Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
Arriba y abajo
Lunes 28 de Septiembre de 2015

Porque quien está arriba a costa de quienes abajo somos lo que somos miente como forma de hacer política y adorna la muerte, la desaparición forzada, el encarcelamiento, la persecución y el asesinato con el escándalo de su corrupción. Es criminal con fuero y sin vergüenza quien arriba es, sin importar el color de su política. Sin importar si pretende esconderse detrás de un cambio de nombre y de bandera. Siempre el mismo rostro, la misma soberbia, la misma ambición y la misma estupidez. Por el dolor, por la rabia, por la verdad, por la justicia.

A un año de Ayotzinapa, EZLN.

A- A A+

Los de arriba

Son esos que no miran hacia abajo, los que nos explotan, nos deprecian, nos reprimen, los que nos despojan montados en las cuatro ruedas del capitalismo. De ellos siempre vendrán las mentiras.
Cuando hablan de la creación de empleos dicen buscar un trabajador dispuesto a trabajar horario abierto, acostumbrado a trabajar bajo presión, que tenga disponibilidad de trasladarse a otros lugares, productivo, competitivo, tolerante a la frustración, es decir, buscan esclavos.
Cuando la represión, echan a andar a los medios para responsabilizar a los que se manifiestan, se inconforman, pero invariablemente la sangre y los golpeados los ponen los inconformes. El 2 de octubre de 1968, el 10 de junio de 1971, Aguas Blancas, Acteal, Tlatlaya, Ayotzinapa, Ostula...
El despojo es otra de las ruedas del capitalismo, territorios propiedad de los pueblos originarios y de los campesinos se han entregado a los grandes proyectos de los poderosos, minas, carreteras, acueductos, costas, presas, proyectos eólicos. Desde la firma del Tratado del Libre Comercio por Carlos Salinas, pasando por Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y ahora con Enrique Peña, el despojo corre desbocado, no ha parado.
El desprecio es otra de las ruedas del capitalismo, la protesta de los explotados, reprimidos, despojados, es omitida en los medios de comunicación, los ministerios públicos, jueces y hasta la Suprema Corte de la Justicia de la Nación se ponen de lado de quienes los colocaron en sus sustanciosos “despreciaderos”. El capitalismo.

¿A quién le cree?

En el contexto estatal, declaraciones de quienes han sido y serán y son ahora los nuevos gobernantes no caben en la ética, uno dice una cosa y el otro la contradice y es que unos dijeron “ahí les dejo el gallo muerto, termínenlo de pelar”, y los que se quedan, refunfuñando. Así, el nuevo gobernador del estado, Silvano Aureoles, dice que los 400 elementos de seguridad asignados a ex gobernadores se reincorporarán al servicio de la sociedad; con ello contradice lo que el actual gobernador sustituto dispuso mediante decreto que establece elementos de la Policía protegerán a los ex gobernantes. ¿Quién se saldrá con la suya?
Por otro lado, en Morelia, Alfonso Martínez, el recién nombrado presidente municipal, se queja de sus antecesores, de que en el reinado de Wilfrido Lázaro y Salvador Abud hubo dispendio, que las cuentas las entregaron mochas, que basificaron a trabajadores de sus confianzas, que licitaron obras como la del puente para el ferrocarril, que dejaron obras inconclusas y en pésimas condiciones que… ¿para qué seguir?, la retahíla de asuntos es interminable.
¿Habrá algún encarcelado por los asuntos millonarios de que se acusan? La tradición dice que no. De lo que sí estamos seguros es que la soga seguirá apretando al pescuezo de los que vivimos de nuestro trabajo y los que sobreviven de milagro. Quizás en un futuro próximo comencemos a organizarnos y dejemos las protestas salidas del hígado y las hagamos producto de nuestras utopías y sueños.

En la Universidad Michoacana

En unos días, nuestra Universidad le otorgará cuatro distinciones de Honoris Causa a Elena Poniatowska, José Narro Robles, Cuauhtémoc Cárdenas y Antonio Lazcano Araujo. Por ahora sólo me referiré al rector de la UNAM.
Recientemente, la Universidad de La Habana también entregó un reconocimiento a José Narro, esto confirma que la mente es frágil, la historia olvida lo que es imborrable para los de abajo. Los medios juegan su papel.
Hace unos días también, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, consideró que el ex secretario de Salud y también ex rector de esa universidad, Guillermo Soberón, “siempre ha sido un conductor, un verdadero líder que destaca por su honestidad, preparación, convicción, experiencia y don de gente”. ¿Se le olvidó a Narro, o coincidió con Soberón y José López Portillo con la autorización y orden de la entrada de la policía en la UNAM en 1977 para reprimir la huelga de los trabajadores del Sindicato de Trabajadores de la UNAM? A muchos no se nos olvidará, en ese entonces profesores del Instituto Politécnico Nacional, acompañábamos a los huelguistas en su movimiento.
Sobre Ayotzinapa, Narro ha dicho: \"México necesita la verdad y México necesita la verdad sin ningún adjetivo, la verdad no admite adjetivo y lo que México demanda y requiere es realmente la verdad\". Para nada se refiere a la mentira, a la “verdad histórica”, ni critica la actitud del peñato en el asunto, los eufemismos son propios de la clase política, de los de arriba.
¿Reculará la UMSNH en su propósito? Seguro que no lo hará, los de arriba no cambiarán, seguirán en las mismas mentiras, es su estilo.

En el mundo

Las cosas no son diferentes en el mundo, las recientes mentiras y fraudes de las fábricas de autos como Toyota, General Motors y VW no son una novedad, los transgénicos, farmacéuticas, el sector de las telecomunicaciones, producción de energía, petroleras, las mentiras de las fuentes renovables, en todas hay una multitud de corrupción. La frase de la empresa VW es fenomenal. “La hemos cagado por completo”, reconoció el jefe de Volkswagen en Estados Unidos, Michael Horn.
¿Conoce usted alguna de las 500 empresas que controlan al mundo que no esté en el lado de la corrupción?

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

Los científicos, compromisos y obligaciones

¿Una ocurrencia el aeropuerto en Santa Lucía?

La palabra andante

¿Seguiremos así? ¿Tendremos remedio?

La demencia, la incongruencia y la falta de ética campean en el SPUM

Transparencia, rendición de cuentas y manejo público del presupuesto

¿Decrepitud ética y moral en la Nicolaita?

Gobierno, Congreso y Universidad hechos bolas

A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana

La palabra andante

Los olvidados de siempre

¿Sabios irresponsables?

NAICM: ¿Consulta sin haber escuchado a los afectados?

AMLO y los pueblos originarios

¿Habría corrupción si existiera la transparencia?

Hay de gobiernos a gobiernos

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?