Xuchitl Vázquez Pallares
De raíces profundas…
Jueves 10 de Marzo de 2016
A- A A+

Las mujeres semilla, son como árboles floridos de raíces profundas. Las mujeres siembran, cosechan, comparten, enseñan, ponen su ser al servicio de la humanidad para su preservación. Las mujeres llevan dentro de sí la vida, y por ella luchan.

El jueves pasado asesinaron a una mujer semilla. Berta Cáceres, hondureña, líder de la comunidad indígena lenca y prominente defensora de los derechos humanos. Los asesinos entraron a la fuerza en su vivienda para cometer el crimen. La madre de Cáceres denuncia que la policía dice que se trató de un intento de robo."Pero todos sabemos que fue por su lucha".

Berta luchaba por la vida



En abril de 2015, recibió el premio Medioambiental Goldman, máximo reconocimiento mundial para activistas del medio ambiente. Dicha organización señala que a partir del golpe de Estado de 2009, Honduras vio un aumento explosivo de megaproyectos, especialmente vinculados a la provisión de energía barata para concesiones mineras.

Berta Cáceres organizó al pueblo lenca, la mayor etnia indígena de Honduras, en contra de la construcción de la represa de Agua Zarca. La construcción estaba prevista en el Río Gualcarque, concebido como sagrado por las comunidades indígenas y vital para su supervivencia.

De repente comenzó a ingresar maquinaria pesada al lugar. Fue cuando se dieron cuenta que era un proyecto hidroeléctrico, nadie del gobierno les había comunicado nada.

Cosas como ésta se repiten en muchos países. Y es de suma gravedad lo que sucede, ya que en ese tipo de proyectos los ríos dejan de ser de las comunidades y pasan a manos privadas.

El proyecto de la represa de Agua Zarca fue aprobado con una concesión a la empresa hondureña Desarrollos Energéticos DESA, que inicialmente logró el respaldo de la compañía china Sinohydro.

En más de 150 asambleas, indígenas de la comunidad lenca expresaron el rechazo a la construcción de la represa sobre el Río Gualcarque. El proyecto hidroeléctrico les negaba el derecho de consulta libre, previa e informada, garantizada en el convenio 169 de la OIT sobre pueblos indígenas.

Ante la falta de respuesta del gobierno, en 2010 la comunidad lenca llevó su protesta a la capital hondureña, Tegucigalpa, para exigir al Congreso el rechazo al proyecto hidroeléctrico. Sin embargo otorgaron los ríos a empresas privadas por más de 30 años.

Tavo
Tavo
(Foto: Cambio de Michoacán)

Tras todo esto, en 2013, el pueblo lenca comenzó una toma indefinida de carreteras para impedir la entrada de maquinaria. El bloqueo duró más de un año y fue, según narró Berta Cáceres, uno de los períodos más difíciles: "Había presencia y hostigamiento militar, policial, guardias privados y sicarios. Incluso la policía hizo acciones en que apuntó los cañones de sus fusiles a las cabezas de niños y niñas y ancianos de Río Blanco".

Tres líderes lenca fueron asesinados durante la defensa de Agua Zarca. Uno de ellos fue Tomás García. El militar que le disparó durante el bloqueo fue detenido por unos días y luego puesto en libertad.

A finales de 2013, Sinohydro dio por terminado el contrato con DESA, señalando públicamente como motivo la continua resistencia comunitaria.

La lucha emprendida por Cáceres y la comunidad lenca fue lo que logró que el constructor más grande de represas a nivel mundial, la compañía de propiedad estatal china Sinohydro, retirara su participación en el proyecto hidroeléctrico. Lograron también que el Banco Mundial abandonara la iniciativa, retirando su financiamiento aduciendo inquietudes sobre violaciones de los derechos humanos.

El proyecto de Agua Zarca está detenido. Pero existe la amenaza de construir en otro punto, aguas más arriba.

La compañía Blue Energy quiere realizar un proyecto sobre el Río Cangel, con inversión estadounidense y canadiense, por el que Cáceres aseguró haber recibido múltiples amenazas.

Un informe divulgado por Global Witness, una ONG con sede en Londres, señala que en 2014 Honduras fue el país que registró más asesinatos per cápita de defensores del ambiente en todo el mundo. De las 116 muertes de luchadores por el medio ambiente que se documentaron el año pasado, casi tres cuartas partas ocurrieron en América Latina.

La citada ONG cuestiona que mientras los gobiernos se reúnen a discutir en foros globales sobre el cambio climático, quienes están a la vanguardia de la defensa de ríos y bosques mueren impunemente.

Recordé a Pedro Leyva de Ostula y a muchos más que han sido asesinados por defender la vida de sus comunidades, de sus familias, de sus ríos, de su tierra.

Berta Cáceres decía que su madre le enseñó a luchar, heredó de ella el sentido de la justicia. "Crecí en un hogar dirigido sólo por mi mamá y desde temprano ella trabajó en la defensa de los derechos humanos”. Su madre fue partera, enfermera y alcaldesa, y en la peor época de la represión de los años 80 se dedicó a atender la salud de refugiadas salvadoreñas. "A mi madre le tocó vivir dictaduras y golpes de Estado, su ejemplo me motiva para continuar con esta lucha".

Desde niña Berta ayudó a su madre. Durante su adolescencia participó activamente en organizaciones estudiantiles y en 1993 fundó el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh).

La defensa de la naturaleza y de la justicia era parte del ADN de Cáceres, quien estaba profundamente enraizada con su identidad lenca.

"Nos consideramos custodios de la naturaleza, de la tierra, y sobre todo de los ríos", dijo Cáceres a la BBC.

En la mayoría de las tradiciones de los pueblos originarios (indígenas), se concibe que en los ríos residen los espíritus femeninos y las mujeres son sus principales guardianas.

Así ha sido desde tiempos inmemoriales y así seguirá siendo. Las mujeres son las guardianas de la vida, del agua, de la tierra.

Mujeres semilla, mujeres árbol, mujeres guerreras, de raíces profundas como Berta Cáceres hay muchas a todo lo ancho y largo del planeta, defendiendo y preservando el hogar de todos.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Hacer realidad los sueños…

Por fin se valorará la historia y la cultura…

¿Buen Fin…?

El agua…

Desplazados por la pobreza e injusticias…

Mictlantecuhtli cierra círculos…

Tierra mía, mi tierra…

Vencer a la desesperanza…

A 526 años…

No se olvida…

Tormentas y enseñanzas de septiembre

México tiembla…

Héroes…

Inoperancia, corrupción e impunidad…

Leer, escribir, pensar, son actos de resistencia...

Ya no es ficción

¿Para qué más armas...?

El 8 de agosto de 1879….

Crímenes sin castigo….

Urge otro tipo de desarrollo…

Sueños que se hacen realidad…

Qué mundo este…

Crónica de un triunfo anhelado…

Tenemos que seguir...

Luz y Oscuridad…

Sin cultura política…

Es cuestión de seguridad nacional…

Porque Nurío…

El amor es la única manera…

21 de mayo…

Fechas memorables…

Desde 1886 para acá…

De interés nacional es saber…

Siria سوريا Sūriya

Mina de oro…

El mejor homenaje es lograr que haya justicia…

Óscar, Natalio y Rafael…

Flores para los grandes hombres…

Aves, flor y canto…

La codicia por el oro y riquezas…

Valorar nuestras raíces ancestrales…

Hagamos historia recuperando este país…

De la luna…

En lo pequeño y en lo cotidiano…

Materia de sobrevivencia y seguridad nacional…

Para prender la luz…

Magia y esperanza…

Sonaja de plata…

Todos somos autodefensas…

Nuestra casa, México…

Dos grandes, un anhelo…

Apuesto por la resistencia y la esperanza…

Recordar el porqué y para qué…

Advertencia a la humanidad…

Hablando del paraíso…

Más allá de la muerte…

A pesar de los pasares…

19 de octubre de 1970…

De despojos e injusticias…

Hemos de aprender…

Los muros hablan…

19 de septiembre de 2017…

Oaxaca no es Miami…

Y seguimos sin hacer nada…

No es ningún secreto…

Claroscuro…

13 de agosto de 1521…

A Emiliano…

¿Dónde quedó la responsabilidad?

Transa redonda…

El volcán que no es volcán…

El 6 de julio tampoco se olvida…

Hasta siempre, Eva…

Ciudadanos trabajando por un mejor país…

Obra de luz…

Parece pesadilla…

Hombres locos…

Por amor al arte…

No se puede matar la verdad…

Día de la Madres…

Motor de la historia

El conocimiento es luz

¿No hay dinero…?

Sobre lo sucedido en Arantepacua

Aprendamos de la historia

Sin concesiones

La desnacionalización

Mujeres

Se desató el capitalismo salvaje…

Hablamos

De lunas, migrantes y mentes luminosas

Queremos que las cosas ya no sean como son

Muros…

¿De verdad creyeron que nos iban a callar?

¿Qué se debió haber hecho?

No hay sueños imposibles

País petrolero sin gasolina ni dinero

Fechas y tradiciones milenarias

Áreas protegidas

Hasta siempre, Comandante

El imperio ataca

El mal sueño ha comenzado

Unirse para lograr otro mundo

El alma de México

La palabra y el arte, armas indestructibles

Cómo quisiera que estuvieras aquí…

Política energética

Sus políticas han fallado

Cuánta falta haces José María Morelos…

En aras de intereses económicos se está devastando al país

Al grito…

Totalmente justo

Derechos no respetados…

Con la misma piedra…

Incentivar el conocimiento

¡A sembrar!

8 de agosto de 1879

México Tenochtitlan, 691 años

La violencia pone en evidencia

La lucha sigue…

6 de julio de 1988…

30 de Junio, la noche de la victoria…

El hilo conductor, el reclamo de justicia

No más antidiversidad

Tenemos que hacer valer la libertad de expresión…

A Sagrario...

La energía que mueve al mundo

Semillas de conciencia…

Anhelo que aún vive…

Sin palabras…

¿Qué traen entre manos?

Esto no puede llamarse desarrollo

Panamá Papers…

Es importante conservar la memoria histórica…

Este 26 de marzo…

Hay muchos 18 de marzo por lograr…

De raíces profundas…

“Spotlight”…

La salud es un lujo

Cada uno de nosotros podemos y debemos cambiar las cosas…

La esperanza puede hacerse realidad…

Imagina la paz…

Arcas vacías…

Con tal de tener ganancias…

Dejemos atrás las telenovelas…

Los 6 de enero

Noche de la esperanza

Desigualdad abismal…

Evitemos su extinción…

COP21…