Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
El mundo al revés
Lunes 3 de Agosto de 2015

“Había una vez / un lobito bueno / al que maltrataban / todos los corderos. / Y había también / un príncipe malo / una bruja hermosa / y un pirata honrado. / Todas estas cosas / había una vez / cuando yo soñaba / un mundo al revés”.

Canción infantil

A- A A+

Ni más ni menos, así es como jóvenes, no tan jóvenes y viejos vemos al mundo. Ahora nos defendemos como gatos patas arriba, las agresiones son continuas, una tras otra, apenitas salimos sentir una y tras, ahí viene otra y la otra.
En casa nos enseñaron que debería uno respetar a sus mayores, cuidar a los niños y a las mujeres, saber que el Ejército servía para defender a la patria, que la Policía cuidaría de nuestra seguridad, que en los hospitales los médicos curaban a los enfermos, en las escuelas se enseñaban cosas útiles, que el presidente guiaba al país por el camino del pueblo, que los diputados y senadores eran gente decente, que los bomberos apagaban incendios, que… ya ni me acuerdo qué tantas cosas se nos decía en el hogar. De todas esas buenas intenciones vemos que hoy los niños nacen viendo otro mundo, al que nos ha arrastrado nuestra indiferencia y la falta de acción. ¿Así le seguiremos?

Niños, mujeres y ancianos

Niños en situación de calle como nunca antes, en total abandono, sin padres, hogar, sin derechos a jugar, escuela, salud y lo que es peor aún, es el tráfico sexual y de órganos. Anualmente son reportados tres mil robos de niños y se presume son usados para el tráfico de órganos y sexual.
Se reporta que más de 300 mil niños salen de su hogar para ir a trabajar a otros estados y la mitad está desnutrida y su escolaridad promedio es de segundo año.
Según la UNICEF, hay seis millones de niños y jóvenes sin escuela, es decir, sin un futuro aceptable. De ellos 3.6 millones trabajan.
Las mujeres ahora están sometidas a múltiples acosos: el sexual que fomentan los merolicos de la radio y la televisión y se fomenta en la música que transmiten y que hombres se encargan de cultivarlas, olvidando que nuestras madres, hermanas e hijas son o serán mujeres. La irrupción en la educación y en el trabajo remunerado las hace víctimas de “favores”, lo mismo en las empresas como en las universidades. ¿Cuántos maestros que se sabe son acosadores y cobran el pase con un “favor” han sido encarcelados o corridos? Los feminicidios, el asesinato y desaparición de mujeres hoy es más grande que nunca antes y aún así, la “autoridad” se niega a aceptar la realidad.
Los ancianos por el mismo camino del abandono, cuántos vemos que andan hurgando en los basureros comida; latas, botellas y cartón para vender y de ahí poder sobrevivir. La explotación de los mercaderes que compran el producto a precios bajos y mal pesados es cotidiana. La muerte en el total abandono la atestiguan las notas periodísticas.

Ejército y policías

Cuando niño, Panchito, mi padre, me llevó al Paseo de la Reforma, en el Distrito Federal, a ver el desfile militar. Corrían los años 50, no se sabía aún de las represiones pues estas se dieron posteriormente. Corrían quizá los últimos años de Miguel Alemán Valdés o los primeros de Adolfo Ruíz Cortines, responsable de reprimir a maestros ferrocarrileros y médicos. De ahí comenzó para mí la historia negra de Ejército y policías que conocería hasta la secundaria por medio de mi maestro de historia de México.
En 1968 y 1971 se daría la nota negra para el Ejército, responsable de las masacres de 400 estudiantes y transeúntes en Plaza de Tlatelolco y decenas más en la Normal de San Cosme, pues los paramilitares que llevaron a cabo el “operativo” fueron entrenados por el Ejército. La llamada guerra sucia en los años 70 estuvo a cargo del Ejército y la Dirección Federal de Seguridad, de la cual también fui víctima al ser levantado, desaparecido y torturado por Nazar Haro, creador de la Brigada Blanca.
El Ejército que ahora cumple indebidamente labores de Policía ha sido usado para someter a campesinos, ejidatarios y comuneros que se atreven a defender su territorio. En todo el país hay hechos que reprueban el actuar del Ejército y la Policía.
¿Disparos al aire que matan a niño? El Ejército y la PGJE no han podido aclarar el crimen del niño Edilberto Reyes García y de los heridos. Estando presente el Ejército dice que los disparos fueron hechos por otras personas. ¿Estaban sólo como observadores y dejaron ir a los responsables?
¿Y el Ejército que nos platicaron, dónde quedó?

Hospitales y médicos

Seguro Popular, IMSS e ISSSTE son insuficientes para atender a los enfermos, México se encuentra mundialmente en el sitio 120 en cuanto al número de camas por habitante, pues cuenta con sólo 1.7 camas por cada mil habitantes, mientras que hay países que tienen hasta 16; el desabasto de medicamentos es total, filas interminables para finalmente no haber el medicamento. En cuanto a médicos por cada mil habitantes, México cuenta con dos, mientras que Cuba, con siete. Todo esto ha propiciado que los médicos se hayan convertido en mercaderes de la salud y hayan denigrado su función.

Desgobernantes

Ni para qué decir, son tantas las fechorías en las que ellos mismos se “hacen justicia” que pocos muy pocos son encarcelados; las “penas” de se les deshabilita y se les obliga a devolver parte del botín.
Dicen que han cubierto los compromisos y pagos con los normalistas, con los proveedores, constructoras, policías despedidos y todos ellos desdicen a los que “gobiernan”.
Repiten que la violencia se abatido y las noticias contradicen sus palabras. Encarcelan a José Manuel Mireles y Cemeí Verdía pese a que la PGR no pudo acreditar los cargos y se desistieron de ellos y los delitos por los que se les acusa no han sido acreditados.
En cambio, los videos en que aparecen funcionarios e hijos con presuntos delincuentes no sustentan delito ni complicidad alguna. ¡Vaya gobernantes!
Un mundo al revés y ciudadanos que nos tiene con las patas arriba, tratando de defendernos. ¿Hasta cuándo?

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

La demencia, la incongruencia y la falta de ética campean en el SPUM

Transparencia, rendición de cuentas y manejo público del presupuesto

¿Decrepitud ética y moral en la Nicolaita?

Gobierno, Congreso y Universidad hechos bolas

A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana

La palabra andante

Los olvidados de siempre

¿Sabios irresponsables?

NAICM: ¿Consulta sin haber escuchado a los afectados?

AMLO y los pueblos originarios

¿Habría corrupción si existiera la transparencia?

Hay de gobiernos a gobiernos

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?

¿Ganó su partido? ¿Perdió su partido?... Organícese, las cosas irán de mal en peor

¿A quiénes sirven los gobiernos y la Universidad Michoacana?

¿Votar? Mejor organizarse

El EZLN. La teoría y la práctica