Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…
Lunes 29 de Junio de 2015

Bajo el asfalto se mueren /el limo y la arena /de pena /En su vientre han sembrado hierros / y cosechan piedras. Podrán, limo y arena, /por ver la luna llena /rasgar el negro manto/ del asfalto. Podrán, arena y limo, /volver a ser camino.

Juan Manuel Serrat

A- A A+

Por fin, creemos que la sinrazón se impuso a la argumentación, la fuerza enterró al diálogo, las máquinas infernales propiedad de los ricos, surcan kilómetros de montaña, destrozando el Área Natural Protegida de la Loma de Santa María. De nada valieron las horas de trabajo de los investigadores de la UNAM y la UMSNH que demostraron la aberración. La barbarie característica única de los hombres, camina de la mano con el silencio cómplice de sus rectores, José Narro y Medardo Serna, que se colocaron del lado de los dueños del poder político y económico que hoy acompaña al “progreso” dejando en la orfandad a sus investigadores. ¿Algo ganarán? No lo creemos, acaso dinero para comprar baratijas y poder que lo traducen a lo mismo. La razón ha muerto. ¡Viva el dios dinero!

La codicia

La humanidad de la que se esperaría que surgiera algo que permitiera coexistir con la madre tierra (como lo dicen los pueblos originarios), la hemos convertido gradualmente, pero a una velocidad jamás imaginada en un páramo, un apocalipsis. La codicia, pecado sólo de los humanos, nos arrastra; denigra a la razón. Se sobrepone a la inteligencia elemento que se dice exclusivo de los hombres, día a día desaparece.

La complicidad y sus promotores

Los cómplices en la destrucción de la Loma de Santa María son muchos, comenzando por los promotores que despojaron con mentiras, violencia, y leyes a los antiguos campesinos propietarios de la Loma de Santa María, para reducirlos en peones de sus propias tierras. Los “desarrolladores” convirtieron la tierra en poder y dinero.
A aquellos cómplices, los que le siguen, la clase política, del PRI, PAN, PRD… con sus gobernadores y presidentes municipales que se pusieron del lado de quienes los colocaron en la “silla”. Los diputados también fueron partícipes, adecuaron las leyes y permitieron perforar pozos para surtir de agua a los fraccionamientos, construyeron subestaciones eléctricas, dieron permiso para cambiar el uso del suelo, permisos de construcción,… se las dieron a cambio de unos cuantos pesos y por seguir en el poder.
Los titulares, altos mandos y medios de las secretarías de Comunicaciones y Transportes, Urbanismo y Medio Ambiente, Procuraduría Agraria, Comisión Nacional del Agua…
Los constructores, sin ninguna ética, edificaron sin miramientos, no importaba si con ello se degradaba un bien común como son tierra, agua, aire. Bajo toneladas de cemento, acero, asfalto quedaron hectáreas de pastizales, tierras de cultivo, árboles, madrigueras, hogares de miles de animales…
Los intelectuales, académicos, maestros, artistas, profesionistas, alumnos, trabajadores, amas de casa, jóvenes y ancianos, que aún a sabiendas de lo que pasa, de tener conciencia de lo que implica destruir un Área Natural Protegida, prefirieron su comodidad del momento a cambio de la herencia ambiental que ya no dejarán a los suyos y a la sociedad que pagó sus conocimientos. Fueron fácilmente corrompidos.
¿Levantaron alguna vez la voz? La complicidad los alcanzó.
¿Qué responderán a sus hijos cuando les pregunten sobre su participación en la devastación de la Loma? La historia no los absolverá.
Mientras escribo, lágrimas de rabia mojan el teclado. Muchas más corrieron cuando el pasado miércoles 24, el meritito día de San Juan, salí a trotar a los Filtros Viejos, en la Loma, con el fin de admirar en la zona las flores de San Juan que año con año disfrutaba de su perfume en otras épocas. Ahora las máquinas, piedras sepultaban miles de flores y la posibilidad de que otras generaciones disfruten lo que a todos nos pertenecía.

La indiferencia

Otro mal propio de los humanos y principalmente a los educados y domesticados por lo espectacular de las pantallas de televisión, tableta o celular, igualmente permanecieron impávidos, nada que pase en su rededor es tan significativo como los sonidos e imágenes manipuladas por los amos del mundo virtual. Ellos no lo padecerán, nunca conocieron el olor, color, temperatura, humedad, tacto de los tesoros que aún existen en la naturaleza.

¿Ganaron o perdimos todos?

Los despojadores-mercaderes, los constructores, la clase política, los cómplices… ¿Algo ganaron? Quizá poder y/o dinero, pero en realidad todos perdimos, y si no, al tiempo. O`verán.
La terquedad ya la resentimos en Morelia en los servicios de agua, contaminación y vialidades congestionadas por crecimiento sin planificación.
La vialidad no resolverá ningún problema, pues desembocarán en una vía ya de por sí insuficiente.

Invitación, se acaban las localidades

¡Última función! La oportunidad para que usted conozca la Loma de Santa María y su ANP muy pronto se terminará, visítela y podrá contar a las futuras generaciones lo que alguna vez fue un sitio único en el país, donde decenas de especies endémicas la habitaron, plantas y animales propias de la región. Los ambientalistas le dicen “costo de los servicios ambientales” de la zona, un término muy acorde con la época en la que todo se compra o se paga. ¿Podremos comprar o vender elementos indispensables para la vida? ¿El precio lo determina la ley oferta-demanda? Ta’güeno.

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

Los científicos, compromisos y obligaciones

¿Una ocurrencia el aeropuerto en Santa Lucía?

La palabra andante

¿Seguiremos así? ¿Tendremos remedio?

La demencia, la incongruencia y la falta de ética campean en el SPUM

Transparencia, rendición de cuentas y manejo público del presupuesto

¿Decrepitud ética y moral en la Nicolaita?

Gobierno, Congreso y Universidad hechos bolas

A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana

La palabra andante

Los olvidados de siempre

¿Sabios irresponsables?

NAICM: ¿Consulta sin haber escuchado a los afectados?

AMLO y los pueblos originarios

¿Habría corrupción si existiera la transparencia?

Hay de gobiernos a gobiernos

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?