Juan Pérez Medina
La grandeza de Morelos
Lunes 30 de Septiembre de 2013
A- A A+

Sin duda José María Morelos y Pavón fue el hombre más extraordinario que dio la lucha por la Independencia. No sólo por su capacidad militar y por su visión a la hora de convencer y escoger a sus hombres que lo acompañaron, quienes también se significaron por ser extraordinariamente ejemplares. Nació en Valladolid (Michoacán), el 30 de setiembre de 1765. Sus padres fueron José Manuel Morelos (carpintero) y doña Juana Pérez-Pavón. En su niñez trabajó como agricultor, y en su juventud como arriero. También estudió en el Colegio de San Nicolás y el Seminario de Valladolid. En 1795 viajó a la Ciudad de México y obtuvo el Bachillerato en Artes en la Real y Pontificia Universidad. Desde 1798 fue cura de varios pueblos de Michoacán, como Churumuco, La Huacana y San Agustín Carácuaro. Después de unirse a los insurgentes, construyó con su convicción, con su determinación e inteligencia las páginas más memorables de esa época y de la historia patria. Rompió el Sitio de Cuautla, dictó los Sentimientos de la Nación, documento político entrañable que nos dio la mexicanidad, al tiempo que demostró la estatura de este gran hombre; fundó el Congreso de Anáhuac y defendió a este país como la República de la América, con plena independencia de España y cualquier otra fuerza extranjera.
Algunos han querido disminuir su grandeza a partir de una serie de relatos acerca de que supuestamente claudicó a la hora de su muerte, pero por sus hechos se le ha conocido.
Fernando Benítez escribió sobre esos últimos días del martirio de Morelos y, seguramente así, como lo cuenta ha de haber sucedido. Aquí dejo sus palabras, como conmemoración a los 248 años de su nacimiento.

El jardín y el desierto de sal

Fernando Benítez

En la madrugada del 22 de diciembre su captor, el coronel Concha, rodeó de soldados la Ciudadela y poco después apareció Morelos, andando con trabajos debido a los grilletes atados a sus pies.
Subió a un vehículo donde lo esperaba el padre Salazar. El coche empleó una hora en alcanzar la Villa de Guadalupe: “Aquí me van a sacar: vamos a morir”, dijo Morelos. Pero su martirio no había terminado: se le permitió arrodillarse a las puertas de la capilla del Pocito y se le dio algo de comer. Continuaron hasta San Cristóbal Ecatepec. Mientras se preparaba la ejecución, Morelos quedó bajo vigilancia en un pajar. Miró el paisaje de salitre a través de la ventana y le dijo a Concha:
–Qué triste es esto señor Concha. Y yo que nací en el jardín de la Nueva España.
Concha había llegado a estimarlo y lo trataba con el mayor respeto. Le ofreció un almuerzo en compañía de la tropa. Mientras bebía el caldo de su taza, Morelos comentó:
–Hermoso día ¿Sabe usted?, hace mucho tiempo que no gozaba de un reposo tan grato y completo.
Luego añadió:
–Señor Concha, me gusta la construcción de esta iglesia. Me recuerda a la mía, la de Carácuaro.
–No hubiera permitido Dios que usted la dejara.
–Señor coronel, cada criatura tiene una misión sobre la tierra: yo quería la independencia de mi patria y luché por ella. No me arrepiento de lo que he hecho por este ideal; he cedido a mis aspiraciones.
–Yo señor general -respondió Concha-, soy un simple soldado y respeto el juicio de los hombres.
Siguieron conversando y Concha le preguntó si había nacido en un pueblo cercano a Valladolid.
–No, señor, nací en la ciudad, pero como desde niño tuve una vida errante, pocas veces he permanecido en Valladolid.
Al terminar el almuerzo, Concha le preguntó:
–¿Sabe usted, señor general, a qué hemos venido aquí?
–Me lo imagino: a morir.
Llegó el vicario de Ecatepec acompañado de algunos oficiales. Se quedó a solas con Morelos para confesarlo.
–Tómese todo el tiempo que necesite –dijo Concha.
Cuando el sacerdote concluyó entraron todos de nuevo y Morelos se dirigió a ellos:
–Amigos e hijos míos: antes fumaremos un puro, pues es mi costumbre después de comer.
Hablaba con tanta dulzura y sencillez que Concha, el sacerdote y los oficiales apenas podían contener las lágrimas.
Llegó el pelotón de fusilamiento y Concha se adelantó, conmovido; Morelos lo atajó.
–Bueno, no nos mortifiquemos más. Vamos, señor Concha, venga un abrazo.
–Señor general... –balbuceó Concha.
–Nada de afligirse. Será el último.
Morelos se ajustó el hábito, dijo algunas palabras al padre Salazar, pidió un crucifijo y lo tomó en sus manos.
–Señor, tú sabes si he obrado bien, y si mal, me acojo a tu infinita misericordia.
No quiso que nadie le vendara los ojos y él mismo se los cubrió con un pañuelo blanco. Le ataron los brazos y, arrastrando los grilletes que entorpecían su paso, llegó al paredón y preguntó:
–¿Aquí me he de hincar?
–Sí, señor, haga de cuenta que aquí fue nuestra redención –dijo el padre Salazar.
Morelos se arrodilló, el oficial alzó su espada, dio la voz de fuego y Morelos cayó con la espalda atravesada por cuatro balas. Como aún se movía, le dispararon otros cuatro proyectiles que acabaron con su vida.

Epílogo

Lo inolvidable de Morelos no son tanto sus victorias, sus derrotas, sus atroces sufrimientos, como el habernos legado una Constitución en donde el Poder Legislativo frenaba el del Ejecutivo; un Poder Judicial autónomo, y la anulación del sistema de castas, sustituido por un orden en que todos eran mexicanos. Se trataba de convertir la Nueva España en México, un país moderno y democrático. Lo peor de todo es que, una vez alcanzada la independencia, olvidamos el legado de Morelos. Sólo por breves periodos, durante los regímenes de Juárez y Madero, hemos conocido la democracia. Debemos volver al proyecto de república que diseñó José María Morelos, quien perdió la vida para salvar la legalidad.

Tomado de: Fernando Benítez, Morelos, México, pp. 218-221.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Organización, lucha y unidad popular ahora y desde abajo

Y para transformar la ciudad (Segunda parte)

¡No debe haber gobierno rico en un país de pobres!

Reflexiones sobre los días últimos por venir

El inútil voto útil

Los trabajadores ante la conmemoración del 1 de mayo

A construir el triunfo con alegría

La elección del 1º de julio y el cambio posible

Morena: falta de compromiso

Los saldos en la Sección XVIII

Que sea tu cruel adiós mi Navidad

La Ley de Seguridad Interior

De los Panama Papers a los Paradise Papers

El “bloque” electorero

¡Por un congreso de los trabajadores independientes en Michoacán!

El conflicto en el IIFEEM

¿Otro Mezcalito?

Organización popular, plataforma y acción política para enfrentar la actual coyuntura política

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Llámenme Mike

Hill Arturo del Río, Gaudencio y sus sindicatos venales de protección

Morena en su laberinto

Los trabajadores ante los contratos de protección: una muestra

¿Por qué la urgente defensa de la FECSM?

¿Y después del día de mañana?

La imposición que viene en 2018 y las vías para evitarla

Por la construcción de un nuevo sujeto político de cambio de los trabajadores

Por la construcción de la unidad política de los trabajadores

El cambio que se necesita

La inviabilidad del capital

El Nuevo Modelo Educativo

El nuevo modelo educativo

El nuevo modelo educativo

A deslegitimar el consenso neoliberal en México

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Contra los embates del gobierno neoliberal, la urgente organización popular

La manifestación de la contra

Por un nuevo constituyente y una nueva Constitución

A fortalecer la lucha ciudadana y popular en contra del gasolinazo

La insurgencia contra el hartazgo es la lucha por la vida misma

¿Por qué los adultos no respetan los derechos de los niños?

De aviadores y otras criaturas partidistas

Fidel visto por otros

La urgente y necesaria unidad sindical

¿Hasta dónde somos capaces de aguantar?

La encrucijada

Los males del neoliberalismo en la UMSNH

El derecho a exigir justicia y vida digna

En 2017, como siempre los sacrificados serán los trabajadores

Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa

Lo que sigue

¿De qué independencia estamos hablando?

¡Barbarie capitalista de este siglo!

Las nuevas dimensiones de la lucha

La imposibilidad y complejidad de la construcción de una propuesta consensuada

Lo inviable del modelo neoliberal

Sin novedad en el frente

Los mártires de Nochixtlán

¡El sargento Nuño debe renunciar!, ¡Peña Nieto asesino!

Ante la indolencia del gobierno, la organización y la movilización

Y sin embargo se mueven

¿Cómo prepararse para estallar el paro de labores el 15 de mayo próximo?

La soberbia y el despilfarro que le pagamos al señor gobernador

Los trabajadores ante la conmemoración del 1º de mayo

Paro nacional y represión gubernamental: gobierno vs CNTE.

El Consejo de Participación Empresarial en la educación de Silvano

¡Zapata vive! ¡La lucha sigue!

Una historia de amor y traición: La Expropiación Petrolera

Los grupos y el protagonismo de la base en la Sección XVIII del SNTE-CNTE

La huelga del SPUM

El Séptimo Congreso Seccional de Bases

Lo que sigue para el magisterio

Un necesario balance a las seis tareas del proyecto político sindical de la Sección XVIII

El Estado laico, el gobierno de Michoacán y la visita papal

La construcción del sujeto histórico en la Sección XVIII del SNTE

Reflexiones iniciales hacia el nuevo congreso sindical de magisterio democrático

Augurios

El discreto encanto de la burguesía local

Las circunstancias actuales y la renovación en la Sección XVIII del SNTE

El fracaso del gobierno en la evaluación del domingo negro

El Congreso Estatal de Morena

El gobierno de izquierda en Michoacán

El flamante gobierno michoacano del “orden y progreso”

Una nueva etapa en la resistencia de los maestros contra la Reforma Educativa

Morena se renueva

Las enseñanzas de las manifestaciones del 26 de septiembre

A 50 años del asalto al Cuartel Madera

15 de septiembre, ¿qué festejamos?

El derecho social y humano a la educación y la toma de la UMSNH

30 de agosto: Día del Detenido-Desaparecido

El camino de concreción de la evaluación docente emanada de la Ley General del SPD

La verdadera oposición que necesitamos

A 120 años de la muerte de Federico Engels, el padre del proletariado mundial

¡No podrán!

Un gobierno que no pasa la evaluación de su desempeño es el gobierno del ignorante Peña Nieto

El magisterio michoacano no dejará pasar la evaluación para la permanencia

La Reforma Educativa, la acción opositora de la CNTE y los imponderables

Todo sigue igual

Silvano, el verdadero candidato del PRI

Incongruencias

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Para qué aprender en la escuela: concientización o productivismo

En la elección que viene: Morena vs los partidos firmantes del “Pacto contra México”

El Programa de Escuelas de Tiempo Completo: Una reivindicación del magisterio estatal

Escuela Licenciado Juan Ortiz Murillo: El coctel

Las elecciones de 2015 en la entidad

¡Vamos por el cambio, vamos con Morena!

Las razones de mi registro a Morena y los argumentos del CEN para negarlo

En el 2015 los ciudadanos con Morena vamos a construir el cambio verdadero

El que termina, un mal año para los trabajadores de la SEE

Las elecciones del 2015 en Michoacán y las expectativas del campo popular

El Segundo Informe

El país que somos (parte 1)

El derecho social a decidir y las perversiones de la Suprema Corte de (in) Justicia de la Nación

Juan Pérez Medina

El narcoestado y la descomposición social y humana en México

¿Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa?

¿Elecciones en Michoacán?

En honor a los caídos en Ciudad Madera, Chihuahua, el 23 de septiembre de 1965

¿De qué tipo de fervor patrio estamos hablando?

El año de la evaluación, el año que estamos en peligro

El Estado en quiebra

¡El regreso a clases!

Germán Martínez, el despreciable estúpido y los panistas de la Vela Perpetua

Corrupción en el gobierno y su clase económica ¿Cuál de ellos cerrará la puerta?

Confesos el diputado Ernesto Núñez y el edil Juan Carlos Campos: ladrones, corruptos y cínicos que deberían estar en la cárcel

La contrarreforma energética: regresa 74 años después el petróleo a sus antiguos dueños

2015: El festín electoral que viene

Relevos en SEE, vaticinios de una encrucijada con más de lo mismo

AMLO, el político opositor más importante de México

Fausto: el gobernador que nunca fue

Mentirosos Primero: La manipulación de la conciencia

Fin al abuso, otra vertiente de la estrategia en contra de los maestros

Los trabajadores de la educación vs la LGSPD: miedo, incertidumbre y soledad

Entre el temor, la incertidumbre y la soledad: los trabajadores ante la implementación de la Reforma

Día del Maestro: la precarización sin precedente de la labor del maestro

El robo de las aportaciones pensionarias de los trabajadores de la educación por parte del gobierno del estado

La situación de los trabajadores en 2014 peor que 1886

Día del Niño: entre la pobreza, la marginación y la violencia

Por siempre Gabriel García Márquez

La catástrofe capitalista michoacana

La crisis capitalista: sin salida

Golpes exportados

Venezuela está pariendo revolución

La acción tutorial en educación a través de la historia

Inventario de JEP

2014, otro año que estaremos en peligro

La tragedia de México

¡Malditos!