Rafael Mendoza Castillo
Los retos del “nuevo comienzo” (primera parte)
Lunes 31 de Agosto de 2015
A- A A+

El nuevo gobierno, que ocupará el Solio de Ocampo, a partir del 1º de octubre de 2015, arrancó su campaña con una idea que se sintetiza en “un nuevo comienzo”. No es un pensamiento neutral o inocente, sino que es necesario reflexionar sobre su sentido y significado. Porque, en principio, se estará a favor de algo o de alguien. Nos da la idea de ruptura, respecto del orden vigente, pero también de continuidad, por lo que se estaría mintiendo a la opinión pública. Dicho sentido se inscribió, en una imagen, solamente para persuadir y convencer al electorado. Veremos en los hechos y acciones, del nuevo gobierno, cuál fue realmente su intencionalidad.
Lo anterior no impide que podamos efectuar algunas reflexiones sobre “el nuevo comienzo”. Pensamos que en esa idea se encierra un nuevo proyecto social, político, económico, para Michoacán. Pero puede ser que solamente se trate de sostener el orden realmente existente y sin novedades. En este último caso las relaciones sociales del orden de dominación seguirán siendo las mismas.
Pude ser que la idea fuerza que encierra “el nuevo comienzo” se haya agotado como imagen en el proceso de la campaña electoral y su función se instaló en una racionalidad instrumental, como medio para persuadir y ver al otro como votante, no como ciudadano, como sujeto y con voluntad de poder. Y así, esa idea de fuerza se orientó hacia la construcción de clientelas electorales. Deseo que esto no sea cierto y que aquella idea trascienda el proceso electoral. Al tiempo.
Lo “nuevo” significa que existe algo emergente en las formas tradicionales de gobernar, de ejercer el poder público, que éste realmente sirva a la gente, que el gobernante defienda lo publico, que van a mandar obedeciendo, que no privatizarán la educación pública ni el patrimonio de la nación y del estado. Que se respetará la soberanía de este último, que ya no habrá imposiciones de la Federación sobre Michoacán de ninguna índole.
Además, que se va a cumplir con las promesas de campaña y de que no habrá, en el ejercicio del poder, otras ideas o propuestas no escuchadas en el proceso electoral. Recordemos a Peña Nieto, nunca habló en campaña de privatizar el petróleo, la electricidad, la Ley del Servicio Profesional Docente, pero ya instalado en los Pinos, conjuntamente con el Congreso de la Unión a modo, acordaron las reformas estructurales, las cuales van en contra de la voluntad popular, que es lo mismo que la nación. Espero que no suceda esto con el nuevo gobierno michoacano que encabezará Silvano Aureoles.
Por otro lado, comenzar se refiere a la primeras acciones, actos e intenciones. Empezar tiene que ver, con la colocación de las piezas. De ese modo el 1º de octubre de este año, o antes, Silvano Aureoles dará a conocer las bases sobre las cuales construirá su proyecto llamado “nuevo comienzo”. Hasta ese momento o antes sabremos qué michoacanos y michoacanas eligió para gobernar Michoacán. Veremos si deja o cambia al procurador Martín Godoy. Será una buena o mala señal política.
En el comienzo, ya como gobernador electo, vimos que su proyecto es de cohabitación, con diversos grupos, con colores de derecha, como algunos empresarios, con partidos políticos, también de derecha, como el PAN y el rechazo del partido de AMLO (Morena) a la cohabitación. Lo que no vimos fue la presencia de fuerzas de izquierda, progresistas, democráticas y socialistas, de la sociedad civil michoacana. Estas fuerzas ahí están, en la calle, en el campo, en las ciudades, en las escuelas, en las universidades públicas, etcétera. El que elige se elige.
El 1º de octubre o antes sabremos quién o quiénes acompañarán el proyecto de gobierno del Partido de la Revolución Democrática en Michoacán. Por cierto, este proyecto es avalado por la tribu de los Chuchos. Así conoceremos si el “nuevo comienzo” presentará novedades con sus aliados o estamos en presencia de lo mismo. Las mismas caras, los mismos cuentos, como diría el poeta León Felipe.
Qué significado tiene para la política el hecho de que Silvano invite a la cohabitación a los ex gobernadores, tanto del PRI y del PRD, en el marco de su “nuevo comienzo”. Es muy revelador, de concretarse esa alianza, que estará ausente la crítica y la autocrítica, respecto de quienes endeudaron al estado (32 mil millones de pesos ). Además manifiesta la continuación de la impunidad y la corrupción como cemento del entramado institucional. Esto ya es comenzar con lo mismo y nada que ver con un “nuevo comienzo”.
Estos acontecimientos incrementan la desconfianza de los ciudadanos hacia los gobernantes y sus instituciones. Sabedores de que la corrupción y la impunidad no es un problema cultural de los mexicanos, sino que es un modo de ser y de hacer del Estado mexicano y su periferia.
Entre abril de 2013 y agosto de 2015 los indicadores apuntan en un sentido descendente de la desconfianza en todas las áreas medidas. El Ejército pasó de 69 por ciento al 52 por ciento; la Iglesia católica, del 59 al 54; la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, del 55 al 35; el Instituto Nacional Electoral, del 50 al 34; el gobierno federal, del 46 al 27; el Congreso, del 29 al 24; la Suprema Corte, del 42 al 24; la Policía, del 32 al 20, y los partidos, del 25 al 16. Esto muestra el declive de las instituciones del Estado, incluidos sus representantes. Otro mundo es posible.

Sobre el autor
1974-1993 Profesor de Lógica, Historia de las Doctrinas Filosóficas y Ética en la Escuela Preparatoria “José Ma. Morelos y Pavón” , de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1977 Profesor de Filosofía de la Educación en la Escuela de Filosofía de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1990-1993 Asesor de la Maestría en Psicología de la Educación en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José María Morelos”. 1993-2000 Coordinador de la Maestría en Sociología en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José Ma. Morelos”. 1980 Asesor del Departamento de Evaluación de la Delegación general de la S.E.P., Morelia, Mich.
Comentarios
Columnas recientes

Hidalgo, la libertad y el fin elegido

Hidalgo, la memoria y la Universidad Michoacana

Educar y gobernar en la cuarta transformación

Política y ética para la cuarta transformación

Emancipación humana y pedagogía crítica

Autogestión, ética y pedagogía clínica

Perspectiva epistémica del sur para la cuarta transformación

Educador popular para la cuarta transformación

La educación como fundamento social y no como medio

La cuarta transformación con sujeto histórico

Razones para una nueva política educativa

El pensamiento crítico

Pablo González Casanova y las ciencias sociales

La oligarquía financiera no quiere dejar el poder

Lo que ocultan las campañas políticas

Campañas políticas, subjetividad e intelecuales

Ética y política con fundamentos, con principios

Campañas políticas, el capital y la dominación

El discurso tecnocrático oculta el despojo de la nación

El tiempo y el espacio como negocio

La lucha teórica y política por la educación

El neoliberalismo produce relaciones de explotación

El feminismo es un humanismo

Lo que sucede cuando la crítica y la participación se ausentan

La batalla teórica y política del normalismo

El Estado al servicio del capital

Las instituciones al servicio del neoliberalismo

Instituciones y presupuestos discrecionales

Ideas para liberar lo educativo

El lenguaje público como derecho humano

El poder, el valor y el capital

El contenido de lo educativo no es neutral

Transformemos al capitalismo corporativo y sus instituciones

¿Quién lleva las riendas en el país?

La infancia en el neoliberalismo

Las instituciones al servicio del proyecto de pocos

Pensar en la muerte es pensar en la vida humana

El poder y los fines de la educación

Estado laico e Iglesia católica

Necesidad de conciencia crítica y de sujeto

El neoliberalismo y la doctrina del shock

Modernidad, ¿para quién?

Se privatiza el contenido público de la política

Política, imaginario y educación

La vuelta al yo y la muerte del otro

Investigación educativa, poder y cultura

Relación pedagógica en la política y la cultura

La intimidad de lo educativo

Felicidad y bienestar, ¿para quién?

El sujeto de la educación y la profesionalización

Es necesario detener el neoliberalismo depredador

Racionalidad instrumental y transparencia

Conflicto entre la seguridad y la libertad

El poder del capital vigila y castiga

La memoria histórica amenazada

Democracia liberal, poder y verdad

La veda electoral se sustituye por la noticia

Sindicalismo y neoliberalismo en la UMSNH

Los riesgos de la escritura, la lectura y el pensar

15 de mayo y la lucha sigue

Violencia y pobreza contra la niñez mexicana

La impunidad y la corrupción como espectáculo

La lucha entre lo pesado y lo ligero

Estado, poder y oligarquía

El poder domina y produce fantasías

La libertad, ¿para qué y para quién?

Reforma en la UMSNH y el solitario de Rectoría

Reforma integral en la UMSNH o nada

Reforma en la UMSNH, ¿para qué?

El coro, la moral y la educación

Izquierda y derecha, ¿para qué?

La lucha entre la verdad y la post-verdad

Lucha política y crisis de identidad

La dignidad es un principio, no es un medio

No está en la mochila, sino en el sistema neoliberal

El capitalismo corporativo despoja a la nación

Construir una nueva formación social

Modificar el artículo 29 y suspender garantías

Capitalismo, Consumo y Emociones

Ética crítica y educación liberadora

Globalización y sindicalismo en la UMSNH

Palabras que engañan y mienten

La lucha entre lo reiterativo y lo disruptivo

Trump y la unidad de la oligarquía mexicana

Bloqueo histórico e individualismo obsesivo

El malestar de la vida y la muerte

Pensamiento político de Lázaro Cárdenas del RíoPensamiento político de Lázaro Cárdenas del Río

El poder de explotación y el otro

Los enemigos de la praxis de la liberación

2 de octubre y Ayotzinapa no se olvidan

La relación de poder en la UMSNH

La lógica del capital y la política

El Estado laico y la Iglesia católica

Trilogía de la oligarquía financiera

El neoliberalismo y la causa de los niños

Pensamiento crítico y moralidad

Ética y educación emancipadoras

El poder de explotación y la educación

Lo imaginario y el capital

La ética disruptiva y la educación

Pensar la educación y la pedagogía

El poder de explotación y la educación

El poder autoritario y lo social

El capitalismo corporativo y lo público

El poder de dominación y la Reforma Educativa

Razón ficticia y democracia representativa

El pensamiento único del prianismo

Política y educación, ¿para qué?

La política también se corrompe

La autonomía del saber, ¿para qué?

Pactos, ¿para qué?

La relación de explotación y la infancia

La UMSNH y su autonomía

Escribir, ¿para qué?

Del Estado de excepción al Estado de rebelión

Reforma, jubilación y pensión en la UMSNH

El normalismo: defensa teórica y política

El normalismo: defensa teórica y política

El capitalismo destruye lo humano y la naturaleza

SPUM, universidad y neoliberalismo

Opción a la educación crítica

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

La acumulación de capital en pocos

La desconfianza y el desánimo

Neoliberalismo, corrupción y narcotráfico

Reflexiones sobre el orden sexual

Necesidad de la pregunta y necesidad de conciencia

Ante el autoritarismo, la razón y el argumento

La formación es de naturaleza política

El derecho del orden de Aurelio Nuño Mayer

Evaluar para individualizar y normalizar

Las Normales y el pensamiento único

Poder, vida y muerte

El poder, el diálogo y el nuevo comienzo

Las Normales y el gerente de la SEP

Las Normales y el autoritarismo (Primera parte)

La privatización de lo público

El Papa Francisco y la Iglesia católica

El diálogo como mecanismo administrativo

Las tribus del SPUM

Los retos del “nuevo comienzo” Segunda parte y última

Los retos del “nuevo comienzo” (primera parte)

Reforma Educativa de excepcionalidad

La minoría gobierna a la mayoría

Liberalismo, autoritarismo y centralismo

Escribir y pensar sobre el poder de explotación

Lucha entre la identidad y el sujeto

El malestar en la infancia

El poder, la sexualidad y lo femenino