Columba Arias Solís
Reforma insatisfactoria
Viernes 13 de Septiembre de 2013
A- A A+

La propuesta de reforma hacendaria presentada el domingo pasado por el presidente de la República ante la presencia de los dirigentes de los partidos políticos en el país -una vez que se han ido conociendo los detalles de la misma-, ha levantado insatisfacción en diferentes sectores de la sociedad. Lo anterior se desprende de las declaraciones de connotados dirigentes empresariales, economistas y analistas del sector financiero, quienes se muestran preocupados ante lo que consideran es una propuesta efectista más que efectiva, que en lugar de ampliar la base contributiva, recae en los mismos contribuyentes de siempre.
El gozo por la eliminación del Impuesto a los Depósitos en Efectivo y del IETU en la propuesta de reforma fiscal, derivó en molestia de los representantes de la iniciativa privada ante la modificación del régimen de consolidación fiscal que la reforma contiene, puesto que de aplicarse tal cual -señalan-, les mermaría considerablemente las utilidades, por lo cual los dirigentes de los organismos cúpula del sector privado se encuentran cabildeando con el Legislativo, a fin de que no se haga efectiva la modificación al régimen de consolidación fiscal, toda vez que ello podría desincentivar las inversiones futuras en el país, puesto que entre los factores que las empresas extranjeras analizan -según señalan- para instalarse en el país, son los costos fiscales de operación.
La iniciativa privada del país consideraba favorable la posible aplicación del IVA a los alimentos y medicinas, opinión que había permeado en la mayoría de los integrantes del Pacto, y con la que se pretendía obtener una importante recaudación de recursos, pero dadas las condiciones de insatisfacción y protesta social en el país, el gobierno federal dio marcha atrás en la proyectada generalización del IVA, diseñando en su lugar nuevos impuestos, entre los que se encuentran la aplicación de una nueva tasa del Impuesto Sobre la Renta (32 por ciento) a las personas físicas, que se aplicará a quienes obtengan ingresos superiores a los 41 mil 666 pesos mensuales.
La reforma fiscal limita las deducciones para personas físicas y propone que las personas morales y físicas con actividad empresarial y profesional realicen la deducción de las inversiones en automóviles hasta por un monto de 130 mil pesos más IVA, en lugar de los 175 mil pesos más IVA que está en vigor en este 2013.
Otros observadores advierten con preocupación que la cauda de nuevos impuestos -de prosperar la propuesta tal cual- generará una espiral de aumentos en los precios de diversas mercancías y servicios. Por ejemplo el impuesto a combustibles fósiles, por el cual las gasolinas pagarían un gravamen de 16.21 centavos por litro, la turbosina 18.71 centavos y el Diesel 19.17 centavos, que aunque se dice recaería en fabricantes, productores e importadores, no habría impedimento alguno para que fuera transferido en el precio al público.
Con el llamado impuesto verde, también aplicable al gas natural, se pretende “ayudar a limpiar el aire de nuestras ciudades”, con lo que se “reducirán las enfermedades respiratorias, los gastos en salud pública y, por lo tanto, generará mayor productividad”, además de desincentivar el consumo de gasolina, señala la propuesta. Claro, todavía no se sabe si a la par de estas propuestas se hará el anuncio de otras fuentes de energía que sustituyan a los actuales combustibles contaminantes, o de plano si se anunciarán formas diferentes de transportarse para dejar de utilizar automotores terrestres y aéreos.
Desde otra perspectiva, con la propuesta en comento pareciera que el gobierno federal pretende desaparecer a la vapuleada clase media, a quien realmente afectaría la mayoría de los nuevos impuestos, tanto los señalados líneas arriba, como también la aplicación del IVA a las colegiaturas, a la enajenación y arrendamiento de casas habitación, así como a los intereses de créditos hipotecarios. Vaya, hasta a las mascotas familiares habrá que apretarles, no el cinturón, pero sí el collar que algunos usan, porque hasta el valor de su alimento será gravado con IVA, de modo que muchas de estas criaturas serán puestas a dieta rigurosa y necesaria, lo que redundará en el desánimo para ladrar o maullar según corresponda.
Por supuesto, no todo está dicho, ya que como se indicó anteriormente, los actores empresariales se encuentran y desencuentran con políticos influyentes, principalmente con los de filiación tricolor y blanquiazul, así como con aquellos que mantienen cercanía presidencial, o cuando menos con el titular de Hacienda, a quienes se esfuerzan en mostrar y demostrar los errores de la iniciativa gubernamental.
La insatisfacción por ciertos aspectos de la reforma, especialmente lo relativo a la aplicación del IVA a las colegiaturas de las escuelas particulares, es tal, que el propio secretario ha debido ofrecer a los legisladores buscar otras alternativas. En todo caso, faltan los ajustes que el Legislativo realice a la propuesta presidencial, aunque no se esperan modificaciones trascendentales.

Sobre el autor
PENDIENTE
Comentarios
Columnas recientes

La otra migración

Incertidumbre

Los que no quisieron la paz

La corrupción, ¿somos todos?

El debate de los vecinos

Constituyente para la Ciudad de México

El testamento

La invitación a Trump, ¿para qué?

Plagio y evaluación académica

Malos resultados

La campaña del odio en Estados Unidos

Disculpas tardías

Blindaje a la corrupción

Encuentro con un populista

Infancia sin futuro

Oaxaca, a diez años

Terrorismo y crimen de odio

Elecciones

¿Y las leyes anticorrupción?

Las desapariciones forzadas

Impunidad

Transparencia pública

El informe del GIEI y la verdad oficial

Las fotomultas

Control y vigilancia de los recursos públicos

La Cuenta Pública

Sin razones

La fuerza de las mujeres

El papel de las contralorías

Estados, en la opacidad y la impunidad

Las palabras de Francisco

Corrupción, gobierno y sociedad, segunda parte

Corrupción, gobierno y sociedad Primera parte

El estado 32

Preocupaciones

Subir la cuesta

Nuestros derechos

El derecho de réplica

Diez años del Coneval

Una reforma importante

En la barbarie

Linchamientos

Nombramientos en la Suprema Corte

¿Una rectora para la UNAM?

Las mujeres y el voto

Insatisfacción social

Populismo

Reforma frustrada

De las cualidades para gobernar

Demostración de fuerza

Acoger a migrantes

Informes

Los resultados de la izquierda

Integrando gabinete de gobierno

El monopolio de la riqueza, última parte

El monopolio de la riqueza, primera parte

Oaxaca, la corresponsabilidad

Reforma a la Ley del Notariado

Michoacán, gobernabilidad, autodefensas

La administración que viene

Luego de las elecciones

Los efectos del voto nulo

Las encuestas electorales

Campañas negras

Acceder a la información

Promesas y recursos públicos

Contra la tortura

La ideología del pragmatismo

Las mujeres en política

Las mujeres en política

Desconfianza en las instituciones

Irregularidades

Nombramiento cuestionado

Decepción ciudadana

¿Para qué el gobierno?

Candidaturas imposibles

Los derechos humanos

Los derechos humanos

Inseguridad sin fronteras

Inseguridad sin fronteras Primera parte

La extensión del mal

En llamas

Guerrero ¿Un Estado fallido?

Iguala, desde la barbarie

Bajo fuego

Responsabilidades

¿Consejeros independientes?

De futbol

Informe del futuro

Memorias y desmemorias

Una tragedia humanitaria

Ahora el ébola

¿Qué sucedió con Oceanografía?

México y la migración centroamericana

La tragedia de la migración infantil

El tercer gobernador

Contra el acoso escolar

El caso Oceanografía

La violencia infantil

Los bonos del escándalo

Acto de barbarie

El derecho a opinar, preguntar y cuestionar a los gobernantes

Malas noticias

Partidos en conflicto

Partidos en conflicto (primera parte)

¿Un comisionado para el Estado de México?

La ruta del Instituto Nacional Electoral

Pensión Universal y Seguro de Desempleo

Complicidades

Corrupción y fraude en las alturas

Corresponsabilidad

Corresponsabilidad

Corresponsabilidad

De los cuerpos de defensas rurales a las autodefensas

Estrategia nacional antisecuestro

Una reforma notarial

Otro acuerdo

Los veinte años del EZLN

Una mujer para Chile

Mala educación, pobreza y corrupción

Los medios de comunicación ayer y hoy

Los medios de comunicación ayer y hoy

Los medios de comunicación ayer y hoy

Faltas al debido proceso

¿Cómo quedó la Reforma Fiscal?

¿El INE en lugar del IFE?

Sesenta años

Diferendo político

Las reformas estructurales

Cambios en la propuesta fiscal

Los recursos del Fonden

La ley sobre el derecho de réplica

Reforma insatisfactoria

Actividades vulnerables

Actividades vulnerables

Actividades vulnerables

El fallo liberador

El caso Salinas

Nueva licencia

Sin cultura democrática

Pemex, el objeto del deseo (última parte)

Pemex, el objeto del deseo

La oposición política

La oposición política

La oposición política (primera parte)

Pobres pero ¿felices?

Desaparición de poderes

Desde la ciudadanía

Obama en México

Desconfianza en la Cruzada