno, las élites políticas y económicas y dar un asiento a Televisa, cuya vocería parece funcionar mejor en el show y la manipulación mediática. 2. Todavía no se anuncia oficialmente que se ha otorgado la vocería del gobierno de la República a Televisa, pero se le conceden “exclusivas” para hurgar en las supuestas propiedades o refugios de los capos recién “capturados” en acciones que parecen nuevos shows mediáticos. 3. El secretario de Seguridad Pública de Michoacán discurseó sobre la ejecución de un hombre en conocida glorieta de la Loma de Santa María, afirmando que no tuvo que ver con la delincuencia organizada, que al parecer tenía “alguna” relación con sus asesinos y que este tipo de hechos es “normal”, así que ciudadano, tenga cuidado con esta atroz normalidad porque nadie puede garantizarnos seguridad. 4. Reconocimiento de incapacidad y mediocridad como propaganda electoral, el dicho de Felipe Calderón sobre que La Tuta amenazó a su hermana; no que no se crea, pues todos los habitantes de Michoacán fueron amenazados por un delincuente que se afianzó a pesar de la guerrita esquizofrénica de este personaje que dejó más de 100 mil muertos, 20 mil desparecidos y 200 mil desplazados. 5. Afirma la CNDH, por el Día Internacional de la Mujer, que es necesaria una cultura de respeto a las mujeres; difiero en parte, pues lo urgente es erradicar el machismo y la cultura patriarcal y de dominación, poder y violencia contra las mujeres. En los gobiernos perredistas en Michoacán, conducta reproducida por el PRI en la presente administración, se generalizaron desayunos, comidas y envío de flores a las mujeres por parte de los funcionarios públicos, además de “darles” el día, pervirtiendo una jornada de lucha y reivindicando el poder patriarcal sobre las mujeres. Flores, abrazos y besos lascivos para “celebrar” el Día de la Mujer. 6. La CIRT, ese esperpento que representa a monopolios y privilegios, ansía que sus principales socios sigan dominando medios, espectros y contenidos. Su andanada contra la empresa Dish, se produce en el contexto del fallo inatacable que declara preponderante a Televisa, uno de los principales alfiles de ese organismo empresarial. 7. El banquero Harp afirma que la “carga fiscal” sobre las empresas es muy grave, una declaración tardía e hipócrita, porque se refiere a los impuestos que pagan no necesariamente a los miserables salarios que les pagan a los mexicanos. 8. Los legisladores mexicanos dan más pasos en falso siguiendo las órdenes de Los Pinos para violentar la vida social en México con la privatización del agua, lo que viola los derechos humanos, socava el bienestar de las personas y convierte a las personas en rehenes de empresas y empresarios inescrupulosos a quienes únicamente les interesa apropiarse de recursos naturales para explotarlos privadamente, sin importarles el bienestar social y colectivo. 9. Que con la captura de La Tuta se acabó la delincuencia, y con la del Z-42, Los Zetas están muy debilitados, pero seguimos viendo ejecuciones, asesinatos de jóvenes y, como el cineasta Guillermo del Toro, señaló: una descomposición social histórica. 10. Los legisladores michoacanos chapulines y saltimbanquis, antes de irse a otro cargo realizan sus últimas hazañas dizque legislativas con errores ortográficos y de redacción, donde inventan elefantes blancos y burocracias.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”