Xuchitl Vázquez Pallares
Cuánta falta haces José María Morelos…
Jueves 29 de Septiembre de 2016
A- A A+

El 30 de septiembre de 1765 nació en esta tierra uno de los más grandes hombres de nuestra historia. Estudió en el Colegio de San Nicolás, donde fue alumno de Miguel Hidalgo y Costilla.

¡Vaya declaración!
¡Vaya declaración!
(Foto: Disse)

Si reflexionamos sobre su vida, vemos en ambos casos que fue el conocimiento el que los hizo grandes; fueron seres conscientes, con grandes valores morales y, por supuesto, amantes y defensores de la justicia, la igualdad y la libertad.

Lucharon contra el mal gobierno y el imperio español que nos sojuzgaba. Lucharon contra la impunidad, la violencia ejercida mediante el racismo y clasismo, contra la desigualdad social e injusticia que imperaba en todos los ámbitos.

Morelos luchó al lado de Hidalgo y tras la muerte de éste fue quien encabezó la lucha por lograr nuestra Independencia.
Le pienso en Parácuaro, donde trabajó siendo muy pequeño como arriero; le pienso como ideólogo y ejecutor de la lucha por nuestra libertad, organizando guerrillas por todo Tierra Caliente, recibiendo armas y municiones producidas por hábiles e inteligentes indígenas, conocedores del trabajo de los metales en la ferrería de Coalcomán, donde se forjaron balas y cañones que sin duda fueron fundamentales para ganar muchas batallas.

Hidalgo y Morelos tenían como objetivo el que estas tierras fuesen independientes y soberanas, donde imperara la justicia, y fuese eliminada totalmente la desigualdad. Donde todo nacido en estas tierras tuviera acceso a la educación, a la salud, al trabajo digno.

Cuánta falta hacen en estos momentos críticos, en que la impunidad y la injusticia imperan.

Hay fechas y hechos de nuestra historia que no se olvidan, que van más allá de la historia oficial, que no pueden ser borradas ni olvidadas.

El lunes pasado se cumplieron dos años de la desaparición de 43 jóvenes estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, mejor conocida como de Ayotzinapa.

Miles en la Ciudad de México y en más de doce entidades del país exigieron justicia y dijeron “no” al olvido.

El caso de Ayotzinapa es emblemático por todo lo que conlleva. Las Normales rurales se crearon para que la educación y la organización llegaran a todas las comunidades rurales, para que hubiese educación de calidad, gratuita y laica hasta en el último rincón de la patria, para que los trabajadores del campo tuvieran acceso a la educación, a la tecnología; para que las comunidades estuvieran organizadas desde adentro y de esta manera asegurar su desarrollo, contaran siempre con trabajo, autosuficiencia alimentaria y preservación de sus riquezas naturales.

Bajo estos preceptos fueron educados cientos de jóvenes indígenas. De las Normales rurales salieron luchadores sociales incómodos al sistema pues eran y son aún semillero de conocimiento y anhelos de justicia e igualdad. Por eso las quieren desaparecer, por eso han hecho todo para desacreditarlas y acabar con ellas.

Las Normales rurales fueron tornándose “incómodas” a los gobiernos que no anhelaban más un México con independencia en lo económico y lo político. Las ideas libertarias y de igualdad se tornaron para ellos un peligro.
El próximo domingo es 2 de octubre y 2 de octubre no se olvida.

Ambos movimientos fueron inicialmente de ámbito estudiantil. Sin embargo fueron apoyados por la ciudadanía. Ambos, Ayotzinapa y 2 de octubre, son emblemáticos de la lucha del pueblo de México contra la injusticia, la impunidad y los malos gobiernos. Ambos casos nos traen a la memoria la bajeza de los malos gobiernos y la valentía de nuestro pueblo. El anhelo de los jóvenes por un presente digno y un mejor futuro. Un gobierno que mata y/o desparece a sus jóvenes no puede llamarse democrático.

Un país que no da prioridad a la educación no podrá tener un desarrollo sano, ni economía segura ni seguridad alguna, ya que es la educación el conocimiento la base para el sano desarrollo de los individuos, pueblos y naciones.

Ese mismo lunes por la noche fue el debate de los contendientes para la Presidencia de Estados Unidos. Fue muy interesante constatar qué importante es México para el vecino país, gran parte del debate fue mirando hacia acá.

Dos corrientes: demócratas y republicanos, ambos con el mismo proyecto expansionista. Cualquiera de las dos posiciones tiene como meta: continuar dominando el mundo, hacerse de los recursos naturales, energéticos y humanos de los países subdesarrollados sin importar el exterminio de seres humanos y de culturas que esto conlleve.

Fue interesante escuchar a Trump, empresario millonario cuyo padre perteneció al Ku Kux Klan, aducir que Estados Unidos está mal porque México le está quitando empleos. Sorprende constatar su ignorancia sobre las leyes del sistema económico y político que lo ha enriquecido no sólo a él, sino a todo ese país, el cual, entre sus objetivos principales, está precisamente crear empresas transnacionales pagando mano de obra sumamente barata, lo cual les produce millonarias ganancias.

Además, gozando con una serie de privilegios fiscales y sin respetar los derechos de los trabajadores.

Ni con uno ni con otro nos irá mejor. Ambos quieren continuar poniéndonos la bota encima, quizá con modelos diferentes pero al fin botas.

En la actualidad México es totalmente dependiente, de independencia económica y política poco o nada queda. Nuestro país es sumamente rico en recursos naturales, en energéticos, en mano de obra, en tierra para sembrar, tenemos todo. Sin embargo, en los hechos somos un país pobre, con analfabetismo, enorme deuda externa, pleno de desigualdades e injusticias.
Tenemos mucho por rescatar, por hacer y por defender.

El día de ayer asistimos a una plática de Cuauhtémoc Cárdenas con jóvenes y maestros de la Universidad Autónoma Metropolitana, el tema fue “México de cara al 2018. Retos y perspectivas”. Se reflexionó sobre el estado actual de nuestro país y el gran reto que tenemos todos para sacarlo de la difícil situación en la que se encuentra.

El futuro no se ve fácil, pareciera imposible rescatar al país, seguramente Morelos, Hidalgo y muchos más, pensaron lo mismo. Sin embargo no se dieron por vencidos. El pueblo de México sin duda ha de lograrlo.

La historia la hacen los pueblos, de nosotros depende nuestro destino. Honremos a José María Morelos siguiendo su ejemplo y continuando su lucha.

vazquezpallares@gmail.com

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Hacer realidad los sueños…

Por fin se valorará la historia y la cultura…

¿Buen Fin…?

El agua…

Desplazados por la pobreza e injusticias…

Mictlantecuhtli cierra círculos…

Tierra mía, mi tierra…

Vencer a la desesperanza…

A 526 años…

No se olvida…

Tormentas y enseñanzas de septiembre

México tiembla…

Héroes…

Inoperancia, corrupción e impunidad…

Leer, escribir, pensar, son actos de resistencia...

Ya no es ficción

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…

Política energética

Sus políticas han fallado

Cuánta falta haces José María Morelos…

En aras de intereses económicos se está devastando al país

Al grito…

Totalmente justo

Derechos no respetados…

Con la misma piedra…

Incentivar el conocimiento

¡A sembrar!

8 de agosto de 1879

México Tenochtitlan, 691 años

La violencia pone en evidencia

La lucha sigue…

6 de julio de 1988…

30 de Junio, la noche de la victoria…

El hilo conductor, el reclamo de justicia

No más antidiversidad

Tenemos que hacer valer la libertad de expresión…

A Sagrario...

La energía que mueve al mundo

Semillas de conciencia…

Anhelo que aún vive…

Sin palabras…

¿Qué traen entre manos?

Esto no puede llamarse desarrollo

Panamá Papers…

Es importante conservar la memoria histórica…

Este 26 de marzo…

Hay muchos 18 de marzo por lograr…

De raíces profundas…

“Spotlight”…

La salud es un lujo

Cada uno de nosotros podemos y debemos cambiar las cosas…

La esperanza puede hacerse realidad…

Imagina la paz…

Arcas vacías…

Con tal de tener ganancias…

Dejemos atrás las telenovelas…

Los 6 de enero

Noche de la esperanza

Desigualdad abismal…

Evitemos su extinción…

COP21…