Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
¿La UMSNH socialmente responsable?
Lunes 21 de Septiembre de 2015

Soy un maestro de escuela, un simple maestro de escuela; y un tipo de los que no saben ni arrastrarse ni lamer las botas de los de arriba. Soy un maestro de escuela, un simple maestro de escuela; pero después, cuando reine la paz en el país, cuando finalmente nos desembaracemos del dictador, cuando cada quien tenga su tierra y goce de libertad entonces yo seré maestro de las nuevas generaciones en la Universidad.

La rebelión de los colgados, Bruno Traven

A- A A+

Hace unos días visitó la Universidad Michoacana Víctor Fiorino, del Observatorio de Responsabilidad Social para América Latina y el Caribe, al que la nicolaita está suscrita. Vino a plantear los asuntos y responsabilidades en los que las universidades tienen la obligación de estar presentes. El asunto es directo. ¿Qué hace nuestra Universidad para la sociedad? La respuesta no requiere ni siquiera de poquitita ciencia ni de hacer una “investigación seria”, basta con aguzar los sentidos y la respuesta saltará, así nomás.
Si alguna vez se ha tenido la curiosidad de conocer lo que plantea la Ley Orgánica de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, comprenderá que día a día se aleja de los principios que ahí se plasmaron desde la primera ley de 1917: la autonomía, la democracia, el servicio a la sociedad, promover la igualdad en sus alumnos, maestros y empleados, la conciencia de nacionalidad, la distribución equitativa de los bienes de la nación. El capítulo III de la actual Ley Orgánica así lo establece. Sin duda alguna y sin trastabillar, hemos fracasado.
La próxima ley que desde hace al menos doce años se ha pretendido elaborar y buscar consensos sin lograrlo seguramente plasmará la tendencia de la clase política; es decir, lo que dictan los organismos financieros internacionales y las grandes empresas que la han sometido, desde la Presidencia hasta las universidades. Así, la nueva ley cumpliría cabalmente con lo que dictan los nuevos principios. La moda y la tendencia es ajustarse al mercado, concentrar la propiedad privada y los medios de producción. Claro, todo esto estará en contra de sus orígenes.
Lo anterior sería lo opuesto a lo que planteó el rector Medardo Serna en el mensaje que dirigió como orador del acto conmemorativo de la Independencia, en el que, entre otras palabras, dijo: “Alcancemos el verdadero desarrollo con el que logremos vencer el analfabetismo, el subdesarrollo, la delincuencia, la pobreza, el desempleo, la miseria, la corrupción y la desigualdad, que en esencia son los verdaderos enemigos de la sociedad mexicana de nuestro tiempo”. Coincidimos con él.
También dijo: “Nos permiten, por ejemplo, afirmar que no estamos peor que antes debido a que ahora vivimos en un régimen republicano y no en una monarquía absolutista, somos hombres y mujeres libres y no esclavos, es la Constitución y no un monarca quien norma los principios que rigen el funcionamiento de la sociedad”. Aquí estamos completamente en desacuerdo.
De lo dicho por el orador oficial de la ceremonia cívica se pueden desprender muchas preguntas que podrían terminar en: ¿Dónde están y quiénes son esos enemigos?, ¿qué hacen la clase política y la UMSNH para resolver la multitud de entuertos?, ¿y los 43 de Ayotzinapa, Tlatlaya, Xayacalan, Aguas Blancas, el 2 de octubre, el 10 de junio, Acteal, los 50 mil desaparecidos –que equivalen en número a la población de la Universidad Michoacana– reconocidos por la Secretaría de Gobernación?, ¿y las privatizaciones de las riquezas que nos pertenecían a todos los mexicanos?
Creo que muchos coincidimos en que la única respuesta a lo que dicen los mandones sería el silencio. Claro que si pretenden con retórica convencernos al auditorio, quedarían las sillas vacías al igual que sus palabras huecas. Los escépticos quizá asistirían, a las primeras bocanadas de justificaciones y banalidades saldrían confirmando sus expectativas. Pero eso sí, las televisoras y los medios nos mostrarían porras, banderas y los aplausos por los logros de quienes nos malgobiernan. Como sucedió en los recientes y diversos informes.

¿Dónde quedó la responsabilidad social de la UMSNH?

Y vuelve el burro al trigo, ya el disco se ralló, pero ahí va. ¿Existe algún sitio donde la sociedad y los trabajadores se puedan enterar de los proyectos y trabajos realizados y por realizar que tiene la Universidad Michoacana para el bien común?, ¿hay algún proyecto o plan para lograr cumplir los principios de la Ley Orgánica?, ¿se están haciendo evaluaciones en las facultades e institutos sobre los logros y fracasos de lo proyectado?, ¿le incumbe a la Michoacana –y hablamos de autoridades, trabajadores y estudiantes– la degradación ambiental provocada por los proyectos y obras que los empresarios imponen a los que nos mal gobiernan? Creemos que sí pero…
Lo que se percibe es que en la UM no hay compromiso con la sociedad a pesar de que su existencia y dependencia recaen en los trabajadores de la ciudad y del campo que con su trabajo e impuestos la sostienen y mantienen.
Quizá la “razón” sea que la comunidad de la UM está compuesta en su amplia mayoría por personas a las que su estado de relativo bienestar no les permite percatarse de lo que le pasa a más de la mitad de la población que es pobre. Y los muy pocos pobres que la componen piensan y aspiran a salir de su situación para convertirse en “profesionistas exitosos”.
Difícil el reto que tiene la comunidad universitaria y la sociedad. “Cuando cada quien tenga su tierra y goce de libertad”.

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?

¿Ganó su partido? ¿Perdió su partido?... Organícese, las cosas irán de mal en peor

¿A quiénes sirven los gobiernos y la Universidad Michoacana?

¿Votar? Mejor organizarse

El EZLN. La teoría y la práctica

Luis Villoro y Galeano

¿Y tú qué harás(emos)?

¿La dejaremos morir?

¿Caerás en sus trampas?

Otra travesura del EZLN

La Universidad Michoacana. ¿Laica o confesional?

Las jaurías tras los votos

¿También sin agua?

¿Qué fue de los que fueron de izquierda?

¿Estamos en el abismo?

¿Cómo hemos llegado hasta aquí sin darnos cuenta?

La transparencia y las jubilaciones en la Universidad Michoacana

¿Sólo elecciones? ¿Existen otros caminos?

¿La Universidad Michoacana encadenada?

Capitán que no escucha a su tripulación…

La palabra andante

¿No hay dinero?

A los Reyes Magos

¿Acorralados?

¿Que renuncie Peña? ¿Fuera Peña?

Darle vida a los ausentes y a los desaparecidos

Y después de Ayotzinapa ¿Qué?