Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
¿Y tú qué harás(emos)?
Domingo 26 de Abril de 2015

Un ventarrón de protesta/soñé que se levantaba/y que por fin enterraba/a este animal que se apesta/que grita como una bestia/en medio de su corral /que nos hace tanto mal/ y nos causa gran dolor/nos chupa nuestro sudor/ y hay que matarlo compadre.

Décima de Arcadio Hidalgo

A- A A+

De esos días que te da por mirar los titulares de los periódicos y encuentras coincidencias, en casi todos ellos aparecen notas de que el estado de Michoacán se encuentra en quiebra, que habrá que ajustarse el cinturón por los problemas de los precios del petróleo y para completar, que la Universidad Michoacana se encuentra en situación insostenible. En fin todo un desastre, casi casi nacional, donde únicamente salen muy bien librados los poderosos que manejan al país, es decir las multinacionales y las familias de los más ricos de México, día a día siguen haciéndose más ricos. El resto, más del 90 por ciento, sufre las consecuencias.

Michoacán

Múltiples voces hablan de una quiebra en el Estado -que no sólo es económica-, el titular de la Auditoría Superior de Michoacán, José Luis López Salgado, aseveró que el gobierno del estado no está “en quiebra”, sino que se trata de una situación de “déficit presupuestal con relación a los recursos aprobados”. Que si quiebra o déficit da lo mismo. En concreto no hay dinero para resolver lo que es obligación del gobierno.
De los salarios y privilegios que goza la clase política no hay nada de qué hablar, es dinero sagrado. Los salarios de gobernador, presidentes municipales, senadores, diputados y sus séquitos oscilan entre los más de 130 mil pesos mensuales a los 50 mil pesos. Una ofensa ante la situación del país y el salario de un jornalero o trabajador por hora, que a lo sumo alcanza los dos mil pesos mensuales. Un “representante popular” gana 50 veces el salario de un trabajador. ¡Siga votando mi buen!
En otro espacio, el titular de la Secretaría de Finanzas y Administración de Michoacán, Miguel López Miranda, habla de un déficit de más de cuatro mil millones de pesos. Quiebra o déficit para los que vivimos de nuestro trabajo y para los que de milagro viven, ambas cosas son lo mismo: Rabia y algún tipo de pobreza.
El secretario de Educación en el Estado, Armando Sepúlveda, dice que en la dependencia a su cargo tiene un déficit de más de tres mil millones de pesos y eso implica que no se tiene garantizado el salario de los maestros.
En otro aspecto, se dice que las remesas, los dólares de los michoacanos que trabajan en Estados Unidos, aportan el 60 por ciento de los ingresos del estado. Los dependientes de las remesas estarían sujetos a la hambruna sin el dinero que reciben de sus parientes.

En el país

Austeridad es lo que ha anunciado el secretario de Economía, Luis Videgaray, “tenemos que ajustarnos ante una nueva realidad” que no será pasajera. El gobernador del Banco de México, Agustín Casterns, ha dicho que hay dinero suficiente para cualquier contingencia. ¿Se ajustarán el cinturón y el salario los funcionarios disfuncionales? Al segundo le vendría muy bien.
El Banco Mundial, uno de los agiotistas responsables de lo que vivimos los trabajadores, informa que el 61 por ciento de los mexicanos padecen alguna clase de pobreza. Para completar las malas noticias, los irresponsables que manejan el país, anuncian que debido a la disminución del precio del petróleo, se aplicarán recortes de más de 120 mil millones de pesos. El mismo BM dice los índices de pobreza son semejantes a los de hace 20 años. Dos décadas perdidas.
El BM también informa que en México hay 23 millones de mexicanos en extrema pobreza, una cifra mayor que la de 1988.
Ninguno de los partidos que han mal gobernado al país y al estado han dado buenos resultados y las condiciones de vida de los mexicanos día a día se deterioran. ¿Cuál es su gallo-gallina en las elecciones?

En la Michoacana

Como parte del país y del estado, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo acumula el mayor déficit actuarial del país con 26 mil millones de pesos, es decir que no cuenta con los recursos suficientes para cumplir sus obligaciones con los jubilados de la institución.
Al parecer en los problema de los viejos, el Estado se ha desentendido, dejando a su surte su futuro. Total, ya vivieron lo que tenían que vivir.

¿Y tú qué harás(emos)?

Como ya vimos, en el aspecto económico el futuro de nuestras familias es completamente incierto, el desempleo crece, los despidos, las jornadas extenuantes, los salarios precarios pauperizan a las familias… son algunos de los múltiples aspectos que percibimos en carne propia o de alguno de nuestros seres queridos o semejantes.
Pensar en que con la próxima elección llegará un nuevo diputado federal, estatal, gobernador o presidente que cambiará nuestro futuro, es una broma. Los más viejos, los que hemos sufrido múltiples desengaños o comprobado, que pensar que la solución vendrá de los de arriba es un autoengaño. La solución vendrá de abajo como históricamente ha sido.

¿Y tú qué harás(emos)?

Los tercos zapatistas

Estos rebeldes no se cansan de hace propuestas, ahora nos salieron con el Seminario “El pensamiento crítico frente a la hidra capitalista”, que se desarrollará en San Cristóbal de las Casas, del 3 al 9 de mayo. Desde 1994 a la fecha, los zapatistas al menos han hecho diez intentos por tratar de que se creen pequeños islotes de resistencia, no sólo en el país sino en el mundo, núcleos en los que las determinaciones se tomen en el seno de los insurrectos, sin que haya un líder que determine qué hacer, nadie encima de nadie, todos al lado de los otros, sin cúpulas de mando. La utopía: “Acabar con el animal que nos hace tanto daño” Así lo reza un verso de don Arcadio Hidalgo el trovador jarocho.

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?

¿Ganó su partido? ¿Perdió su partido?... Organícese, las cosas irán de mal en peor

¿A quiénes sirven los gobiernos y la Universidad Michoacana?

¿Votar? Mejor organizarse

El EZLN. La teoría y la práctica

Luis Villoro y Galeano

¿Y tú qué harás(emos)?

¿La dejaremos morir?

¿Caerás en sus trampas?

Otra travesura del EZLN

La Universidad Michoacana. ¿Laica o confesional?

Las jaurías tras los votos

¿También sin agua?

¿Qué fue de los que fueron de izquierda?

¿Estamos en el abismo?

¿Cómo hemos llegado hasta aquí sin darnos cuenta?

La transparencia y las jubilaciones en la Universidad Michoacana

¿Sólo elecciones? ¿Existen otros caminos?