Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Ayotzinapa, la infamia
Miércoles 30 de Septiembre de 2015
A- A A+

Herida que duele, el horror de una sociedad que ha pretendido normalizar la violencia, la delincuencia, el autoritarismo, a cambio de dádivas, urbes supuestamente modernas, consumismo, pretensiones clasemedieras que apenas alcanzan para mal comer, vestir peor y endeudarse con el auto del año que representa el éxito etéreo de sueldos miserables.
Las mayorías en este país sueñan y viven del no pasa nada, a pesar de asaltos, secuestros, extorsiones y asesinatos diarios. Morelia es gran ejemplo. Una ciudad dividida por la opulencia y el marketing que llaman modernidad entre la Loma de Santa María y más allá, y la vieja Valladolid en franco deterioro urbano, social y económico.
Normalistas, magisterio dizque democrático, antorchistas, reclamadores de adeudos al gobierno, tráfico intenso a cualquier hora del día, baches por todos lados, empresarios que lucran con el bienestar urbano, un ferrocarril cuyos directivos suponen, con la complicidad de los gobiernos estatal y municipal, que la ciudad les pertenece, mal mueven Morelia.
Con todo, Ayotzinapa nos recuerda que hace un año 43 estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos desaparecieron con la complicidad gubernamental, cuya burocracia ha intentado con su “verdad histórica” normalizar, de nuevo, la impunidad, complicidad, corrupción y vínculos de las élites económicas y políticas con el narco y la delincuencia.
A pocos parece importarle el dolor de los padres y madres de los 43 estudiantes; en Morelia, cansados los ciudadanos que ignoran y normalizan cotidianamente su supuesta modernidad teñida de asaltos, secuestros, ejecuciones, violencia, repelen las acciones de los normalistas que dicen tomar como bandera los sucesos de Ayotzinapa.
El cansancio posmoderno, consumista, que excluye y normaliza la desigualdad, impide comprender que los 43 desaparecidos en realidad forman parta de más de 20 mil mexicanos que en los últimos años no se les ha vuelto a ver; desaparición forzosa, personas que se desvanecieron y a quienes sus familiares siguen esperando.
Ayotzinapa es la mayor expresión de una situación que a un año no ha sido resuelta. Fue el Estado, una de las consignas que a oficialistas, comentócratas afines al gobierno, medios carroñeros, ofende, porque toca a quien suponen intocable, su Tlatoani, pero ignoran perversamente que representa a una nación que le puede demandar su omisión, complicidad.
A un año de un suceso en el que convergen las complicidades e impunidad gubernamentales de los tres niveles, la omisión o quizás intervención de instancias policiaco-militares, la delincuencia organizada, autoridades y funcionarios locales confabulados con los delincuentes, una “verdad histórica” que pretendió ocultar, Ayotzinapa sigue presente.
La conciencia mexicana tiene sus vericuetos. Muchos, organizados o no, asumen ese presente y marchan como el 26 de septiembre pasado en la Ciudad de México, en diversos estados del país, en ciudades de distintos países; otros arrecian su consumismo, algunos más rechazan a los marchistas porque les impiden llegar a sus destinos, varios provocan caos y daños.
Como quiera, Ayotzinapa sigue en la conciencia e inconciencia mexicana, convoca a unos a participar, a organizarse, a recordar, a exigir justicia; a otros, al rechazo, al cansancio, a seguir ignorando un país que sigue en picada; a los menos, a pergeñar discursos y presunciones alejadas de la realidad que las mayorías viven: exclusión y desigualdad.
Lo peor de la cotidianidad, marcada por las prisas urbanas, el consumismo, la supuesta modernidad, es normalizar la violencia, la delincuencia, la injusticia. Ayotzinapa no es solo una marcha, el grito “vivos se los llevaron, vivos los queremos”, es la conciencia de un país por justicia y el rechazo a un gobierno y elites políticas y económicas cómplices, impunes.
Obviedades. 1. El conocido salinista y derechista, Pablo Hiriart, comenta en su columna de El Financiero (09/24/2015) que los salinistas y gobiernistas intelectuales de derecha, Juan Ramón de la Fuente, Jorge Castañeda, Héctor Aguilar Camín, Ángeles Mastretta, Federico Reyes Heroles, Fernando Gómez Mont y Pedro Sáez, incluido Diego Fernández de Cevallos, conocido PAN-PRI organizador de desafueros y cómplice de tantos entuertos, que sus cuates preparan una candidatura “independiente” para detener a AMLO pues PRI, PAN y PRD, dado su desprestigio y conocidas corruptelas, no podrán hacerlo en 2018. Otro fraude electoral en camino. 2. Derecha contra derecha. En Sahuayo, para las elecciones extraordinarias las derechas tradicionales (PAN) y la nueva derecha (PRD), se han asociado para intentar arrebatarle a la derecha de siempre (PRI) el municipio. Nada extraño en tiempos de globalización. 3. El Papa Francisco en Estados Unidos ha reiterado la necesidad de que la Iglesia católica camine con los vulnerables, los excluidos, los inmigrantes, los niños abusados por sacerdotes pederastas. También ha apuntalado lo que los católicos rechazan: el matrimonio igualitario, la diversidad sexual. 4. Millones o miles de pesos entregaban cotidianamente el gobierno estatal y municipal de Morelia a los dueños del equipo de futbol Monarcas, por nada; por circo y pan para que un pueblo ignore su realidad; para enriquecer aún más a una élite. Veremos qué hace el “nuevo comienzo”. 5. Y el fallido reemplacamiento fue exhibido por la SCT. Se quería iniciar sin haber autorizado a la empresa que haría las placas y demás. A pesar de haber sido detenido, sigue oliendo mal. 6. En la víspera del final de un gobierno que le salió muy mal al PRI, algunos agradecen la intromisión del gobierno federal, por medio del Virrey Castillo, a pesar del uso y abuso cotidiano con el que ejerció un poder inconstitucional, avalado por PAN, PRI, PRD, PANAL y dizque independientes de la oscura, holgazana y abusiva legislatura que afortunadamente ya se fue. 7. La Consar apremia a incentivar el ahorro voluntario, cambiar la edad de jubilación y reformar las aportaciones que les descuentan a los trabajadores, pero nada dice de parar un sistema de pensiones en el que los financieros, además de invertir un dinero que no es suyo, cuando hay pérdidas por la volatilidad de los mercados, no pierden. Ellos se embolsan miles de millones de pesos mientras los trabajadores pierden su raquítico patrimonio. 8. Un estudio del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA, siglas en inglés) afirma la supuesta generosidad de nuestro país en subsidios a partidos políticos, financiamiento de campañas, funcionamiento interno, acceso a medios y bancadas parlamentarias. Dizque democracia que apuntala la exclusión y la desigualdad, favoreciendo a una elite política que se llena los bolsillos y consiente a las elites económicas. 9. La OCDE apunta que la crisis generada por los desplazados y migrantes no tiene precedentes; Europa podría recibir más de un millón de demandas de asilo y quizás unos 450 mil podrían obtener estatus humanitario de migrante. También instó a considerar que la recepción de migrantes puede beneficiar a los países de arribo, por lo que los instó a generar las condiciones para integrarlos. 10. La perversión humana resulta altamente lucrativa; la trata de personas, el tráfico y abuso de niñas y niños para satisfacer los desenfrenos sexuales de adultos, supera ya los ingresos por narcotráfico y otras actividades ilícitas. Última. Dicen que el déficit presupuestal y las presiones magisteriales son los mayores problemas de la educación en Michoacán, pero en realidad es la relación política, de privilegios y amenazas que un ala del magisterio ha enarbolado ante gobiernos de PRI y PRD para obtener lo que se le venga en gana.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”