Juan Pérez Medina
Día del Maestro: la precarización sin precedente de la labor del maestro
Martes 20 de Mayo de 2014
A- A A+

Los maestros de todo el país estamos viviendo el peor momento de nuestra historia, al igual que la inmensa mayoría de los trabajadores. El capitalismo en crisis nos aplasta aún más en favor de los más poderosos. Sí el modelo neoliberal incentivó el proceso de privatización de la escuela, favoreciendo al mercado educativo e imponiendo el modelo empresarial en ella desde hace 40 años; ahora en la segunda década del siglo XXI, llamado del conocimiento, el modelo ha profundizado su estrategia y se ha lanzado en contra de las conquistas ganadas por los trabajadores de la educación: su trabajo, su salario y sus prestaciones sociales.
El modelo neoliberal viene centrando su ofensiva en contra de los trabajadores de la educación, en tres aspectos que han precarizado la labor de los docentes en las últimas décadas: por un lado, los procesos de intensificación del trabajo de los maestros en las aulas (planeación, cursos permanentes de actualización, diplomados y maestrías a contraturno y hasta en periodos de asueto y aumento de la jornada de trabajo con los programas de escuela siempre abierta, escuelas de tiempo completo y el aumento del calendario escolar); por otro, la imposición de mecanismos de diferenciación salarial para romper la homogeneidad de las percepciones económicas (Carrera Magisterial) y, finalmente, la pérdida paulatina de los derechos laborales que habían logrado los trabajadores de la educación (la individualización de la relación trabajo-patrón, los contratos a prueba, la evaluación punitiva, los cambios de adscripción a capricho y hasta la pérdida de la seguridad en el empleo a partir de la nueva Ley del Servicio Profesional Docente).
De acuerdo con el profesor Luis Lozano Arredondo, coordinador del Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México, los profesores de educación primaria ganan catorce veces menos que sus similares de Estados Unidos, por lo que más de la mitad de ellos tienen dos trabajos para poder acrecentar sus ingresos.
Los profesores mexicanos se encuentran entre los peor pagados del mundo; en los últimos años su situación, al igual que el resto de los trabajadores mexicanos, no ha mejorado ya que acumulan una pérdida de más del 80 por ciento de su poder adquisitivo, debido a que sus salarios han registrado una caída constante desde 1982 a la fecha, a pesar de las cuentas alegres de los gobernantes en turno.
En el informe que realizó el CAM se menciona que en los años 80, con un salario diario de un profesor de primaria se podían adquirir 85 kilogramos de tortillas y al primero de mayo de este año con esta remuneración, el mismo docente puede adquirir tres veces menos, es decir, apenas 23 kilos de este producto. La mayoría de ellos viven endeudados con las tarjetas de crédito y pendiente desde mitad de quincena del pago siguiente, porque ya el anterior se ha agotado.
Y es que la política de tope salarial del gobierno, primero del PAN y ahora del PRI, tiene décadas que no supera el cuatro por ciento al salario, por debajo del ritmo de crecimiento de la inflación, concluyendo con la ausencia de incremento real.
Ahora, si el salario ha sufrido una enorme caída con respecto a su poder de compra, las condiciones de trabajo se han flexibilizado a tal grado que ya existen en la Legislatura nuevas formas de contratación de la fuerza de trabajo con menores prestaciones para los trabajadores y limitando los derechos a la basificación, que prácticamente ha desaparecido con los contratos a prueba e, incluso, los ascensos laborales a prueba por dos años y el riesgo hasta de perder el trabajo, al no alcanzar los estándares de desempeño solicitados por la SEP, mediante la aplicación de los exámenes estandarizados en manos del INEE. Es tal el nivel de degradación laboral que el docente ha llegado a perder su seguridad en el empleo, pues cada año deberá refrendar su derecho a mantenerse en su puesto de trabajo.
Michel Apple, en Trabajo docente y textos: economía política de las relaciones de clase y género (1995), afirma que la intensificación del trabajo docente representa una de las formas más tangibles mediante la cual los educadores son degradados en su condición profesional y social. Este proceso se caracteriza por la creciente demanda de nuevas tareas que exigen más tiempo para las actividades profesionales, lo cual se traduce en el aumento de la carga laboral impuesta a los educadores para cumplir con las actividades básicas de la vida humana y, además, en el cansancio crónico de los trabajadores intelectuales como resultado del exceso de trabajo en el marco de reformas que buscan su racionalización. Hargreaves acuñó el concepto de colonización para representar este proceso, por medio del cual los administradores de la educación se apropian (colonizan) del tiempo y los espacios de los docentes para precarizar su trabajo y disminuir sus costos ocupando, objetivamente, el tiempo de los maestros con tareas exigidas por las instancias administrativas, vinculadas con la enseñanza en términos de productividad y control burocrático de los profesores, cuyo fin es garantizar la efectiva utilización productiva del trabajo docente.
El Estado a través de sus agentes ideológicos y políticos ha mantenido una ofensiva mediática en contra de los trabajadores de la educación y, sobre todo, de sus sindicatos, acusándolos permanentemente de ser los responsables de la grave crisis educativa y, últimamente, de además contar con altos sueldos, incluso mayores que los que recibe Enrique Peña Nieto y sus funcionarios de gobierno, en una intención de aislar la inconformidad y derrotar la conciencia del maestro llevándolo hacia el conformismo y la aceptación de los hechos que se le imputan. La idea es convencer a los docentes (y con no pocos lo logran, sobre todo con los débiles de conciencia, los que siempre han estado liados al régimen y aquellos que bajo la triste situación económica acaban atendiendo las líneas impuestas), de que las medidas que se vienen empleando son las correctas y que su mejora es una tarea que sólo le corresponde a cada uno de ellos en función a que asuman las tareas que se les imponen con disciplina e incluso con alegría. Es decir: que acepten con gusto su mayor explotación y su peor situación. Se trata de que el docente cada día se esfuerce más y más en la carrera por mantener el estatus sin que por ello obtenga más, sino bajo el riesgo de que finalmente, como ha venido ocurriendo, acabe obteniendo menos.
Este 15 de mayo ha sido uno de los más negros en la historia del magisterio nacional. No se diga para el caso de los maestros michoacanos, que no salieron a la calle y que optaron por festejar su desgracia en festividades de un día o dos, para luego regresar a la cruda realidad de la vida cotidiana. Esta situación obedece a una actitud de frustración, conformismo y derrota generada como producto del cansancio de una generación que se consumió en el activismo esquizofrénico y la burocratización del quehacer sindical, generando un amargo desencanto hacia este.
Es hora de ponerle fin a tantos errores y diatribas de quienes, parafraseando a mi compañera Carmen Zepeda, “… se cubrieron de mohos de mezquindad y de discursos rancios de glorias pasadas; y siguen cavando, desmembrando y cubriendo(se) […] con la bandera que erigieron los verdaderos precursores de ese sueño llamado democracia sindical…”, y que han convertido la Sección XVIII en el templo triste y descarado de mercaderes.
La caída de Elba Esther, vale la pena reconocerlo ha sido por su oposición a las reformas que hoy tenemos y que nos auguran un infierno en el futuro si seguimos por el camino de la simulación, la traición a los principios del Movimiento de Bases y el ataque sistemático a las voces críticas. Es urgente que en cada centro de trabajo se retomen nuestros principios y objetivos y se inicie una campaña hacia la recuperación de la unidad y la acción política y sindical que cambie la correlación social de fuerzas y detenga la creciente acción del estado.
Se trata de una estrategia de recuperación de los valores del movimiento sindical. De cuestiones básicas como la honestidad y el compromiso con la verdad como elementos para la recuperación de un verdadero discurso opositor. Se trata de asumir con ética y valentía las acciones de confrontación con la política del Estado y avanzar en la unidad más amplia con todos los trabajadores y sus familias. Se trata de educar con el ejemplo, de no gritar consignas en la calle por puntos para un cambio, ascenso, crédito, plaza u horas o para fortalecer la expectativa personal de crecer en el escalafón que nos permita llegar a los espacios sindicales o mejorar en ellos.
La actual coyuntura reclama de una reflexión muy amplia que conlleva hacer un balance de lo que hemos sido desde 1989 hasta hoy, al mismo tiempo que se hace respecto de la estrategia del Estado. Las nuevas generaciones de trabajadores deben cambiar sus formas de ver su trabajo; si bien muchos de ellos han llegado por vías contrarias a las que dicta el escalafón sindical y el derecho establecido en la normatividad oficial (plazas heredadas o compradas), es hora de que asuman otra realidad y se preparen para transformarla. La forma en que han logrado llegar al magisterio y la manera en que han logrado quedarse en lugares que por derecho no les corresponden, dañando los derechos de otros, no será la vía que resolverá en el futuro todas las cosas. Sólo la unidad, el compromiso y los valores de un movimiento que ellos no formaron, no conocieron en sus formación y en las consignas que levantó, podrán reencauzar esta grave situación política e ideológica que nos mantiene postrados, a pesar insisto de las diatribas de un discurso que todos aceptan pero que a nadie convence y, por tanto nadie lo cree.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Los saldos en la Sección XVIII

Que sea tu cruel adiós mi Navidad

La Ley de Seguridad Interior

De los Panama Papers a los Paradise Papers

El “bloque” electorero

¡Por un congreso de los trabajadores independientes en Michoacán!

El conflicto en el IIFEEM

¿Otro Mezcalito?

Organización popular, plataforma y acción política para enfrentar la actual coyuntura política

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Llámenme Mike

Hill Arturo del Río, Gaudencio y sus sindicatos venales de protección

Morena en su laberinto

Los trabajadores ante los contratos de protección: una muestra

¿Por qué la urgente defensa de la FECSM?

¿Y después del día de mañana?

La imposición que viene en 2018 y las vías para evitarla

Por la construcción de un nuevo sujeto político de cambio de los trabajadores

Por la construcción de la unidad política de los trabajadores

El cambio que se necesita

La inviabilidad del capital

El Nuevo Modelo Educativo

El nuevo modelo educativo

El nuevo modelo educativo

A deslegitimar el consenso neoliberal en México

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Contra los embates del gobierno neoliberal, la urgente organización popular

La manifestación de la contra

Por un nuevo constituyente y una nueva Constitución

A fortalecer la lucha ciudadana y popular en contra del gasolinazo

La insurgencia contra el hartazgo es la lucha por la vida misma

¿Por qué los adultos no respetan los derechos de los niños?

De aviadores y otras criaturas partidistas

Fidel visto por otros

La urgente y necesaria unidad sindical

¿Hasta dónde somos capaces de aguantar?

La encrucijada

Los males del neoliberalismo en la UMSNH

El derecho a exigir justicia y vida digna

En 2017, como siempre los sacrificados serán los trabajadores

Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa

Lo que sigue

¿De qué independencia estamos hablando?

¡Barbarie capitalista de este siglo!

Las nuevas dimensiones de la lucha

La imposibilidad y complejidad de la construcción de una propuesta consensuada

Lo inviable del modelo neoliberal

Sin novedad en el frente

Los mártires de Nochixtlán

¡El sargento Nuño debe renunciar!, ¡Peña Nieto asesino!

Ante la indolencia del gobierno, la organización y la movilización

Y sin embargo se mueven

¿Cómo prepararse para estallar el paro de labores el 15 de mayo próximo?

La soberbia y el despilfarro que le pagamos al señor gobernador

Los trabajadores ante la conmemoración del 1º de mayo

Paro nacional y represión gubernamental: gobierno vs CNTE.

El Consejo de Participación Empresarial en la educación de Silvano

¡Zapata vive! ¡La lucha sigue!

Una historia de amor y traición: La Expropiación Petrolera

Los grupos y el protagonismo de la base en la Sección XVIII del SNTE-CNTE

La huelga del SPUM

El Séptimo Congreso Seccional de Bases

Lo que sigue para el magisterio

Un necesario balance a las seis tareas del proyecto político sindical de la Sección XVIII

El Estado laico, el gobierno de Michoacán y la visita papal

La construcción del sujeto histórico en la Sección XVIII del SNTE

Reflexiones iniciales hacia el nuevo congreso sindical de magisterio democrático

Augurios

El discreto encanto de la burguesía local

Las circunstancias actuales y la renovación en la Sección XVIII del SNTE

El fracaso del gobierno en la evaluación del domingo negro

El Congreso Estatal de Morena

El gobierno de izquierda en Michoacán

El flamante gobierno michoacano del “orden y progreso”

Una nueva etapa en la resistencia de los maestros contra la Reforma Educativa

Morena se renueva

Las enseñanzas de las manifestaciones del 26 de septiembre

A 50 años del asalto al Cuartel Madera

15 de septiembre, ¿qué festejamos?

El derecho social y humano a la educación y la toma de la UMSNH

30 de agosto: Día del Detenido-Desaparecido

El camino de concreción de la evaluación docente emanada de la Ley General del SPD

La verdadera oposición que necesitamos

A 120 años de la muerte de Federico Engels, el padre del proletariado mundial

¡No podrán!

Un gobierno que no pasa la evaluación de su desempeño es el gobierno del ignorante Peña Nieto

El magisterio michoacano no dejará pasar la evaluación para la permanencia

La Reforma Educativa, la acción opositora de la CNTE y los imponderables

Todo sigue igual

Silvano, el verdadero candidato del PRI

Incongruencias

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Para qué aprender en la escuela: concientización o productivismo

En la elección que viene: Morena vs los partidos firmantes del “Pacto contra México”

El Programa de Escuelas de Tiempo Completo: Una reivindicación del magisterio estatal

Escuela Licenciado Juan Ortiz Murillo: El coctel

Las elecciones de 2015 en la entidad

¡Vamos por el cambio, vamos con Morena!

Las razones de mi registro a Morena y los argumentos del CEN para negarlo

En el 2015 los ciudadanos con Morena vamos a construir el cambio verdadero

El que termina, un mal año para los trabajadores de la SEE

Las elecciones del 2015 en Michoacán y las expectativas del campo popular

El Segundo Informe

El país que somos (parte 1)

El derecho social a decidir y las perversiones de la Suprema Corte de (in) Justicia de la Nación

Juan Pérez Medina

El narcoestado y la descomposición social y humana en México

¿Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa?

¿Elecciones en Michoacán?

En honor a los caídos en Ciudad Madera, Chihuahua, el 23 de septiembre de 1965

¿De qué tipo de fervor patrio estamos hablando?

El año de la evaluación, el año que estamos en peligro

El Estado en quiebra

¡El regreso a clases!

Germán Martínez, el despreciable estúpido y los panistas de la Vela Perpetua

Corrupción en el gobierno y su clase económica ¿Cuál de ellos cerrará la puerta?

Confesos el diputado Ernesto Núñez y el edil Juan Carlos Campos: ladrones, corruptos y cínicos que deberían estar en la cárcel

La contrarreforma energética: regresa 74 años después el petróleo a sus antiguos dueños

2015: El festín electoral que viene

Relevos en SEE, vaticinios de una encrucijada con más de lo mismo

AMLO, el político opositor más importante de México

Fausto: el gobernador que nunca fue

Mentirosos Primero: La manipulación de la conciencia

Fin al abuso, otra vertiente de la estrategia en contra de los maestros

Los trabajadores de la educación vs la LGSPD: miedo, incertidumbre y soledad

Entre el temor, la incertidumbre y la soledad: los trabajadores ante la implementación de la Reforma

Día del Maestro: la precarización sin precedente de la labor del maestro

El robo de las aportaciones pensionarias de los trabajadores de la educación por parte del gobierno del estado

La situación de los trabajadores en 2014 peor que 1886

Día del Niño: entre la pobreza, la marginación y la violencia

Por siempre Gabriel García Márquez

La catástrofe capitalista michoacana

La crisis capitalista: sin salida

Golpes exportados

Venezuela está pariendo revolución

La acción tutorial en educación a través de la historia

Inventario de JEP

2014, otro año que estaremos en peligro

La tragedia de México

¡Malditos!

Desmitifiquemos los dichos sobre la evaluación

Los descuentos que no fueron

La certificación de las escuelas

Morena, la esperanza de México

La autonomía escolar y la escuela empresa

La unidad que necesitamos, a la unidad que todos apelamos y a la que pocos contribuimos

Frente contra reformas de EPN

El Frente Nacional de Lucha en contra del gobierno de EPN y las reformas estructurales

La grandeza de Morelos