Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
¿Ganó su partido? ¿Perdió su partido?... Organícese, las cosas irán de mal en peor
Lunes 8 de Junio de 2015
A- A A+

Si ganó

Detrás del júbilo de los que ganaron la elección (quizá de usted también), están las argucias que esconde su partido para ocultar las trapacerías que cometieron durante la campaña electoral para tratar de cuadrar las cifras de los gastos de campaña, que dicho de refilón, son una verdadera… Los reporteros e investigadores que se vieron precisados a colocarse una escafandra para poder entrar al submundo del drenaje profundo repleto de mierda, en el que andan metidos los partidos políticos y por ende sus candidatos, hurgaron en las cifras del Instituto Nacional Electoral y sacaron cálculos que dicen que cada voto costó más de 300 pesos. Casi diez mil millones de pesos es la cifra que maneja el Instituto Nacional Electoral para las elecciones. Ya me desvié del camino pero sirve para hacer un ejercicio mental. Si ganó su partido que está dentro de la maldita trinidad que ha sido gobierno en estados, municipios, del país o en Michoacán, es decir, PRD, PAN y PRI se da cuenta que color y el descolorido da lo mismo.
¿Si su partido ganó en esta u otra contienda mejoraron las condiciones de los trabajadores de la ciudad y del campo? Las estadísticas no mienten, cada día las cosas van peor para los que producen la riqueza que detentan los ricos.

Las cosas empeorarán, o´verá
Si perdió

Las casas de campaña y los candidatos estarán con las caras largas, tristes de que no podrán cobrar los jugosos sueldos y tampoco podrán gozar de los privilegios, no recibirán los famosos “moches”. ¿Conoce algún candidato que su interés haya sido servir a la gente sin haberse servido primero él? No lo tome tan a pecho, respire y después de unas cuantas bocanadas de aire fresco, se dará cuenta que de cualquier forma, las condiciones de vida seguirán empeorando, y que la única forma de cambiarlas, es organizarse y dejar de poner en las manos de un candidato o partido los destinos de su vida y de sus cercanos.
¿Alguna vez ganó su partido o candidato? Cierre los ojos y vea que lo mismo da que gane uno u otro.

Las desvergüenzas

Ninguno de los partidos planteó cosas realizables ni explicó el cómo llevarlas a cabo, mintieron, trataron de comprar el voto, otros lo lograron, gorras, playeras, despensas, dinero en efectivo; todo salió, querámoslo o no, de nuestros bolsillos y de las empresas patrocinadoras. Miles de despensas se repartieron y otras tantas fueron descubiertas antes de repartirlas. Los medios así lo denuncian. ¿Descalificarán a los tramposos? No pos´ cómo, luego no habría contendientes ni elecciones.
Los Monex, Soriana, charolas entre empresarios, “casas blancas”, terrenos… siguen, el INE cubrirá sus espaldas. La impunidad seguirá con o sin tribunales.
Ninguno de los partidos planteó que todos sus candidatos se reducirían los sueldos… digamos, a unos diez salarios mínimos y con los ahorros hacer alguna obra para la comunidad. No, pues cómo, en dónde estaría la ganancia.
“Los pactos de civilidad” poco duraron, la guerra sucia se privilegió, las acusaciones de enriquecimiento ilícito, de las propiedades injustificables…
Las declaraciones patrimoniales se atoraron, la mayoría de los contendientes se negó a transparentar sus bienes. ¿Por qué? ¿Son mal habidos? ¿Saldrían con cosas semejantes como las “casitas” y lotes de regalo…?
La política es buen negocio, pocos la abandonan.

¿Esperará otras elecciones?

Los que estamos viviendo “tiempo extra” hemos pasado innumerables experiencias, algunas en cabeza propia y otras con parientes, amigos, leyendo y participando en diferentes ámbitos, otros que ya se fastidiaron del mundo y sus elecciones “se fueron”, así nomás, bien moridos. Algunos esperaron a que con el PAN cambiaran las cosas, que el PRD hiciera lo propio y nada, las cosas siguen peor en el país y en Michoacán.
Los zapatistas que viven cercados por paramilitares que asesinan y despojan a las bases de apoyo zapatistas de sus tierras recuperadas, destruyen sus cosechas, roban su ganado… el mes pasado, nos dijeron en el Seminario Pensamiento Crítico Frente a a la Hidra Capitalista, que ellos han visto, sentido y estudiado que las cosas en el país y en el mundo van a empeorar. La mayoría de los intelectuales del país y del mundo que participaron en el Seminario coincidieron con la hipótesis zapatista. Muchos pensaron y pensamos: “Que la boca se les haga chicharrón”, que “toco madera”, que “ni Dios lo quiera”… y de nada sirvió. Nos cayó chahuistle, es decir la plaga de los nopales: El precio del petróleo sigue bajando; Peña hizo crecer la deuda interna y nos endosó una deuda de quince mil pesos a cada uno de nosotros, (y lo que falta); el dólar llegó a 16 pesos; la balanza comercial nos es desfavorable; el secretario de Hacienda ha dicho que el crecimiento se reducirá, el gordito del Banco de México dice que nos preparemos para resistir lo que viene… Sólo Peña dice que las cosas van por buen camino.

Las cifras

Los números dirán que la gente está harta de elecciones, sin duda la abstención y el voto nulo crecerán, que los pueblos originarios gradualmente se organizan y deciden en asamblea sus autoridades… el despliegue policiaco y las casillas sin instalar son indicadores de que el modelo electoral ha cumplido su ciclo. Nuevas formas de organización habrán de surgir.
Los que votamos nulo dijimos estar hartos de los partidos políticos y su sistema electoral. Convoquémonos y construyamos algo sin jerarquías, sin líderes mesiánicos.

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

La demencia, la incongruencia y la falta de ética campean en el SPUM

Transparencia, rendición de cuentas y manejo público del presupuesto

¿Decrepitud ética y moral en la Nicolaita?

Gobierno, Congreso y Universidad hechos bolas

A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana

La palabra andante

Los olvidados de siempre

¿Sabios irresponsables?

NAICM: ¿Consulta sin haber escuchado a los afectados?

AMLO y los pueblos originarios

¿Habría corrupción si existiera la transparencia?

Hay de gobiernos a gobiernos

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?

¿Ganó su partido? ¿Perdió su partido?... Organícese, las cosas irán de mal en peor

¿A quiénes sirven los gobiernos y la Universidad Michoacana?

¿Votar? Mejor organizarse

El EZLN. La teoría y la práctica