José María Carmona
Por el imperialismo, llora París
Miércoles 18 de Noviembre de 2015
A- A A+

Inevitablemente llora París desde la noche del 14 de septiembre, cuando se produjo una serie de atentados en la capital de Francia. Las víctimas llegan a más de 150 personas. Los atentados terroristas se hicieron indiscriminadamente sobre la población indefensa, asesinando personas en una función artística o en un estadio de futbol. Una acción criminal repudiable e inaceptable.
Es de repudiar, en primer lugar, este accionar terrorista que ensucia y debilita la causa de los pueblos árabes, en especial del sirio o palestino en su lucha contra el imperialismo y sus aliados reaccionarios como Bashar al Assad o el sionista Benjamín Netanyahu. Y porque nuevamente es utilizado por el imperialismo francés, por su gobierno socialdemócrata de Hollande, para fortalecer la represión sobre su pueblo y su juventud.
El origen de este atentado está en el conflicto de Siria y la reiterada intervención imperialista de la llamada Coalición contra el terrorismo que encabeza Estados Unidos e integran Inglaterra y Francia, que actualmente bombardea el territorio sirio. De la misma manera que lo hacen Rusia e Irán.
El dictador Bashar al Asaad salió a declarar que también es responsable de lo sucedido al gobierno francés, que “avala” al terrorismo” opositor contra su “gobierno legítimo”. Esto es falso. Tanto Bashar como Francia y como el imperialismo yanqui tienen su cuota de responsabilidad de estos atentados. En primer lugar, el de Bashar al Asaad no es un gobierno “legítimo”, sino una dictadura que enfrenta desde 2011 una revolución popular que fue parte de la Primavera Árabe, iniciada en Túnez y Egipto. Desde entonces viene masacrando a su pueblo con tanques, bombardeos y armas químicas. Con el apoyo abierto del reaccionario Putin, que está bombardeando indiscriminadamente a la población civil que se opone al dictador. En segundo lugar, Francia, Inglaterra, Turquía y los Estados Unidos con su coalición, bombardean las zonas rebeldes, coordinando con Bashar y Rusia, con el mismo argumento de combatir el “terrorismo” del Isis. O sea, todos, objetivamente, sostienen a Bashar o buscan una salida negociada con el dictador. Como se está discutiendo en Viena y en la reunión del G20 de Turquía.
En la guerra de Siria hay tres frentes: 1) el que encabeza la dictadura de Al Asaad, 2) el del reaccionario Isis (Estado Islámico) y 3) el de los restos del pueblo rebelde armado que dio inicio a la revolución popular de marzo de 2011, del que forman parte el Ejercito Libre de Siria (ELS), variadas milicias independientes y las brigadas kurdas de Kobane y otros lugares.
El Isis, que ha reclamado ser el autor de los criminales atentados en Francia, es un desprendimiento de AL Qaeda, una milicia yihadista ultra reaccionaria que fue creada en 2013 y financiada en sus comienzos por las monarquías petroleras y pro yanquis de Arabia Saudita, Qatar y por Turquía. Se sospecha que Bashar la dejó correr incluso liberando a muchos de sus militantes que estaban presos en sus cárceles. Juegan un papel de quinta columna para derrotar la rebelión popular contra Bashar con el proyecto de crear un “califato” o sea una nueva dictadura pero de tipo teocrática.
Por eso sus acciones terroristas en Francia o donde fueran deben ser repudiadas, porque están al servicio de una causa reaccionaria y contribuyen a crear más confusión sobre las masas, sobre quiénes son sus verdaderos enemigos que son el imperialismo, Rusia y sus agentes como Bashar y todos los gobiernos reaccionarios del norte de África y Medio Oriente, incluyendo, entre ellos, a Israel y también el Isis.
Ahora Francia, Estados Unidos, Alemania y todo el imperialismo y sus aliados van a querer presentarse como “víctimas” cuando en realidad son, históricamente, los máximos responsables de esta crisis.
El imperialismo francés tiene una larga historia de violencia colonial en África. Ahora son parte de la coalición que bombardea sistemáticamente Iraq y Siria. Junto a Alemania y Estados Unidos, que avalan la política belicista de la OTAN y apoyan los crímenes del sionismo contra el pueblo palestino. Y son insensibles ante el drama de los centenares de miles de refugiados que llegan a Europa escapando de la miseria y el hambre capitalista y de las guerras que provocan.
Es por ello que las fuerzas democráticas, los trabajadores, deben repudiar, una vez más, estos nuevos atentados terroristas que ensucian la causa de los pueblos en lucha y ayudan objetivamente al imperialismo para seguir aplicando su política de represión y bombardeos en Siria, Iraq o Afganistán.
Sólo la lucha de los pueblos del mundo podrá terminar con las agresiones imperialistas y con dictaduras genocidas como la de Bashar al Assad.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Rescate financiero y reforma universitaria integral

Mitos y realidades de la crisis de la UMSNH

El centenario de la Revolución Obrera de Octubre 1917

La larga agonía del TLCAN

Universidad nicolaita centenaria

Realidades y mitos de las ZEE

Ante la emergencia nacional, suspender la elección de 2018

Marichuy Patricio, una candidatura independiente de los trabajadores

Paquete Económico para un año electoral

Quinto Informe de Peñalandia

Se tambalea el TLCAN

Renegociación a la defensiva del TLCAN

¿Reforma o revolución democrática?

El capital de Marx, a 150 años de su publicación

Por la insurrección del pueblo venezolano para derrocar a Maduro

Desarrollo social, demográfico y urbano

Salarios, desempleo y sindicalización

Larga vida para Cambio de Michoacán

Legalización de drogas, autodefensas y libertad a presos políticos

Condenemos el espionaje

Los precios por las nubes y los salarios caen

La economía política electoral

Evolución positiva de las finanzas públicas

¿Nos callamos o nos callan?

Deuda pública estatal bajo la opacidad

AMLO, con su gobierno de magnates y sus escándalos

Crece la economía mexicana

Reforma universitaria nicolaita integral

Arantepacua: toda la verdad

Las instituciones públicas deterioradas

Ajuste en el gabinete gubernamental

Ni populismo ni neoliberalismo: gobierno de los trabajadores

¿Más mercado o más Estado en 2018?

Inflación y crecimiento económico

La última palabra la tiene el rector

Por un congreso universitario para la reforma integral

Migrantes y remesas

Política económica de ajuste

La Constitución centenaria mutilada

El final de la era del libre comercio

Peña, arrodillado ante Trump

Respuesta a Peña Nieto

Piñata financiera navideña

Precandidata indígena independiente en 2018

La huida de Carstens y el miserable aumento salarial

La Revolución cubana y el adiós de Fidel Castro

La economía mexicana bajo la guillotina de Trump

Están apeñejados frente a Trump

La elección estadounidense, entre la dama y el vagabundo

Conflicto nicolaita y la defensa de las pensiones y jubilaciones

La investigación económica y financiera en Michoacán

Cuatro décadas de docencia económica en Michoacán

Por un diálogo público y transparente entre universitarios nicolaitas

Gobierno, administración y política pública

El peso cae por el despeñadero

Paquetazo económico de hambre y miseria

La universidad nicolaita neoliberal

Simplemente Juan Gabriel

Una propuesta profesional en gobierno y asuntos públicos

El Primer Informe de un gobierno independiente

Lección magisterial e implicaciones económicas

A punta de gasolinazos y tarifazos eléctricos

Medir la pobreza es una perversidad

Medir la pobreza es una perversidad

Eficaz política tributaria

La transición a la crisis económica

Good bye Europe

¡Justicia para Nochixtlán!

La decadencia del imperio norteamericano

Crecimiento económico amenazado

Apoyo total a la huelga del SUEUM

Solidaridad con la lucha magisterial y los presos políticos

Una propuesta para la reforma integral de la Universidad Michoacana

La seguridad social en México

El fundamentalismo monetario del Banco de México

Los pobretólogos

Las huelgas

Por la defensa del pleno derecho a huelga del SPUM

Primer ajuste financiero

La desaceleración de la economía global

Claroscuros financieros

Anticonstitucional, la reforma a la Ley Orgánica de la UMSNH

Impacto económico de la Universidad Michoacana

¿Ya llegó la crisis económica y financiera?

Escalera: el dólar sube; serpiente: el petróleo cae

Gélido invierno financiero

Poder presidencial devaluado

Planeación a la michoacana para un nuevo comienzo

El salario mínimo

Por el imperialismo, llora París

La renovación sindical en el SPUM

El espejismo de las Zonas Económicas Especiales

Docencia e investigación económica en Michoacán

Por la defensa del régimen de pensiones y jubilaciones en la UMSNH

No al examen de evaluación educativa

Ni populismo, ni neoliberalismo, gobierno de los trabajadores

El debate sobre los negocios internacionales

Abrir el debate académico en el Ininee, no a la persecución política

Discapacidad y el derecho al trabajo

El principio del fin del gobierno peñista

La devaluación del peso mexicano

Radiografía de los pobres en Michoacán

Peña, buena estancia en París: El Chapo Guzmán

El pueblo griego dijo “No” a la Troika

25 años no son nada, en medio de la tragedia griega

Por la unidad para defender las conquistas laborales del SPUM

Por una renovación democrática de la dirección del SPUM

Votación pulverizada

Decrece la economía

Empleo, remesas y consumo, motores del crecimiento

No hay democracia con presos políticos y desaparecidos

La situación de las finanzas públicas del país

Pulso económico y financiero

Agenda de gobierno para Michoacán

Michoacán, entre la opulencia y la miseria, retos para candidatos

Apuntes sobre el presupuesto base cero

La economía mexicana camino a la recesión

De la intervención a la regulación estatal

La recuperación estadounidense golpea al peso

La defensa incondicional de las pensiones y jubilaciones en la UMSNH

A Peña Nieto se le cayó la economía

Las pesadillas presidenciales (segunda parte)

2014: Año de contrastes económicos y financieros

2014: Año de contrastes económicos y financieros 1

Señor rector Serna, le tomo la palabra

Aproximación crítica a El capital de Piketty

Por una reforma democrática en la Universidad Michoacana

A dos años, se cae Peña Nieto

Solidaridad con la caravana de Ayotzinapa

El precio del petróleo a pique

El precio del petróleo a pique

Actividad industrial en México

Iguala: la masacre perredista

Iguala: la masacre perredista

La política social en México

La política social en México

La Inversión Fija Bruta en México

Reprobado el gobierno de Peña Nieto

Presos políticos libres

Impacto en primer semestre de la Reforma Hacendaria

¿Y qué con el salario mínimo?

Ante la contrarreforma energética, la consulta popular

Los gigantes de la telecomunicación

Las leyes secundarias en Telecom no terminan con el monopolio

Libertad inmediata para Mireles y todos los autodefensas

Los retos del gobierno de Jara Guerrero

Asalto a la nación

¿Por qué no crece la economía mexicana?

¿Por qué no crece la economía mexicana?

La economía mexicana se mueve lentamente