Xuchitl Vázquez Pallares
La esperanza puede hacerse realidad…
Jueves 11 de Febrero de 2016
A- A A+

El domingo pasado, día 7 del presente, asistimos a la convocatoria de Por México Hoy, hacia una iniciativa ciudadana por una nueva Constitución. A 99 años de la Constitución del 5 de febrero de 1917 y más de 697 modificaciones al texto original (93 realizadas por el actual gobierno), es sin duda necesario que nuestra Carta Magna retome su sentido social, que la hizo una de las más avanzadas de su época.
La reunión se llevó a cabo en la antigua sede del Senado, en la calle de Xicoténcatl, a unos cuantos pasos de El Caballito, reconocida obra de Tolsá que ahora está cubierta con una malla negra, con la cual tratan de ocultar los vicios de ineptitud y corrupción que tienen a la magnífica obra, como al país.
Al llegar al edificio que en otros tiempos albergada al Senado, recordé cuando lo conocí en 1961, siendo Natalio Vázquez Pallares senador por el estado de Michoacán, donde se distinguió por su lucha por la defensa de los bosques, por la propiedad comunal, contra los latifundios y el cacicazgo y por una educación laica, gratuita y de excelente calidad. Es el mismo edificio se podría decir que es el mismo país y sin embargo no lo es.
Mentes y corazones brillantes acudieron y se reunieron en torno al llamado a echar a andar esta iniciativa que tiene como objetivo promover cambios constitucionales para que los ciudadanos tengamos el derecho de convocar a un Congreso Constituyente. Siendo el primer paso para ello la reforma del artículo 135 de la Constitución, así como reformas complementarias de los artículos 35, 36 y 41.
El país necesita que los ciudadanos luchemos contra la apatía, falta de valores y de valor que nos han querido meter hasta los tuétanos. Eso estaba pensando cuando Alejandro Encinas, haciendo uso de la palabra, dio a conocer que justo hacia unas horas Adolfo Sánchez Rebolledo había muerto.
Mi mente y corazón se estrujaron y un remolino de imágenes acudió a mi mente: el general Cárdenas, Rafael Galván, Natalio Vázquez Pallares, Arnaldo Córdova, Fito Sánchez Rebolledo, Óscar González, les pensé, les invoqué para que estuviesen con nosotros en esta lucha y en todas las que están por venir para rescatar este país de las garras de la injusticia y la ignominia.
Porque así estamos, y ciertamente el país requiere de todas las manos, de todas las mentes y corazones, para crear, para imaginar, para concretizar el México por el que luchó Morelos, Hidalgo, Zapata y miles más. Por el México que nosotros todos también anhelamos, no sólo para nosotros sino para todos los mexicanos.
La iniciativa ciudadana por una Constitución que sea espejo de todos nosotros, como expresó Juan Villoro en su emotiva participación, es un gran paso en el largo camino que hemos de andar para rescatar este país.
Las palabras de Cuauhtémoc Cárdenas fueron claras y contundentes: “En Querétaro, el 5 de febrero de 1917, el Constituyente aprobó el texto de una Constitución que por primera vez en el mundo, reconocía derechos sociales a campesinos, a trabajadores y a la población en general, y asignaba al Estado facultades para que, en función del interés público, pudiera orientar e intervenir directamente en la vida económica.
“Bien puede decirse que después de las reformas estructurales se ha retrocedido en materia constitucional a tiempos anteriores a 1917: formalmente no están autorizadas las concesiones en materia petrolera, pero las licencias y figuras semejantes son equivalentes a aquellas; los derechos laborales han sido parcialmente anulados por prácticas viciadas y corruptas y se anuncian nuevas reformas que reducirían casi a la nada, de manera legal, los derechos de los trabajadores; se abrió la posibilidad de privatizar tierra ejidal y comunal, y mucha, de la más valiosa por sus capacidades productivas o por su potencial inmobiliario, la han perdido los campesinos que, además, en la práctica, aquellos sin tierra, han quedado sin capacidad para reclamarla del Estado; al magisterio se le afecta laboralmente; en lo hacendario, se aprobó una reforma que por no tocar los intereses de los sectores con los ingresos más altos, pero que sí lastima a los de ingresos bajos, resulta insuficiente para financiar los requerimientos del desarrollo nacional. Por otra parte, más de tres décadas de políticas neoliberales –esto es socialmente excluyentes, políticamente subordinadas y económicamente entreguistas– que han estado determinadas por la imposición de intereses externos”.
Todos estábamos atentos, la felicidad de estar reunidos en tan significativo evento se mezclaba con la enorme indignación por lo que sucede en el país, los ojos lo decían todo.
Juan Villoro dijo: “Me congratulo de estar aquí, en esta casa del antiguo Senado, la casa de la palabra, junto a la estatua de Belisario Domínguez, mártir de la libertad de expresión. Hace un par de años se perdió la oportunidad de reflexionar de manera seria sobre la Independencia y la Revolución porque los festejos de la Independencia y la Revolución cayeron en manos de un gobierno que no creía ni en la Independencia ni en la Revolución.
“Creo que los 100 años de la Constitución de Querétaro deben ser distintos, es una oportunidad histórica que tenemos y hacia ahí caminamos.
“El próximo año, también se cumplirán 20 años de haber elegido por primera vez a un gobernante democráticamente electo en esta ciudad, encabezado por el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas. Descubrimos en 1997 que asombrosamente la esperanza, puede ser una forma de la realidad, y que quienes nos habíamos graduado en causas perdidas podíamos al fin ganar una contienda”.
Ciertamente hemos ganado contiendas que en tiempos arduos como estos tendemos a olvidar. Miré alrededor y recordé cuántas luchas se han librado con la esperanza y la sonrisa por delante.
Recordé a Natalio Vázquez Pallares impulsando y trabajando para que Cuauhtémoc Cárdenas fuese gobernador de Michoacán. Natalio sabía que ese triunfo traería muchas cosas a futuro que se creerían imposibles.
En la creación de una nueva Constitución, el concepto ancestral de mandar obedeciendo es el que debe regir el ejercicio del poder. La palabra debe recuperar su valía y contenido.
Finalizo citando a Villoro: “Las cosas están más cerca de lo que aparentan”.
vazquezpallares@gmail.com.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…

Política energética

Sus políticas han fallado

Cuánta falta haces José María Morelos…

En aras de intereses económicos se está devastando al país

Al grito…

Totalmente justo

Derechos no respetados…

Con la misma piedra…

Incentivar el conocimiento

¡A sembrar!

8 de agosto de 1879

México Tenochtitlan, 691 años

La violencia pone en evidencia

La lucha sigue…

6 de julio de 1988…

30 de Junio, la noche de la victoria…

El hilo conductor, el reclamo de justicia

No más antidiversidad

Tenemos que hacer valer la libertad de expresión…

A Sagrario...

La energía que mueve al mundo

Semillas de conciencia…

Anhelo que aún vive…

Sin palabras…

¿Qué traen entre manos?

Esto no puede llamarse desarrollo

Panamá Papers…

Es importante conservar la memoria histórica…

Este 26 de marzo…

Hay muchos 18 de marzo por lograr…

De raíces profundas…

“Spotlight”…

La salud es un lujo

Cada uno de nosotros podemos y debemos cambiar las cosas…

La esperanza puede hacerse realidad…

Imagina la paz…

Arcas vacías…

Con tal de tener ganancias…

Dejemos atrás las telenovelas…

Los 6 de enero

Noche de la esperanza

Desigualdad abismal…

Evitemos su extinción…

COP21…

El respeto al otro es fundamental

Dejemos de tolerar la intolerancia…

Creadores de mundos nuevos…

Michoacán el alma…

¿Quieres ver a los artistas?

Lázaro Cárdenas del Río está vivo…

Mentes y corazones brillantes…

Por México…

Nuevo inicio…

¿Dónde están?

¡Abajo el mal gobierno!

La conciencia de la sociedad inconsciente…

Del Informe…

Qué importante es la memoria

Presea Amalia Solórzano

Defendamos nuestro país…