Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Reformismo o populismo
Miércoles 9 de Septiembre de 2015
A- A A+

El discurso que pretendió resumir el Tercer Informe de Gobierno de Enrique Peña Nieto, donde abundaron las estadísticas farragosas y maquilladas, adelantó la confrontación que viene, la que encabezará y cuyo grupo político se está organizando para esa pelea: reformismo o populismo, lo que cabe decir, todos contra AMLO.
La izquierda electoral que en un momento dado podría organizarse en torno a Andrés Manuel López Obrador y Morena es ya motivo de confrontación, que este ataque tenga un impacto más allá de la retórica de las élites políticas y económicas, la comentocracia oficialista y la prensa carroñera, es cuestionable.
Sin duda la alusión al populismo como supuesta causa de males innombrables respecto al reformismo que le promete a millones de mexicanos un futuro de grandeza evade la responsabilidad individual y grupal de una realidad que, fuera de Palacio Nacional y Los Pinos, se impone en los bolsillos de los ciudadanos que no aparecieron en el discurso.
La comentocracia, a unos minutos de finalizado el discurso de EPN, lo elogió inicialmente, después criticó el exceso estadístico y destacó la arenga antipopulista. El problema con la retórica peñanietista es que construye el camino de un reformismo transmutado en supuesta “verdad histórica”. Después de las reformas, gran futuro.
El populismo, según este discurso, implica estancamiento, desviaciones ideológico-políticas, un pasado innombrable. En contrario, el reformismo alumbra supuestos desarrollos, deja al mercado decidir; limita al Estado. La disyuntiva es falsa cuando observamos un país paralizado, basado en cifras macroeconómicas y bolsillos vacíos.
Antes de entregar esta colaboración, el secretario de Hacienda debió entregar el presupuesto cero para 2016, en el cual el decálogo presentado por Enrique Peña Nieto tendrá un lugar privilegiado. Pero de las diez medidas anunciadas para definir el camino de los próximos tres años –en los hechos dos– no auguran cambios importantes.
El fortalecimiento del Estado de Derecho y la justicia cotidiana colapsan ante los resultados del Informe Ayotzinapa, el cual hace pedazos la “verdad histórica”, replantea las preguntas sobre la desaparición de los 43 estudiantes normalistas y la intervención de autoridades locales, estatales y federales en los hechos que pronto cumplirán un año.
La pobreza será atacada, ante su aumento, con apoyos a áreas rezagadas o zonas económicas especiales, impulso a zonas rurales marginadas, renovación de infraestructura educativa, emisión de bonos de deuda, inglés básico y una Secretaría de Cultura, acciones coyunturales, reformistas, que no atienden sus raíces estructurales.
Al final prevalece la estabilidad macroeconómica, incentivar mayores flujos de capital con nuevas asociaciones público-privadas y austeridad presupuestal, acciones favorables a las elites económicas, pero que no tocan los ínfimos salarios, la desigualdad, la exclusión social y económica. La precariedad laboral sigue. Las mentiras van.
El reconocimiento de los problemas y los escándalos, en tercera persona, no significa asumir la responsabilidad que como jefe del Ejecutivo se tiene. Se trata de descargar el peso de los asuntos en un etéreo más allá. En tres años el “nuevo PRI” tiene al país cerca del precipicio mientras paga millones de pesos en propaganda irresponsable.
Las medidas que prefiguró en su mensaje propagandístico el presidente de México muestran la falsa disyuntiva entre reformismo y populismo. El decálogo que adelantó implicará mayor endeudamiento público, medidas para paliar problemas estructurales, desinterés total por el bienestar de la población y favorecimiento a las élites económicas.
Izquierdas derechistas –aunque parezca contradictorio– y derechas bien posicionadas entendieron bien el mensaje y enfocarán sus baterías contra el populismo tropical (parafraseando a Krauze) y Morena, partido político de izquierda electoral propiedad de AMLO, exagerando la amenaza para justificar futuros fraudes electorales.
El populismo tropical avanza electoralmente. En las pasadas elecciones obtuvo posiciones legislativas y municipios, además de mantener una posición crítica contra Enrique Peña Nieto, el PRI y la llamada mafia del poder, pero el trabajo propagandístico de su principal líder enfrenta a una población difícil, por decir lo menos.
Obviedades. 1. La hipocresía de Mexicanos Primero. Denuncian que el presupuesto de la educación pública va a nómina, la cual está llena de aviadores, pero no mencionan a los responsables: el gobierno federal de ahora y antes, gobiernos a los que el empresariado ha sostenido porque favorecen sus privilegios. 2. El sentimiento anticorrupción en Guatemala, que al parecer se extiende en Centroamérica, es el mejor ejemplo de que las prácticas relacionadas con la corrupción no son parte de la cultura, sino conductas individuales y grupales enraizadas en las instituciones, en la estructura institucional que permite y promueve esas conductas. 3. Economía de cabeza. Las remesas han superado, por enésima ocasión, los ingresos por petróleo. Pero es necesario puntualizar que las remesas son transferencias en dólares de los salarios obtenidos por los migrantes, indocumentados o no, que venden su fuerza de trabajo en Estados Unidos. Ni siquiera son equivalentes a ingresos como la venta de petróleo, turismo, y otros. 4. Del “nuevo comienzo” al mal comienzo: procurador castillista impuesto, reemplacamiento mentiroso, cambios a la Ley Orgánica de la Administración Pública políticos y burocráticos, costos políticos mañosamente trasladados al gobernadorcito. 5 Dice el “independiente” Alfonso Martínez, presidente municipal de Morelia, que “gobernar es servir al ciudadano con la verdad”, esperando que su máxima la apliquen sus subordinados de alto nivel y hagan a un lado su autoritarismo, prepotencia y elitismo. 6. Los diputados locales intentan justificar sus onerosos salarios, ineficacia, ineficiencia y la gran suma con la que se retirarán y corren presurosos a aprobar iniciativas de ley que dicen favorecerán al “nuevo comienzo”; el costo político aparentemente lo asumirá esta Legislatura que se retira con los bolsillos llenos y el gobernadorcito, pero en realidad parece alimentar el caos. 8. Falta ver si los hombres y mujeres de Michoacán que quieran casarse con sus parejas del mismo sexo tienen los aprestos para llevar ante la SCJN el inconstitucional Código Familiar que la Legislatura que está por salir, afortunadamente, aprobó, dejando ver a derechistas, ultraderechistas y fascistas legislar por un asunto que violenta los derechos de la gente. 9. La Legislatura michoacana que en menos de una semana dejará de cobrar altos salarios y desmedidos privilegios, que incluyen, como está siendo documentado por los medios, regalar a familiares y amigos puestos de trabajo, millones de pesos que se embolsarán “legalmente” y posiciones partidistas en comisiones y uso y abuso de los recursos públicos, pasará a la historia legislativa estatal como ejemplo de las arbitrariedades y podredumbres partidistas. 10. A diferencia de diputados y partidos políticos, el Papa Francisco sigue impulsando reformas que cimbran a la Iglesia católica. Ahora reforma la ley eclesiástica para agilizar, simplificar y hacer gratis trámites de divorcio, fuente de jugosos ingresos de instancias y personajes ligados a procesos e instituciones.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”