Leopoldo Chassin Ramírez
La Palabra Andante
¿Quién prendió el cerillo?
Domingo 14 de Junio de 2015
A- A A+

Las imágenes de violencia previas a las elecciones y posteriores a ella inundaron los medios radiofónicos y visuales, así como escritos; en algunas de ellas hubo conatos de fuego, en otras de plano incendios. ¿Quién prendió el cerillo?

La Reforma Educativa

Para nadie es un secreto que la misma terna que hoy se repartió el pastel electoral (PRI, PAN PRD) fue la que aprobó las reformas laboral, de Telecomunicaciones, Hacendaria… y Educativa. ¿Con menos del 50 por ciento de votantes del padrón electoral representan a la mayoría de los mexicanos?
Emilio Chuayffet, el hoy responsable de la Secretaría de Educación Pública, fue “renunciado” por su (complicidad, omisión, negligencia…) ante el asesinato de 45 indígenas, en su mayoría mujeres, niños y ancianos que se encontraban rezando en Chenalho, Acteal, Chiapas. ¿Alguna referencia en los libros oficiales en el que los niños se enteren de este episodio de nuestra historia? Miles en el mundo conocieron y se manifestaron en diferentes partes del planeta un día después del crimen. Chuayffet es el que hoy marca el rumbo de lo que deben aprender los niños y jóvenes en México. ¿Confiaría usted la educación de sus hijos al señor Emilio?
La Reforma Educativa (¿o laboral?) fue acompañada de foros en diferentes regiones del país, en las que hubo presencia de los secretarios de Educación de los estados, de los partidos políticos, investigadores de diferentes partes del mundo y de México. En todos ellos, y en el de Michoacán, organizado por el ex rector y hoy gobernador del estado, Salvador Jara, el consenso fue que la Reforma Educativa debería ser un trabajo incluyente en el que se requería involucrar a los maestros y a los diferentes especialistas en educación. ¿Por qué el presidente, el secretario y los diputados desoyeron las conclusiones de los foros? ¿Quién incumplió y arrimó el cerillo?
¿Quién evalúa? La evaluación debe ser integral, es decir, debe incluir todos los aspectos que inciden en la educación, entre otros, las condiciones socioeconómicas de cada núcleo de estudiantes, no se pueden explicar los resultados tan dispares si no se contextualiza. Un niño, joven, de cualquier estado, digamos Michoacán y en específico Morelia, que estudia en una escuela “modelo” en la que los alumnos comen a sus horas, una casa donde hay todos los servicios, agua, luz, red… y otro niño que estudie en una escuela “de palitos” sin agua, luz, red, sanitarios… (hay cientos de ellas en Michoacán), aunado a eso, los alumnos van sin desayunar o sin comer (según el turno), que viven en casas también de palitos, donde la recámara-comedor es el mismo espacio, la madre es el sustento y debe trabajar para dar de comer a los críos… a eso le puede agregar la disfunción familiar de la cual el niño no es responsable. ¿Se esperarían resultados semejantes?
Los que pretenden y se empecinan en aplicar una evaluación unilateral, no tienen ni siquiera la calidad moral para exigir nada. Presidente, secretario, Congreso de la Unión, transgredieron las recomendaciones de los expertos nacionales y extranjeros, en cambio sí acataron los lineamientos de la OCDE. ¿Aceptarían someterse a una prueba de transparencia? ¿Están capacitados para desempeñar su cargo? ¿Aprobaron algún examen de aptitud?
¿Recuerda la Prueba ENLACE? La prueba que finalmente a instancias de la evaluación de la misma OCDE decidió que no había tenido el éxito esperado y por tanto debería ser modificada. Así nació PLANEA, Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes que pretende sustituir a ENLACE. La orden viene de la OCDE.
Lo paradójico es que el Tecnológico de Monterrey presumía de que sus alumnos sacaron los primeros lugares a nivel nacional. Un año después la OCDE y la SEP decidieran suprimir ENLACE por su fracaso. ¿Trabajaron en algo que no sirvió?
¿Quién prendió el cerillo?

Ayotzinapa

Basta ver el video en el que la policía destroza a pedradas un autobús, y la saña con la que se golpea a estudiantes. Cuatro millones de reproducciones lo recomiendan.
https://www.facebook.com/Diario24Horas/videos/1003525096359218/?fref=nf ¿Qué haría usted si alguno de sus seres queridos fuera ultrajado de tal forma? ¿Guardaría la “compostura”? Contesto: yo no, lágrimas de rabia recorrieron mi rostro al ver semejante chingadera. Vi a alguno de mis hijos en manos de estos humanos, las fieras nunca harían algo semejante. Seguimos exigiendo: ¿Dónde están los 43 de Ayotzinapa y los más de 20 mil desaparecidos? ¿Quién prendió el cerillo?

Las elecciones

Evidentes muestras de corrupción acompañaron las pasadas elecciones, no hubo estado en el país en el que no haya habido reclamos y acusaciones de fraude. El INE responsabilizó a los estados. En varias partes de la República hubo quema, robo de urnas, boletas electorales. En muchos distritos se aplicó el recuento de votos. En diversos municipios y comunidades indígenas del país no se permitió la instalación de casillas. Innumerables fueron las muestras de que la elección estuvo plagada de irregularidades. El voto nulo y la abstención ganaron la elección. En esa mayoría recae la responsabilidad de cambiar el rumbo del país. ¿Quién prendió el cerillo?

¿La represión?

En todos los escenarios antes citados la violencia fue generada e iniciada por los gobiernos federal y estatales. Las respuestas de los agredidos no siempre fueron meditadas ni organizadas, para algunos ojos fueron exageradas. Algunas fuera de control como lo es la rabia provocada por los asesinatos, desapariciones y represión desmedida y la indiferencia y desprecio de los que nos malgobiernan.
¿Piensan los malos gobiernos seguir prendiendo cerillos en otros lados?

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?

¿Ganó su partido? ¿Perdió su partido?... Organícese, las cosas irán de mal en peor

¿A quiénes sirven los gobiernos y la Universidad Michoacana?

¿Votar? Mejor organizarse

El EZLN. La teoría y la práctica

Luis Villoro y Galeano

¿Y tú qué harás(emos)?

¿La dejaremos morir?

¿Caerás en sus trampas?

Otra travesura del EZLN

La Universidad Michoacana. ¿Laica o confesional?

Las jaurías tras los votos

¿También sin agua?

¿Qué fue de los que fueron de izquierda?

¿Estamos en el abismo?

¿Cómo hemos llegado hasta aquí sin darnos cuenta?

La transparencia y las jubilaciones en la Universidad Michoacana

¿Sólo elecciones? ¿Existen otros caminos?