Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre
Miércoles 26 de Agosto de 2015
A- A A+

Plan insano, ataque enfermo, así califican algunos medios y autoridades la retórica de Trump sobre la inmigración que incluye epítetos racistas y discriminatorios como “bebés ancla” y disculpas por “apasionados” a dos de sus seguidores que golpearon y orinaron a un inmigrante hispano en situación de calle.
Igualmente, los medios, incluso conservadores y afines al Partido Republicano, alertan sobre la retórica que alimenta el racismo, la discriminación y la xenofobia contra los inmigrantes hispanos, particularmente mexicanos. Sobre un deliberado ataque contra los indocumentados mexicanos ha construido su ventaja estadística.
Donald Trump, el millonario estadounidense que, según las encuestas de los últimos tres meses, está a la cabeza de las preferencias electorales por la presidencial de Estados Unidos, apela a los blancos anglosajones protestantes (wasp, en inglés) enojados y golpeados, no por los inmigrantes, sino por los cambios, la globalización.
Los inmigrantes indocumentados son el chivo expiatorio perfecto para los wasp, el Tea Party y los racistas, quienes observan con preocupación y escándalo la caída de su país entre las naciones industrializadas y desarrolladas. Igual ven el desplome del imperio, el “excepcionalismo” estadounidense, la clase media del sueño americano.
El país de inmigrantes que exterminó y confinó a reservaciones a la población nativa es encarnado hoy por un millonario sin escrúpulos que pide expulsar a los inmigrantes, particularmente mexicanos, a sus hijos, ciudadanos estadounidenses, además de pretender que México se subordine aún más de lo que ya está.
Con los dos últimos presidentes de la Unión Americana, George W. Bush y Barack Obama, nuestro país ha demostrado tal abyección que quizá sea imposible más. Ha adoptado la política antiterrorista de ese país, ha convertido nuestra frontera sur en un infierno para los migrantes centroamericanos. ¿Qué falta?
Sin duda, la candidatura de Trump por el Partido Republicano no pasará, aunque golpeará a este partido pues, de no obtener la nominación, una candidatura independiente reducirá las pretensiones de Jeb Bush, el precandidato mejor posicionado pero proclive a las estupideces de Trump (“bebés ancla”, por ejemplo).
Acorde con las últimas estadísticas, más de 30 millones de personas de origen mexicano residen hoy en Estados Unidos, una minoría que hacia 2050 podría convertirse en mayoritaria en ese país, pero son datos que obscurecen la realidad de unos pocos que se integran al mainstream y ven con simpatía a México, pero no es su principal referente.
La primera generación de mexicanos residentes legales en Estados Unidos sigue añorando México, sus localidades de origen, pero la segunda, tercera y cuarta generación ven nuestro país según la nostalgia de sus padres y madres, pero su integración a ese país es tal que su vida y futuro están en esa nación. Mentira que el terruño los regrese.
Investigaciones serias y fundamentadas empíricamente, realizadas por investigadores de El Colegio de Michoacán, muestran el impacto de miles de deportados, hombres, mujeres, niños y niñas, en contextos de reinserción, y la mirada de los deportados puesta en Estados Unidos. Todos, sin excepción, sufren de choques que al gobierno no le importan.
A nivel estatal se han aprobado leyes, programas, instancias, además de existir iniciativas para paliar el impacto, no sólo de la salida persistente de personas de sus lugares de origen, sino también del retorno obligatorio de personas que tenían al menos una década de no vivir donde habían nacido, convirtiéndose en extraños en su tierra.
Pero ante el embate de esta retórica antiinmigrante, recogida ya por otros precandidatos del Partido Republicano, quienes proponen medidas aún más extremas, México, a pesar de seguir a pie juntillas los dictados de Washington para repeler a los migrantes, no tiene ni plan A ni B. Los mexicanos, como la historia muestra, están solos.
Obviedades. 1. Manotazo de don Beltrones. Obligado por las circunstancias, en carta a los medios, el ex candidato del PRI al Solio de Ocampo reconoció, sin nombrar y en los hechos sin reconocer, la decisión del TEEM de declarar infundados sus reclamos en contra del gobernador electo. 2. Varias cuartillas le tomó al secretario de la Función Pública intentar limpiar el expediente de su jefe respecto al conflicto de intereses por la famosa Casa Blanca, pero excepto la prensa carroñera y los priistas, a la gran mayoría de los ciudadanos críticos le pareció un informe cantinflesco para concluir que su susodicho jefe es una blanca paloma. 3. Viagra femenino. La comercialización de la sexualidad extiende sus extremismos a las mujeres. Los hombres se la creyeron y pagan fortunas por una erección, mientras que las mujeres, educadas para ser objetos sexuales, están a punto de hacer realidad el sueño mercantilista. 4. En unos días la fórmula Lázaro-Abud finalmente se va y el independiente que asumirá la alcaldía, Alfonso Martínez, quien sigue suspirando por su partido el PAN, recibirá una ciudad en el caos pero no habla de llamar a cuentas a los protagonistas del desastre. 5. Mientras destapaban el champaña por exculpar a Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray y Angélica Rivera, la PGR está por convertir a Elba Esther Gordillo en presa política del peñanietismo al negarle el beneficio constitucional para enfrentar el amañado proceso en el que la enredaron en su domicilio por su edad, lo políticamente de poco le ha servido. Los abogados de la maestra están por acudir a la CIDH.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”

Ayotzinapa o los jóvenes bajo sospecha

La política migratoria de EPN ¿Parteaguas?

¿La crisis perpetua?

Educación y suicidio

Una cultura de la violencia

¿Eso es todo?

Michoacán, entre el caos y la debacle financiera