Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
Día Internacional de la Tolerancia
Miércoles 11 de Noviembre de 2015
A- A A+

Desde 1995 se viene conmemorando el 16 de cada noviembre como el Día Internacional de la Tolerancia, ello como parte de las efemérides de la ONU, acto que es promovido por muchos de los países miembro.
Quienes vivimos en Michoacán, así lo observo, continuamos viviendo en un espacio público, pero también el privado con intolerancia; muchos son los discursos que se pronuncian a favor de la inclusión y el respeto pero aún continuamos viviendo signos de intolerancia, de falta de respeto y de ausencia de una agenda antidiscriminatoria fortalecida que abone a la cultura de la igualdad.
Escuchamos de manera recurrente, tanto en ruedas de prensa como en reuniones de grupos pequeños de activistas y de feministas, la trágica situación que viven las mujeres en Michoacán por discriminación laboral y de los feminicidios que van en aumento, situación que hieren el tejido social. Eso también es intolerancia, y es que ideologías bien enraizadas en la cultura de las y los mexicanos nos enseñan a despreciar, hay una cultura de odio que abreva de ideologías, tales como la androcentrista, de las sexistas, misóginas, machistas, clasistas, homófobas, xenofóbicas, racistas, cuya función es potenciar el desprecio a lo diferente.
Pero frente a este discurso de odio y de exclusión, por otro lado muchas organizaciones civiles, ciudadanos, en muchas centros escolares también, y desde luego algunos servidores públicos, promueven los valores de la igualdad, la libertad y el respeto a la dignidad humana; con ello se reconoce que podemos ser diferentes como personas, como seres humanos, pero también nos permite reconocer que tenemos los mismos derechos y que eso hace una gran riqueza social.
Para Grupo de Facto Diversidad Sexual, como para quien esto escribe, la tolerancia es también un valor, es la posibilidad de razonar para encontrar en las diferencias el respeto, la aceptación y el aprecio de la riqueza infinita de las culturas de nuestro mundo, de nuestras formas de expresión y medios de ser humanos, tal como lo plantea J. Sartori en su texto de multiculturalidad.
Pero por otro lado, la tolerancia requiere de la aceptación, requiere de conocimiento, de apertura de ideas de comprender del avance y transformación de la sociedad y como se visibilizan formas sociales antes ocultas por el desprecio y la exclusión, pero también requiere de la comunicación y la libertad de conciencia.
Por ello se expresa que la tolerancia es la armonía en la diferencia, es como si me permiten la comparación, la orquesta donde diversos instrumentos, en calidad de sonidos, hacen en conjunto la armonía para la interpretación de grandes obras; los instrumentos son diferentes: cuerdas, de viento, etcétera, pero todos alineados hacen grandes obras musicales, pero parece que en la sociedad no nos da para esta situación, somos diferentes pero no queremos caminar en un misma sendero de igualad por las diferencias.
Por ello nosotros estamos convencidos de que la tolerancia no es una dádiva, concesión, indulgencia a condescendencia, la tolerancia es simple, es el pleno reconocimiento para todos y todas con independencia de sus diferencias de los derechos humanos universales; por ello, tal como se expresa en la carta de la ONU, la tolerancia en ningún caso puede ser utilizada para justificar el quebrantamiento de los valores humanos.
Termino expresando que la tolerancia no nos hace renunciar a nuestras convicciones personales, es sólo aceptar que somos libres de adherirnos a nuestras convicciones y dejar que otras personas hagan lo mismo, esto es que se adhieran a las suyas.
En el día conmemorado para la tolerancia humana, para todos y todas, respetuosamente los exhortamos a ejercer la tolerancia, como un instrumento para lograr la paz, la no discriminación y como una forma cotidiana a evitar la violencia a los grupos vulnerados que son contra quienes mayormente se expresa la intolerancia.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Baños todo género

Talla baja

Baston blanco

Las tecnologías de la información y la comunicación

Afrodescendientes mexicanos

Violencia obstétrica

Agenda LGBTTTI

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo

Diversidad y respeto

Cuerpo, mercancía, trata

La diferencia

Marco normativo LGBTTTI

Odio

Arqueología del matrimonio igualitario

Disidentes sexuales

Lo humano, la persona, su dignidad

Derechos humanos

La vejez

Rostros de violencia

Miedo, tolerancia e información

Trata de personas en México

2,500 años de opresión de la mujer

Conflicto cultural por el valor de la diversidad

Matrimonio igualitario, concubinato, familia

Bullying, disciplinar los cuerpos

San Ildefonso

Mujeres Aliadas

Matrimonio igualitario, último prejuicio

Pladiem 2015-2021

Mecanismos de seguimiento, ¿para qué?

Igualdad sustantiva (segunda parte)

Igualdad sustantiva (primera parte)

2016

Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015-2021

El derecho a conocer los derechos

Visibilidad social en La Piedad

VIH, tiempo, espacios y cuerpos

Conciencia social

Día Internacional de la Tolerancia

Derechos humanos

Ambiente laboral incluyente

Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación

Dirección de diversidad sexual y bisexualidad en Michoacán

Trabajo doméstico

Informar para transparentar

Identidad trans

Agenda legislativa 15-18

Derecho a la diferencia

Lo privado no debe volverse público

La cultura y el desarrollo

Debatamos Michoacán

ITS y el condón

Corte Interamericana, movimiento social y matrimonio igualitario

Silvano y la agenda de la dignidad humana

Laicidad

Afrodescendientes, ¿dónde están?

Hablar de los derechos humanos

Jurisprudencia 43/2015, Iglesia católica y discurso político

Jurisprudencia 43/2015

\"Cuarto Aniversario de la reforma constitucional en materia de derechos humanos\"

Intolerancia

¿El closet institucionalizado?

17 de mayo

Homofobia, democracia sexual o diversidad

Homofobia, democracia sexual o diversidad

El ombudsman

Discriminación racial

¿Quiénes son los grupos vulnerados?

Femicidio o Feminicidio, ¿cuál?

Cero VIH

Bioética, persona y sociedad

Transgresores en Morelia

Armonización

Vasco de Quiroga, salud y ciudadanía

Bando de Buen Gobierno Churintzio

Alondra y Quimi en Arteaga

El liderazgo de la discapacidad

Pedro en Tuzantla

Holocausto

Investigación

Consejo Municipal de Igualdad

Niños y niñas

El odio

La diferencia de trato social

Los derechos humanos

1 y 3 de diciembre

Agenda CNDH 2014-2019

Jóvenes por la Paz en Cuitzeo

Política antidiscriminatoria