Columba Arias Solís
Pensión Universal y Seguro de Desempleo
Viernes 21 de Marzo de 2014
A- A A+

A gritos y empujones de los diputados de diversas fracciones, este martes 18 concluyó la discusión y luego aprobación de la iniciativa conteniendo la Ley de Pensión Universal para las personas mayores de 65 años, así como el Seguro de Desempleo para los trabajadores sujetos a la Ley del Seguro Social, que fueron presentadas por el presidente de la República dentro del paquete de reformas hacendarias en septiembre del pasado año.
La exposición de motivos de esta iniciativa justificaba su necesidad de aprobación, manifestando que los datos de medición de la pobreza 2010-2012 proporcionados por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social referían que el 61.2 por ciento de los mexicanos (71.8 millones) carecían de acceso a la seguridad social, en tanto que el 66.3 por ciento de las personas mayores de 65 años nunca han cotizado al sistema de seguridad social, y el 37.6 por ciento no recibe ningún tipo de pensión o jubilación.
En la justificación de la iniciativa también se argumentó que el programa de Pensión para los Adultos Mayores (65 y Más) que busca atender a los adultos mayores que no cuentan con una pensión de retiro, mediante la entrega de apoyos económicos y de protección social, pese a ser el programa más importante de pensión a la vejez por su cobertura y presupuesto, sin embargo no estaba directamente asociado a un derecho, por lo que urgía elevarlo a la categoría de ley.
Con 287 votos a favor, 177 en contra y 3 abstenciones, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general el decreto que expide la Ley de Pensión Universal, y reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones en materia de seguridad social para establecer el Seguro de Desempleo. De acuerdo con el dictamen aprobado en la sesión legislativa del martes 18, la Pensión Universal garantiza un ingreso básico vitalicio a los adultos mayores de 65 años de edad y más, quienes comenzarán a recibir 580 pesos mensuales que cada año tendrán un ajuste hasta en quince años alcanzarán un total de mil 95 pesos.
Para gozar de la Pensión Universal deberán reunirse ciertos requisitos, por ejemplo, solamente se otorgará a las personas que hayan cumplido 65 años a partir de este 2014, siempre y cuando no tengan derecho a otra pensión, ya sea por cesantía en edad avanzada o vejez, igualmente, deben residir en territorio nacional y estar inscritos en el Registro Nacional Universal.
La edad prevista para recibir la Pensión Universal deberá ajustarse cada cinco años, a partir de la entrada en vigor de la ley, a la edad que resulte de aplicar el factor 0.87 a la esperanza de vida general al nacer, mismo que será calculado por el Consejo Nacional de Población.
Por lo que respecta al Seguro de Desempleo, éste no tendrá cobertura total, y estará a cargo tanto del Instituto Mexicano del Seguro Social como del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado. Serán beneficiados por este seguro las personas que hubieran laborado en el sector formal durante al menos dos años antes de quedar sin empleo y siempre que no cuenten con otros ingresos por pensión y jubilación. El seguro tendrá una duración de seis meses y sólo podrá accederse a éste una vez cada quince años.
El punto más controversial de la iniciativa de ley aprobada, que motivó la protesta de legisladores de diversos partidos y que provocó la trifulca, con empujones y amago de golpes de por medio, se refiere precisamente al financiamiento de las prestaciones aprobadas, toda vez que éste habrá de tomarse de las aportaciones patronales al fondo para la vivienda en un cinco por ciento, destinando un tres por ciento a la subcuenta mixta para el desempleo, mientras que un 0.5 por ciento será la aportación que hará el gobierno federal al denominado Fondo Solidario.
La oposición de los legisladores que votaron en contra de la iniciativa, tiene que ver con lo que consideran un menoscabo en el derecho a la vivienda de los trabajadores, en virtud a que como se mencionó, de los fondos aportados por la parte patronal destinados a la vivienda, se afecta un porcentaje para destinarlo a cubrir el Seguro de Desempleo, lo que los diputados de oposición consideran una privación del derecho de vivienda a los trabajadores.
Una vez aprobada por la Cámara de Senadores, la iniciativa dará paso a la Ley de Pensión Universal, que como se ha señalado, ni será tan universal porque la cobertura no será para todos, aunque sean mayores a los 65 años o más y al Seguro de Desempleo que tampoco beneficiará a todos los que han trabajado prácticamente toda su vida, si no cumplen con los parámetros establecidos por la ley.

Sobre el autor
PENDIENTE
Comentarios
Columnas recientes

La otra migración

Incertidumbre

Los que no quisieron la paz

La corrupción, ¿somos todos?

El debate de los vecinos

Constituyente para la Ciudad de México

El testamento

La invitación a Trump, ¿para qué?

Plagio y evaluación académica

Malos resultados

La campaña del odio en Estados Unidos

Disculpas tardías

Blindaje a la corrupción

Encuentro con un populista

Infancia sin futuro

Oaxaca, a diez años

Terrorismo y crimen de odio

Elecciones

¿Y las leyes anticorrupción?

Las desapariciones forzadas

Impunidad

Transparencia pública

El informe del GIEI y la verdad oficial

Las fotomultas

Control y vigilancia de los recursos públicos

La Cuenta Pública

Sin razones

La fuerza de las mujeres

El papel de las contralorías

Estados, en la opacidad y la impunidad

Las palabras de Francisco

Corrupción, gobierno y sociedad, segunda parte

Corrupción, gobierno y sociedad Primera parte

El estado 32

Preocupaciones

Subir la cuesta

Nuestros derechos

El derecho de réplica

Diez años del Coneval

Una reforma importante

En la barbarie

Linchamientos

Nombramientos en la Suprema Corte

¿Una rectora para la UNAM?

Las mujeres y el voto

Insatisfacción social

Populismo

Reforma frustrada

De las cualidades para gobernar

Demostración de fuerza

Acoger a migrantes

Informes

Los resultados de la izquierda

Integrando gabinete de gobierno

El monopolio de la riqueza, última parte

El monopolio de la riqueza, primera parte

Oaxaca, la corresponsabilidad

Reforma a la Ley del Notariado

Michoacán, gobernabilidad, autodefensas

La administración que viene

Luego de las elecciones

Los efectos del voto nulo

Las encuestas electorales

Campañas negras

Acceder a la información

Promesas y recursos públicos

Contra la tortura

La ideología del pragmatismo

Las mujeres en política

Las mujeres en política

Desconfianza en las instituciones

Irregularidades

Nombramiento cuestionado

Decepción ciudadana

¿Para qué el gobierno?

Candidaturas imposibles

Los derechos humanos

Los derechos humanos

Inseguridad sin fronteras

Inseguridad sin fronteras Primera parte

La extensión del mal

En llamas

Guerrero ¿Un Estado fallido?

Iguala, desde la barbarie

Bajo fuego

Responsabilidades

¿Consejeros independientes?

De futbol

Informe del futuro

Memorias y desmemorias

Una tragedia humanitaria

Ahora el ébola

¿Qué sucedió con Oceanografía?

México y la migración centroamericana

La tragedia de la migración infantil

El tercer gobernador

Contra el acoso escolar

El caso Oceanografía

La violencia infantil

Los bonos del escándalo

Acto de barbarie

El derecho a opinar, preguntar y cuestionar a los gobernantes

Malas noticias

Partidos en conflicto

Partidos en conflicto (primera parte)

¿Un comisionado para el Estado de México?

La ruta del Instituto Nacional Electoral

Pensión Universal y Seguro de Desempleo

Complicidades

Corrupción y fraude en las alturas

Corresponsabilidad

Corresponsabilidad

Corresponsabilidad

De los cuerpos de defensas rurales a las autodefensas

Estrategia nacional antisecuestro

Una reforma notarial

Otro acuerdo

Los veinte años del EZLN

Una mujer para Chile

Mala educación, pobreza y corrupción

Los medios de comunicación ayer y hoy

Los medios de comunicación ayer y hoy

Los medios de comunicación ayer y hoy

Faltas al debido proceso

¿Cómo quedó la Reforma Fiscal?

¿El INE en lugar del IFE?

Sesenta años

Diferendo político

Las reformas estructurales

Cambios en la propuesta fiscal

Los recursos del Fonden

La ley sobre el derecho de réplica

Reforma insatisfactoria

Actividades vulnerables

Actividades vulnerables

Actividades vulnerables

El fallo liberador

El caso Salinas

Nueva licencia

Sin cultura democrática

Pemex, el objeto del deseo (última parte)

Pemex, el objeto del deseo

La oposición política

La oposición política

La oposición política (primera parte)

Pobres pero ¿felices?

Desaparición de poderes

Desde la ciudadanía

Obama en México

Desconfianza en la Cruzada