Columba Arias Solís
Mala educación, pobreza y corrupción
Jueves 12 de Diciembre de 2013
A- A A+

Como tres plagas apocalípticas, la mala educación, la pobreza y la corrupción, han sentado sus reales en terriorio mexicano y parecen imposibles de erradicar, pese a las promesas que sexenio tras sexenio las autoridades al asumir sus cargos prometen a la población. Crecimiento económico, disminución de la pobreza, creación de empleos, mejoramiento educativo, erradicación de la inseguridad, combate frontal a la corrupción, son las promesas más constantes que los diferentes presidentes, desde el salinismo en adelante han incluido en sus compromisos hacia la ciudadanía.
Sin embargo, en nuestro país, como los cangrejos vamos hacia atrás en los rubros mencionados, así ha quedado evidente en el informe de los resultados del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA 2012), en los cuales México retrocedió en calidad educativa, poniendo una distancia mayor con los países mejor calificados, tanto en lectura como en matemáticas y ciencias.
Así, en lectura México se ubicó en el lugar 52 de 65 naciones, mientras que en el ejercicio de 2009 se encontraba en el lugar 49. En lo que respecta a matemáticas, del lugar 51 que ocupaba, pasó al 53; y en ciencias, del 51 al 55, en todos los casos de un total de 65 naciones.
De acuerdo con el programa, tomará 25 años a México alcanzar los niveles matemáticos que tienen en promedio los países de la OCDE y 65 años en igualar el de competencias lectoras. El estudio del programa que en este último informe se enfocó en las matemáticas, señala que el 55 por ciento de los alumnos mexicanos no alcanza el nivel de competencias básicas en esta materia, pues el alumno promedio en México obtuvo 413 puntos en matemáticas, cuando el promedio de la OCDE es de 494, en tanto que China, específicamente Shangai, tiene el puntaje más alto: 613 puntos.
Además de matemáticas, se midieron competencias lectoras y ciencias, señalando los resultados que el 41 por ciento de los alumnos mexicanos de quince años no logró el nivel básico de competencia en lectura, pues su promedio fue 424 puntos, uno menos que el alcanzado en 2009, mientras que el de la OCDE fue de 496.
En el aspecto de las ciencias, el 47 por ciento de los alumnos se ubicó en niveles por debajo del 2, donde se ubican a quienes se consideran que no tienen las competencias suficientes “para desarrollar con éxito las actividades que exige la sociedad del conocimiento”. El alumno mexicano tiene un promedio de 415 puntos, también uno menos que en 2009, en tanto que el puntaje de la OCDE es de 501.
Por lo que se refiere a los niveles de pobreza, los datos obtenidos engrosan los niveles de pesimismo, ya que el Informe de la Comisión Económica Para América Latina (CEPAL) señala que la reducción de la desigualdad en México en los últimos diez años no logró disminuir la indigencia en el país, la cual subió de 2005 a 2012, de 8.7 a 14.2 por ciento de los mexicanos, mientras que la pobreza subió de 31.7 a 37.1 por ciento, mientras que en otros países de la región disminuyó.
De acuerdo con las cifras de la CEPAL, la pobreza en la región de América Latina se mantuvo en alrededor del 28 por ciento y se redujo la indigencia, no así en México, ya que de los 164 millones de pobres en Latinoamérica, aproximadamente 57 millones 400 mil viven en México, lo que alcanza casi una tercera parte de estos.
Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México fue uno de los dos países con mayor desigualdad regional de ingreso per cápita entre las 34 naciones que pertenecen a dicha organización, lo que constituye uno de sus principales problemas, ya que existen grandes diferencias entre el ingreso per cápita de las diferentes entidades federativas, sobre todo con relación al Distrito Federal, que es donde más alto resulta dicho ingreso. México se encuentra también en la lista de los siete países pertenecientes a la OCDE con las más altas tasas de desempleo juvenil.
Por lo que respecta a la corrupción, el pasado 3 de diciembre se dieron a conocer los datos recabados en el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) de Transparencia Internacional, en el que se ubica a nuestro país en el lugar 106 de un total de 177 economías analizadas. México registró un total de 34 puntos, en una escala del cero al 100, donde el cero indica que el país es altamente corrupto.
Los estudios de diversos organismos, tanto internacionales como nacionales, coinciden en señalar que la corrupción en México es uno de los principales lastres en el país y según cifras del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), el costo de la corrupción en México es cercano a diez por ciento del PIB.
Para acabarnos de sumir en la desolación, los datos del Latinobarómetro -organismo que desde hace cerca de 20 años analiza la situación de la democracia y la economía en América Latina- señalan que en prácticamente todos los indicadores, México está peor que las demás naciones latianoamericanas; por ejemplo en el rubro de apoyo a la democracia, el país perdió doce puntos, calificación negativa, solamente por encima de Costa Rica. Así vamos.

Sobre el autor
PENDIENTE
Comentarios
Columnas recientes

La otra migración

Incertidumbre

Los que no quisieron la paz

La corrupción, ¿somos todos?

El debate de los vecinos

Constituyente para la Ciudad de México

El testamento

La invitación a Trump, ¿para qué?

Plagio y evaluación académica

Malos resultados

La campaña del odio en Estados Unidos

Disculpas tardías

Blindaje a la corrupción

Encuentro con un populista

Infancia sin futuro

Oaxaca, a diez años

Terrorismo y crimen de odio

Elecciones

¿Y las leyes anticorrupción?

Las desapariciones forzadas

Impunidad

Transparencia pública

El informe del GIEI y la verdad oficial

Las fotomultas

Control y vigilancia de los recursos públicos

La Cuenta Pública

Sin razones

La fuerza de las mujeres

El papel de las contralorías

Estados, en la opacidad y la impunidad

Las palabras de Francisco

Corrupción, gobierno y sociedad, segunda parte

Corrupción, gobierno y sociedad Primera parte

El estado 32

Preocupaciones

Subir la cuesta

Nuestros derechos

El derecho de réplica

Diez años del Coneval

Una reforma importante

En la barbarie

Linchamientos

Nombramientos en la Suprema Corte

¿Una rectora para la UNAM?

Las mujeres y el voto

Insatisfacción social

Populismo

Reforma frustrada

De las cualidades para gobernar

Demostración de fuerza

Acoger a migrantes

Informes

Los resultados de la izquierda

Integrando gabinete de gobierno

El monopolio de la riqueza, última parte

El monopolio de la riqueza, primera parte

Oaxaca, la corresponsabilidad

Reforma a la Ley del Notariado

Michoacán, gobernabilidad, autodefensas

La administración que viene

Luego de las elecciones

Los efectos del voto nulo

Las encuestas electorales

Campañas negras

Acceder a la información

Promesas y recursos públicos

Contra la tortura

La ideología del pragmatismo

Las mujeres en política

Las mujeres en política

Desconfianza en las instituciones

Irregularidades

Nombramiento cuestionado

Decepción ciudadana

¿Para qué el gobierno?

Candidaturas imposibles

Los derechos humanos

Los derechos humanos

Inseguridad sin fronteras

Inseguridad sin fronteras Primera parte

La extensión del mal

En llamas

Guerrero ¿Un Estado fallido?

Iguala, desde la barbarie

Bajo fuego

Responsabilidades

¿Consejeros independientes?

De futbol

Informe del futuro

Memorias y desmemorias

Una tragedia humanitaria

Ahora el ébola

¿Qué sucedió con Oceanografía?

México y la migración centroamericana

La tragedia de la migración infantil

El tercer gobernador

Contra el acoso escolar

El caso Oceanografía

La violencia infantil

Los bonos del escándalo

Acto de barbarie

El derecho a opinar, preguntar y cuestionar a los gobernantes

Malas noticias

Partidos en conflicto

Partidos en conflicto (primera parte)

¿Un comisionado para el Estado de México?

La ruta del Instituto Nacional Electoral

Pensión Universal y Seguro de Desempleo

Complicidades

Corrupción y fraude en las alturas

Corresponsabilidad

Corresponsabilidad

Corresponsabilidad

De los cuerpos de defensas rurales a las autodefensas

Estrategia nacional antisecuestro

Una reforma notarial

Otro acuerdo

Los veinte años del EZLN

Una mujer para Chile

Mala educación, pobreza y corrupción

Los medios de comunicación ayer y hoy

Los medios de comunicación ayer y hoy

Los medios de comunicación ayer y hoy

Faltas al debido proceso

¿Cómo quedó la Reforma Fiscal?

¿El INE en lugar del IFE?

Sesenta años

Diferendo político

Las reformas estructurales

Cambios en la propuesta fiscal

Los recursos del Fonden

La ley sobre el derecho de réplica

Reforma insatisfactoria

Actividades vulnerables

Actividades vulnerables

Actividades vulnerables

El fallo liberador

El caso Salinas

Nueva licencia

Sin cultura democrática

Pemex, el objeto del deseo (última parte)

Pemex, el objeto del deseo

La oposición política

La oposición política

La oposición política (primera parte)

Pobres pero ¿felices?

Desaparición de poderes

Desde la ciudadanía

Obama en México

Desconfianza en la Cruzada