Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
2016
Miércoles 30 de Diciembre de 2015
A- A A+

Comparto con las y los lectores de Cambio de Michoacán algunas reflexiones sobre 2016.
Las y los michoacanos llevamos ya varios años viviendo tiempos complejos y difíciles. La crisis económica produce en muchas familias michoacanas incertidumbre; algunos de nuestros problemas políticos y de seguridad generan aún inquietud y zozobra y algunos comportamientos y formas de proceder del servidor público provocan indignación y desencanto, tal vez porque los servidores públicos no han alcanzado a comprender la importancia de su trabajo a favor de la sociedad y del respeto de sus derechos humanos, generando con ello violaciones a los mismos.
Inevitable pensar que existe preocupación social, preocupación al interior de las familias, incluso pensar que aquí no pasa nada; al contrario, persiste dicha preocupación porque siguen pasando delitos y violaciones a los derechos humanos. Sin embargo, considero que no debemos dejarnos vencer por el pesimismo, el malestar social, los malos comentarios o simplemente por el desánimo, creo que hoy debemos afrontar con firmeza y eficacia las causas de esos problemas, tratar de resolverlos y recuperar la serenidad que requiere y merece nuestra sociedad; pienso para que pensar una y otra vez si es que no estamos dispuestos a actuar, a transformar a cambiar, a motivar a nuestras autoridades para que nos ayuden.
Cada ocasión que tengo la oportunidad de dirigirme a grupos sociales, pienso en lo importante que es compartir las referencias morales, las virtudes, aquellas acciones para admirar, aquellos actos cívicos para preservar los valores, como los realizados al Generalísimo Morelos en su Bicentenario Luctuoso, hace apenas unos días (22 de diciembre). Necesitamos de anclarnos de la moral social, de los principios, de los valores que nos ayuden a la regeneración de nuestras vidas, donde se haga una realidad la participación social (donde pongamos en práctica las figuras asociativas de la Ley de Participación Ciudadana). Si bien aún contemplamos actos de corrupción e impunidad, actos que debemos denunciar, no podemos pensar que todo está perdido; al contrario, debemos pensar que tenemos que iniciar nosotros esta transformación para ver pronto a malos servidores públicos asumiendo sus responsabilidades y pagando por sus actos que violentan los derechos humanos de la población, mantenernos callados no ayuda en nada, decía Gaetano Mosca, “la clase política pequeña y bien organizada, la población en general desorganizada”.
Si bien algunos servidores públicos utilizan malas prácticas y es necesario evitar que esas conductas echen raíces y afecten a nuestra sociedad, también es verdad que existen servidores públicos que desempeñan sus tareas con honradez y voluntad de servir.
Los ciudadanos necesitamos estar seguros de que el dinero público se administra para los fines del bien común, que no existe favoritismo para ocupar una responsabilidad pública, que desempeñar un cargo público no sea un medio para aprovecharse y servirse del pueblo o enriquecerse; tenemos una imagen de corrupción que debemos ir erradicando, cuando se sirva al pueblo.
Yo comparto que no más impunidad ni corrupción, binomio que debemos cortar de raíz y sin contemplaciones. La honestidad de los servidores públicos es un pilar básico de la convivencia, no sólo como un valor expresado en un código de ética, sino como un actuar permanente en la vida pública y social.
Muchas de las y los michoacanos atravesamos por problemas económicos, como la falta de empleo, la falta de mejores condiciones de educación y de salud, en general de una mejor distribución de la riqueza social. Michoacán requiere de crecimiento económico y de la creación de empleo todos los años. Deseo que en el futuro puedan generarse muchos más empleos bien remunerados.
Las y los michoacanos hemos venido haciendo esfuerzos y muchos sacrificios durante toda la crisis económica que hoy aún padecemos, por lo que consideramos que es importante que al unísono todos los agentes políticos, económicos y sociales trabajen unidos permanentemente en una misma dirección, anteponiendo sólo el interés de las y los michoacanos, porque insistimos la economía debe tener un rostro, el rostro de una sociedad viva, de campesinos y campesinas, de trabajadores, de comerciantes, de artesanos, de productores de bienes y servicios, de la gente buena que transforma una semilla de maíz en una tortilla, o de aquella que transforme un cuero en las correas de un huarache; en fin, de todo aquellos que produce riqueza.
De ahí la importancia de dar una mayor protección a quienes están más desfavorecidos o son integrantes de las minorías sociales o grupos vulnerados de Michoacán, a los grupos indígenas, a los adultos mayores, a las personas con discapacidad, a las personas huérfanas, a los desplazados; en fin, a todos aquellos que no han sido beneficiarios con la distribución de la riqueza del estado.
Desde 2011, con las modificaciones constitucionales en materia de derechos humanos, los michoacanos y las michoacanas han visto refrendada la igualdad ante la ley, pero requerimos que dicha igualdad se haga visible también en la igualdad de oportunidades sociales.
Es evidente que todos nos necesitamos, nadie puede pensar no recibir ayuda del otro, del diferente, del contrario, justamente por la diferencia es que podemos tener acceso a muchas acciones sociales, y es que formamos parte de un gran árbol donde todos somos complementarios los unos de los otros, pero que todos somos imprescindibles para el desarrollo y el bienestar social de cada uno de los que aquí vivimos.
Recuperar la confianza en una sociedad fracturada por cuestiones de crimen organizado, de violencia, de asimetrías económicas, de gobiernos que se han servido del pueblo paro no al pueblo, se requiere trabajar mucho con el tejido social en el acompañamiento de buenos gobiernos, con buenas prácticas sociales, para poder entendernos con las diferencias y caminar todos con los mismos derechos, y pensar que somos una gran riqueza social que trabajamos para el bien común.
Durante estos años he recorrido la geografía michoacana promoviendo reflexiones sobre valores, virtudes, principios, en ello comparto que debemos respetar a nuestra norma fundamental, a nuestra raíz social, que es la Constitución, y con ello estaríamos trabajando en hacer posible en el día a día la convivencia de todos y todas, de manera ordenada, con paz y libertad, donde asumimos la multiculturalidad, donde no discriminamos, donde pensamos en la igualdad de hombres y mujeres con perspectiva de género, donde encontramos los espacios para el debate de las ideas, donde exigimos de los gobiernos las acciones de rendición de cuentas y transparencia que son fundamentales para generar gobiernos transparentes.
En 2015 se hicieron los relevos de las autoridades de los poderes Ejecutivo y Legislativo y se renovaron los 113 Ayuntamientos, vivimos pues tiempos nuevos, sin duda. Pero son también tiempos que debemos afrontar con responsabilidad, con ilusión y espíritu renovador. Tenemos que trabajar en la ejecución de los programas de desarrollo tanto estatal como los municipales, hacer que se cumplan las líneas estratégicas y las acciones que vendrán a mejorar las condiciones de vida de la población.
Hoy, los poderes del estado y muchos ciudadanos deseamos un mejor funcionamiento de nuestra sociedad, pero ello incluye conseguir que los ciudadanos recuperen su confianza en las instituciones. Instituciones con vigor y vitalidad, con servidores públicos que respetan la dignidad del pueblo y que trabajan para el bien común, sólo así podrán los ciudadanos sentir como suyas las instituciones, desde las más controvertidas como las de procuración de justicias, seguridad pública, las de atención a la salud, a la educación, o los órganos autónomos de derechos humanos y de atención a víctimas quienes requieren de hacer un trabajo fino a favor de la población y haciendo que se respeten sus derechos humanos.
Deseo para mis amigos y amigas de las organizaciones de la sociedad civil, para las instituciones que me han apoyado en estos años de trabajo social, para las y los ciudadanos de a pie, para algunos empresarios que han pensado que la posibilidad de trabajo desde la sociedad civil es fundamental porque es el único camino para hacer gobernanza y mejorar el estado de cosas que hoy vivimos, para todos ellos, así como para la sociedad en general, para los periodistas, para los luchadores sociales, para quienes hoy están postrados en una cama, en una silla de ruedas, en la enfermedad, mis mejores deseos de un 2016 con sentido social, con una economía de rostro social, de un servicio público transversalizado por el respeto a los derechos humanos, por la no discriminación, por la igualdad con equidad de género, por el respeto a la dignidad humana y a las libertades sociales e igualdad.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo

Diversidad y respeto

Cuerpo, mercancía, trata

La diferencia

Marco normativo LGBTTTI

Odio

Arqueología del matrimonio igualitario

Disidentes sexuales

Lo humano, la persona, su dignidad

Derechos humanos

La vejez

Rostros de violencia

Miedo, tolerancia e información

Trata de personas en México

2,500 años de opresión de la mujer

Conflicto cultural por el valor de la diversidad

Matrimonio igualitario, concubinato, familia

Bullying, disciplinar los cuerpos

San Ildefonso

Mujeres Aliadas

Matrimonio igualitario, último prejuicio

Pladiem 2015-2021

Mecanismos de seguimiento, ¿para qué?

Igualdad sustantiva (segunda parte)

Igualdad sustantiva (primera parte)

2016

Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015-2021

El derecho a conocer los derechos

Visibilidad social en La Piedad

VIH, tiempo, espacios y cuerpos

Conciencia social

Día Internacional de la Tolerancia

Derechos humanos

Ambiente laboral incluyente

Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación

Dirección de diversidad sexual y bisexualidad en Michoacán

Trabajo doméstico

Informar para transparentar

Identidad trans

Agenda legislativa 15-18

Derecho a la diferencia

Lo privado no debe volverse público

La cultura y el desarrollo

Debatamos Michoacán

ITS y el condón

Corte Interamericana, movimiento social y matrimonio igualitario

Silvano y la agenda de la dignidad humana

Laicidad

Afrodescendientes, ¿dónde están?

Hablar de los derechos humanos

Jurisprudencia 43/2015, Iglesia católica y discurso político

Jurisprudencia 43/2015

\"Cuarto Aniversario de la reforma constitucional en materia de derechos humanos\"

Intolerancia

¿El closet institucionalizado?

17 de mayo

Homofobia, democracia sexual o diversidad

Homofobia, democracia sexual o diversidad

El ombudsman

Discriminación racial

¿Quiénes son los grupos vulnerados?

Femicidio o Feminicidio, ¿cuál?

Cero VIH

Bioética, persona y sociedad

Transgresores en Morelia

Armonización

Vasco de Quiroga, salud y ciudadanía

Bando de Buen Gobierno Churintzio

Alondra y Quimi en Arteaga

El liderazgo de la discapacidad

Pedro en Tuzantla

Holocausto

Investigación

Consejo Municipal de Igualdad

Niños y niñas

El odio

La diferencia de trato social

Los derechos humanos

1 y 3 de diciembre

Agenda CNDH 2014-2019

Jóvenes por la Paz en Cuitzeo

Política antidiscriminatoria

Programa Antidiscriminatorio de Michoacán

Día Nacional contra la Discriminación

“Interculturalidad: diversidad y paz”

Federación Iberoamericana del Ombudsman

Presea Vasco de Quiroga

Convenios y seguimiento y evaluación

Discurso de odio en Durango