El Quijote
Comentarios Políticos
Y, sin embargo, salimos a votar
Lunes 8 de Junio de 2015

“Un gobierno puede tener errores de cálculo económico, puede tener tropiezos políticos, pero cuando te metes con las instituciones, cuando pones en suspensión el cumplimiento de la ley, estás invitando a que los grupos violentos reaccionen justificadamente; es decir, se sienten justificados porque es la autoridad la que no pone el ejemplo”:

David Calderón Martín del Campo, de Mexicanos Primero, al referirse a la decisión gubernamental de posponer la evaluación docente.

A- A A+

La jornada electoral de este domingo inició tensa pero poco a poco se fue relajando hasta estabilizarse en una esperada calma, aunque hubo intentos de boicotear el sufragio de cientos y hasta miles de ciudadanos, a través de actos de anarquía focalizados y al impedir la instalación de las casillas electorales en las sedes inicialmente anunciadas.
Si bien, la ciudadanía no acudió en masa a las urnas, sí hubo instantes que en las casillas se aglomeró en demasía, dejando atrás el fantasma de una bajísima votación. Sí hubo un discreto estado de sitio, por doquier había aposentados estratégicamente integrantes de la fuerza pública, desde militares hasta policías de todos los niveles.
Al finalizar, la votación, con mayor festividad del primero, los candidatos a gobernador, el perredista Silvano Aureoles Conejo y el priista Ascención Orihuela Bárcenas se proclamaron con demasiada anticipación ganadores en la elección de este domingo, en tanto la panista Luisa María Calderón Hinojosa se mostró mesurada y esperará a lo que determine el árbitro electoral.
Ahora, a esperar los resultados oficiales pero, a primera vista, todo indica que, a diferencia del PRD, al PRI y al PAN afectó sus respectivas divisiones internas, el primero teniendo como protagonista la figura del gobernador con licencia Fausto Vallejo Figueroa y el segundo en la del hoy casi diputado federal electo Marko Cortés Mendoza.

Lo que sigue

Una vez conocidos los resultados electorales preliminares, lo que sigue es esperar las fechas de los cómputos que iniciará el Instituto Electoral de Michoacán (IEM) el próximo miércoles 10 de junio:
1.- En los comités municipales electorales para las elecciones de ayuntamientos;
2.- En los comités distritales para las elecciones de diputados locales y de la elección de gobernador por distrito;
3.- Por los órganos distritales del Instituto Nacional Electoral (INE) para las elecciones de los diputados federales;
4.- Y el domingo 14, para el cómputo general de la elección de gobernador, que deberá efectuar el Consejo General del propio IEM.
Por lo que se advierte de los resultados que arroja el PREP hasta hoy, en diversos casos existirá la posibilidad de que se efectúe un recuento total de votos, dada la cerrada competencia que se reflejó en diferencias porcentuales menores, por lo que es de esperarse que en esos casos el conocimiento de los resultados oficiales se retrase durante varios días.
Y luego de eso, las impugnaciones, que por lo que se advierte se ven venir a caudales.
En ese sentido, las autoridades jurisdiccionales: Tribunal Electoral del Estado de Michoacán (TEEM) y Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), en sus dos instancias: Sala Regional y Sala Superior, tienen diferentes tiempos para dictar sus resoluciones, pero la última instancia no puede llegar a las fechas de las tomas de posesión respectivas.
Por cuarta vez consecutiva, estará en manos del TEEM la calificación de la elección de gobernador, una vez que resuelva las impugnaciones que se presenten en contra de la misma; acto que igualmente puede ser impugnado y revisado, en este caso, por la Sala Superior del TEPJF.
Así que, de este proceso y dados los resultados, todavía falta un buen trecho por recorrer.

La judicialización anunciada

Todo parece indicar que en unos días se habrá de ratificar aquella premisa que desde hace algunos años define buena parte de los procesos electorales en este país, y por supuesto en Michoacán, y que tiene que ver con aquello de que, hoy en día se caracterizan por su alto grado de litigiosidad en contextos de alta competencia. Lo cual lleva inevitablemente a una segunda premisa en cuando a que, hoy en día una elección se puede ganar o perder en los tribunales.
Y es que por el cierre de fotografía que se está viviendo en la elección por la gubernatura, comienza a crecer la especulación de que buena parte de la contienda será resuelta en los tribunales, o en otras palabras, que la segunda batalla campal será en los órganos jurisdiccionales.
Obviamente, previo susto que no se ve lejano ante la posibilidad de que puedan darse recuentos de votos en varios distritos y municipios, a lo cual, seguramente el IEM comandado por el doctor Ramón Hernández Reyes ya está preparado para esos escenarios, como lo ha estado puntualmente en otros temas.
Y es que, con lo que se ha visto hasta ahora no se advierte que la situación pueda cambiar, sino todo lo contrario. Ya se ha dicho que a estas alturas el TEEM, presidido por René Olivos Campos, se ha visto en una dinámica sin precedentes, por lo que no se espera que las cosas cambien, sobre todo porque se viene generando un cuello de botella que a los propios partidos comienza a inquietar.
Y es que, junto con los juicios de nulidad que seguramente promoverán los partidos, también llegarán varios procedimientos administrativos que en estos días deberían estar fluyendo del IEM al TEEM para ser resueltos antes de los primeros, pero que por razones inexplicables están atorados en el instituto, lo que evidentemente duplicará la carga en el tribunal.
Como sea, frente a un escenario tan cerrado, ante la proximidad del día “D” como llaman algunos, y ante el inicio de la temporada de la “caza del mapache”, es un hecho que los partidos políticos ya alistan sus ejércitos de abogados, en algunos casos más robustos que en otros, pero al final, todos listos a emprender la batalla jurídica en un doble sentido. Por un lado defendiendo el voto, y por otro tratando de nulificar el del contrario.
Como sea, nuevamente habrán de hablar los tribunales, en un sentido o en otro, aunque seguramente en algún lado quedarán mal, aunque desde ahora todo habrá de reducirse a un tema central para unos y para otros: su capacidad de probar su dicho ante el TEEM, más allá del derecho a patalear o al alegato de oreja.
Como sea, será el tiempo de la justicia mediática, en donde más de uno, ante los medios de comunicación y de los propios medios, no resistirá la tentación de erigirse en gran jurado frente a los señalamientos de unos y otros, y en donde varios, de un día para otro, se vuelven especialistas.
Como sea, será el momento de iniciar el segundo tiempo de este juego electoral, pero ahora ya no en la cancha de los órganos administrativos, sino de los tribunales, por lo que bien valdría comenzar a seguirlos más de cerca.

Hacia la transición

No obstante lo anterior, como se vislumbra, esto no impedirá que como en otras ocasiones, particularmente en relación con la sustitución de gobernador, ya en un muy corto lapso, se nos dé a conocer cómo se integrará el equipo de transición entre la administración del hoy mandatario estatal sustituto Salvador Jara Guerrero y la que viene.
A partir de entonces, los michoacanos conoceremos al menos a una parte de aquellos quienes junto con el futuro gobernador (si no ocurre nada distinto en las instancias jurisdiccionales), llevarán las difíciles riendas de un estado tan complejo como Michoacán.
En situación difícil se entregará la entidad: con unas finanzas que apenas lograron equilibrarse, eso sí, deudas por doquier y poca posibilidad de inversión en consecuencia; condiciones de seguridad sostenidas con pinzas; casi nula inversión y por tanto un gran desempleo; niveles ínfimos de educación; una imagen deteriorada que aleja al turismo; y una convulsionada vida social provocada por descontentos ciudadanos, pero fundamentalmente por desorden y ausencia del Estado de Derecho que han aprovechado bien grupos de choque responsables del caos que utilizan para obtener prebendas, y un largo etcétera.
Bueno será empezar a ver el compromiso, talento, honestidad y transparencia con el que inicie, desde ya, ese equipo que durante los próximos seis años asumirá la administración pública por mandato y confianza que la mayoría de los michoacanos depositaron en el ganador de la contienda.
Seguramente en cuanto se conozcan los primeros nombramientos será posible vislumbrar qué nos depara el destino cercano, ojalá que el gobernador que probablemente pronto será electo, tenga la visión y responsabilidad de Estado para designar a las y los mejores para cada cargo público, evitando al máximo decidir sólo por afectos y compromisos, porque, evidente es que Michoacán ya no soporta un gobierno inepto y menos irresponsable y deshonesto.
Falta poco para conocer si el próximo gobernador cumple con la expectativa o debemos esperar otros seis años con la ilusión de un buen gobierno; en mucho depende de sus próximos funcionarios.

Presea Melchor Ocampo

Hace cerca de 20 años se instituyó la Presea Melchor Ocampo, con el objetivo de mantener vivo en la memoria colectiva al abogado y ex gobernador michoacano, liberal, redactor de las leyes de reforma y ex constituyente en el 57; y, reconocer en su nombre a instituciones o personas que como él, se hayan distinguido por contribuir o prestar servicios eminentes al estado o al país.
Esta condecoración de edición anual ha sido otorgada en el pasado tanto a artistas como a intelectuales, a instituciones públicas y privadas, así como a deportistas, y en esta ocasión, la Legislatura de Michoacán decidió dirigirla a dos destinatarios: la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, y al escultor José Luis Padilla Retana.
En sesión solemne, con la participación de los titulares de los tres Poderes del Estado e invitados especiales se desarrolló el evento en el que la diputada Cristina Portillo Ayala destacó algunos de los méritos que se tuvieron en consideración para la decisión sobre el destino del reconocimiento, pero menos el porqué del merecimiento de la presea, según los congresistas:
1.- Del escultor Padilla Retana, es pertinente destacar su obra, que brilla en Michoacán, en México y en otros países del continente, entre ésta, como ejemplo, se encuentra la identificada como Las Tarascas, ubicada en un espacio privilegiado de nuestra ciudad frente al Acueducto, en donde en su conjunto es posible evidenciar la mezcla de culturas que significan a Morelia y a México, en su pasado indígena y la posterior conquista española, de la que nos independizaríamos pasado el tiempo.
José Luis, un hombre sencillo y de buen trato tiene el talento de los grandes escultores y sin duda resulta merecido el reconocimiento otorgado por el Congreso, que permite visibilizar en este caso a uno de sus hombres destacado por sus talentos y aportaciones a la cultura, a través de sus obras.
2.- Por otro lado, sin lugar a dudas, la Facultad de Derecho de la Universidad Michoacana ha cumplido y cumple con una función muy relevante, que no sólo ha beneficiado a Michoacán, sino al país entero, de ahí han sido egresados destacados abogados que a través del tiempo se han involucrado en diversas funciones públicas y privadas, y han prestado eminentes servicios.
Con antecedentes remotos, puesto que los primeros estudios de Derecho se iniciaron en el Colegio de San Nicolás Obispo, fundado en Pátzcuaro por don Vasco de Quiroga en 1540, la historia nos cuenta cómo ya en Valladolid, se instituyen las cátedras de derecho canónico y derecho civil en 1799, siendo estos los primeros antecedentes de la Escuela de Derecho.
Luego de su cierre temporal originado por la guerra de Independencia, correspondió nada menos que a Melchor Ocampo, en 1847, reabrir lo que fue denominado entonces el Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo, instituyéndose las cátedras de derecho civil y jurisprudencia eclesiástica.
Los estudios de derecho en 1901 se separan del Colegio para fundar la Escuela de Jurisprudencia por disposición del gobernador Aristeo Mercado, y luego de una interrupción por el cierre de la escuela, de cerca de dos años, en 1917, se establece la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo a la que fue integrada entre otras, la Escuela de Jurisprudencia, que dos años más tarde sería denominada Facultad.
Con brillos y algunas sombras, generación tras generación, la Facultad de Derecho de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo se ha mantenido como una de las instituciones de educación superior destacada por su humanismo y que acoge no sólo a michoacanos interesados en el derecho, sino a estudiantes de todo el país, que ingresan a sus aulas. Algunos de ellos destacados sin duda en diversas áreas como lo refieren los anales de la historia.
Remembrando sus antecedentes, en ocasión de la recepción de la presea, bien vale la pena reconocer, porque es merecido, pero también aprovechar para poner un poco de mayor atención a la Facultad de Derecho y en general a la Universidad Michoacana, para no perder el prez y sobre todo el servicio adecuado que debe seguir tanto al estado y a México.
La Universidad, sobre todo algunas de sus carreras como es Derecho, tiene riesgos importantes, dada su saturación y con ello el riesgo de descontrol y disminución de calidades y en consecuencia deficiencias educativas.
Es pertinente supervisar los perfiles y capacitación de los académicos, porque algunos no están a la altura de los tiempos y sus enseñanzas son deficientes; y es pertinente también, entre otras cosas, lograr por fin el indispensable nuevo plan de estudios.
Y es que si bien, algunas de las academias han logrado la modificación de los programas en lo individual, esto no está siendo suficiente para la formación de los estudiantes con las nuevas exigencias académicas derivadas de cambios de paradigmas jurídicos de los últimos tiempos, sólo para dar ejemplos en materias como amparo, derechos humanos, derecho constitucional y sus garantías; y el Nuevo Sistema de Justicia Penal que impacta los estudios de derecho.
Así que, muy bien por el reconocimiento, es merecido para la Facultad de Derecho, pero que éste sirva de incentivo para corregir lo que sea necesario y continuar con esa extraordinaria función que ha cumplido por siglos.

Justicia penal

Poniendo las cosas en su justa dimensión, es pertinente reconocer el trabajo que las instituciones del Estado han estado realizando con la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal, por lo pronto en las dos primeras regiones en donde ya entró en vigencia.
Todo lo anterior a pesar de todas las dificultades que las condiciones del Estado impusieron en el transcurso de la planeación y preparación del acontecimiento iniciado el pasado 7 de marzo, entre las que se pueden destacar la falta de recursos económicos y sobre todo la inestabilidad política y de seguridad que propició diversos cambios y sustituciones frecuentes de autoridades, además de despidos masivos y contrataciones consecuentes en muchas de las áreas de seguridad y de procuración de justicia.
Es cierto que no todo ha sido perfecto en estos primeros meses, se conoce por ejemplo, de la necesidad de dar celeridad al trámite a las denuncias presentadas, que se acumulan por deficiencias en la gestión, y de algunos problemas con las investigaciones, pero también se sabe que se trabaja en ello; y a cambio se identifica que el trabajo de los intervinientes en las audiencias está siendo eficientemente desarrollado.
Y todo esto viene al caso ahora porque estando a un paso, nuevamente, del cambio de autoridades, lo que se debe esperar es, que al igual que en el pasado reciente, la voluntad no merme, y que quienes lleguen se involucren en éste y en los otros temas relevantes que requieren atención inmediata en la entidad para poder consolidarse.

Molinos de viento

Pese a todo, se espera que cuando menos dos de los perdedores en la elección a gobernador impugnarán al ganador, provocando la anunciada y hasta esperada judicialización del proceso electoral. En ese sentido, esperaremos que los magistrados electorales locales estén a la altura de las circunstancias, en su primera incursión en este tipo de situaciones.

Sancho

No, no hubo mayores incidentes en los comicios michoacanos; hubo, sí, la impotencia por el no boicot de los normalistas, quienes en un acto desesperado incendiaron un vehículo automotor, el tercero en menos de 48 horas

Rocinante

“El Bronco”

Si no sucede nada extraordinario, de acuerdo con las tendencias electorales, Nuevo León se convertirá en el primer estado del país que elige a un gobernante independiente. De esa manera, Jaime Rodríguez “El Bronco” hará historia al romper la hegemonía de los partidos políticos.
Y, más allá de eso, “El Bronco” ya acotó a quienes lo pretendían ver como candidato presidencial en el 2018, ha dicho que concluirá su mandato de seis años en el gobierno de Nuevo León, donde instalará una administración eficiente y eficaz, teniendo como primeros pasos la designación de un fiscal anticorrupción y planeará durante seis meses, “sin ocurrencias” la obra pública.
A estas alturas, no sólo en Nuevo León se festeja el eventual triunfo de “El Bronco”, sino también lo hacen millones de ciudadanos, hartos de los partidos políticos, en especial de los tres principales: PRI, PRD y PAN, y ven ya una real posibilidad de empujar una aspiración independiente en el relevo del hoy presidente Enrique Peña Nieto.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Comentarios Políticos El Quijote

El Quijote

Comentarios Políticos El Quijote

Llega AMLO

El Quijote

El Quijote

Meade en Michoacán

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

Comentarios Políticos

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

Comentarios Políticos

El Quijote

El Quijote

Comentarios Políticos El Quijote

El quijote

Comentarios Políticos

Comentarios políticos

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

Comentarios Políticos

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

Comentarios Políticos

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

Comentarios Políticos El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

Comentarios Políticos El Quijote

Comentarios Políticos El Quijote

Comentarios Políticos El Quijote

Comentarios Políticos El Quijote

Comentarios Políticos El Quijote

El Quijote

El Quijote

Comentarios Políticos El Quijote

El Quijote

Comentarios Políticos El Quijote

El Quijote

El Quijote

El Quijote

Comentarios Políticos El Quijote

Comentarios Políticos El Quijote

El Quijote

El Quijote

Comentarios Políticos

Reelección, reglas claras

UMSNH, la polémica

UMSNH, sensatez legislativa

Primeros 100 días

La viabilidad de las Normales

Purépechas y nahuas, focos rojos

Sahuayo, lucha a “muerte”

Rompiendo el cerco de la CNTE…

Distrito de Hidalgo, la lucha interna del PRD

Los gendarmes que llegaron

Gabinete, a mecate corto

Nahuatzen: La Morena mano que mece la cuna

El primer juicio oral

Silvano, otra vez la mano dura

Y, ¿quién es quién en el gabinete?

Gabinete silvanista, los que sí y los que no

TEEM, el cierre

Congreso, quién es quién

Itaimich, resistencias

Tarímbaro, Sahuayo y Silvano

El manotazo de Adrián

Sigue la baraja del gabinete

Nuevo sistema, sí y no

Relevos partidistas

TEEM, corte de caja

Cambio, más allá del glamour

La inevitable transición

Elecciones 2015, lo inesperado

Y, sin embargo, salimos a votar

Michoacán no es Jalisco

Yurécuaro, como en Colombia

UMSNH, el gran debate

El debate a debate

El debate, la oportunidad

Encontronazos al día

El arranque claroscuro de las campañas

Campañas, incredulidad al cuadrado

El amago del boicot electoral

IEM, (b)iem

Hipólito, tras el poder

El Quijote

¿A qué viene señor ministro?

El Quijote

Comentarios Políticos

PRD, Morelia, Morelia…

La derrota de Gurrola

Castillo, vuelta a la hoja