Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
60 días
Martes 14 de Abril de 2015
A- A A+

En la madrugada del domingo 5 de abril, en diferentes escenarios, los tres contendientes punteros del proceso electoral intermedio en Michoacán lanzaron sus primeras promesas, además de velar las armas. Son 60 días en los que los candidatos, los tres punteros, y los que les siguen, podrán prometer y mentir como regularmente hacen.
Poco a poco, en otros variados escenarios se fueron asomando los contendientes por los partidos pequeños, la chiquillada, o de reciente creación. Son seis candidatos que durante 60 días pergeñarán discursos, ruedas de prensa, giras proselitistas, además de reunir amplios o reducidos contingentes de acarreados. Todo pagado por la ciudadanía.
El candidato del PRI, Chon Orihuela, adelantó que su campaña sería propositiva, con el supuesto fin de generar tranquilidad para el crecimiento económico. En estos primeros días ha regalado sonrisas, promesas por doquier y sentenciado que poniendo orden la situación cambiará como por arte de magia. Político al fin.
La señora Cocoa Calderón le apuesta a un supuesto “proyecto valiente” que dé certeza y congruencia. Un gobierno de “verdad”, pues todos los gobiernos anteriores fueron de mentiras, por lo que viene lo bueno, con el sello de los Calderón; además, abusa del Photoshop, por lo que su propaganda parece dirigida a la gente “bonita y blanca”.
Silvano Aureoles, el candidato del PRD, quien como la abanderada del PAN contiende por segunda ocasión, arrancó con una arenga sobre una política pública estatal para jóvenes \"hecha por jóvenes\" y un \"ambicioso programa de becas\" para ellos. Ha insistido también en un supuesto “nuevo comienzo”; ¿borrón y cuenta nueva?
A los equipos de campaña de los candidatos se les agotaron las ideas, si es que alguna vez las tuvieron. La frase “Caminos de Michoacán”, además de trillada, está políticamente rebasada. Adicionalmente, los lemas propagandísticos combinan diazordacismo y lopezportillismo a granel. La mercadotecnia universitaria privada no da para más.
Paralelamente a las giras, propaganda y discursos, el retorno a la realidad, después de dos semanas de asueto, las amenazas del magisterio dizque democrático; las marchas, plantones y bloqueos; el fantasma de Ayotzinapa, entre otros pendientes, recorren Morelia y diversas regiones de la entidad.
Las acusaciones y el asomo de algo que parece guerra sucia están a la orden del día. Entre todos los contendientes, a falta de proyectos, las amenazas y acusaciones de irregularidades están a la orden del día, mientras la prensa oficialista y partidista le entra a la arena política cuestionando y denostando a algún candidato por supuestos abusos.
El PAN ha pretendido deslindarse del despilfarro en la campaña electoral pasada que pretendió alzar como gobernadora a Luisa María Calderón, pero sin transparentar el origen de esos recursos y el uso descarado y escandaloso del aparato gubernamental para entronizar el cacicazgo de los Calderón. Olvidemos el pasado, es el mensaje.
Hoy Cocoa Calderón, a falta de recursos y el aparato del Estado, hace una campaña de supuesta “cercanía” con la gente, centrando sus giras en los bastiones panistas (La Piedad, Zamora y algunas zonas de Morelia), mientras el candidato del PRI sonríe, reclama, acusa y lanza por doquier promesas y suplica perdón y olvido.
Chon Orihuela solicita repetidamente perdón y olvido, intentando apartarse de los desfiguros de conocidos personajes políticos que marcaron el retorno y oscuridad del PRI con un gobierno que acusó al PRD de despilfarro, pero ha endeudado con ahínco al estado, y al PAN por una guerra esquizofrénica, tras la que le aparecieron amistades non sanctas.
Por su parte, Silvano Aureoles y el PRD, su partido, es sancionado por más de tres millones de pesos por supuestas aportaciones indebidas y rebasar topes en la precampaña, además de la andanada de cuestionamientos por el uso de helicópteros para trasladar a las desgastadas élites de ese partido político al arranque de campaña en Zitácuaro.
Y las chamaqueadas al candidato del PRD siguen a la orden del día. La responsiva del pull de prensa, que marcó un buen momento para cortar cabezas, porque si promete un gobierno eficaz, es obvio que quienes se encargan del área son ineficaces y mediocres, y supuestos simpatizantes alegremente montados en un vehículo de la Fuerza Ciudadana.
Reclamos, chamaqueadas, discursos vacíos, promesas por doquier, es lo que los candidatos al gobierno de Michoacán coleccionan. No hay proyecto; a duras penas esbozos de programas. Y se prepara un soporífero debate que se ha centrado en quien conduce, lo que muestra el desinterés por lo que los contendientes tienen que decir.
Igualmente, no debe pasar desapercibida la liberación de Vallejo hijo, acusado de encubrimiento. Como en alguna colaboración comentamos, las elecciones son el mejor momento para liberar a supuestos inculpados para favorecer al partido golpeado. Como su abanderado afirmó: en el 2011 todos los que ganaron eran gente más que decente.
Obviedades. 1. El gobierno de Enrique Peña Nieto insiste en desacreditar al enviado de la ONU, pero la tortura generalizada en México es un hecho; cualquier conocido o pariente que haya caído en las cloacas de la supuesta justicia mexicana puede dar cuenta de ello, la negación del canciller Meade, conocido calderonista, exhibe a nuestro país ante la comunidad internacional y los mexicanos críticos que no le creen nada. 2. La historia se repite: con Fox y Calderón, ni salarios dignos ni empleos de calidad, con la actual administración la situación se profundiza. 3. Cuestionable el grupo que le está preparando su programa de trabajo al candidato del PRD, en el cual pululan emisarios del pasado perredista, cuya conducta dio argumentos al PRI para cerrar instancias gubernamentales y despedir a cientos, sino es que miles de trabajadores, pues reunió a personajes que ocuparon cargos en las administraciones de Lázaro Cárdenas Batel y Leonel Godoy Rangel, señalados por abusos en sus puestos. Parece que en lugar de corregir, el candidato a gobernador por segunda ocasión repetirá los errores de la pasada contienda. 4. Y la chiquillada partidista, a falta de sustancia discursiva, proyecto y programa, ensaya denuncias, reclamos. Ninguno de los partidos pequeños, viejos y nuevos, se sale del esquema tradicional que dicen criticar en los partidos grandes. 5. Mientras el IMSS celebra el registro de poco más de 298 mil nuevos empleos en el primer trimestre del año, con más de 105 mil en marzo, el Inegi reporta que la generación de empleos cayó 3.3 por ciento respecto a similar periodo del año pasado.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”

Ayotzinapa o los jóvenes bajo sospecha

La política migratoria de EPN ¿Parteaguas?

¿La crisis perpetua?

Educación y suicidio

Una cultura de la violencia

¿Eso es todo?

Michoacán, entre el caos y la debacle financiera