Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
Igualdad sustantiva (segunda parte)
Miércoles 13 de Enero de 2016
A- A A+

La igualdad sustantiva llegó a Michoacán pero, ¿qué es la igualdad sustantiva?, es una pregunta que entre las mujeres se plantean y que escucho con mayor recurrencia entre algunos de los liderazgos sociales representados por mujeres.
Mi respuesta a dicha interpretación es lisa, llana: es alcanzar la igualdad de las mujeres en todos los ámbitos de la vida; en otras palabras, es regular y garantizar la igualdad de oportunidades y de trato entre mujeres y hombres, es también proponer los lineamientos y mecanismos institucionales que orienten al poder público hacia el cumplimiento de la igualdad en los espacios público y privado (reservados uno al hombre y otro a la mujer en función de su sexo), promoviendo el empoderamiento de las mujeres y la acción contra toda discriminación basada en el sexo.
Así la definición que nos obsequia la Ley Federal de Igualdad de Mujeres y Hombres acerca de la igualdad sustantiva es: “El acceso al mismo trato y oportunidades para el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos humanos y las libertades fundamentales”. Por lo que el Estado mexicano, y en su caso el estado de Michoacán, deberá en materia de igualdad entre mujeres y hombres establecer las acciones conducentes a lograr la igualdad sustantiva en el ámbito económico, político, social y cultural, una acción nada fácil de lograr cuando tenemos ideologías bien arraigadas entre la población y principalmente entre los hombres.
La Ley de Igualdad de Mujeres y Hombres, en su artículo 34, plantea que las autoridades correspondientes garantizarán el principio de igualdad sustantiva entre mujeres y hombres en el ámbito del empleo, así como el derecho fundamental a la no discriminación de aquellas en las ofertas laborales, en la formación y promoción profesional, en las condiciones de trabajo, incluidas las retributivas, y en la afiliación y participación en las organizaciones sindicales, empresariales o en cualquier organización cuyos miembros ejerzan una profesión concreta, para lo cual desarrollarán las siguientes acciones:
I. Promover la revisión de los sistemas fiscales para reducir los factores que relegan la incorporación de las personas al mercado de trabajo, en razón de su sexo.
II. Fomentar la incorporación a la educación y formación de las personas que en razón de su sexo están relegadas.
III. Fomentar el acceso al trabajo de las personas que en razón de su sexo están relegadas de puestos directivos, especialmente.
IV. Apoyar el perfeccionamiento y la coordinación de los sistemas estadísticos nacionales, para un mejor conocimiento de las cuestiones relativas a la igualdad entre mujeres y hombres en la estrategia nacional laboral.
V. Reforzar la cooperación entre los tres órdenes de gobierno para supervisar la aplicación de las acciones que establece el presente artículo.
VI. Financiar las acciones de información y concientización destinadas a fomentar la igualdad entre mujeres y hombres.
VII. Vincular todas las acciones financiadas para el adelanto de las mujeres.
VIII. Evitar la segregación de las personas por razón de su sexo del mercado de trabajo.
IX. Diseñar y aplicar lineamientos que aseguren la igualdad en la contratación del personal en la administración pública.
X. Diseñar políticas y programas de desarrollo y de reducción de la pobreza con perspectiva de género.
XI. Establecer estímulos y certificados de igualdad que se concederán anualmente a las empresas que hayan aplicado políticas y prácticas en la materia. Para la expedición del certificado a empresas se observará lo siguiente: a) La existencia y aplicación de un código de ética que prohíba la discriminación de género y establezca sanciones internas por su incumplimiento. b) La integración de la plantilla laboral cuando ésta se componga de al menos el 40 por ciento de un mismo género y el diez por ciento del total corresponda a mujeres que ocupen puestos directivos. c) La aplicación de procesos igualitarios en la selección del personal, contemplando desde la publicación de sus vacantes hasta el ingreso del personal. d) Las demás consideraciones en materia de salubridad, protección y prevención de la desigualdad en el ámbito laboral y promover condiciones de trabajo que eviten el acoso sexual y su prevención por medio de la elaboración y difusión de códigos de buenas prácticas, campañas informativas o acciones de formación.
Con respecto al marco jurídico de igualdad entre mujeres y hombres de Michoacán, señala en el capítulo cuarto del Programa Estatal para la Igualdad entre Mujeres y Hombres artículo 30. “El programa estatal se integrará con las acciones afirmativas indispensables para la promoción, prevención, aseguramiento y permanencia de la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres, tomando en consideración en su programación y ejecución, los objetivos, tiempos a corto, mediano y largo plazo, indispensables para la implementación y cumplimiento de los preceptos inscritos en los objetivos específicos y generales de la ley. Será propuesto por la Secretaría y tomará en cuenta las necesidades del Estado y los municipios, así como las particularidades de la desigualdad en cada región. Este programa estatal deberá integrarse al Plan Estatal de Desarrollo”.
Esta parte del marco jurídico local nos parece fundamental porque el Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015-2021 recoge en su eje sexto la “Cohesión social e igualdad sustantiva”. En sus reflexiones del documento base del Pladiem 2015-2021, expresa que la extrema desigualdad, las diversas formas de discriminación y exclusión social, la pobreza, indigencia, la falta de acceso a servicios básicos, seguridad social, educación, alimentación o vivienda impiden el desarrollo plena de individuos, las familias y fracturan la convivencia y cohesión social.
El mismo documento avanza cuando define la igualdad sustantiva como la igualdad de hecho o material, por oposición a la igualdad de derechos formal. Insiste en que la igualdad sustantiva supone la modificación de las circunstancias que impiden a las personas el ejercicio pleno de sus derechos consagrados en la Constitución y el acceso a las oportunidades a través de medidas estructurales, legales o de política pública.
De esta manera me parece que avanzaremos, cuando en el Pladiem 2015-2021 ajuste una política pública de igualdad sustantiva, con recursos públicos suficientes para impulsar dichas acciones que permitan el empoderamiento de las mujeres y su incursión en todos los ámbitos de la vida pública y privada, como también debería de ser considerado el hombre.
Quiero felicitar, lo merecen, a quienes han participado en acciones de apoyo para fortalecer el interés superior de los niños y las niñas de las comunidades de Paso Ancho y Copuyo, del municipio de Tzitzio, y de la Isla de Jarácuaro, municipio de Erongarícuaro, entre ellos destaco a José Luis Albarrán, Verónica Albarrán, Citlalli Ramírez, Enrique Urbina, Diego Armando, Rocío Magos, Luis Eduardo Riveros y Cuauhtémoc, así como a las hermanas María, Elia y Gloria Macario, Édgar Pérez y José Alfredo Flores, con quienes yo me sumé a trabajar. Las acciones que se desarrollaron son justamente un esfuerzo de la sociedad civil para el impulso de una igualdad sustantiva entre de las niñas frente al mundo público de los niños; no es sólo la entrega de juguetes, sino encontrar el equilibrio en una cultura asimétrica que somete y violenta a la mujer, a las niñas y en un búsqueda permanente de promover sociedades sin discriminación, violencia y sociedades saludables.
Acciones como estas constituyen un acicate a las autoridades para transformar la política pública con enfoque de igualdad sustantiva.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Baños todo género

Talla baja

Baston blanco

Las tecnologías de la información y la comunicación

Afrodescendientes mexicanos

Violencia obstétrica

Agenda LGBTTTI

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo

Diversidad y respeto

Cuerpo, mercancía, trata

La diferencia

Marco normativo LGBTTTI

Odio

Arqueología del matrimonio igualitario

Disidentes sexuales

Lo humano, la persona, su dignidad

Derechos humanos

La vejez

Rostros de violencia

Miedo, tolerancia e información

Trata de personas en México

2,500 años de opresión de la mujer

Conflicto cultural por el valor de la diversidad

Matrimonio igualitario, concubinato, familia

Bullying, disciplinar los cuerpos

San Ildefonso

Mujeres Aliadas

Matrimonio igualitario, último prejuicio

Pladiem 2015-2021

Mecanismos de seguimiento, ¿para qué?

Igualdad sustantiva (segunda parte)

Igualdad sustantiva (primera parte)

2016

Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2015-2021

El derecho a conocer los derechos

Visibilidad social en La Piedad

VIH, tiempo, espacios y cuerpos

Conciencia social

Día Internacional de la Tolerancia

Derechos humanos

Ambiente laboral incluyente

Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación

Dirección de diversidad sexual y bisexualidad en Michoacán

Trabajo doméstico

Informar para transparentar

Identidad trans

Agenda legislativa 15-18

Derecho a la diferencia

Lo privado no debe volverse público

La cultura y el desarrollo

Debatamos Michoacán

ITS y el condón

Corte Interamericana, movimiento social y matrimonio igualitario

Silvano y la agenda de la dignidad humana

Laicidad

Afrodescendientes, ¿dónde están?

Hablar de los derechos humanos

Jurisprudencia 43/2015, Iglesia católica y discurso político

Jurisprudencia 43/2015

\"Cuarto Aniversario de la reforma constitucional en materia de derechos humanos\"

Intolerancia

¿El closet institucionalizado?

17 de mayo

Homofobia, democracia sexual o diversidad

Homofobia, democracia sexual o diversidad

El ombudsman

Discriminación racial

¿Quiénes son los grupos vulnerados?

Femicidio o Feminicidio, ¿cuál?

Cero VIH

Bioética, persona y sociedad

Transgresores en Morelia

Armonización

Vasco de Quiroga, salud y ciudadanía

Bando de Buen Gobierno Churintzio

Alondra y Quimi en Arteaga

El liderazgo de la discapacidad

Pedro en Tuzantla

Holocausto

Investigación

Consejo Municipal de Igualdad

Niños y niñas

El odio

La diferencia de trato social

Los derechos humanos

1 y 3 de diciembre

Agenda CNDH 2014-2019

Jóvenes por la Paz en Cuitzeo

Política antidiscriminatoria