Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Chapoaventuras
Miércoles 20 de Enero de 2016
A- A A+

Mientras Thalía daba a conocer el número de orgasmos que alcanza durante el sexo, el gobierno de Enrique Peña Nieto desplegaba una intensa campaña mediática para criminalizar a Kate del Castillo, al revelar supuestos mensajes “cariñosos” entre la actriz que operó la entrevista Sean Penn-El Chapo Guzmán y el citado narco.
La prensa y la comentocracia oficialista y chayotera corrieron presurosas a escribir “sesudas” columnas que concluían, al unísono, que la actriz, o lo entregó o tenía alguna relación amorosa o le financiaba sus empresas –les faltó agregar narcoempresas– o lo que supongan que al gobierno satisfará en algo que hace muy bien: manipular.
En una entrevista en el programa 60 Minutos, de la CBS, el actor Sean Penn afirma que si bien arriesgó su vida, quizás ingenuamente, para saber de viva voz sobre el negocio de la droga, tiene claro que la posterior detención de El Chapo fue para culparlo a él y la actriz que lo acompañó. Un dato adicional: un contacto, no dice el origen, los llevó a la reunión.
Como quiera, al affaire Sean Penn-Kate del Castillo-El Chapo Guzmán no tiene la finalidad de clarificar la fuga del narco, sino descentrar el tema, manipular y ofrecer a la ingenua sociedad mexicana chivos expiatorios para ser quemados en leña verde. Lo demás es accesorio. La estupidez mexicana deja buenos dividendos políticos.
Lo accesorio es la vertiginosa caída del dólar, el colapso del precio del petróleo, la debacle de la economía mexicana, la burla de los tres pesos de aumento al salario mínimo, la falta total de transparencia y rendimiento de cuentas, el imperio del narco y sus socios políticos y de la élite económica. Ni el gobierno ni la prensa oficialista hablan de ello.
A este escribano no le interesa disculpar a los protagonistas de esta extraña historia, sino observar la trama urdida por el gobierno mexicano y sus acostumbrados socios mediáticos, las perversidades que la mercadotecnia y la propaganda usan para declarar triunfal un hecho que es obligación gubernamental detener delincuentes, sobre todo a quienes dejó escapar.
El tema central detrás de esta trama es el escape de El Chapo Guzmán, las complicidades involucradas, la impunidad que prevalece, el fracaso de una estrategia policiaco-militar. Los funcionarios a quienes se les sigue algún proceso por supuestamente haber colaborado en la huida, tampoco quiebran los cimientos podridos de una institución corroída.
La detención del delincuente de marras, además de cobrar una afrenta contra un gobierno pillado en una cantidad increíble de situaciones alejadas del Estado de Derecho que enarbola es importante, pero cobraría mayor relevancia si desmantelara la red de complicidades, impunidad y vínculos político-financieros que sustentan el poder de la delincuencia.
El problema en esta trama no son los orgasmos de Thalía o el supuesto amorío de Kate del Castillo. La ironía de estas revelaciones, todas con excesos y perversidades mediáticas, lleva a otra afirmación de Penn en 60 Minutos: el gobierno mexicano tiene algo que ver en esta puesta en escena pues, dice, no “somos más inteligentes que la DEA o el gobierno mexicano”.
Afirma el actor que, a contracorriente de traducciones interesadas sobre su supuesta aceptación de que la entrevista a El Chapo Guzmán “fracasó”, se deben discutir las políticas contra las drogas. Es decir, una política impuesta por Estados Unidos desde la época de Nixon que ha sido un total fracaso pero que gobiernos como el mexicano siguen sin cuestionar.
La trama de este affaire solamente contribuye a la mitificación de un personaje que se jacta de su andar delincuencial y de ser un supuesto Robin Hood al revés. El gobierno y sus adláteres están haciendo de El Chapo Guzmán un mito de la debacle mexicana, trazada por una sociedad cuya crisis de inseguridad, económica y política no se resolverá con mentiras.
Mientras el gobierno mexicano cita a declarar a Kate del Castillo en medio de un linchamiento mediático bien pagado con recursos públicos, pretende ocultar, junto con los medios sediciosos, la detención en España del ex gobernador Humberto Moreira sin derecho a fianza porque podría fugarse y ser protegido por la corrupción mexicana.
No es poco de lo que la Audiencia Española lo acusa: lavado de dinero y asociación delictuosa. Los lujos exhibidos durante su estancia en España para hacerse de un doctorado patito y un proceso abierto en Estados Unidos podrían dar señas del destino de miles de millones de pesos de la deuda de Coahuila, asunto por el que fue exonerado en México.
Obviedades. 1. Quienes obsequian la cosa llamada Jumil de Oro, o son ignorantes o no conocen Morelia más allá de algunas calles del Centro Histórico. 2. El gobierno mexicano “lamenta” que Amnistía Internacional (Un trato de indolencia. La respuesta del Estado frente a la desaparición de personas en México) no reconozca sus esfuerzos, al rechazar su indolencia en el caso de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, y se extraña porque no incluyera la quimera gubernamental llamada Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas. 3. La SEP da el siguiente paso para desconocer la relación laboral con el magisterio dizque democrático. Se niega a pagar a los miles de comisionados ocupados en supuestas tareas sindicales. Apuesta a complicidades jurídicas que negarán al profesorado sus derechos. No comparto la comisionitis alentada por el propio gobierno federal y los estatales, pero es obvio que no se trata de la educación. 4. Alerta de Género y canasta básica. Al parecer al “nuevo comienzo” el asesinato brutal de mujeres ni le conmueve ni le afecta, pues se “prorrogarᔠla publicitada alerta con el asentimiento de las mujeres que forman parte de un supuesto “gabinete de género”, mientras se acota la entrega de una miserable despensa a unos pocos hambrientos por la dizque “calidad” de su contenido. 5. #misióncumplida, emulación o burla de la Policía española al arrestar a Humberto Moreira por presunto lavado de dinero y otros delitos que en México nadie sabe, nadie supo. El gobierno cómplice exhibido de nuevo. 6. La estupidez mexicana es oprobiosa. En Colima volvieron a votar por quien hizo todo para que se anulara una sucia elección que costó otros tantos millones de pesos de nuestros impuestos, y donde la corrupción campea. 7. Las dos ex fiscales integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la CIDH (GIEI) están siendo violentadas por una feroz campaña de la ultraderecha, militares, políticos, medios mexicanos y el propio gobierno mexicano para desacreditar mediática y moralmente a dos mujeres que en sus países abrieron procesos contra corruptos y militares genocidas y vulnerar la búsqueda de la verdad sobre los 43 normalistas desparecidos. 8. Entre 2008 y 2014 fueron asesinadas 623 mujeres en Michoacán, casos de los que solamente se reconocen ocho feminicidios. Tremenda realidad que minimiza la vida humana. 9. Soberbia, arbitrariedad y autoritarismo, la respuesta del “nuevo comienzo” a los ciudadanos que cuestionan su imposición del reemplacamiento. Afirma que el Congreso del Estado lo aprobó pero los michoacanos saben del contubernio tejido para esquilmar a los ciudadanos. 10. Mi solidaridad con Cambio de Michoacán y quienes hacen y sostienen este espacio de libre expresión ante la pretensión de las catacumbas por responsabilizar a este medio de comunicación de una acusación contra los panistas que no votaron por el reemplacamiento. Última: Y mientras las élites económicas, con el contubernio de los políticos y tecnócratas, se hacen de las jubilaciones y pensiones de los mexicanos, cuya debacle no le importa a nadie.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes

Reformismo o populismo

La propaganda del fracaso

San Fernando, Tamaulipas, cinco años de una masacre

Dos años

Periodismo asediado

Retos

Morelia

¿El “nuevo comienzo”?

Vapuleados

Carta abierta a Silvano Aureoles Conejo

El Apocalipsis que no fue

Carta abierta a Felipe Calderón Hinojosa

México bárbaro

Faltas e incongruencias

Corrupción, ¿problema cultural o institucional?

Viernes de furia

“Uso excesivo de la fuerza”

60 días

Necedades de izquierda y derecha

El desprecio a la ciudadanía

Arrogancia y autoritarismo

Burlar la democracia

¿Ofensiva mediática?

Descrédito o política

Gatopardismo 6

Gatopardismo electoral 4

Gatopardismo electoral 3

Gatopardismo electoral 2

Gatopardismo electoral 1

¿Esperanza, unidad, paz?

Charadas

Élites políticas

Placebos y catacumbas

Otoño de ira

Moviendo a México

Otoño mexicano

26/09/2014 ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

El discurso de odio, practicando el odio

El fin del “mexican moment”