Xuchitl Vázquez Pallares
Sus políticas han fallado
Jueves 6 de Octubre de 2016
A- A A+

México escuchó y latió al unísono de más de 300 mil personas que gritaban “fuera Peña”.
México escuchó y latió al unísono de más de 300 mil personas que gritaban “fuera Peña”.
(Foto: TAVO)

El sábado pasado, el corazón de la Ciudad de México escuchó y latió al unísono de más de 300 mil personas que gritaban “fuera Peña”.

No habían sido convocados por ningún partido político, sindicato u organismo alguno. Estaban ahí para compartir su descontento hacia lo que está pasando en sus vidas, no porque así lo hayan elegido, sino por los muros que el sistema imperante ha levantado y deben sin duda ser derrocados.

Estaban ahí también y sobre todo por el deseo de escuchar buena música, por escuchar la emblemática voz de Roger Waters.

A las 08:00 en punto inició el concierto, el ritual, el mitin, en que todos se tornaron uno, tras la voz que decía sin miedo: “Señor presidente, sus políticas han fallado, escuche a su gente; el mundo le observa”.

Roger Waters se ha caracterizado no sólo por ser creador de música maravillosa, sino por ser sensible, consciente y sobre todo, pensante.

Su canción “Another brick in the wall” es emblema de lucha, de inconformidad y esperanza, sobre todo para la generación que vivió la caída del Muro de Berlín; ejemplo materializado de lo que el sistema imperante hace por conservar el poder: divide, mata, levanta muros de intolerancia, de sordera, de silencio, de muerte.

La caída del Muro quizás no haya acabado con el sistema, pero sí demostró que se pueden tirar los muros, tangibles e intangibles. Demostró que la mayor parte de la humanidad está contra ellos.

El 9 de noviembre de 1989 fue derribado el emblemático Muro de Berlín, ocho meses después Pink Floyd se presentó en Berlín. Su canción “Another Brick in the wall” fue cantada por millones de almas felices, expresándose a través de la música.

El sábado pasado se demostró una vez más que la música es expresión del alma. Y eso fue precisamente lo que sucedió la noche anterior al 2 de octubre, que no se olvida, en la gran Tenochtitlan, ahora llamada Ciudad de México.

Desde la noche del viernes ya había personas apostadas en el Zócalo para estar en primera fila. El sábado desde temprana hora ya había gente formada para entrar al zócalo que había sido cerrado desde sus inmediaciones por medidas de seguridad. Eran miles los que entraban sin cesar desde muchas horas antes del concierto. Recordé el 68, y también el 88, desde entonces no veía yo tanta gente llegando llenas de alegría y espíritu de lucha al Zócalo.

Una enorme pantalla de noventa metros de longitud, se encendió al iniciar el concierto. El lado oscuro de la luna era visible.

“Trump pendejo” fue el grito silencioso que se dio a través de la enorme pantalla, de inmediato las rechiflas y mentadas se generalizaron, más allá de los muros que circundan la gran plaza.

Waters dijo de manera fuerte: “No queremos ese pinche muro que nos separe de hermanos, madre y de todos nosotros”.

El cerdito emblemático de Pink Floyd sobrevolaba el escenario, en él se leía: “Fue el estado. Nos faltan 43”.

La música sonó fuerte, como fuerte latían los corazones de más de 300 mil almas que se encontraban en el Zócalo y más allá de los muros de fuertes láminas y barreras de granaderos que intentaban detener a los que querían acceder pero ya no había lugar. No obstante, el portazo se dio. Los miles que se habían quedado sin poder entrar derribaron los muros y barreras humanas y entraron corriendo al Zócalo, gritando “sí se puede, sí se puede”.

Pasaban ocho minutos de las 08:00 de la noche, los tambores sonaban fuerte, retumbaba el Zócalo. Su sonido se confundió con el latir de los corazones y con un trueno igualmente ensordecedor. En ese instante empezó a caer una fuerte pero dulce lluvia. Nadie se movió de su lugar.

En el lugar sagrado, donde se llevaron a cabo miles de rituales, donde los mexicas decidieron que fuera el punto de inicio, se hizo presente Tlaloc, iniciando a través del agua todo un ritual de purificación. Seguramente se encontraba también Coatlicue, diosa de la tierra, madre de Huitzilopochtli, el dios del sol y la guerra. Coatlicue, en náhuatl significa: “La de la falda de serpientes”, tuvo a su hijo más aguerrido en lo que se representa como un amanecer. Los tambores sonaban fuerte. El tiempo mostró su relatividad. Varios planos estaban sobrepuestos en esa fría, pero cálida noche en el corazón de México.

Los ojos del Roger Waters se dirigieron hacia Palacio Nacional, con voz clara y sin miedo leyó una carta que escribió para Enrique Peña Nieto:
“La última vez que toqué en el Foro Sol conocí a algunas familias de los jóvenes desaparecidos en México. Sus lágrimas se hicieron mías, pero las lágrimas no traerán de vuelta a sus hijos. Señor presidente, más de 28 mil hombres, madres, niñas y niños han desaparecido. Muchos de ellos durante su mandato, desde el 2012. ¿Dónde están?, ¿qué les pasó?, recuerde que toda vida humana es sagrada, no sólo la de sus amigos. Señor presidente, la gente está lista para un nuevo comienzo. Es hora de derribar el muro de privilegios que dividen a los ricos de los pobres. Sus políticas han fallado. La guerra no es la solución. Escuche a su gente, señor presidente. Los ojos del mundo lo están observando”.

En la enorme pantalla se encendieron las luces que decían “Renuncia ya”, el grito de “Fuera Peña” retumbó el Zócalo.

El Zócalo se convirtió una vez más en el microcosmos de la nación. Personas de todas edades, de todas las extracciones sociales, de todos los colores, de diversas ideologías e incluso religiones, se unieron para que a través de la música cantara y se expresara su alma.

Muchos pertenecían a los que aún quedamos del 68, del 88, y de tantas batallas más que el Zócalo ha presenciado.

El ayer y el futuro se hicieron presentes, cuando se materializó, mediante rayos de luz, una pirámide azul, de la cual nació un inmenso arco iris, que se adentraba en la oscuridad cual lanza y la iluminaba.

Todos sabemos que esta imagen es el logo del grupo británico Pink Floyd, sin embargo esa noche tuvo un significado mucho más profundo.
De nuestras raíces hemos de sacar la fortaleza para derribar las injusticias, y hacer que la luz venza a la oscuridad.

Termino citando la última estrofa de la canción The Wall:
“No necesito brazos a mi alrededor.
No necesito drogas que me calmen.
He visto las palabras escritas en el muro.
No pienses que necesito algo.
No, no pienses que necesite algo.
Por tanto, no fueron más que ladrillos en el muro.
Por tanto, no eres más que otro ladrillo en el muro”.
Estimados y respetados lectores: no seamos ladrillos que sostienen muros, seamos manos y brazos, mentes y corazones creadores de nuevos amaneceres, derribando muros que sólo oscuridad crean.
vazquezpallares@gmail.com

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…

Política energética

Sus políticas han fallado

Cuánta falta haces José María Morelos…

En aras de intereses económicos se está devastando al país

Al grito…

Totalmente justo

Derechos no respetados…

Con la misma piedra…

Incentivar el conocimiento

¡A sembrar!

8 de agosto de 1879

México Tenochtitlan, 691 años

La violencia pone en evidencia

La lucha sigue…

6 de julio de 1988…

30 de Junio, la noche de la victoria…

El hilo conductor, el reclamo de justicia

No más antidiversidad

Tenemos que hacer valer la libertad de expresión…

A Sagrario...

La energía que mueve al mundo

Semillas de conciencia…

Anhelo que aún vive…

Sin palabras…

¿Qué traen entre manos?

Esto no puede llamarse desarrollo

Panamá Papers…

Es importante conservar la memoria histórica…

Este 26 de marzo…

Hay muchos 18 de marzo por lograr…

De raíces profundas…

“Spotlight”…

La salud es un lujo

Cada uno de nosotros podemos y debemos cambiar las cosas…

La esperanza puede hacerse realidad…

Imagina la paz…

Arcas vacías…

Con tal de tener ganancias…

Dejemos atrás las telenovelas…

Los 6 de enero

Noche de la esperanza

Desigualdad abismal…

Evitemos su extinción…

COP21…

El respeto al otro es fundamental

Dejemos de tolerar la intolerancia…

Creadores de mundos nuevos…

Michoacán el alma…

¿Quieres ver a los artistas?

Lázaro Cárdenas del Río está vivo…

Mentes y corazones brillantes…

Por México…

Nuevo inicio…

¿Dónde están?

¡Abajo el mal gobierno!

La conciencia de la sociedad inconsciente…

Del Informe…

Qué importante es la memoria

Presea Amalia Solórzano

Defendamos nuestro país…