Rafael Mendoza Castillo
Las tribus del SPUM
Lunes 14 de Septiembre de 2015
A- A A+

El momento histórico que vive el Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana ya no se explica o comprende por sus tendencias, procesos o estructuras, por la idea de comunidad, de colectividad, sino que estos conductores, representaciones, han sido sustituidos por tribus o grupos, los cuales han venido fragmentando y atomizando a la organización. Lo grave de este fenómeno político es que esos grupos han privatizado la acción política del sindicato.
Cada una de estas tribus orienta sus intereses particulares y hacen aparecer a estos como si fueran los objetivos de todos. Esto significa que las políticas públicas y democráticas que dieron origen al SPUM, con el comportamiento y acciones de las primeras, las convirtieron en algo privado. En nombre de todos corrompen el sentido público al transformar a éste en un negocio privado. La tribu conduce al poder y a los privilegios, ya no es la voluntad de la comunidad. Nadie escapa a la tribu.
Es cierto que lo que vemos al interior del sindicato y al exterior no es. Esto significa que es necesario quitar máscaras, quitar velos con la finalidad de develar las fuerzas que hoy mueven al SPUM. Observamos, o se hacen visibles, tres o cuatro tribus, dentro de las cuales están las que lideran Román Soria, Domingo Acuña, Germán Anaya y una que se desprende de estas, la de Rubén Tinoco. Debemos decir que a veces se fraccionan las tribus (la de Lauro) no por principios, sino por reparto de botín o posiciones.
El papel político de estas tribus es dividir los comités ejecutivos generales y los comités seccionales. Todo ello también divide al colectivo sindical. Esta atomización de la organización la ha venido alejando de la acción política constituyente y esa colectividad ha venido caminando en un proceso de burocratización-administración, donde este último es hegemónico y la acción de la política desaparece. En ese sentido, cada tribu se apodera de algún territorio desde donde satisface su interés privado. Así, el contenido público de lo político es dejado de lado.
En el origen el SPUM nació con ideales, con principios éticos, morales y cívicos. Cómo poder olvidar la idea de comunidad solidaria, mejorar las condiciones de vida del trabajador, un mejor salario, evitar su precarización, defender el Contrato Colectivo de Trabajo, defender la autonomía de la Casa de Hidalgo, el humanismo nicolaita, respeto a sus normas y reglas, etcétera, etcétera. En el camino de la vida histórica del sindicato fueron apareciendo sus achaques, manías, traiciones, desviaciones y, el origen, como ideal, como utopía, como opción de futuro, se cambió por el negocio de las tribus.
Esos ideales, esos principios humanistas, solidarios, el bien común, fueron bombardeados por políticas oficiales denominadas de homologación, que en el fondo vinieron a destruir, vía la competencia (capital curricular), los lazos sociales solidarios entre los afiliados. Las tribus del poder público, cada día más privado que público, también han contribuido en la colocación de figuras globalizadoras al interior de la Universidad Michoacana, tales como las certificaciones, las cuales impiden el crecimiento de la matrícula en la Universidad, los topes salariales, reducción del presupuesto universitario, las competencias en el aprendizaje, un pensamiento domesticador, unidimensional, ajeno a la reflexión crítica, convertir a la educación en una mercancía, reformas educativas laborales y administrativas para favorecer a los empresarios y a los más ricos.
Este 25 de septiembre de 2015 se llevará a cabo la Asamblea General del SPUM con la finalidad de nombrar al nuevo Comité Ejecutivo General y las comisiones autónomas de dicha organización. En este momento las tribus se están moviendo para asaltar el poder, el cual ya lo han venido usando no en bien de los afiliados, sino en provecho de la tribu, ya sea ésta de afuera o de adentro. El comportamiento político de estos grupos vulnera la autonomía y la independencia de la organización.
Cada tribu lleva un conductor (individuo o idea) que aglutina a varios afiliados. Este conductor los junta teniendo como cemento no los ideales de la comunidad, el interés de todos, sino la búsqueda de lo privado, una posición al interior de cualquier estructura del poder sindical o disponer de las cuotas de los afiliados o los privilegios que las autoridades les otorgan. Recordemos que en cada cambio de Comité Ejecutivo General se pierden dineros, no rinden cuentas, no se transparentan los ingresos, no se aprueban los informes financieros. Estas corruptelas nunca se han castigado.
El problema de las tribus que hoy enfrenta el SPUM implica detenerse, hacer un espacio, un tiempo para pensar al sindicato, revisar su trayecto y su accionar. A lo mejor, dado el grado de burocratización, de administración, de reglamentación, de crecimiento en el que se encuentra, de apatía e indiferencia entre sus miembros, se podría transitar hacia la figura de movimiento social.
Me parece que las reglas de lo administrativo o lo planificador han paralizado a la organización en su accionar político. Esto coloca al sindicato en un neoporfirismo donde lo administrativo y lo reglamentado, como técnica de control, anula a la política como acción transformadora de la realidad. Esta forma de hacer sindical por la vía de la planificación favorece la existencia de las tribus. Un sindicalismo administrado pierde su ser político.
Privilegiar el ser sindical planificador y reglamentado produce un hacer en el mismo sentido. Se sustituye al actor, al sujeto político rebelde, por el individualismo, el egoísmo, el narcisismo, los cuales se instalan en la conformidad, y cada uno va por su rebanada de pastel. Este ambiente abre las puertas al clientelismo y a la compra y venta de las necesidades.
El mercado también entra a la Universidad y al sindicato. Todo ello rompe los lazos sociales de la comunidad, el proyecto compartido de todos, lo solidario. Antes de ir por el poder, vayamos a discutir lo que hemos hecho del SPUM y lo que queremos que sea en el futuro. Volver al origen, desde el presente, orientados por el pensamiento crítico disruptivo para rectificar las desviaciones, desaparecer a las tribus y regresar a la comunidad, al colectivo solidario. Otro mundo es posible.

Sobre el autor
1974-1993 Profesor de Lógica, Historia de las Doctrinas Filosóficas y Ética en la Escuela Preparatoria “José Ma. Morelos y Pavón” , de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1977 Profesor de Filosofía de la Educación en la Escuela de Filosofía de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1990-1993 Asesor de la Maestría en Psicología de la Educación en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José María Morelos”. 1993-2000 Coordinador de la Maestría en Sociología en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José Ma. Morelos”. 1980 Asesor del Departamento de Evaluación de la Delegación general de la S.E.P., Morelia, Mich.
Comentarios
Columnas recientes

Ética y política con fundamentos, con principios

Campañas políticas, el capital y la dominación

El discurso tecnocrático oculta el despojo de la nación

El tiempo y el espacio como negocio

La lucha teórica y política por la educación

El neoliberalismo produce relaciones de explotación

El feminismo es un humanismo

Lo que sucede cuando la crítica y la participación se ausentan

La batalla teórica y política del normalismo

El Estado al servicio del capital

Las instituciones al servicio del neoliberalismo

Instituciones y presupuestos discrecionales

Ideas para liberar lo educativo

El lenguaje público como derecho humano

El poder, el valor y el capital

El contenido de lo educativo no es neutral

Transformemos al capitalismo corporativo y sus instituciones

¿Quién lleva las riendas en el país?

La infancia en el neoliberalismo

Las instituciones al servicio del proyecto de pocos

Pensar en la muerte es pensar en la vida humana

El poder y los fines de la educación

Estado laico e Iglesia católica

Necesidad de conciencia crítica y de sujeto

El neoliberalismo y la doctrina del shock

Modernidad, ¿para quién?

Se privatiza el contenido público de la política

Política, imaginario y educación

La vuelta al yo y la muerte del otro

Investigación educativa, poder y cultura

Relación pedagógica en la política y la cultura

La intimidad de lo educativo

Felicidad y bienestar, ¿para quién?

El sujeto de la educación y la profesionalización

Es necesario detener el neoliberalismo depredador

Racionalidad instrumental y transparencia

Conflicto entre la seguridad y la libertad

El poder del capital vigila y castiga

La memoria histórica amenazada

Democracia liberal, poder y verdad

La veda electoral se sustituye por la noticia

Sindicalismo y neoliberalismo en la UMSNH

Los riesgos de la escritura, la lectura y el pensar

15 de mayo y la lucha sigue

Violencia y pobreza contra la niñez mexicana

La impunidad y la corrupción como espectáculo

La lucha entre lo pesado y lo ligero

Estado, poder y oligarquía

El poder domina y produce fantasías

La libertad, ¿para qué y para quién?

Reforma en la UMSNH y el solitario de Rectoría

Reforma integral en la UMSNH o nada

Reforma en la UMSNH, ¿para qué?

El coro, la moral y la educación

Izquierda y derecha, ¿para qué?

La lucha entre la verdad y la post-verdad

Lucha política y crisis de identidad

La dignidad es un principio, no es un medio

No está en la mochila, sino en el sistema neoliberal

El capitalismo corporativo despoja a la nación

Construir una nueva formación social

Modificar el artículo 29 y suspender garantías

Capitalismo, Consumo y Emociones

Ética crítica y educación liberadora

Globalización y sindicalismo en la UMSNH

Palabras que engañan y mienten

La lucha entre lo reiterativo y lo disruptivo

Trump y la unidad de la oligarquía mexicana

Bloqueo histórico e individualismo obsesivo

El malestar de la vida y la muerte

Pensamiento político de Lázaro Cárdenas del RíoPensamiento político de Lázaro Cárdenas del Río

El poder de explotación y el otro

Los enemigos de la praxis de la liberación

2 de octubre y Ayotzinapa no se olvidan

La relación de poder en la UMSNH

La lógica del capital y la política

El Estado laico y la Iglesia católica

Trilogía de la oligarquía financiera

El neoliberalismo y la causa de los niños

Pensamiento crítico y moralidad

Ética y educación emancipadoras

El poder de explotación y la educación

Lo imaginario y el capital

La ética disruptiva y la educación

Pensar la educación y la pedagogía

El poder de explotación y la educación

El poder autoritario y lo social

El capitalismo corporativo y lo público

El poder de dominación y la Reforma Educativa

Razón ficticia y democracia representativa

El pensamiento único del prianismo

Política y educación, ¿para qué?

La política también se corrompe

La autonomía del saber, ¿para qué?

Pactos, ¿para qué?

La relación de explotación y la infancia

La UMSNH y su autonomía

Escribir, ¿para qué?

Del Estado de excepción al Estado de rebelión

Reforma, jubilación y pensión en la UMSNH

El normalismo: defensa teórica y política

El normalismo: defensa teórica y política

El capitalismo destruye lo humano y la naturaleza

SPUM, universidad y neoliberalismo

Opción a la educación crítica

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

La acumulación de capital en pocos

La desconfianza y el desánimo

Neoliberalismo, corrupción y narcotráfico

Reflexiones sobre el orden sexual

Necesidad de la pregunta y necesidad de conciencia

Ante el autoritarismo, la razón y el argumento

La formación es de naturaleza política

El derecho del orden de Aurelio Nuño Mayer

Evaluar para individualizar y normalizar

Las Normales y el pensamiento único

Poder, vida y muerte

El poder, el diálogo y el nuevo comienzo

Las Normales y el gerente de la SEP

Las Normales y el autoritarismo (Primera parte)

La privatización de lo público

El Papa Francisco y la Iglesia católica

El diálogo como mecanismo administrativo

Las tribus del SPUM

Los retos del “nuevo comienzo” Segunda parte y última

Los retos del “nuevo comienzo” (primera parte)

Reforma Educativa de excepcionalidad

La minoría gobierna a la mayoría

Liberalismo, autoritarismo y centralismo

Escribir y pensar sobre el poder de explotación

Lucha entre la identidad y el sujeto

El malestar en la infancia

El poder, la sexualidad y lo femenino

Salvador Jara Guerrero y el Estado de excepción

Salvador Jara Guerrero, los intelectuales y el autoritarismo

El bullying, punta del iceberg

Infancia, violencia y capitalismo

Discurso político e Iglesia católica

Educación y pensamiento crítico

El individuo y el sujeto

El sujeto se hace en la rebeldía

El poder y el secreto

Democracia oligopólica y poderes fácticos

Fetichismo, poder y creencias

Ideas para la sesión extraordinaria del CEPEC

El neoliberalismo produce crisis moral y social

Cultura, educación y política

La dignidad como valor de la persona

Adiós al filósofo Luis Villoro Toranzo