Xuchitl Vázquez Pallares
¡Abajo el mal gobierno!
Jueves 17 de Septiembre de 2015
A- A A+

“¡Abajo el mal gobierno!”, fue el grito de Miguel Hidalgo y Costilla la noche del 15 de septiembre de 1810. Esa frase sin duda sintetizaba todo lo que acontecía y, sobre todo, expresaba el grito silencioso de la ciudadanía.
Estar de parte del pueblo, reclamar justicia, libertad e igualdad, le llevó al entonces sacerdote a la excomunión y el rechazo de la clase social en el poder.
Miguel Hidalgo era diferente. Amaba el conocimiento, amaba esta tierra, amaba a los propietarios originarios: purépechas, otomíes, nahuas, tarahumaras, huicholes, mazahuas, yaquis, tlapanecos, mixtecos, mixes, triquis, zapotecos, totonacas, tzotziles, mexicas, zoques, seris, lacandones, pames, tepehuas, popolucas, chinantecos, mazatecos, tojolabales, amuzgos, mayas, tzetzales, hñä hñü, (ñañu).
Gracias a todos ellos se logró la lucha de Independencia. Fueron ellos los que conformaron los ejércitos a lo largo y ancho de estas tierras, dieron su vida junto a algunos criollos ilustrados que dieron su vida junto a ellos por la igualdad, la libertad, la independencia económica y política de este país, hoy llamado México.
La mayoría de los criollos se unieron a la lucha de Independencia. Reclamaban los mismos derechos y privilegios de los españoles ya que el simple hecho de haber nacido en estas tierras era denigrante.
Estas tierras, de las que sacaron oro, plata, fierro, cobre, maderas preciosas y sobre todo mano de obra gratuita, hicieron a España una de las potencias mundiales más poderosas en esa época.
Todos sabemos que los españoles que llegaron eran bandoleros, ladrones, violadores, adúlteros, perseguidos por la justicia.
Llegaron a estas tierras a saquear, violar, matar, esclavizar, engañar, robar sus tierras y propiedades a los pobladores y propietarios originarios.
El oro era su meta, destruyeron cuanto encontraban a su paso. Fundieron maravillosas obras de arte para convertirlas en lingotes de oro. Prácticamente toda la riqueza de España se conformó a base de sangre mexicana.
No respetaban ni valoraban nada. Miles de mexicanos murieron en esos 300 años para la grandeza de España y la sobrevivencia de la Nueva España.
El desprecio hacia los “indígenas”, la no valoración de lo que tenemos, el menosprecio a todo lo que signifique nuestra cultura ancestral, fue su peor legado ya que no lo hemos superado. Aún hay menosprecio, desigualdad, discriminación, incomprensión, falta de respeto, hacia los pobladores originarios de estas tierras.
Hidalgo y Morelos tenían muy claro lo que necesitaba este país: justicia, igualdad, independencia y soberanía.
Que las riquezas, todas, fuesen de y para los mexicanos. Que no se le rindiera pleitesía alguna a ninguna nación extranjera.
Se enfrentaron al poder económico, militar y político español y de la Nueva España, así como al poder religioso de ambos países. Obviamente no era fácil, sabían que quizá no verían su sueño hecho realidad. Sin embargo tenían que iniciar la lucha, que se perdiera el miedo y que se gritara fuerte “¡abajo el mal gobierno!”.
Ambos se formaron en el Antiguo Colegio de San Nicolás, ambos fueron estudiantes destacados, sobre todo por su ansía de conocimiento, por cuestionar el statu quo, por su anhelo de cambiar el mundo. Leían libros prohibidos y mal vistos por las mentes retrógradas y pequeñas, sembraban semillas no autorizadas por el imperio.
Eran ambos revolucionarios en toda la extensión de la palabra, por ello hicieron lo que hicieron, por ello se les honra. ¡Cuánta falta hacen!
Michoacán fue cuna del movimiento de Independencia. Este estado siempre ha tenido lugar preponderante en lo que ha movimientos sociales se refiere en la historia patria.
Hoy viven los michoacanos tiempos sumamente difíciles. Estamos a menos de un mes de que finalice una administración fallida con tres gobernadores, con las arcas vacías para las demandas y necesidades ciudadanas.
El reto no está nada fácil. Cada uno de nosotros tenemos que poner lo mejor de nosotros mismos para sacar adelante a esta tierra que todo nos ha dado. Michoacán tiene todo para crecer económicamente, sólo necesita que estén al frente personas que sepan cómo hacerlo y, sobre todo, que sean honradas y que amen esta tierra.
Escribo este artículo tras una noche en la que muchos mexicanos mostraron su descontento ante lo que sucede. Me refiero a la ceremonia del Grito.
Quien haya visto la ceremonia por televisión y haya estado al tanto de lo que sucedía en el transcurso del día se habrá dado cuenta del acarreo descarado de personas del Estado de México para medio llenar el Zócalo. La ceremonia finalmente fue fría y deslucida. Y es que el país no está para festejos, hemos perdido mucho. No me refiero sólo a lo económico, sino a lo sustancial: la mayoría no tiene ya valores. La impunidad, el latrocinio, la ignorancia, la violencia en todas sus acepciones son lo que imperan.
El pueblo de México está siendo despojado de sus riquezas, de su cultura, de su vida. Al igual que en el pasado está siendo engañado, se le están dando cuentas de vidrio por sus riquezas. Muchos no lo ven, el poder ha utilizado todo lo que está a su alcance para mantener la venda en los ojos de la ciudadanía. Aún hay muchos que por su pobreza se venden por una torta, por un viajecito gratis a la Ciudad de México. También venían muchos temerosos de perder su empleo por no obedecer la orden de acudir.
Muchos acudieron a las plazas, el amor a México está en los corazones de los mexicanos. No obstante la presencia de personal armado custodiando al poder, hubo expresiones de descontento, como la publicada por Proceso en las redes, donde se mostraba a personas que valientemente burlaron el cateo que impide se introduzcan mantas. Con camisetas, seguramente ocultas, formaron la frase: “Peña Nieto asesino.” En ellas el logo de la UNAM, la UAM y el Poli, eran visibles.
Pareciera que nada pasa, pero están pasando muchas cosas. Lo evidente no se puede ocultar. El silencio muchas veces expresa más que mil palabras.
Las semillas que plantaron Hidalgo y Morelos habrán de florecer.
vazquezpallares@gmail.com

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Hacer realidad los sueños…

Por fin se valorará la historia y la cultura…

¿Buen Fin…?

El agua…

Desplazados por la pobreza e injusticias…

Mictlantecuhtli cierra círculos…

Tierra mía, mi tierra…

Vencer a la desesperanza…

A 526 años…

No se olvida…

Tormentas y enseñanzas de septiembre

México tiembla…

Héroes…

Inoperancia, corrupción e impunidad…

Leer, escribir, pensar, son actos de resistencia...

Ya no es ficción

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…

Política energética

Sus políticas han fallado

Cuánta falta haces José María Morelos…

En aras de intereses económicos se está devastando al país

Al grito…

Totalmente justo

Derechos no respetados…

Con la misma piedra…

Incentivar el conocimiento

¡A sembrar!

8 de agosto de 1879

México Tenochtitlan, 691 años

La violencia pone en evidencia

La lucha sigue…

6 de julio de 1988…

30 de Junio, la noche de la victoria…

El hilo conductor, el reclamo de justicia

No más antidiversidad

Tenemos que hacer valer la libertad de expresión…

A Sagrario...

La energía que mueve al mundo

Semillas de conciencia…

Anhelo que aún vive…

Sin palabras…

¿Qué traen entre manos?

Esto no puede llamarse desarrollo

Panamá Papers…

Es importante conservar la memoria histórica…

Este 26 de marzo…

Hay muchos 18 de marzo por lograr…

De raíces profundas…

“Spotlight”…

La salud es un lujo

Cada uno de nosotros podemos y debemos cambiar las cosas…

La esperanza puede hacerse realidad…

Imagina la paz…

Arcas vacías…

Con tal de tener ganancias…

Dejemos atrás las telenovelas…

Los 6 de enero

Noche de la esperanza

Desigualdad abismal…

Evitemos su extinción…

COP21…