Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Viernes de furia
Miércoles 6 de Mayo de 2015
A- A A+

La violencia desatada por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) es una constatación de la fallida estrategia policiaco-militar impuesta por Felipe Calderón, que en su momento arrojó miles de muertos, desaparecidos y desplazados, y que Enrique Peña Nieto decidió continuar, aunque mediáticamente con menor exposición.
A pesar de los sesudos análisis de la comentocracia oficialista, que hace de la adulación su punto de partida, se ignora convenientemente que la delincuencia organizada se ha adueñado de territorios, actividades económicas, mercados y estructuras gubernamentales en distintos puntos del país. Ayer fue Michoacán, Guerrero, hoy es Jalisco.
La supuesta captura de un capo menor no explica la furia coordinada que implicó 39 bloqueos, el derribamiento de un helicóptero militar, diez muertos e incendio de vehículos y negocios en Jalisco, Guanajuato, Colima y la frontera michoacana. Ese día de furia representa una amenaza al Estado mexicano y evidencia el quiebre de la estructura institucional.
Con todo, cuatro días después el gobierno federal aparece mediáticamente pasmado; no hay información. El gobierno de Jalisco afirma, en voz de su fiscal, que la situación los tiene en vilo, a pesar de haber levantado la alerta roja, y muchos jaliscienses se reintegran a la cotidianidad normalizando la violencia.
La historia del poderoso escalamiento de esta organización delincuencial está entrelazada con la violencia, el miedo, la corrupción gubernamental, el quiebre de las estructuras sociales, las connivencias empresariales, las redes de complicidades. Las élites políticas y partidistas, con muy pocas excepciones, son parte de la podredumbre local y regional.
El mensaje es unívoco: la coordinación, la capacidad de respuesta, el armamento utilizado, la infiltración de las estructuras gubernamentales, muestran el poderío de un grupo delincuencial que al parecer orquestó un viernes de furia para que el mando real se escabullera. Un liderazgo criminal que desafía al Estado mexicano.
Asimismo, estas acciones muestran a un gobierno federal limitado, con una estrategia desgastada, y a un gobierno estatal infiltrado, sometido por la delincuencia organizada. Al parecer los ciudadanos, a pesar de los discursos para consumo de la prensa y las élites políticas y económicas extranjeras, estamos sin salida.
Obviedades. 1. Debate o pasarela. El miércoles 29 de abril de 2015, los seis candidatos al Solio de Ocampo asistieron a un publicitado evento que el IEM, ese desvencijado organismo electoral estatal, organizó en supuesto formato de debate, pero que terminó en pasarela, acusaciones, incoherencias personales y triunfalismos. Nada nuevo, excepto el griterío de las porras partidistas. Al día siguiente, varios medios y actores políticos se afanaron en asegurar la supuesta consistencia de algún candidato, las pretendidas propuestas de otros, el triunfalismo que pretenden que impacte entre el electorado, una entidad etérea, aparentemente sin rostro, que no termina de percatarse del más de lo mismo que candidatos y partidos ofertan. 2. El griterío protagonizado por un organismo pro-empresarial y pro-panista y una fundación priista sobre la quiebra de la Hacienda Pública, uno asegurando el maquillaje de las cifras desde el 2003 y el otro exonerando al gobierno actual de esta debacle, culpando a los gobiernos perredistas, poco efecto mediático tuvo. Se desinfló así como se infló. 3. El enésimo secretario de Finanzas de la actual administración pública recalcó ante los medios la quiebra técnica del Estado, pero afirmó que no hubo maquillaje, sino mal registro de las cuentas. Entonces, los anteriores administradores de las cuentas públicas fueron ineptos. La enorme deuda pública es producto de la ineptitud e ineficacia. 4. La señora Calderón muestra, entre su discurseo vacío e incoherente, su vena autoritaria y derechista. Afirma que va a reprimir a los normalistas y deshacerse de la CNTE; en su oportunismo político por los votos, lo que promete es incendiar el estado. La confrontación es lo suyo, no bastan los miles de muertos, desaparecidos y desplazados que otro Calderón nos legó. 5. El PRI, como parte de su desvencijada campaña, exhibió un audio que supuestamente implica al PRD con tratos indecibles con la delincuencia, mientras el PAN, en voz de esa señora que no logra atraer a las masas ansiosas de un gobierno panista “de verdad”, afirmó que en los pasados quince años los pasados gobiernos tranzaron con la delincuencia. Ojalá encaucen sus quejas y alegatos, con pruebas fehacientes, claro, para que la autoridad haga su trabajo, porque el de ambos partidos políticos es el de mentir y prometer. 6. Los políticos saltimbanquis, los ex militantes del partido político que se ofrezca, hoy anuncian mediáticamente que la derecha, la izquierda o el centro son la neta, pero cuando gozaron de las mieles de los cargos y huesos como presuntos fundadores o militantes de cepa de otros partidos, lisonjearon a sus líderes. Su carencia de ética política y honestidad los evidencia como simples esbirros políticos. 7. Quienes hoy ofrecen educación de calidad, reprimir a normalistas y la CNTE, ignoran u ocultan deliberadamente que el sistema educativo nacional, incluyendo la educación pública y privada, dejó de funcionar hace algunas décadas. La “reforma educativa” está profundizando la crisis. El Informe de Salarios 2015, de la Universidad Iberoamericana, lo evidencia: la preparación académica o un mayor grado de estudios no es ya garantía de un empleo mejor remunerado, mejores condiciones laborales o calidad de vida más elevada. Los hombres y mujeres estudian hoy para ser pobres. 8. Algún medio, politiquillo de quinta, partido desfondado y candidato/a sin mayor futuro, gozaron a tambor batiente de una encuesta telefónica de conocido mercenario de la política que con una muestra de menos de 600 opinantes, pone a la cabeza a la candidata derechista; de risa, por decir lo menos. 9. La Asociación Mexicana de Afores, mientras sus socios desvalijan el sistema de pensiones, pues esta élite nada pierde al invertir los activos de los ciudadanos en mercados de alto riesgo, afirma que es necesario que a los trabajadores les aumenten los impuestos para evitar que explote una “bomba de tiempo”, de la que estos saqueadores salen ganando con tanta “minusvalía”. 10. Claroscuros del empleo: Crece, pero es precario, de baja calidad y no garantiza una vida digna y bienestar; los registros del IMSS, son engañosos, pues el aumento del número de afiliados no significa nuevos empleos, sino la formalización de empleos preexistentes, no tienen nada de nuevos, y la economía informal sigue predominando. Última. De los 10 compromisos que firmó Silvano Aureoles en la pasarela organizada por conocidos líderes migrantes, ex funcionarios públicos y académicos, tanto michoacanos como de otros lares, en busca de huesos, al menos la mitad podría implicar invasión de atribuciones del ámbito federal. Quienes se regodean con el supuesto retorno del PRD al gobierno, vinculados al tema migratorio, durante diez años depredaron la Hacienda Pública y otorgaron múltiples privilegios a sus grupos, supuestos expertos y líderes. Estamos ante una renovación del clientelismo y el neocaciquismo. El PRI y el PAN tampoco cantan mal las rancheras migrantes.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”