Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
Agenda legislativa 15-18
Martes 15 de Septiembre de 2015
A- A A+

Quienes integran los grupos vulnerados: personas con discapacidad, adultos mayores, indígenas, homosexuales, comunidad transexual, entre otros, deberán disfrutar del derecho a la igualdad y a la no discriminación en los procesos judiciales, en la elaboración y aplicación de las leyes, así como en las políticas públicas; un anhelo esperado por muchos años para quienes nos hemos dedicado a derrotar a la diferencia de trato social y a promover la igualdad y el respeto a los derechos humanos.
Por ello es imperativo que la perspectiva con que se elaboran las leyes por parte del Poder Legislativo tome en consideración las reformas constitucionales de 2011 en materia de derechos humanos, así como las correspondientes a la Constitución local de Michoacán, en las cuales los derechos humanos, la perspectiva de género, así como la no discriminación y la igualdad son elementos transversales en el diseño de la norma jurídica. Este ha sido mi discurso político desde hace ya años de trabajo en favor de la cultura de la igualdad y no discriminación, de la legalidad y del respeto a los derechos humanos y a la mujer, que tanto respeto me merece.
La sociedad michoacana, principalmente los grupos vulnerados, tiene expectativas sobre las acciones legislativas; ellos se plantean mejorar su calidad de vida, por ello sería conveniente que esta LXXIII Legislatura contemple entre otros asuntos los siguientes aspectos:
1- Impulsar el programa integral de armonización de la legislación y normatividad para garantizar los derechos humanos a los grupos vulnerados en Michoacán.
2- Plantear los mecanismos de control y responsabilidades frente a la ausencia de cumplimiento de mandato de la ley por parte de servidores públicos y funcionarios de los diferentes poderes públicos y organismos autónomos.
3- Proponer la creación de protocolos de actuación y ética para las y los legisladores y personal del Congreso del Estado, que establezca la obligatoriedad de atención en un marco de respeto y sensibilidad para el trato digno a la población.
4- Etiquetar recursos de manera progresiva y razonable en el Presupuesto de Egresos del Estado para fortalecer los mandatos de las leyes que atienden los derechos humanos a través de la instrumentación de la política pública.
Pero para llegar a ello se requiere que esta novel Legislatura asuma los compromisos parlamentario siguientes: las y los diputados deberán legislar y transversalizar con perspectiva de género, no discriminación y derechos humanos, esto es garantizar y respetar la igualdad y no discriminación deben evitar el asistencialismo; los parlamentarios deben conocer, importantísimo conocer, los instrumentos internacionales en materia de derechos humanos (documento, informes, estudios e investigaciones elaborados y emitidos por diversos mecanismos creados dentro de los organismos internacionales y regionales) importante la revisión de los pronunciamientos del Comité de Derechos Humanos, relatorías, Comisión y Corte Interamericana de Derechos Humanos; los legisladores habrán de contar con datos confiables y actuales sobre los temas que aborden, pero además asumirán la consulta con los actores involucrados para guiar la actuación legislativa sobre los derechos humanos no se consulta se protegen, se defienden; las leyes que emanen de la actual Legislatura deberán contar con un lenguaje no sexista, visto con perspectiva de género.
De igual manera las iniciativas o propuestas de ley deben realizarse sobre un modelo que contemple la legalidad de la medida, el fin legítimo de la medida y la proporcionalidad en sentido amplio de la medida; en la práctica no basta que se apruebe una iniciativa de ley si no está acompañada del presupuesto correspondiente para hacerla viable. Entre otros aspectos.
No obstante estas recomendaciones a que hace alusión el Congreso de la Unión, consideramos que para impulsar un verdadero análisis para la armonización legislativa hace falta contar con un método de comparación de modelos, el cual comparará un modelo normativo óptimo con el modelo normativo actual existente en el país y, desde luego, aquí en Michoacán, identificando y confrontado las diferencias entre ambos y concluyendo en una propuesta de modificación legislativa. El método contendrá fuentes de derechos y obligaciones del aparato legislativo, así como líneas generales para una propuesta legislativa (propuesta de Conapred). De esta manera la propuesta legislativa debe expresar qué legislación debe reformarse, en qué sentido debe operar dicho cambio, quién o quiénes son responsables y corresponsables del cambio y el nivel de prioridad de la reforma.
En este sentido hemos vislumbrado algunos comentarios con grupos vulnerados quienes nos han comentado cuáles serían los impactos deseables normativamente hablando que esperan de esta LXXIII Legislatura: entre los indígenas, sobre todo en los lugares que me ha tocado trabajar, Cuanajo, Santa Fe de la Laguna, Isla de Urandén y Janitzio, nos plantean la importancia de impulsar que en los espacios culturales y educativos se recupere, respete, muestre y valore la diversidad étnica. Entre los jornaleros migrantes de Huetamo y de Coahuayana nos han expresado la importancia de que se reconozca y valore la presencia y aportaciones culturales, sociales y económicas de las personas migrantes. Los artesanos, entre ellos una importante población indígena, nos ha planteado la importancia de contar con un nuevo marco jurídico que fomente y fortalezca las actividades artesanales en Michoacán.
Desde la perspectiva de género, muchas de las mujeres violentadas con las que me ha tocado trabajar en distintas partes de Michoacán plantean la importancia de que se reflexione desde la visión androcentrista y sexista, machista y misógina con que se construye la familia; ellas plantean que los hombres deben ser reeducados y los hijos educados desde la visión de compartir responsabilidades en el hogar; en este sentido consideran que se deberían crear estructuras promover la educación sexual o bien la modificación de la ley para una vida libre de violencia de la mujer que incluya procesos de reeducación respondiendo al qué, cómo, cuándo, dónde, por qué.
Con los jóvenes hemos trabajado intensamente en materia de violencia, ellos nos han expresado su preocupación por que se modifiquen las leyes para incluir a poblaciones callejeras y subculturas urbanas y cuestiones de los derechos sexuales y reproductivos; también nos han expresado la importancia de promover una mayor cohesión social e intergeneracional con miras a revalorar el respeto y el trato digno del adultos mayor por parte de las y los jóvenes.
Las poblaciones con problemáticas de discapacidad comparten sus preocupaciones en el sentido de: 1) asignación de recursos suficientes para cumplir con la Ley de Inclusión; 2) exhorto al Ejecutivo del estado para la sensibilización de los servidores públicos; 3) armonizar la ley de asistencia social de Michoacán para corregir conceptos excluyentes y que discriminan; 4) modificación de la Ley de Educación para una educación inclusiva; 5) modificación al marco jurídico en materia de capacidad jurídica que permita la libre manifestación de la voluntad (lo que implica eliminar la figura jurídica de “estado de interdicción”).
Desde luego, entre otras temáticas que estaremos presentando como Grupo de Facto Diversidad Sexual en Michoacán, una institución social que impulsa acciones para la inclusión y el respeto al valor de la diversidad.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo

Diversidad y respeto

Cuerpo, mercancía, trata

La diferencia

Marco normativo LGBTTTI

Odio

Arqueología del matrimonio igualitario

Disidentes sexuales

Lo humano, la persona, su dignidad

Derechos humanos

La vejez

Rostros de violencia

Miedo, tolerancia e información

Trata de personas en México

2,500 años de opresión de la mujer

Conflicto cultural por el valor de la diversidad

Matrimonio igualitario, concubinato, familia

Bullying, disciplinar los cuerpos

San Ildefonso

Mujeres Aliadas

Matrimonio igualitario, último prejuicio

Pladiem 2015-2021

Mecanismos de seguimiento, ¿para qué?

Igualdad sustantiva (segunda parte)

Igualdad sustantiva (primera parte)

2016

Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015-2021

El derecho a conocer los derechos

Visibilidad social en La Piedad

VIH, tiempo, espacios y cuerpos

Conciencia social

Día Internacional de la Tolerancia

Derechos humanos

Ambiente laboral incluyente

Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación

Dirección de diversidad sexual y bisexualidad en Michoacán

Trabajo doméstico

Informar para transparentar

Identidad trans

Agenda legislativa 15-18

Derecho a la diferencia

Lo privado no debe volverse público

La cultura y el desarrollo

Debatamos Michoacán

ITS y el condón

Corte Interamericana, movimiento social y matrimonio igualitario

Silvano y la agenda de la dignidad humana

Laicidad

Afrodescendientes, ¿dónde están?

Hablar de los derechos humanos

Jurisprudencia 43/2015, Iglesia católica y discurso político

Jurisprudencia 43/2015

\"Cuarto Aniversario de la reforma constitucional en materia de derechos humanos\"

Intolerancia

¿El closet institucionalizado?

17 de mayo

Homofobia, democracia sexual o diversidad

Homofobia, democracia sexual o diversidad

El ombudsman

Discriminación racial

¿Quiénes son los grupos vulnerados?

Femicidio o Feminicidio, ¿cuál?

Cero VIH

Bioética, persona y sociedad

Transgresores en Morelia

Armonización

Vasco de Quiroga, salud y ciudadanía

Bando de Buen Gobierno Churintzio

Alondra y Quimi en Arteaga

El liderazgo de la discapacidad

Pedro en Tuzantla

Holocausto

Investigación

Consejo Municipal de Igualdad

Niños y niñas

El odio

La diferencia de trato social

Los derechos humanos

1 y 3 de diciembre

Agenda CNDH 2014-2019

Jóvenes por la Paz en Cuitzeo

Política antidiscriminatoria

Programa Antidiscriminatorio de Michoacán

Día Nacional contra la Discriminación

“Interculturalidad: diversidad y paz”

Federación Iberoamericana del Ombudsman

Presea Vasco de Quiroga

Convenios y seguimiento y evaluación

Discurso de odio en Durango