Salvador Molina Navarro
Derecho a qué...
Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? Primera parte
Miércoles 3 de Febrero de 2016

En cuanto a la corrupción, ¿Quién es más corrupto? ¿El vendedor o el comprador? ¿Y hasta dónde llega la corrupción de una sociedad cuando sus ciudadanos necesitan colocarse para evadirse de la realidad a costa del derramamiento de sangre y el sufrimiento de sus vecinos?

Pierre Lemaitre, Premio Goncourt 2013.

A- A A+

La Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Michoacán fue creada el 8 de febrero de 1993, cumplirá 23 años, es necesario dedicarle un espacio de reflexión. Para los ciudadanos, ¿qué ha significado la comisión?; para los partidos políticos y los funcionarios en el poder, ¿para qué ha servido la Comisión?, ¿quiénes han sido sus servidores o funcionarios?, ¿qué ha generado a la sociedad?, ¿qué tenemos los ciudadanos con una Comisión Estatal de los Derechos humanos con 23 años de servicio?
El primer ombudsman michoacano fue José Rigoberto Díaz Zavala, ex magistrado del Supremo Tribunal de Justicia del Estado. No existen datos sobre su gestión, se sabe que en atención a una queja presentada por un periodista local se generó que el traslado de reos se hiciera en camionetas cerradas para que no fueran exhibidos al público como anteriormente se hacía, esto sucedió durante el periodo del licenciado Ausencio Chávez Hernández como gobernador del estado (1992-1996), siendo secretario de Gobierno el licenciado Jesús Reyna García.
Al realizar la investigación y la obtención de datos duros, se advierte la falta de registros de los periodos siguientes al del licenciado Díaz Zavala, que en paz descanse, encuentro datos hasta la gestión de los años 1999 a 2003, donde la neoleonesa Gabriela Loredo Velázquez figuró como presidenta de la Comisión; licenciada en Ciencias Jurídicas por la Universidad Autónoma de Nuevo León, persona de confianza de Antonio García Torres, trabajó para él en Nuevo León cuando García Torres era subprocurador regional de la PGR en Nuevo León, después, cuando García Torres se viene de secretario de Gobierno, se trae consigo a la licenciada Loredo Velázquez, desempeñándose como directora del Registro Civil, titular de la Oficina de Enlace Estatal de la Mujer y presidenta de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, un perfil netamente político alejado en su totalidad de los ciudadanos, con intereses partidistas, colocada por los hermanos García Torres.
Gabriela Loredo Velásquez estuvo en su cargo hasta aproximadamente el 17 de julio de 2013, casi al final de su periodo enfrentó un escándalo político de trascendencia gravísima para alguien que ostenta la figura de ombudsman, los seis visitadores regionales en su periodo tomaron la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, la acusaron de hostigamiento laboral, manejo discrecional del presupuesto y manipulación de la información en la emisión de recomendaciones , como sustento para resaltar la introducción de hechos falsos para emitir recomendaciones a modo y bajo intereses políticos, se citó como ejemplo la recomendación 18/2003 , gravísimo para nosotros los ciudadanos que el ombudsman enfrente tales reclamos de los propios visitadores y servidores de la Comisión, por su puesto, nunca merecimos una aclaración al respecto, el Congreso del Estado tomó la decisión de cubrir espaldas y cesar a la funcionaria sin mayores consecuencias, en su lugar terminó su periodo la ex magistrada del Supremo Tribunal de Justicia del Estado Elia Maldonado Calderón.
Siguió en su orden Gumesindo García Morelos, que presidió la Comisión durante el periodo del año 2003 a 2007, de quien no se obtienen mayores datos de su gestión. Al terminar su periodo entregó la Comisión a Víctor Manuel Serrato Lozano, quien inició así su primer periodo como ombudsman de 2007 a 2011; en este periodo se suscitó el caso conocido como los granadazos de Morelia, hasta la fecha siguen en busca de justicia las víctimas y sus familiares, que actualmente han encontrado apoyo y acompañamiento de recién creada Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas tras un penar de ocho años sin justicia. Víctor Manuel Serrato se vio involucrado en un procedimiento administrativo, según se lee de las noticias de la época, se refiere que dentro del expediente número AEF-012/2011 se condenó a Serrato Lozano a un resarcimiento económico por la cantidad de 687 mil pesos, sin embargo el entonces auditor superior del Congreso del Estado, José Luis López Salgado, lo absolvió de tal resarcimiento económico y sólo lo amonestó el 27 de marzo de 2012 sin obrar mayores datos de este procedimiento, por lo que no se ha dado postura sobre el tema ni se ha dicho de qué trató dicho procedimiento ni cuáles fueron los hechos que materia de la investigación.
Hasta aquí quedará esta primera parte, en mi siguiente participación platicaremos de las dos gestiones faltantes, la del doctor José María Cázares y la del actual presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos. Estimados lectores, es menester poner atención a los acontecimientos que han generado nuestros espacios ciudadanos, defenderlo, impulsarlos, reconocerlos y, sobre todo, generarlos.

1. http://archivo.eluniversal.com.mx/notas/158300.html

2. http://norte-monterrey.vlex.com.mx/vid/toman-sede-cedh-morelia-78482741

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

¿Candidatos independientes o una nueva clase política?

La colegiación de la justicia

Competencia contra monopolio

La Benemérita y Centenaria Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

La política es un interés de todos

Qué nombre le vamos a poner

Nuevo ciclo escolar y nuevo reto educativo

Un avance ciudadano sin tintes políticos

El derecho de las víctimas y la obligación del Estado

Gracias, pero no es una concesión, ¡es un derecho!

Prisión preventiva oficiosa, ampliarse o desaparecer

Justicia en obra negra

La moneda está en el aire

Todos contentos, tenemos reelección

Un andador con sabor a parque lineal

“En espera de una reacción”

El menosprecio al derecho a un medio ambiente sano

La percepción, un tema añejo en Michoacán

¿Procuración de Justicia?

Una evaluación sin convocatoria

En espera de un acto de congruencia política

Hay de prioridades a prioridades

Entre mensajes y la realidad

Una nueva oportunidad

Está Navidad me servirá para…

Lo siento, no hay dinero en las arcas

El feminicidio, entre la espada y el espíritu

El salario mínimo y el mínimo vital

Una ley necesaria

La razón y la política en la Ley Antimarchas

Maestro Cárdenas, un inmortal autor de recuerdos

Derecho a un medio ambiente sano

Las escuelas Normales y el derecho a la educación

El derecho de los reos

A dos años de aquella noche

Sociedad dividida

Un informe con esquema diferente

El verdadero reto de la justicia penal en la actualidad

¿Perdonar y olvidar o una justicia restaurativa?, una decisión ciudadana

Un caso más de un todólogo mexicano

El caótico caso de la educación

Supe de un país lleno de promesas y demagogia

Un perdón con sabor a mentira

Un futuro inmediato

Michoacán ante un nuevo reto

La Alerta de Violencia de Género, ¿necesidad o pretexto?

Independientes ante el desgaste y la pérdida de credibilidad

Foto infracciones, entre argumentos y falacias

El derecho a la vida y la ignorancia legislativa

Una evaluación docente… ¿confiable?

Las decisiones de una madre

¿Qué protege el derecho humano al trabajo?

Los políticos y sus iusmonólogos

Un pueblo sin tribuna

El Estado, la violencia y las políticas públicas

“Justicia o política… una decisión pendiente”

“Entre la cobardía y el deshonor”

“Día Internacional de la Mujer, festejar sin compromiso o comprometerse sin festejar”

Michoacán y su identidad

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? (Segunda parte)

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? Primera parte

Derecho a conocer nuestro sistema de justicia penal

El derecho a estar informado, de la letra a su realidad

Una recaptura de Estado

Caminos, acciones y otros vericuetos de un buen ciudadano

Compartiendo mi realidad

Nuestro salario, aguinaldo y otras prestaciones laborales son derechos humanos

Declaración Universal de los Derechos Humanos, concientizando a los ciudadanos

Ser mujer también es nuestra lucha

Una parte de nuestro México, historia vigente que se niega y se esconde

Terrorismo, una crítica distante y una indolencia cercana

Los derechos humanos, de un discurso glorioso a una realidad dolorosa