Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
Las enfermedades en la UMSNH
Martes 22 de Noviembre de 2016
A- A A+

Desde años atrás la autoridad universitaria, y ahora el rector Medardo Serna y el secretario Salvador García, han repetido en múltiples foros los males que aquejan a la Universidad Michoacana sin hacer nada para tratar de remediarlos; la mayoría de ellos atribuidos principalmente a la falta de presupuesto.

Cuando se termina el día, la semana, la quincena, el mes o el año sin un quinto en la bolsa o cartera, debe uno sentarse a reflexionar un poco para encontrar las múltiples razones por las que se presentó la enfermedad. Hagámoslo pues.

En días pasados, el rector Medardo Serna habló de un déficit multimillonario en la Universidad Michoacana, cuyo origen era multifactorial; el secretario general lo ha repetido
En días pasados, el rector Medardo Serna habló de un déficit multimillonario en la Universidad Michoacana, cuyo origen era multifactorial; el secretario general lo ha repetido
(Foto: Cambio de Michoacán)

En una nota se “le”: “En días pasados, el rector Medardo Serna habló de un déficit multimillonario en la Universidad Michoacana, cuyo origen era multifactorial; el secretario general lo ha repetido. El 45 por ciento del déficit se relaciona con el actual régimen de jubilaciones y pensiones, la plantilla laboral no reconocida, los albergues para los que no existe un presupuesto etiquetado y el asunto de la gratuidad”. http://www.cambiodemichoacan.com.mx/nota-n13976.

Por el grado de avance de la enfermedad, el 45 por ciento del déficit de billetes, podemos pensar, sin aventurar demasiado, que la Universidad Michoacana agoniza y que el colapso vendrá pronto o que ya está aquí. ¿Por qué hemos llegado hasta este punto?

La gente que trabaja en el campo o la ciudad, y que es la que proporciona los billetes para que la Universidad cumpla su función (¿cuál es ahora?), presupuso que el nicho donde se acuña la razón, la inteligencia, la prudencia y demás virtudes, posee los elementos para que su centro del saber viva eternamente. Se han equivocado. Los deseos de la sociedad están seriamente amenazados pues el organismo, la UM, debido a sus excesos, ahora se encuentra a un ápice de la agonía.


Las pensiones y jubilaciones



Si el 45 por ciento de los males se deben a una razón, se antojan varias “soluciones”. Una de ellas pudiera ser mutilar el mal, es decir, dejar de pagar los compromisos que la Universidad pactó con sus trabajadores, o como dice el dicho, muerto el perro se acabó la rabia. ¿Llegará el día en que el pago a los jubilados desaparezca o sea parcial? La UM dirá: “No hay, no hay”.

¿Qué nos llevó hasta la agonía de las pensiones y jubilaciones?, ¿existen responsables?, ¿faltó sensatez a las autoridades de las rectorías?, ¿la valemadrina que tomamos los trabajadores y nuestros dirigentes sindicales, pensando como el hombre de la hamaca que al ver que la víbora lo acechaba para clavar su veneno le grita a la mujer: “Vieja, traite el antídoto”?, ¿acaso no vimos lo que pasó en nuestro rededor con los trabajadores de otros sectores?, ¿vendrán liquidaciones masivas?, ¿los relevos, los nuevos trabajadores académicos y administrativos, serán “outsourcing”?


La plantilla laboral no reconocida



Las contrataciones irresponsables e indiscriminadas, de contubernios y de favoritismos putativos por encima de las necesidades reales, llegó a inflar irracionalmente la nómina. El conflicto de la autoridad con las centenas de trabajadores bajo el régimen de “por tarjeta” que se encuentran en el limbo con respecto a la estabilidad en su trabajo y prestaciones es prueba de ello. Responsables los hay, pero la continuidad en “cubrirse las espaldas” sigue la tradición. ¿Llegaremos a conocer por su nombre a los irresponsables de la enfermedad de la UM para que se les finquen cargos y paguen por su culpa?


Las casas para estudiantes



Los albergues estudiantiles siempre han sido una caja de Pandora, males de ellos salen sin control ni tapujos, los irresponsables directos no han sido señalados con un nombre; vaguedades es lo que blande la autoridad. Los consejos universitarios y sus presidentes en turno han sido cómplices de la aparente corrupción que impera en las casas para estudiantes. ¿Alguien (salvo ellos) conoce cuántas casas existen, los nombres de cada una, la ubicación, el número de estudiantes y la escuela en que están matriculados? La autoridad se niega a transparentar y dar las sorpresas que ellos esconden. ¿Seguirá la impunidad?


La gratuidad



El petate del muerto blande la autoridad al achacarle la crisis a la gratuidad ¿será?, es sabido que en la UNAM no se cobra cuota de inscripción. Contados son los estudiantes que se han amparado y hecho efectivo el derecho a la gratuidad consagrado en la Constitución de Michoacán. Es obligación de la autoridad universitaria informar a su comunidad los pormenores del asunto. El número de estudiantes que cubren la cuota de inscripción “voluntaria”, los que no lo hacen, el registro histórico del monto de las cuotas, en qué se usan, etcétera.


¿Seguiremos pusilánimes?



La otra alternativa para combatir el mal, más lenta pero concertada, sería semejante a la terapéutica de la medicina alternativa, el remedio y solución parte de dentro, sería fortaleciendo el cuerpo agredido y coordinando la resistencia al agente agresor. La solución al mal está en nosotros. ¿Optaremos por la mutilación o por buscar soluciones colectivas que quizá sean una utopía?

Nuestro castigo



Por incumplimiento en la transparencia y la rendición de cuentas de la autoridad universitaria, el castigo para la comunidad para el año entrante ya llegó. “La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo deberá implementar la reingeniería administrativa, donde se contengan metas y objetivos claramente evaluables, así como un cronograma de ejecución; dicha reingeniería deberá certificar y garantizar el control interno del gasto en lo relativo a rubros como casas de estudiante, la Dirección de Control Escolar, prestación y contratación de servicios, además de presentar una propuesta viable de reforma al régimen de jubilaciones y pensiones mediante la reforma al artículo 29 de la Ley Orgánica de la UMSNH, lo que será comunicado a este Congreso del Estado a más tardar el 31 de marzo de 2016”. “Auditoría externa y recorte presupuestal serán las medidas que tomará el Congreso del Estado el año entrante frente al incumplimiento de la Universidad Michoacana al no presentar una propuesta de reforma a su régimen de pensiones”… Sergio Ochoa, integrante de la Comisión de Presupuesto del Congreso del Estado, calificó como una irresponsabilidad del rector haber asumido compromisos que no iba a cumplir. http://www.cambiodemichoacan.com.mx/nota-n14029.
Mientras, encomendémonos a Dios para que llegue la próxima quincena y el aguinaldo. “Ahi la llevamos”.

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?

¿Ganó su partido? ¿Perdió su partido?... Organícese, las cosas irán de mal en peor

¿A quiénes sirven los gobiernos y la Universidad Michoacana?

¿Votar? Mejor organizarse

El EZLN. La teoría y la práctica

Luis Villoro y Galeano

¿Y tú qué harás(emos)?

¿La dejaremos morir?

¿Caerás en sus trampas?

Otra travesura del EZLN

La Universidad Michoacana. ¿Laica o confesional?

Las jaurías tras los votos

¿También sin agua?

¿Qué fue de los que fueron de izquierda?

¿Estamos en el abismo?

¿Cómo hemos llegado hasta aquí sin darnos cuenta?

La transparencia y las jubilaciones en la Universidad Michoacana

¿Sólo elecciones? ¿Existen otros caminos?